Category Archive SISTEMAS

Poradmin

EFICIENCIA:

 

“Eficiencia” se define “como la virtud y facultad para lograr un efecto determinado”. En Economía se le define como “el empleo de medios en tal forma que satisfagan un máximo  cuantitativo o cualitativo de fines o necesidades humanas. Es también una adecuada relación entre ingresos y gastos”.

 

En palabras más aplicadas a nuestras profesiones, consiste en el buen uso de los recursos.  En lograr lo mayor posible con aquello que contamos. Si un grupo humano dispone de un  determinado número de insumos que son utilizados para producir bienes o servicios,  “eficiente” será aquel grupo que logre el mayor número de bienes o servicios utilizando el menor número de insumos que le sea posible. “Eficiente” es quien logra una alta  productividad con relación a los recursos que dispone.

 

Eficiencia se emplea para relacionar los esfuerzos frente a los resultados que se obtengan. A mayores resultados, mayor eficiencia. Si se obtiene mejores resultados con menor gasto de  recursos o menores esfuerzos, se habrá incrementado la eficiencia. Dos factores se utilizan  para medir o evaluar la eficiencia de las personas o empresas: “Costo “y “Tiempo “.

El concepto de “hacer bien las cosas debidas” nos pone en mayor capacidad de entender  con mucha claridad el vocablo de “Eficiencia”.

 

“Eficiencia se refiere a la producción de bienes o servicios que la sociedad valora más, al  menor costo social posible”. Es el cociente entre los resultados obtenidos y el valor de los  recursos empleados. La eficiencia no es un valor absoluto que se alcanza por sí mismo sino que se determina por comparación con los resultados obtenidos por terceros, quienes actúan  en situaciones semejantes a las que deseamos analizar.

“Eficiencia es alcanzar los objetivos por medio de la elección de alternativas que pueden  suministrar el mayor beneficio”.

La eficiencia como categoría económica en la economía política se muestra como la correlación entre la magnitud de los gastos de trabajo muerto y el trabajo vivo añadiendo a la magnitud de los productos obtenidos mediante estos gastos.

La eficiencia económica de la producción social constituye una premisa objetiva del socialismo y al mismo tiempo un factor fundamental para el incremento del la riqueza social,  existiendo un vínculo estrecho entre la categoría eficiencia y la ley económica fundamental  del socialismo que determina el objetivo de la producción socialista encaminada a la plena  satisfacción de las crecientes necesidades de la sociedad.

 

La eficiencia expresa la cualidad de la gestión económica característica de la formación  económica dada. En el Capitalismo el indicador de eficiencia de la producción es como se sabe, la cuota de ganancia, cuyo criterio es la satisfacción de los intereses económicos privado, pero no expresa los intereses económicos de la clase dominante en su conjunto  pues cada capitalista lucha por tener más y vivir mejor que otro de su misma clase. Sin  embargo en el socialismo se lucha por obtener cada vez un mayor crecimiento de la  eficiencia económica, pues la misma responde a los intereses de todas las sociedades, pues ella es la única dueña de los medios de producción y los mayores resultados que se obtengan con el nivel mínimo de los gastos beneficiará a toda la sociedad en su conjunto,  mediante la aplicación de un sistema de leyes propia del socialismo.

Por otra parte por eficiencia se entiende la eficacia de una forma socioeconómica determinada de administración desde el punto de vista del criterio que emana del carácter de  las relaciones de producción, de los gastos que halla que realizar para la obtención del resultado esperado, es decir, la puesta en movimiento de todos los fondos necesarios de  producción para el logro de la máxima satisfacción de las necesidades de la sociedad.

Eficiencia social: Se determina por la medida del nivel de aseguramiento de las necesidades de la sociedad, en los bienes materiales y espirituales y los servicios incluyendo  la creación de las comisiones necesarias para el desarrollo libre multilateral y armónico de  todos los miembros de la sociedad.

Eficiencia económica: Refleja la relación entre los gastos y los resultados que se obtienen;  esta se caracteriza por la magnitud y dinámica de la renta nacional.

Elaborar la eficiencia de la producción significa alcanzar los mayores resultados económicos con los menores gastos de trabajo social, siendo elementos fundamentales para su  elaboración:
1. La utilización de la producción de los adelantos de la ciencia y la técnica.
2. El perfeccionamiento de todo el sistema de planificación y dirección de la economía.
3. El ulterior perfeccionamiento de la estructura de la economía nacional.
4. La elevación de la calidad de la producción.
5. La aceleración de los ritmos de crecimientos de la productividad del trabajo, la disminución de los gastos de materiales por unidad de producción, la utilización  racional de los recursos naturales.

Nosotros consideramos que la eficiencia y la eficacia en general, no sólo redundan en las utilidades de una empresa, sino que contribuyen notablemente a la superación personal,  desarrollo y progreso del individuo, de la sociedad y del país en que vive. En nuestro medio,  quizá no todos comprendamos bien esto y por ello frecuentemente subutilizamos nuestras capacidades.

Del análisis de estos tres indicadores se desprende que no pueden ser considerados ninguno de ellos de forma independiente, ya que cada uno brinda una medición parcial de  los resultados. Es por ello que deben ser considerados como un Sistema de Indicadores que  sirven para medir de forma integral la PRODUCTIVIDAD. INDICADORES ASOCIADOS A LA  PRODUCTIVIDAD Y LA CALIDAD.

Los países industrializados, llamados también desarrollados, se caracterizan por ser eficientes y eficaces. Seguramente éste debe ser su primer mandamiento para mantenerse  en su avanzado y envidiable estado de evolución. Nosotros bien podríamos, al menos, tratar  de seguir su ejemplo.

Poradmin

EFECTIVIDAD:

“Efectividad”: Es la relación entre los resultados logrados y los resultados propuestos, o sea nos permite medir el grado de cumplimiento de los objetivos planificados.

Cuando se considera la cantidad como único criterio se cae en estilos efectivitas, aquellos donde lo importante es el resultado, no importa a qué costo. La efectividad se vincula con la  productividad a través de impactar en el logro de mayores y mejores productos (según el objetivo); sin embargo, adolece de la noción del uso de recursos.

Cuántas organizaciones se vanaglorian con reflejar sus logros productivos en murales y hasta en anuncios de prensa, “Este año se sobre cumplió el plan de….”. Pero nunca nos dicen cuánto costó ese resultado y si el mismo respondía a las necesidades de los clientes.

No obstante, este indicador nos sirve para medir determinados parámetros de calidad que toda organización debe preestablecer y también para poder controlar los desperdicios del proceso y aumentar el valor agregado.

La elevación de la efectividad de la producción es una tarea de todo el pueblo. El partido  enseña que solo aumentando la efectividad económica pueden garantizarse los recursos y medios suficientes para asegurar simultáneamente un incremento considerable del bienestar  de los trabajadores y el desarrollo sucesivo de la producción.

La efectividad de la producción es el desarrollo económico de la actividad productiva, los cálculos de esta permiten relacionar e integrar en un plan único los volúmenes y ritmos de  crecimiento de la producción en correspondencia con las necesidades sociales, por una parte y las magnitudes de los gastos productivos por otra.

El aumento de la efectividad de la producción constituye la orientación más importante de la economía socialista, tiene que brindar una atención muy seria al problema de volumen de gasto que intervienen para crear uno u otro tipo de producto.

El ahorro de los recursos materiales es una de las tareas más importante para la realización  de un régimen de economía, la reducción de los costos y la elevación de la efectividad de la  producción.

El incremento de la efectividad de la producción se expresa en:
• El crecimiento de la productividad del trabajo.
• Rendimiento de los fondos.
• Disminución del consumo de materiales por unidad de producción.
• Mejoramiento de la calidad de la producción.
• Aumento de la ganancia y la rentabilidad de la producción.

Las vías fundamentales para el aumento de la efectividad de la producción social son:
• El mejoramiento sucesivo de la estructura de la economía nacional.
• El aumento de localidad de la producción.
• Aceleración de los ritmos de crecimiento de la productividad del trabajo.
• Uso racional de los fondos productivos.
• Disminución del consumo de materiales por unidad de producción.
• Perfeccionamiento de todo un sistema de planificación y dirección económica.

Ejemplos de indicadores para medir la efectividad de la producción:
1. Productividad del trabajo: es la relación que existe entre el volumen de la  producción y el promedio de trabajadores.
2. Gastos de materiales por peso de producción: es la relación que existe entre  el consumo de material productivo y el volumen de producción bruta.
3. Gasto de salario por peso de producción: es la relación que existe entre el fondo de salario de los trabajadores productivos y el volumen de producción.

La base para lograr el aumento de la efectividad, es decir los puntos de partida de un plan de producción son:
• Productividad del trabajo.
• Rendimiento de los fondos.
• Aplicación de nuevas tecnologías.
• Aumento de la ganancia y la rentabilidad.
• Aumento de la calidad.
• Ahorro de recursos.

Poradmin

EFICACIA:

“Eficacia”: Valora el impacto de lo que hacemos, del producto o servicio que prestamos. No basta con producir con 100% de efectividad el servicio o producto que nos fijamos, tanto en cantidad y calidad, sino que es necesario que el mismo sea el adecuado; aquel que logrará  realmente satisfacer al cliente o impactar en el mercado.
Como puede deducirse, la eficacia es un criterio muy relacionado con lo que hemos definido  como calidad (adecuación al uso, satisfacción del cliente), sin embargo considerando ésta en  su sentido amplio: CALIDAD DEL SISTEMA.

 

“Eficacia” es “la virtud, actividad y poder para obrar”. “Cuando un grupo alcanza las metas u  objetivos que habían sido previamente establecidos, el grupo es eficaz”.  Eficacia se refiere a los “Resultados” en relación con las “Metas y cumplimiento de los  Objetivos organizacionales”. Para ser eficaz se deben priorizar las tareas y realizar  ordenadamente aquellas que permiten alcanzarlos mejor y más rápidamente.

 

Eficacia es el grado en que algo (procedimiento o servicio) puede lograr el mejor resultado  posible. La falta de eficacia no puede ser reemplazada con mayor eficiencia por que no hay nada más inútil que hacer muy bien, algo que no tiene valor.  Se atribuye a Peter Drucker la frase que “Un líder debe tener un desempeño eficiente y eficaz  a la vez, pero aunque la eficiencia es importante, la eficacia es aún más decisiva”.

 

“Eficiencia” es hacer las cosas bien. “Eficacia” es hacer las cosas debidas.  Un buen comentario para terminar con esta identificación y distinción de conceptos, es tener  presente que “eficiencia” es la capacidad de hacer correctamente las cosas, es decir, lograr  resultados de acuerdo a la inversión o al esfuerzo que se realice. “Eficacia” es la capacidad  de escoger los objetivos apropiados. Administrador eficaz será aquel que selecciona los objetivos correctos para trabajar en el sentido de alcanzarlos. Para triunfar hay que ser eficiente y eficaz. Solamente con eficiencia no se llega a ningún lado por que no se alcanzan los fines que se deberían lograr.

Poradmin

MÉTODOS Y TÉCNICAS DE SISTEMAS

1.-Metodología de investigación

Para la investigación de sistemas se han venido utilizando métodos clásicos: Inductivo, Deductivo y Experimental, los que deben considerarse complementarios, aunque los principales teóricos de esta metodología no lo hayan reconocido así.

Bertalanffy (1968 Págs. 99 y SS) por ejemplo, concede la primacía al método  empírico-intuitivo. Parte del examen a los sistemas biológicos, físicos y sociales –del mundo “real” y de el obtiene conclusiones sobre las regularidades, principios o leyes  observados.

 

La teoría deductiva de sistemas ha sido especialmente aplicada por Ashhy, que parte  de lo que considera el “extremo opuesto” al de Bertalanffy. En lugar de ir estudiando  sucesivamente un sistema tras otro, considera de manera global todos los sistemas  concebibles, reduciéndolos luego a un conjunto más manejable.

 

El sistema es para él una “máquina con insumos”. Su concepto fundamental de  máquina consiste en que su estado interno y el estado de su entorno definen de  manera única el siguiente estado hacia el cual se dirigirá. Pero la definición precisa de  los estados interno y externo, dado su enorme número de variables, resulta siempre  imposible en la práctica. A pesar de ser deductiva la metodología, su esencia es más bien mecanicista. Es curioso que los autores citados no pongan de relieve la importancia del método  experimental, que lógicamente debe constituir una tercera fase – íntimamente ligada a las otras dos – de la metodología sistémica. En mi opinión no debe otorgarse primacía  a ninguno de los tres métodos, ya que en su conjunto constituyen un circuito cibernético cuyos elementos se apoyan mutuamente y son igualmente necesarios.

 

El método empírico-intuitivo tiene la ventaja de permanecer próximo a la realidad, por lo que es fácil ofrecer ejemplos y pruebas en su favor, procedentes de diversos  campos científicos. En cambio, según el propio Bertalanffy, carece de elegancia matemática y de fuerza deductiva, por lo que una mentalidad matemática lo  considerará ingenuo y asistemático, a pesar de los grandes méritos que posee.
2.-Método sistémico integrado

El método sistémico, en virtud de su origen, debe ser global, abarcando no sólo los métodos de análisis y síntesis sino además la inducción, la deducción, la hipótesis y el experimento, considerados como métodos complementarios e integrables, que se necesitan mutuamente y se refuerzan mediante su empleo conjugado. El método  sistémico se revela asimismo como un procedimiento general taxonómico, aplicable a cualquier criterio clasificatorio, además de poseer una perspectiva axiológica.
(Banathy, 1985; Rodríguez Delgado, 1979, 1985a, 1985b).

 

Esta metodología general puede representarse por un circuito cibernético de pensamiento y acción en el que progresa el conocimiento mediante hipótesis cuyo proceso deductivo da lugar a un proceso inductivo y, en su conjunto, a experimentos para verificar o falsear las hipótesis.

Generalizando el esquema, el proceso puede comenzar en cualquier lugar y seguir cualquier dirección, surgiendo circuitos iterativos metodológicos que confirman o niegan los resultados cada etapa.

Tanto el comienzo como la orientación dependerán de las circunstancias, por lo que en cada caso deberá iniciarse el proceso por donde resulte más conveniente y eficaz.

Conviene incluir en e método experimental sistémico al “experimento mental”, en el cual no se utilizan instrumentos físicos, sino conceptos.

La simulación debe incluirse también, ya que es un tipo de experimento teórico cuyas variables pueden representar datos reales.

La metodología sistémica específica se ha mostrado muy fecunda. Los principios fundamentales, tales como totalidad, centralización, diferenciación, parte directiva, sistema abierto y cerrado, finalidad, equifinalidad, crecimiento alométrico, crecimiento relativo, etc. han sido aplicados de múltiples maneras y con gran eficacia.

Recientemente se van incorporando a esta lista otros conceptos, como los de disfinalidad – complementario del de equifinaliclad de Bertalanffy – autopoiesis, borrosidad, sistemas disipativos, y otros, lo que demuestra la vitalidad de la teoría, su evolución y su capacidad adaptativa.

Desde un punto de vista más concreto, se están aplicando metodologías sistémicas: Análisis y Síntesis de Sistemas, Estática, Dinámica (Forrester, 1961, 1969, 1971;  Martínez Vicente, 1993; Rodríguez Delgado, 1986) y Dialéctica de Sistemas (Gurvitch, 1962; Rodríguez Delgado, 1985, 1987, 1988, 1989), Investigación Operativa (Makower y Williamson, 1967) etc., que han de servir, entre otras cosas:

— Para comprender globalmente los problemas actuales y sus interrelaciones.

— Para comprender la complejidad de las funciones y relaciones de las organizaciones o entidades.

— Para realizar procesos complementarios de análisis y de síntesis relacionados con la teoría y la práctica de las ciencias y tecnologías.

— Para actuar sobre el propio ser humano y mejorar su capacidad de aprendizaje y comprensión.

— Para lograr un desarrollo cultural, económico y social integrado y equilibrado.

3.-Tecnología de Sistema

Bell (1973) define la nueva tecnología sistémica como “un esfuerzo para definir la actuación racional para identificar los medios de ejecución adecuados”.

Esta tecnología se caracteriza por el empleo de muchas variables y por el manejo de relaciones y funciones complejas que no son reductibles a las simples relaciones monocausales y al empleo de una o dos variables que caracterizaban a las ciencias y técnicas del siglo XIX y de gran parte del XX.

 

Según Bell, la tecnología de la información constituirá la característica más destacada del último cuarto del siglo XX de igual modo que la tecnología de las máquinas mecánicas lo fue del siglo y medio anterior.

Roger Cavallo (1979) ha compilado un interesante informe sobre las características, logros y situación del movimiento de la Investigación y de la Metodología de Sistemas, que se encuentra en un período de extraordinario auge.

 

Aspectos de la tecnología de sistemas

Las Tecnologías de Sistemas, igual que sus métodos, se aplican tanto en las ciencias naturales como en las humanas, y, en especial, en matemáticas; biología, economía, planificación, sociología, política, educación, psiquiatría, psico1día, ingeniería, programación, estrategia militar, organización de entidades públicas y privadas, y gestión empresarial.

Sus aspectos más destacados son los siguientes:
Estudio de los sistemas humanos complejos y, sobre todo, de los sistemas hombre-máquina, así como su diseño, construcción y evaluación. La llamada ingeniería humana es parte de esta tecnología.

b) Sistemas directivos y administrativos

Aparecen en el nivel humano y han ido haciéndose cada vez mas complejos. Estas técnicas sirven para examinar y aplicar métodos de dirección, administración y control  destinados a cumplir objetivos prefijados, adaptar los sistemas a sus entornos y controlar los estados y variables internos. Los sistemas de información gerencial y administrativa constituyen componentes de sistemas directivos y administrativos.

 

c) Investigación operativa

Aplicaciones de la metodología de la Investigación Operativa al funcionamiento, comportamiento, y control de sistemas complejos, sobre todo de aquellos en que  intervienen conjugadamente seres humanos, información, máquinas, materiales, etc.

 

d) Simulación sistémica

Investigación del comportamiento de sistemas reales (naturales, humanos o socio- técnicos) mediante la elaboración de modelos dinámicos o dialécticos.

 

e) Sinéctica o invéntica

Técnicas de creación de nuevos sistemas que podrían ser abarcadas, de manera más  general, por una Teoría de la Creatividad, que está por hacer. La Teoría de Sistemas  es, en realidad, uno de los más destacados productos de la creatividad propia de nuestra época.