Category Archive NEGOCIOS INTERNACIONALES

Poradmin

Importancia de los servicios y su comercio

Los servicios, de arquitectura a telecomunicaciones por correo vocal y transporte espacial, constituyen el componente mayor y más dinámico de las economías de los países desarrollados y en desarrollo. No sólo revisten importancia por sí mismos sino que además son insumos esenciales en la producción de la mayoría de las mercancías. Su inclusión en la Ronda Uruguay de negociaciones comerciales llevó al establecimiento del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS). Desde enero de 2000 son objeto de negociaciones comerciales multilaterales.

EL ACUERDO GENERAL SOBRE EL COMERCIO DE SERVICIOS
El Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (GATS en ingles) es un acuerdo relativamente nuevo en el marco de la OMC. Entró en vigor en enero de 1995, como resultado de las negociaciones de la Ronda Uruguay, para prever la extensión del sistema multilateral de comercio a los servicios. Con miras a lograr un nivel de liberalización progresivamente más elevado, según se establece en el artículo XIX del AGCS o GATS, los Miembros de la OMC se han comprometido a entablar nuevas rondas de negociaciones sobre los servicios. La primera de estas rondas comenzó en enero de 2000.

Definición del comercio de servicios y de los modos de suministro
La definición del comercio de servicios en el marco del AGCS presenta cuatro vertientes en función de la presencia territorial del proveedor y del consumidor en el momento de la transacción. De conformidad con el párrafo 2 del artículo I, el AGCS comprende los servicios suministrados:
a) del territorio de un Miembro al territorio de cualquier otro Miembro (modo 1 – Comercio transfronterizo);
b) en el territorio de un Miembro a un consumidor de servicios de cualquier otro Miembro (modo 2 – Consumo en el extranjero);
c) por un proveedor de servicios de un Miembro mediante la presencia comercial en el territorio de cualquier otro Miembro (modo 3 – Presencia comercial); y
d) por un proveedor de servicios de un Miembro mediante la presencia de personas físicas de un Miembro en el territorio de cualquier otro Miembro (modo 4 – Presencia de personas físicas).
La definición anterior es considerablemente más amplia que el concepto de comercio de servicios basado en la balanza de pagos. Mientras que el concepto basado en la balanza de pagos se centra en la residencia y no en la nacionalidad -es decir, un servicio se exporta si es objeto de comercio entre residentes y no residentes- en algunas de las transacciones que entran en el marco del AGCS, especialmente en el caso del modo 3, sólo suelen participar residentes del país de que se trata.

Ejemplos de los cuatro modos de suministro (desde la perspectiva del país “importador” A)
Modo 1: Suministro transfronterizo
Un usuario del país A recibe servicios del extranjero a través de su infraestructura de telecomunicaciones o de correos. Ese suministro puede incluir servicios de consultoría o informes sobre investigación de mercado, asesoramiento tele médico, capacitación a distancia o proyectos de arquitectura.
Modo 2: Consumo en el extranjero
Nacionales del país A se han trasladado al extranjero en calidad de turistas, estudiantes o pacientes para recibir los servicios correspondientes.
Modo 3: Presencia comercial
El servicio es suministrado en el país A por una filial, sucursal u oficina de representación, establecida en el territorio de dicho país, de una empresa de propiedad y control extranjeros (banco, grupo hotelero, constructora, etc.).
Modo 4: Movimiento de personas físicas
Un extranjero suministra un servicio en el país A en calidad de proveedor independiente (por ejemplo, consultor, profesional sanitario) o de empleado de un proveedor de servicios (por ejemplo, consultoría, hospital, constructora).

Clasificación de servicios para efectos de negociación comercial-OMC
A efectos de estructurar sus compromisos, los Miembros de la OMC utilizan habitualmente un sistema de clasificación que comprende 12 sectores de servicios básicos (documento MTN.GNS/W/120):
 Servicios prestados a las empresas (incluidos los servicios profesionales y de informática).
 Servicios de comunicaciones.
 Servicios de construcción y servicios de ingeniería conexos.
 Servicios de distribución.
 Servicios de enseñanza.
 Servicios relacionados con el medio ambiente.
 Servicios financieros (incluidos los relacionados con los seguros y los bancarios).
 Servicios sociales y de salud.
 Servicios de turismo y relacionados con los viajes.
 Servicios de esparcimiento, culturales y deportivos.
 Servicios de transporte.
 Otros servicios no comprendidos en otros epígrafes.
Estos sectores se subdividen a su vez en un total de unos 160 subsectores. Con arreglo a este sistema de clasificación, cualquier sector de servicios puede ser incluido en la Lista de compromisos de un Miembro con respecto a sus obligaciones específicas de acceso a los mercados y trato nacional. Cada Miembro de la OMC ha presentado una lista de este tipo en el marco del AGCS.

Servicios excluidos en negociaciones comerciales
Hay una sola excepción, específica de un sector, a la cobertura por lo demás amplia del Acuerdo. De conformidad con el Anexo sobre Servicios de Transporte Aéreo del AGCS, sólo están incluidas las medidas que afectan a los servicios de reparación y mantenimiento de aeronaves, a la venta y comercialización de los servicios de transporte aéreo y a los servicios de sistemas de reserva informatizados (SRI). Se excluyen las medidas que afectan a los derechos de tráfico y los servicios directamente relacionados con su ejercicio. Esta exclusión está sujeta a un examen periódico.
Otra exención global se refiere a los “servicios suministrados en ejercicio de facultades gubernamentales” (párrafo 3 b) del artículo I). En la definición correspondiente se especifica que estos servicios “no se suministran en condiciones comerciales ni en competencia con uno o varios proveedores de servicios” (párrafo 3 c) del artículo I). Entre los ejemplos característicos cabe citar la policía, la protección contra incendios, las operaciones de política monetaria, la seguridad social obligatoria y la administración de impuestos y aduanas.

Poradmin

LOS SERVICIOS

Definición, clasificación y ubicación de los servicios.
El sector terciario lo componen aquellas actividades económicas, cuya finalidad no es producir bienes, sino prestar servicios al consumidor, o a los productores del sector primario o secundario. Se trata de un sector muy heterogéneo, en el que cabe cualquier actividad pública o privada que no sea productora de objetos físicos, sino que creen valor a partir de elementos intangibles. Así estas actividades pueden ir desde la educación, o la sanidad hasta el turismo, el transporte o el comercio, cuya actividad se basa en el servicio al ciudadano o cliente.
Algunas características del sector servicios que son comunes a la variada gama de actividades generadas en su seno:
Son perecederos: Los servicios no pueden ser almacenados, por lo que un servicio no prestado constituye una pérdida para la empresa (una plaza vacía en un avión, por ejemplo).
Va unida la producción del servicio y el consumo del mismo: la producción del servicio “viaje de avión” se desarrolla al mismo tiempo que el cliente viaja en ese avión).
Intangible: un servicio no se puede tocar, son sensaciones (un viaje, una noche de hotel…)
Heterogéneo: existen gran variedad de servicios, tanto públicos como privados, tanto hacia individuos como hacia empresas.
Esta diversidad de servicios hace que su clasificación sea compleja y pueda atender a múltiples criterios. Las clasificaciones más usuales responden a los siguientes criterios:
Según la aparición histórica de los servicios en el panorama económico mundial:
* Terciario Tradicional: actividades que han estado presentes desde siempre en las relaciones económicas y sociales: actividades administrativas, militares, religiosas, comercio, enseñanza, sanidad, transporte…
* Terciario moderno: su aparición y máximo desarrollo coincide con la industrialización la expansión capitalista: actividades financieras, bursátiles, servicios a empresas…
* Terciario postindustrial: su desarrollo es reciente y está ligado a la aparición de nuevas tecnologías y servicios muy especializados: informática, telecomunicaciones, consultoría, etc.
Según la propiedad del prestatario del servicio y los objetivos que con él se pretendan:
* Servicios públicos: el servicio lo prestan los organismos públicos, quienes buscan un objetivo social en la prestación de los servicios: educación, sanidad, militares…
* Servicios privados: la prestación la realizan empresas privadas cuyo objetivo es la obtención de beneficio económico, comercio, transporte, turismo…

Según la frecuencia de uso de los servicios por parte de la ciudadanía:
* Terciario Banal o ubicuo: su uso es muy frecuente, con lo que su distribución territorial es generalizada (comercio de comestibles).
* Terciario Anómalo o especializado: su uso es menos frecuente, con lo que su localización será mas concreta, junto a la demanda del servicio en grandes ciudades (servicios a empresas).
Las actividades terciarias no siempre han sido bien consideradas en los análisis económicos. En un principio se pensaba que las actividades que no fueran agrarias o industriales (es decir las que no dejasen restos materiales), no generaban riquezas a los Estados. Este pensamiento fue evolucionando según avanzaba la revolución industrial, puesto que iban apareciendo nuevas actividades que no eran ni agrícolas ni industriales y sin embargo eran generadoras de beneficios. No fue hasta el crack económico de 1929 cuando el terciario comenzó a despertar un gran interés debido a que sirvió de colchón amortiguador a la crisis, ya que absorbió gran parte de la mano de obra afectada por los despidos. A partir de entonces este sector se convirtió en un refugio ante situaciones de crisis, como se pudo observar también en los años 70. Sin embargo el crecimiento del sector terciario en detrimento de los otros dos sectores, no es más que la evolución lógica de la economía que ya explicó Rostow y que se observa en los países desarrollados.
A escala mundial es en los países desarrollados donde las actividades terciarias han ido creciendo hasta situarse como el sector económico más dinámico y productivo (con altos ingresos), además de ser el sector que ocupa a la mayor parte de la población activa. Mientras, en los países subdesarrollados se pueden presentar o bien una baja participación en ambos componentes o bien un alto porcentaje en el empleo pero sin acompañamiento de ingresos elevados, debido a que los servicios allí presente suelen ser improductivos (sector público hipertrofiado). Se comprueba por lo tanto, que el aumento del nivel de vida de las distintas sociedades va unido a un amento de los servicios productivos, tanto hacia los individuos como hacia las empresas.
A una escala estatal, las empresas de servicios se suelen localizar en las ciudades, junto a la demanda, sobre todo las de servicios especializados, sin perjuicio de que existan algunas otras distribuidas de manera irregular por el territorio, que abastezcan y presten servicio a las poblaciones rurales. La localización urbana de los servicios está más marcada en los países subdesarrollados, donde las diferencias de poder adquisitivo son mayores entre las sociedades urbanas y rurales.
La distribución intraurbana de los servicios viene determinada por el tipo de servicio del que tratemos, así el comercio minorista especializado (textil, calzado…) u otros servicios que atienden a toda la ciudad (dentistas, abogados, administración pública…) tienden a situarse en el centro urbano; existen otro tipo de servicios, los directivos, que también tienden a situarse en la parte más prestigiosa de la ciudad, esto es el centro y los ensanches; finalmente otros buscan localizaciones periféricas, como aquellos que necesitan mucho espacio, aquellos que sirven a industrias localizadas en polígonos periféricos o aquellos servicios que abastecen a la población residente en los extrarradios (p. ej. Hipermercados).

Poradmin

Entorno empresarial a nivel mundial

Las razones del comercio internacional Hay varios grados a los que un país puede acogerse con respecto al comercio internacional: Desde la “autarquía”, que es el más cerrado y que supone oponerse a cualquier tipo de importación, pasando por la permisividad de importar únicamente aquellos productos que no se fabrican en el propio país o bien que su coste de producción es excesivamente alto. Pero lo más frecuente es adquirir de puertas afuera productos que se podrían fabricar en el país, pero son mayores las ventajas que ofrecen terceros países. Una de las características principales del comercio internacional son las “economías de escala” que consisten en un menor coste unitario cuánto mayor es la producción. Otra es la “especialización”, que se puede aplicar no sólo a personas sino también a empresas, a países y a continentes, que se da desde el descubrimiento de América y que perdura hasta nuestros días: • África: esclavos, mano de obra barata Europa: Gran industria de productos manufacturados. Es en Inglaterra donde empieza la Revolución Industrial América: Tierra de expansión y crecimiento Asia: Especializada en productos exóticos y caros Los países prosperan primero aprovechándose de sus propios recursos para el sustento de la población (sector primario: agricultura, ganadería, pesca y minería) y una posterior industrialización y después intercambiando sus productos manufacturados por los de otros países. Si alguno de los países establece barreras aduaneras siguiendo una política proteccionista, el consumidor final es el mayor perjudicado. El mayor drama se da cuando esos productos son de primera necesidad y el estado debe endeudarse para poder adquirirlos.

Las burguesías, que surgen como clase social a partir de la Revolución Industrial y que son incluso hoy día, las principales promotoras del intercambio económico, provocan sucesivas guerras en busca de materias primas que les permitan continuar la producción y nuevos mercados en los que colocar los excedentes de sus productos manufacturados. Esto provoca hechos como el “colonialismo” y el “imperialismo” (que se diferencian entre sí por el grado de concesiones que dan al país conquistado) y que están opuestos frontalmente al “pacifismo”.
1) Patrón oro y la I Guerra Mundial Una de las consecuencias más graves de la primera Guerra mundial (1,914-8) fue sin duda, el dejar de utilizar el Sistema Monetario Internacional (SMI) iniciado por Gran Bretaña en 1,868 y que hasta 1,913 había estado regido por el Patrón Oro (tipos de cambio para las compras y ventas), usando la libra esterlina de comodín, debido a las limitaciones en la cantidad de oro disponible. Durante el tiempo en el que el Patrón Oro rigió el Sistema Monetario, los países expresaban su moneda en una cantidad fija de oro, estableciendo así unos tipos de cambio fijos para todos los países acogidos al sistema. La emisión de billetes estaba regulada en función de las existencias de oro, es decir, que cuánto mayores fueran las reservas de oro, más billetes en circulación había en el país en cuestión y por tanto, más comercio. Los políticos gobernantes quedaban al margen. La principal ventaja de este sistema era que no había ninguna posibilidad de una devaluación inesperada de la moneda, es decir, que daba seguridad y confianza. Además, este sistema daba la posibilidad de reajustar los desequilibrios en las balanzas de pagos, así si las exportaciones eran superiores a las importaciones, recibía oro (o divisas convertibles en oro) como pago y así las reservas del país aumentaban. Como la cantidad de dinero en circulación dependía de las reservas de oro, crecía la demanda de productos importados, aumentaban de precio los productos nacionales y así se reducían las exportaciones. Como inconveniente, los países que tenían oro podían emitir dinero de forma abundante mientras que los países pobres y en vías de desarrollo tenían que limitar la cantidad de dinero en circulación a sus reservas de oro, y esto aumentaba los desequilibrios entre países y la dependencia económica. Si las importaciones eran superiores a las exportaciones, las bajas reservas de oro provocaban un menor número de billetes circulación y esto la disminución de la demanda de productos de importación y el abaratamiento de los productos del país, al exterior. En 1,913 con motivo de la I Guerra Mundial se abandona el SMI y cuando ésta finaliza y a pesar del evidente interés de Gran Bretaña, no se re-implanta. En 1,925, Winston Churchill en calidad de Ministro de Hacienda de Gran Bretaña establece una política monetaria restrictiva y hace que el Patrón Oro vuelva a estar vigente y que la libra esterlina adopte la paridad que tenía con el dólar antes de la guerra, es decir, que los precios volvieron a estar al nivel de 1.913.

Posteriormente se fueron añadiendo más países al SMI Gran Bretaña sufría una recesión económica debido a que las importaciones superaban las exportaciones y se había producido una subida en los tipos de interés, por lo que para tratar de controlar a las primeras, se establecieron aranceles a la importación. Cuando las exportaciones superan a las importaciones la moneda se aprecia y se modifica el tipo de cambio (apreciación-depreciación de la moneda) y se establecen aranceles, esto se llama “Política de Empobrecimiento del Vecino”. Todo esto provoca una caída del comercio mundial y del crecimiento económico, lo que conlleva que se agrave la crisis económica. Una posible solución (que no tomaron en ese momento) hubiera sido abandonar el Patrón Oro y eliminar las medidas proteccionistas que se habían establecido.
2) Después de la II guerra mundial Al finalizar la guerra se crea la ONU (Organización para las Naciones Unidas) y se toman una serie de acuerdos: Acuerdos de ámbito económico: A) Acuerdos de coordinación: Su objetivo es el de profundizar en las relaciones económicas entre países, así como fomentar la realización de actividades comunes. No son de carácter obligatorio. Son la OCDE y la CEPAL. * OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico): En 1,947 EEUU y Canadá crean la OCEE (Organización para la Cooperación Económica Europea) con la finalidad de distribuir las ayudas del Plan Marshall, destinadas a reconstruir una Europa devastada por la II Guerra Mundial.

La OCDE (sucesora de la OCEE) se funda en 1.961 tras el ingreso de Japón, EEUU y Canadá. Tiene como objetivo promover políticas para expansionar la economía, el empleo y el comercio, a nivel mundial. En la actualidad sirve como centro de estudio, formación e investigación y está considerado referencia en determinados ámbitos, básicamente en el económico y está formada por los 30 países considerados como más desarrollados: Países de Europa Occidental, Corea, Méjico, Australia y Nueva Zelanda. Tiene su sede en París. Semestralmente los Ministros de Economía de los países miembros se reúnen para analizar las perspectivas económicas presentes y futuras y hacer recomendaciones. * CEPAL (Comisión Económica para América Latina y El Caribe) Creada en 1,948 es un organismo de las mismas características que la OCDE pero que estudia el desarrollo económico y social de América Latina y El Caribe, coordina las acciones encaminadas a su promoción y refuerza las relaciones económicas entre los países miembros y hacia terceros países. Tiene su sede en Santiago de Chile. B) Acuerdos de integración: Su objetivo es el de poner en común aspectos comerciales. Desde 1,951 era la CECA y a partir de 1.957, la CEE. EFTA (European Trade Free Association) – AELC (Asociación Europea de Libre Comercio): Los países de Europa Occidental que habían quedado al margen de las Comunidades Europeas (Austria, Dinamarca, Finlandia, Islandia, Liechtenstein, Noruega, Portugal, Reino Unido, Suecia y Suiza) crean la EFTA: Organización internacional que promueve el comercio libre y la integración económica, permitiendo que cada país siga con su propia política comercial. La adhesión sucesiva de esos países a la CEE hace que dejen de pertenecer a la EFTA. Actualmente únicamente Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza forman parte. En la década de los 60 se crean: • Pacto Andino: Formado por los países de la Comunidad Andina: Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador y Perú MCCA (Mercado Común Centro Americano): Formado por: Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

En la década de los 90 se crean: • NAFTA (North American Free Trade Agreement) – TLC (Tratado de Libre Comercio de América del Norte): Formado por Canadá, EEUU y Méjico. MERCOSUR: Formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático): Formado por Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Singapur, Tailandia y Vietnam. APEC (Asia y Pacífico Cooperación Económica): Formado por: Australia, Brunei, Canadá, Chile, China, Corea, EEUU, Filipinas, Indonesia, Japón, Malasia, Méjico, Nueva Guinea, Nueva Zelanda, Perú, Rusia, Singapur, Taipei y Vietnam. ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas): Formada por: Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Dominica, Ecuador, El Salvador, EEUU, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Méjico, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, San Kitts y Nevis, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela. En esta época se revitalizan el Pacto Andino y el MCCA. C) Acuerdos de cooperación: Su objetivo es la cooperación en el aspecto económico. Son el FMI y el GATT: FMI (1.994) (Fondo Monetario Internacional ) – (Banco Mundial): Persigue la estabilidad financiera entre países y entre sus respectivas monedas para una mayor fluidez en las transacciones económicas. Los tipos de cambio son fijos y estables entre sí. GATT (General Agreement on Tariffs and Trade) – OMC (Organización Mundial del Comercio).
3) GATT (1.947) (General Agreement on Tariffs and Trade) – OMC (1.993) (organización Mundial del Comercio): El GATT es un acuerdo de cooperación comercial (que en sus inicios tenía carácter provisional) para regular y liberalizar el comercio mundial y establecer normas que regulen las relaciones comerciales estables entre países, es decir, los aranceles.
Se crea en la “Carta de la Habana”, mientras tomaba forma la creación de la OIC (Organización Internacional del Comercio) que no llega a nacer principalmente debido a que EEUU rechaza su creación (evidentemente, los norteamericanos no querían perder la supremacía mundial de la que gozaban). En la década de los 60 se llega a la convicción de que no verá la luz y el GATT pasa de ser un acuerdo provisional a tomar carácter institucional. 3.1 Bilateralismo o sistema bilateral de comercio vs. multilateralismo: El bilateralismo se da antes de la II Guerra Mundial, hasta 1.947 y el multilateralismo a partir de ese año: El primero tiene una característica principal que es la de “Nación más favorecida” (NMF): 2 países se consideraban mutuamente NMF y se concedían ventajas mutuas tales como rebajas en los aranceles cada uno en sus productos, para que creciera el comercio entre ambos países. El GATT implanta el multilateralismo, que consiste en extender la cláusula de NMF (ventajas arancelarias) a todos los países. En este caso ya no hay NMF porque lo son todas. Así se consigue más comercio y más crecimiento económico. 3.2 Principios del GATT para implantar el multilateralismo: • Principio de reciprocidad: Fomentar la negociación entre países. Conceder ventajas equivalentes unos países con otros. Por ejemplo, Brasil pide a Japón que rebaje los aranceles a X producto y Japón hace lo propio con la importación de otro producto, a Brasil. Principio de no discriminación: Todos son la nación más favorecida, que conlleva ventajas arancelarias para todos y no se pueden discriminar los productos debido a su país de origen, sino que el arancel debe ser según el tipo de producto. En el ejemplo anterior, Colombia también quiere que se bajen los aranceles a su producto X. Regla del principal suministrador, principal proveedor: Sólo podía pedir a un país la rebaja de sus aranceles a un producto aquel país que fuera el principal proveedor / suministrador de dicho producto. 3.3 Ronda Dillon, Kennedy y Tokio: El GATT ayudó a establecer un sistema multilateral de comercio firme y próspero que se hizo cada vez más liberal mediante las rondas de negociaciones comerciales. Sin embargo, en la década de 1.980 se hace necesaria una reestructuración del sistema, que conllevará la creación de la OMC en la Ronda Uruguay. Desde la Ronda de 1.947 hasta la última que finalizó en 1.994 se han celebrado 8 reuniones, siendo las 4 últimas las más importantes: Ronda Dillon (1.960-1): Temas tratados: Método de negociación / aranceles. Hasta la Ronda Dillon sólo se trataban temas acerca de las reducciones arancelarias producto por producto, a partir de ella se empieza a tratar además, del método de la negociación lineal, que es cómo abordar las reducciones arancelarias por líneas de producto. Por ejemplo, toda la maquinaria, un mismo arancel. Países en vías de desarrollo: A principios de la década de los 60 estos países reivindican que el GATT no defiende sus intereses y varios países se salen de él para la Ronda Dillon. Ronda Kennedy (1.964-7): Temas tratados: Dumping y los aranceles anti-dumping. Dumping: Práctica comercial que consiste en vender un producto a un precio excesivamente bajo para desplazar a la competencia y conseguir el control del mercado. Lo puede realizar una empresa o como resultado de subsidios gubernamentales: En el primer caso se considera una práctica monopolística de discriminación de precios. PVD – SPG (Sistema de Preferencias Generalizadas (1.971): Comercio y desarrollo que fructificó a partir de 1.971 y que una concesión de ventajas arancelarias por parte de los países desarrollados a los países en vías de desarrollo. Ronda Tokio (1.973-9): Temas tratados: Barreras no arancelarias (BNA), normas técnicas, requisitos, subvenciones, guerras comerciales para impedir la competencia de productos extranjeros. Fue el primer intento importante de abordar los obstáculos al comercio no consistentes en aranceles y de mejorar el sistema. Época de recesión económica mundial debido principalmente al aumento de los precios del petróleo y de las materias primas que dan lugar a una inestabilidad monetaria internacional, que desemboca en una caída en el comercio a nivel mundial. Los países asiáticos tienen ya un cierto grado de industrialización. 3.4 Ronda Uruguay (1.986-94) y OMC.

Temas tratados: Aranceles, medidas no arancelarias, normas, servicios, propiedad intelectual, solución de diferencias, textiles, agricultura, creación de la OMC, guerras comerciales, neoproteccionismo, regionalismo, deuda. Fue la negociación comercial más grande que ha existido. Temas que se trataron: • Guerras comerciales: Se produce una disputa en el seno del GATT por el cobro de subvenciones: Guerras comerciales sobretodo entre la UE y EEUU: Por ejemplo, Boeing (americana) y Airbus (consorcio europeo). Neoproteccionismo (barreras no arancelarias anteriores). Regionalismo: Amenaza que algunos países veían en Europa debido a que aparecen bloques comerciales frente al exterior. La UE en 1.986 está formada por 12 países y quiere profundizar en su Mercado Interior. A partir de 1.993 se firma la AUE (Acta Única Europea) que da lugar al Mercado Único Europeo. EEUU: Ve el proceso de integración europea con recelo, máximo en lo que especta al euro y la integración monetaria. Deuda: A primeros de la década de los 80 y con la política económica general de Ronald Reagan suben los tipos de interés y el dólar se aprecia, por lo que sube el endeudamiento de los países en vías de desarrollo. Por ejemplo, Méjico suspende pagos y su participación en el comercial mundial cae estrepitosamente. OMC En 1.993 y aunque inicialmente no estaba previsto en la agenda de la Ronda Uruguay, se crea la OMC (Organización Mundial del Comercio) que empieza a funcionar en 1.995. Las resoluciones de la OMC (a diferencia de las del GATT) son vinculantes para los países miembros. Organigrama de la OMC: Acuerdos plurilaterales La OMC es una organización autónoma de la ONU y no se somete a sus reglas, que supone una reforma institucional del GATT para abarcar todos los temas de la Ronda Uruguay. El GATT ahora es un acuerdo de la OMC que afecta a: 1) GATT – Comercio de mercancías:  Agricultura: Hasta entonces este tema estaba marginado. Ahora se empieza a tener en cuenta porque es un sector prioritario para la subsistencia de los países y se han de establecer políticas agrícolas.

Es un sector muy intervenido: Acuerdo para eliminar intervenciones (muchas de ellas en forma de cuotas), reducir aranceles frente al exterior, reducir subvenciones a la producción interna y a la exportación.  Textil: Sector regulado hasta la Ronda Uruguay por el Acuerdo Multifibras. Autolimitación a las exportaciones por parte de los países exportadores de productos textiles. Obligación impuesta a los países en vías de desarrollo de limitar las exportaciones de productos textiles para no perjudicar a las empresas de los países desarrollados. Acuerdo para poner fin a este acuerdo: 10 años que acaban a principios del año que viene.  Subvenciones: Permitir subvenciones directas sólo en determinados casos, por ejemplo, I+D.  Acuerdos sobre inversión relacionada con el comercio: Cuando una empresa quiere invertir en un país (inversión extranjera) se le concede pero por ejemplo, un % de los componentes de la producción deben ser fabricados dentro del país, es decir, que existe un requerimiento de contenido local o bien, por ejemplo, que un % del producto final se destine a la exportación. Eliminar todos los condicionamientos. 2) GATT – Comercio de servicios: Creación de GATS (Acuerdo general de comercio de servicios): Liberalización de los servicios para el comercio internacional. Por ejemplo, seguros, transportes internacionales, telecomunicaciones, finanzas. 3) GATT – Propiedad intelectual: ADPIC (Acuerdo sobre Derechos de Propiedad Intelectual Relacionados con el Comercio): Incluye derechos de autor, patentes, marcas, diseños, dibujos industriales, software, productos farmacéuticos. Organizaciones reguladoras: Una propiedad industrial y una propiedad artística que no tenían capacidad para luchar contra el pirateo. Países desarrollados: Tratar el tema de la OMC (ganaron). Países en vías de desarrollo: No hacer nada.
4) Acuerdos plurilaterales: Son acuerdos que se toman acerca de temas en los que no están interesados la totalidad de los países de la OMC, por ejemplo, aviación civil, compras del sector público. Los acuerdos plurilaterales más importantes son:
 Contratación pública: Hasta qué punto empresas americanas pueden optar a una licitación pública de una obra en la UE.  Hasta la Ronda Uruguay en la demanda de obras públicas y demás compras públicas sólo podían participar empresas del propio país, lo que suponía un proteccionismo sobre una parte importante de la demanda total. Se concreta que a partir de cierta cantidad de dinero pueden participar todas las empresas de los países de la OMC: Esto supone abrir los mercados públicos a oferentes extranjeros.  Aeronaves civiles: Liberalización para unos 25 países aproximadamente de la compra de aeronaves civiles y sus componentes.  Productos y servicios de telecomunicaciones: Liberalización de este tipo de productos.  Otros acuerdos: Carne de bovino, productos lácteos, es decir, de menor cantidad.

5) Solución de diferencias: Elevar una protesta al órgano de solución de diferencias, que trata de establecer quien tiene la razón y llegar a una sentencia. A partir de la Ronda Uruguay se establece un tiempo límite para responder e implanta una serie de condiciones para que sea más rápido.

6) Revisión de las políticas comerciales: Cada cierto tiempo, la OMC redacta un informe sobre la política comercial de cada país miembro:  Para los 4 primeros países: UE (1 país porque tiene una única política comercial), EEUU, Canadá y Japón, se hace un informe cada 2 años.  Para los 16 países siguientes se revisa la política comercial cada 4 años.  Para el resto de países, cada 6 años. 3.5 Conferencias Ministeriales: A partir de la Ronda Uruguay se reúnen (al menos 1 vez cada 2 años) en Conferencias Ministeriales: 1ª Singapur (1996): Comercio de bienes y servicios relacionados con las tecnologías de la información. También se examinó el trabajo realizado durante los dos primeros años de actividad de la OMC y la aplicación de los Acuerdos de la Ronda Uruguay. 2ª Ginebra (1998):
“Declaración sobre el Comercio electrónico”: No implantar derechos de aduana en las transmisiones electrónicas. Se celebran los 50 años del GATT. 3ª Seattle (1999): No hubo consenso debido a las importantes diferencias de opinión respecto a temas agrícolas. 4ª Doha (2001): “Programa de Doha para el Desarrollo” (debido a que la mayoría de países miembros de la OMC son países en vías de desarrollo) y temas que tenían que acabar en la conferencia siguiente tales como la “Declaración relativa al Acuerdo ADPIC y la Salud Pública”, que reconoce la importancia de la salud pública frente a los intereses comerciales, es decir, proteger la salud pública y promover el acceso a los medicamentos, a toda la población. 5ª Cancún (2003): El único tema importante cerrado es el relacionado con los medicamentos: El reconocimiento del derecho de los países pobres a importar medicamentos genéricos en situaciones de emergencia sanitaria, tales como el sida. Con respecto al resto de temas abiertos en Doha no se avanzó. Factores internos y externos Los factores definen el grado de competitividad en la industria y servicios pueden ser clasificados en factores internos y externos. Los factores internos son aquellos que dependen directamente de la organización y sobre las cuales la organización puede actuar; entretanto los factores externos no dependen de la organización. Factores internos: Pueden ser agrupados en tres áreas: calidad, eficiencia e innovación. Calidad. Se entiende por calidad a productos y servicios que atienden a determinados padrones de satisfacción del cliente. • La calidad es un factor bastante preponderante en el momento de la compra (Rice, 1990). Algunos mercados regionales exigen para los productos y servicios sello de calidad ISO, licencia del ministerio de salud, entre otras garantías.

Tanto la seguridad y la rapidez en las entregas, y los servicios de postventa pueden ser considerados como parte del proceso de calidad en el servicio de atendimiento al cliente.
Eficiencia. Es producir con menor esfuerzo posible. Desde el punto de vista económico y de producción, esto significa respectivamente menores costos y mayor productividad.

Es conocido que para obtener mayor eficiencia se requiere del uso de adecuadas técnicas de gestión y de tecnologías (automatización industrial, automatización de procesos, automatización de la información, etc.) Con la invasión de productos japoneses en los mercados de E.U. y Europa muchas industrias descubren en la década de los 80 que los factores internos de eficiencia y calidad son la base de la competitividad (Krajewski & Rítman, 1990, y CCE, 1993). Durante la década del 90, con la aparición en el mercado de productos cada vez más innovadores, un tercer factor se torna importante para definir competitividad (Braun, 1997). Innovación. Se refiere a productos o servicios que atienden a nuevas necesidades (muchas de ellas introducidas por el nuevo producto y/o servicio).

La tecnología celular frente a la telefonía por cable o residencial es un ejemplo de producto innovador. La innovación de los productos reduce el ciclo de vida de estos en el mercado, Además un producto innovador con aceptable calidad y precio, en general, reduce el mercado del producto antecesor al extremo de eliminarlo. Un ejemplo de este hecho, constituye el televisor a color que desplazó al televisor en blanco y negro; actualmente éste último no se fabrica más. Para conseguir innovación es necesario de mucha investigación y desarrollo. Para la industria nacional, esto sólo será posible a través de alianzas estratégicas entre industrias, institutos de investigación (universidades) y gobierno. Nuevas tecnologías y productos están actualmente en desarrollo, y dentro de algunos años serán parte del mercado.

Un producto será competitivo si es innovador, presenta un precio accesible y razonable, y tiene calidad aceptable. Un ejemplo de la importancia de los factores internos es dado por la planta de Motorola-Quasar en UE. (Meredith, 1992). En 1977, dicha planta producía 1000 aparatos de Tv con 1000 empleados. El mismo año dicha instalación fue adquirida por Matsushita; dos años más tarde, las reparaciones se redujeron en un 95%, los gastos derivados de las garantías se redujeron en un 88% y la producción pasó a 2000 aparatos diarios, todo ello con los mismos trabajadores, una plantilla. Los factores internos no son los únicos que definen el nivel de competitividad. Existen factores exógenos a la organización que pueden influir positiva o negativamente en la competitividad. Factores Externos: A seguirse presenta algunos factores externos que influyen directa o indirectamente en la competitividad. Marco legal Política de comercio exterior Incentivos fiscales Fenómenos naturales Infraestructuras Inversión económica Política internacional de medio ambiente Política monetaria y de inflación Crisis económicas internacionales Condiciones laborales y sindicales • El marco legal se refiere a las leyes que dan seguridad a la inversión y establecen las reglas de juego para las industrias y empresas de servicios. Los aranceles constituyen el principal mecanismo de acción dentro de una política de comercio exterior. • Los fenómenos naturales son imprevisibles o previsibles aproximadamente. El fenómeno imprevisible más destacado en el Perú son los sismos, dado que el país se ubica en una región con grandes fallas geológicas. El fenómeno de “El Niño” constituye un fenómeno previsible, dado su periodicidad conocida. Los fenómenos naturales generan pérdidas cuantiosas y pueden dañar parte del aparato productivo, y la infraestructura; generando aumento de costos, atrasos de entrega, reducción de la producción, etc. De ahí la importancia de realizar obras preventivas, como son reforestación y contención en áreas con riesgos de huaicos, canalización y limpieza de ríos, uso de tecnología antisísmica para edificaciones, etc. La infraestructura es indispensable para la exportación y para atender el mercado interno. Este es constituido por puertos, aeropuertos, carreteras, líneas telefónicas, redes de comunicación, redes de agua, redes eléctricas, etc. De hecho constituye un factor indispensable para ser competitivo en una economía de mercado.

La inversión económica también juega un factor importante en la competitividad, esto puede significar modernización del aparato productivo, reducción de costos de servicios, etc. Las crisis económicas internacionales constituyen un factor relevante, pues ella trae como consecuencia inseguridad en las inversiones económicas en mercados emergentes como el Perú. Las recientes políticas internacionales de medio ambiente, establecen nuevos padrones de consumo y de producción. Por ejemplo, en el Brasil, los detergentes biodegradables han eliminado del mercado a los detergentes tradicionales. El factor mano de obra y las condiciones laborales constituyen un costo fijo en el proceso productivo.

En el Perú, este factor es positivo en relación con nuestros competidores latinos, dado que el salario medio de los profesionales en el Perú es menor que en Brasil, México, Argentina y Chile. Para poder ser más competitivos deben existir condiciones externas ventajosas que permitan que los productos y los servicios locales compitan con los productos importados al extremo de imponerse en los mercados internacionales. El caso de espárragos en E.U. muestra como se consigue competitividad al sector nacional de espárragos norteamericano a través del factor de aranceles. Cuando hay cosecha de espárrago en E.U. la tasa de aranceles para este producto pasa de 0% para el 38%; esto significa un aumento de precios del 38% al espárrago importado, lo que lo torna menos competitivo frente al producto nacional norteamericano.

Es necesario establecer estrategias y acciones gubernamentales para cada factor externo a fin de tener las mejores condiciones de competitividad.

Poradmin

Teorías del Comercio Internacional y Comercio Internacional y Globalización

Teorías del comercio internacional. Para poder entender de una manera más clara lo que es el comercio internacional es necesario comenzar por plantear como surge y sobre todo cuales son sus bases teóricas es decir, las diversas teorías que se han formado a través del propio desarrollo y evolución del comercio internacional. Dentro de las principales se pueden plantear de manera sintética las siguientes:

1.- Teoría clásica de la ventaja absoluta.
La teoría de la ventaja absoluta planteada por Adam Smith destaca la importancia del libre comercio para que la riqueza de las naciones se incremente, basándose en el ejemplo de que ningún jefe de familia trataría de producir en casa un bien que incurriera en un costo mayor que comprarlo. Si se aplicara este ejemplo concretamente a un país extranjero “A”, se llegaría a la conclusión de que “A” podría proveer a otro país “B” de un bien más barato de lo que el país “B” pudiera producirlo. De esta manera se puede definir a la ventaja absoluta como la capacidad de producir un bien a un costo absolutamente menor medido en términos de unidades de trabajo. Adam Smith aclara su teoría por medio de un ejemplo sencillo, considerando a dos países, Estados Unidos e Inglaterra, los cuales están dotados de trabajo homogéneo y dedicado a la producción de dos bienes que son alimentos y tela. Para el caso de Estados Unidos se parte del supuesto de que se requiere de ocho unidades de trabajo para producir una unidad de alimento, y de cuatro unidades de trabajo por cada unidad de tela que se produzca. Para el caso de Inglaterra, necesita de diez unidades de trabajo por cada unidad de alimento y dos unidades de trabajo por cada unidad de tela que se produzca. De esta manera se hace notorio que Estados Unidos es más eficiente en la producción de alimentos, mientras que Inglaterra lo es en la producción de telas; dicho en otras palabras, Estados Unidos tiene una ventaja absoluta en la producción de alimentos e Inglaterra la tiene en la producción de tela. De esta manera Adam Smith afirma que el comercio internacional entre ambos países es rentable, ya que una ventaja absoluta implica necesariamente una especialización en aquel bien en el que se tenga mayor eficiencia, dando como resultado un aumento en la producción mundial de todos los bienes.
A pesar del planteamiento tan claro que hace esta teoría, hoy en día mucha gente considera que los exportadores deben tener una ventaja absoluta sobre sus competidores extranjeros, y aunque hasta cierto punto es cierto, esta teoría llega a ser superficial y engañosa. Si el comercio se basara en esta teoría se llegaría a la absurda conclusión de que Estados Unidos debería producir tanto tela como alimentos, e Inglaterra por su parte no debería producir nada; cosa que solo tendría sentido si existiera libre movilidad del trabajo de un país a otro, pero esto no es posible por lo menos en la actualidad, por lo que se puede afirmar que la rentabilidad del comercio internacional no depende de una ventaja absoluta, sino mas bien de una ventaja competitiva.

2.- Teoría pura y monetaria del comercio internacional.
Esta teoría plantea que el comercio internacional está comprendido por dos campos de estudio, el primero ó de la teoría pura y el segundo que es la teoría monetaria4. La primera se refiere al análisis de valor aplicado al intercambio internacional y considera dos aspectos: El enfoque positivo, que se va a encargar de explicar y predecir los acontecimientos, para contestar a preguntas como: ¿por qué un país comercia de la manera en que lo hace?, ¿qué determina la estructura, dirección y el volumen del intercambio entre países?, ¿cuáles son las fuerzas que determinan si se va a importar o exportar un tipo u otro de producto? y ¿cuánto se intercambiaría de cada mercancía?. Sin embargo ésta misma teoría no ha contestado de manera determinante a ellas, sino que a través de la evolución del comercio internacional, se ha demostrado que las variables que se pueden manejar y mover para contestarlas suelen ser muy distintas en cada país, dependiendo de su tipo de comercio. En segundo lugar, se encuentra el análisis del bienestar, el cual se encarga de investigar los efectos que tendrá un cambio de la demanda sobre la relación real de intercambio de un país, lo que lleva a preguntar en este caso ¿cuáles son las ventajas del comercio internacional en este caso? y si ¿aumenta o disminuye el consumo y la tasa de desarrollo económico con el comercio internacional?. En concreto, para la teoría pura se tiene que contar con un planteamiento teórico, después se deben investigar los hechos y finalmente se deben aplicar las medidas específicas que sean necesarias. En cuanto a la teoría monetaria, esta comprende dos aspectos:
a) La aplicación de los principios monetarios al intercambio internacional, o dicho de otra manera, el enfoque que explica la circulación de la moneda así como sus efectos en: el precio de las mercancías, el saldo comercial, los ingresos, el tipo de cambio y el tipo de interés.
b) El análisis del proceso de ajuste mediante el empleo de instrumentos monetarios, cambiarios y financieros, que tratan de contrarrestar los efectos de los desequilibrios de la balanza de pagos en cuanto a la duración, intensidad y amplitud, hasta restablecer el equilibrio o por lo menos hasta preservar el nivel que se desea.
Una de las principales razones que hacen necesarias ambas es que sirven al análisis teórico y práctico del comercio internacional y dan fundamento a la política comercial y a sus cambios.

3. Teoría del equilibrio y el comercio internacional.
Esta teoría se basa en el estudio del mercado y de los precios de las mercancías en declive, concentrando su mayor interés en la obtención de la ganancia sin importar mucho como se obtenga. Dado que los teóricos del equilibrio concebían a la economía en estado estacionario, enfocaron su atención en los precios y en las cantidades que permitieran un movimiento estable de los productos desde el lugar en donde se producían hasta los centros comerciales sin que las condiciones establecidas fueran alteradas. En este proceso el dinero solo cumple la función de facilitar la medición económica sin importar el nivel de precios.

4.- Teoría de la localización.
La teoría de la localización arranca del hecho básico de que los recursos naturales son limitados y están distribuidos en forma desigual en el globo terrestre. Esta distribución desigual de los recursos naturales determina, en las primeras etapas del desarrollo económico, condiciones diferentes entre las regiones para la producción de ciertos artículos. La explotación de estos recursos naturales es lo que condujo a los individuos a la especialización en determinadas actividades. En la medida que la acumulación de capital y el conocimiento tecnológico se desarrollan, originan la tendencia a depender menos de dichos recursos naturales, y cuando la humanidad avanza considerablemente, surge la sustitución de estos por productos sintéticos.
Al estudiar el caso de algunos países asiáticos como Japón el cual no se caracteriza precisamente por gozar de una amplia gama de recursos naturales, se concluye que esta teoría no es aplicable a las condiciones de ese país, por el contrario tenemos que no ha contado con recursos naturales propios y sin embargo se ha dado a la tarea de conseguirlos para sacar adelante su economía, llegando a ser una de las principales potencias comerciales en el mundo. Por el contrario se tiene el caso de México el cual ha contado con una basta gama de recursos naturales, que aún en esta época no ha sido explotada ni aprovechada por empresas mexicanas para sacar adelante su propio comercio. Lo que se puede concluir de la Teoría de la localización, es que la dotación de recursos naturales con que cuente un país no es un determinante para tener una balanza comercial superavitaria o para conseguir un gran desarrollo económico a nivel internacional; más bien depende de las estrategias que empleé cada uno y de la manera en que aproveche los recursos con que cuenta.

5.- Teoría de la ventaja comparativa.
Originalmente a Adam Smith se le atribuye la noción de ventaja absoluta en la que explica y plantea que una nación exportará un artículo si es el productor de más bajo costo del mundo, pero David Ricardo llega a refinar esta teoría, hasta llegar a plantear lo que conocemos como la teoría de la ventaja comparativa, por medio de la cual reconoce que las fuerzas del mercado asignarán los recursos de una nación a aquellos sectores donde sea relativamente más productivo. Es decir que una nación puede importar un bien que podría ser el producto de más bajo costo, si todavía es más productiva en la producción de otros bienes. De ésta manera los países podrán exportar aquellos otros que su trabajo produce de forma relativamente más eficiente e importarán los bienes que su trabajo produce de forma relativamente más ineficiente. Se puede concluir, que esta teoría se basa en las diferencias entre la productividad de la mano de obra entre unas y otras naciones, estas diferencias hacen posible favorecer a algunos sectores. Para esta teoría, el trabajo es el único factor de producción y los países sólo difieren en la productividad del trabajo en diferentes industrias. Por medio de esta teoría, se trata de demostrar que el comercio beneficia a un país en la siguiente forma:
a) Si se piensa en el comercio como método indirecto de producción, es decir, que en lugar de producir un producto por sí mismo, un país se puede dedicar a producir otro tipo de bien e intercambiarlo por el bien que desee, que necesite o que no pueda producir por la misma ineficiencia con la que cuenta para hacerlo. De esta manera se puede decir que si un bien se importa es porque ésta producción indirecta requiere menos trabajo (para el país que lo realizó) que la producción directa.
b) Esta teoría trata de demostrar que el comercio puede ampliar las posibilidades de consumo de un país lo que implica incremento en ganancias del comercio.
Esta teoría ha desencadenado una serie de conclusiones que comúnmente se aceptan y que pueden ser falsas según la forma de pensar que se tenga del comercio exterior. Se plantea que un país gana con el comercio, incluso si se tiene menor productividad que sus socios comerciales en todas las industrias. Pero probablemente esta creencia no es tan falsa si pensamos que han existido países (como Japón por ejemplo) que en un principio no contaban con los suficientes recursos naturales para tener una productividad superior en todas las industrias a comparación de sus socios comerciales, sin embargo sí han obtenido ganancias del comercio exterior. Y estas ganancias han sido obtenidas más por el ingenio para producir que por tener una mayor productividad ante los países con los que comercia. De esta manera podemos ver que más que ser falsa en muchos casos ha sido verdadera. Si decimos que es falso que se obtengan ganancias aun con una menor productividad, estaríamos ignorando a países que empezaron teniendo una baja productividad y que hoy en día son considerados como potencias mundiales a nivel comercial como lo es Japón. Comenzó por preocuparse en tener una alta competitividad y no una alta productividad esto trajo como resultado, tener hoy en día una alta productividad y por lo tanto una alta competitividad. También se plantea que el comercio es benéfico si las industrias extranjeras son competitivas debido a los bajos salarios. En el caso de Alemania podemos decir que efectivamente es cierto, ya que sus ensambladoras como la VW (Volkswagen) se encuentran en México, en donde la mano de obra es mucho mas barata que en otros países, incluso que en Alemania provocando menores costos y mayores ganancias. Otra situación falsa, es que el comercio es benéfico si las exportaciones de un país incorporan más trabajo que sus importaciones. Mas bien, es benéfico si sucede lo contrario, es decir, si se incorpora menos trabajo en las exportaciones que en las importaciones.
Esto se puede comprobar en la actualidad al hablar de un intercambio desigual existente entre Estados Unidos (E.U.A) y México, en donde precisamente las mercancías que se reciben de E.U.A traen consigo menos trabajo que las que exporta México, debido a las diferencias en tecnología. Comparando la teoría de la ventaja comparativa con el resto de las teorías antes mencionadas, ésta se acerca al tipo de comercio que muchos países realizan, ya que sólo llegan a exportar aquellos productos en los que tienen mayor productividad o son más eficientes, e importan aquel bien en el cual no se es eficiente o en el que simplemente implica mayor costo producirlo que importarlo. 6.- Teoría de las proporciones factoriales. Esta teoría plantea que las naciones tienen toda una tecnología equivalente pero que difieren en sus dotaciones de factores de producción, se llama factores de producción a elementos como la tierra, el trabajo, recursos naturales y capital, que son los insumos básicos para la producción. De esta manera las naciones consiguen ventaja comparativa basada en los factores en aquellos sectores de los cuales se hace un uso intensivo, de aquello que tienen en abundancia, permitiendo exportar los bienes que producen e importando productos en los que se tiene una desventaja comparativa en cuanto ha estos factores. En cuanto a esta teoría, se puede decir que existen opiniones que consideran que el planteamiento de la misma no es suficiente para explicar las estructuras del comercio y por otro lado se tiene que en algunos países si se ha cumplido al pie de la letra los supuestos de esta teoría. Por ejemplo, tenemos a Corea que cuenta con una abundante y barata mano de obra, lo cual les permite exportar bienes intensivos en mano de obra como lo son la confección y montajes electrónicos. También se encuentra el caso de Suecia que en el sector del acero tuvo su origen en el hecho de que los yacimientos de mineral de hierro contenían pocas impurezas de fósforo, lo que dio como resultado la obtención de un acero de superior calidad a partir de sus altos hornos.
Regresando al caso de Corea es necesario recordar que este no contaba con capital después de la guerra que sufrió y sin embargo logró tener exportaciones sustanciales en una amplia gama de sectores relativamente intensivos en capital, como los del acero, construcción naval y automóviles. Y por el contrario se encuentra el caso de E.U.A, que contando con mano de obra calificada, grandes científicos y abundancia de capital llegó a ver como se venía abajo su mercado de exportación en sectores donde nadie lo imaginaría, como las máquinas herramientas, semiconductores y productos electrónicos refinados. Probablemente uno de los principales problemas de la teoría de las proporciones factoriales radica en que ésta asume que no hay economías de escala, que las tecnologías son idénticas en todos los sitios, que los productos no se diferencian unos de otros y que el conjunto de factores nacionales es fijo; por otro lado la teoría afirma que la mano de obra especializada y el capital, no se mueven entre las naciones y en realidad nada de esto se cumple de igual manera a nivel internacional. Por otro lado esta teoría es insuficiente para empresas cuyos supuestos tienen muy poco parecido con la competencia real. Se puede decir que una teoría que pasa por alto el papel de la estrategia de la empresa, como mejorar la tecnología o diferenciar los productos; deja pocas salidas a las empresas, ya que a mayor tecnología mayores pueden ser los productos sustitutos y mayores los diferentes bienes que se pueden ofrecer en el mercado.
7.- Teoría marxista sobre el comercio internacional.
El hablar sobre el origen del comercio podría llegar a implicar un gran debate, sobre todo si se plantea a la teoría de Carlos Marx como principal precursor, o primer vocero sobre comercio y sobre todo si se trata de comercio internacional, sin embargo es indudable y hasta inevitable negar que el surgimiento del comercio exterior llega a constituir uno de los temas de mayor importancia con la aparición del capitalismo. Con el nacimiento de nuevas formas de vida burguesa que ya existían revestidas bajo otras, y con la nueva manera de ver a la economía se da nombre a lo que hoy conocemos como capitalismo; el que tiene como objetivo representar a las clases sociales más altas así como su forma de vida. Al aparecer el capitalismo aparecen también nuevas preocupaciones y de alguna manera solo se piensa en la forma de crecer y progresar bajo ciertos métodos que Marx estudió. Y uno de ellos es precisamente el libre comercio.
En ese tiempo en que escribió Marx el capitalismo había brotado en Inglaterra; esta nueva forma de ver a la economía apareció durante el siglo XVIII, y con el brote del capitalismo se dio un mayor desarrollo sobre todo en la maquinaria y en el transporte de vapor lo cual permitió un mayor auge a la producción industrial. La posición dominante en esa época fue evidentemente la burguesía inglesa, la cual se encontraba asegurada por un sistema de aranceles proteccionistas, independientemente de las constantes guerras que tenía con algunos países por ganar mercados. Sin embargo para 1820, esa misma clase capitalista comienza a inclinarse por el libre comercio, ya que la burguesía industrial cada día lograba vencer a sus competidores en otros países y el sistema inglés de aranceles proteccionistas dejó de ser una ayuda convirtiéndose en algo perjudicial porque los impuestos sobre las materias primas elevaban el precio de las mercancías que las fábricas inglesas producían. Bajo esta situación la teoría marxista explica que a pesar de ser el libre comercio una estrategia capitalista, sí existen motivos para que la clase obrera apoye a ésta y no al proteccionismo y la razón es que de alguna manera el libre comercio permite un mayor desarrollo del propio capitalismo y con este mayor desarrollo se favorece también el crecimiento de la clase obrera. Se puede decir de manera resumida que para Marx, un libre comercio era igual a una revolución social y sólo habiendo una revolución de este tipo la existencia del capitalismo se vería tambaleante9. Sin embargo la no implantación de barreras arancelarias no significaba la abolición de la explotación obrera, sino por el contrario las diferencias entre explotadores y explotados seguían siendo las mismas. Bajo estos planteamientos es evidente que Marx no estaba a favor del libre comercio en su totalidad pero tampoco del proteccionismo, ya que lo consideraba como “un medio artificial para fabricar fabricantes, para expropiar a los trabajadores independientes, para capitalizar los medios nacionales de producción y de subsistencia y para acortar a la fuerza la transición del sistema medieval al sistema moderno de producción.
Es importante aclarar que a pesar de sus planteamientos, ésta teoría reconoce que así como el libre cambio tiene puntos que pueden ser benéficos a la larga para el crecimiento del obrero, también considera que del proteccionismo es posible sacar otros puntos benéficos dependiendo de la circunstancia de cada país. Un ejemplo claro sobre los beneficios del proteccionismo lo fue Alemania, quien se vio en la necesidad de desarrollar de manera rápida su industria, creando un mercado interno respaldado por la unión aduanera ello finalmente le permitió convertirse en un país industrial dejando de ser agrícola, de esta manera este proteccionismo favorece que Alemania llegue a competir a la par con el mercado inglés empleando mayor maquinaria de vapor en la industria y en la locomoción que cualquier otro país de Europa.

Pero a pesar de estos beneficios aparentes entre ambas formas de comercio, Marx se declaró a favor del libre cambio, aun sabiendo que este podría llegar a agravar los males que sufrían los trabajadores, sin embargo consideraba esta forma de comercio, como una alternativa para que se diera una mayor capacidad productiva del vapor, la electricidad y un incremento en el aprovechamiento de las máquinas. Finalmente, para Marx lo más importante que se obtendría del libre comercio sería una revolución capaz de liberar a las fuerzas productivas sociales del capitalismo, inducir a una liberación de la población y acabar con la esclavitud asalariada. Al estudiar la teoría Marxista puede quedar más que claro a primera vista que Marx se proclama en contra del capitalismo, sin embargo es importante aclarar que sí estuvo en contra del capitalismo y de todas las consecuencias que pudiera traer; pero nunca estuvo en contra del desarrollo del mismo porque era la única manera de acelerar el crecimiento de la clase obrera. Crecimiento que hoy en día sigue en pausa a pesar del gran desarrollo del sistema capitalista; mas bien es necesario cuestionar si con dicho desarrollo realmente pudo existir un mejoramiento para la clase trabajadora o sólo quedó como un simple supuesto marxista. Otra de las cuestionables afirmaciones que ésta teoría hace al libre comercio es que considera que al existir el libre cambio, la oferta excede a la demanda, lo que provoca que los mercados sean incapaces de absorber la totalidad de sus mercancías y genera un ciclo constante de: prosperidad – saturación – crisis – pánico – depresión, y finalmente la reactivación gradual del comercio. Esto en lugar de inducir a un mejoramiento aparente, trae una nueva sobreproducción y crisis. Respecto a esto, el tomar como verdadera esta afirmación marxista significaría afirmar también que el libre comercio es el causante de las crisis económicas de las naciones, cosa que en la realidad no es cierta. Sabemos que las causas de crisis pueden ser diversas dependiendo de la situación social, económica y hasta política en que se encuentre cada país.

Probablemente sea importante mencionar que al aceptar el libre cambio, de alguna manera Marx supuso que el capitalismo se desarrollaría de manera más rápida provocando un crecimiento en la clase obrera, que acabaría así con la miseria, la división de clases, la esclavitud salarial, etc, y con todo aquello que pudiera perjudicar a la población trabajadora, hasta llegar a la propia destrucción del sistema capitalista. Sin embargo es verdad que con el paso del los siglos existió un mayor desarrollo del capitalismo, pero el libre comercio aun no ha sido causa de abolición de los problemas que dañan a la clase obrera y mucho menos de la propia destrucción del sistema capitalista. Finalmente para la teoría de Marx cualquiera de las dos posturas que se toma, ya sea el libre cambio o el proteccionismo, lleva a la misma explotación del trabajador. Si se adopta el libre cambio los problemas de explotación seguirían existiendo con el riesgo de agravarse más, pero con la esperanza de inducir a una revolución social; mientras que con la permanencia del proteccionismo se tiene lo que Engels llamaba “fabricar artificialmente fabricantes, es decir fabricar artificialmente obreros asalariados los cuales aparentemente no tienen más alternativa que trabajar de manera exhaustiva sin la esperanza de un cambio en el futuro. A pesar de que Marx consideraba al comercio exterior como una alternativa de crecimiento, también pensaba que dicho comercio representaba una forma de explotación al trabajo y al trabajador que a la larga traería graves consecuencias para el obrero quien finalmente, es el que hace del sistema capitalista una realidad, por lo menos en ese tiempo. Y de hecho hoy en día nos encontramos bajo uno de los resultados mas perjudiciales pero inevitable, producto del mismo sistema y si se considera al sistema capitalista como un todo, se puede decir entonces que sí existe solución para dicho problema, siempre y cuando el mismo sistema permita o de una. Después de haber entrado el libre comercio en acción como una herramienta más del capitalismo, Marx se dió a la tarea de analizar sus diversos efectos. Uno de los análisis que realizó fue el relacionado con el capital comercia. Para Marx el capital mercantil o comercial se encuentra representado de dos maneras: El capital -mercancías de comercio. El capital-dinero de comercio.

Para explicar lo que es el capital-mercancías del comercio, Marx comienza diciendo que el capital total de la sociedad de alguna manera siempre se encuentra en el mercado como una mercancía más, que en algún momento se transformará en dinero o en mercancía.

8.-Teorías sobre el origen del intercambio desigual
Como consecuencia del comercio, existen diferencias marcadas sobre los medios y recursos con que cuenta cada país para producir un bien o un número determinado de bienes. Así mismo estas diferencias operan en la forma de producir de cada país y al haber este tipo de diferencias, en cuanto a recursos naturales, capital, tecnología, etc, habrá diferente contenido de valor en cada bien producido, lo que hace que algunos bienes al ser importados o exportados lleven más o menos valor en sí mismos. Así se provoca un intercambio inequitativo entre países, a este tipo de transacción se le conoce como la teoría del Intercambio desigual. Se puede decir que este intercambio desigual, ha tenido como punto característico el saqueo (por supuesto que de manera amable) de más valor del usual en cada producto. Los términos de intercambio (que es la relación entre valor unitario de las exportaciones de los países subdesarrollados y el valor unitario medio de sus importaciones) cada día son más desfavorables para las economías en desarrollo. Si se considera que un país en desarrollo exporta en su mayoría materias primas; mientras que los países desarrollados exportan a estos países productos manufacturados, ello hace una evidente desventaja en el intercambio ya que el precio de las materias primas cada vez se desvaloriza más, mientras que el precio de los productos terminados se incrementa constantemente. Por otra parte se tienen aranceles que los países desarrollados imponen a la entrada, lo que hace aun más difícil el intercambio equitativo, no permitiendo la competencia igualitaria de los países del tercer mundo con el primer mundo. El porqué existe un intercambio desigual ha sido una pregunta sin una única respuesta, ya que existen diferentes teorías del porqué de las tendencias asimétricas de este comercio, mismas que se podrían considerar no justificables si se toma en cuenta que el objetivo original del comercio es satisfacer de manera igualitaria las necesidades de cada país por medio del intercambio de productos.

Desde este punto de vista existen dos teóricos que hacen dos tipos de planteamientos diferentes, pero interesantes, además de cuestionables, sobre el porqué del surgimiento del intercambio desigual. El primero es Arghiri Emmanuel, quien trata de demostrar que el intercambio desigual aparece no por la diferencia en el tipo de producto; es decir él argumenta que las diferencias de valor contenido en cada bien producido, no son las que ocasionan un intercambio inequitativo, sino que este intercambio desigual depende del tipo de país que exporta, ya que la diferencia entre la relación de precios esta determinada por el lugar de procedencia de cada producto. El mismo Emmanuel cita un ejemplo: “la industria textil era uno de los pilares de la riqueza de los países industriales….. pero desde que se convirtió en la especialización de los países pobres, sus precios alcanzan apenas a procurar un salario de miseria a los obreros que los producen y una utilidad media al capital en ella invertido, aunque la técnica empleada sea la más moderna”. Es decir que este intercambio desigual sólo se dará dependiendo del país y aunque este adopte un tipo de producción, estará condenado a recibir menos en sus importaciones y siempre dará más en sus exportaciones involuntariamente, esto debido a las diferencias en salarios entre países. Para Emmanuel existen dos tipos de intercambio desigual: El intercambio desigual en sentido amplio: éste se lleva a cabo entre países que tienen una composición orgánica de capital diferente, pero con el mismo nivel de precios. El Intercambio desigual en sentido estricto: en este caso existe una tasa media de ganancia mundial y tasas de plusvalor diferentes debido a las diferencias salariales. De manera resumida Emmanuel plantea que la diferencia salarial trae como consecuencia un intercambio desigual ya que los obreros de los países desarrollados siempre tratarán de obtener mayores salarios contribuyendo de esta manera a la mayor explotación del tercer mundo. Para Emmanuel el salario es considerado como una variable independiente pero si fuera así, no tendría tanta influencia sobre el intercambio entre países. Para que exista una influencia de esta magnitud es necesario que una variable como lo es el salario sea dependiente para poder mover de manera directa e indirecta todas las otras variables que se encuentran en torno al comercio entre países, pero finalmente el salario es sólo uno de los determinantes de la tasa de plusvalor.

Si el planteamiento de Emmanuel fuera realmente cierto se podría acabar de manera rápida con el intercambio desigual y con sólo igualar un poco las tasas salariales entre países se solucionaría el problema, claro que en la realidad sería un poco difícil igualarlas, pero definitivamente sería más fácil tratar de igualar diferencias salariales que diferencias en el intercambio de productos tan marcadas por otra serie de factores, como es la tecnología pues existen años de atraso tecnológico severamente marcados y difíciles de superar bajo el sistema económico capitalista. Finalmente sin hacer grandes estudios se puede ver que el salario depende del valor de las mercancías, que de alguna manera representan los medios que se necesitan para subsistir, pero dicho valor depende también de la cantidad de trabajo que se aplica a cada bien; finalmente esta cantidad dependerá del nivel de infraestructura, es decir de la tecnología con que se cuente para producir las mercancías. Entonces se puede decir que el intercambio desigual, sí implica mayor valor en unas mercancías que en otras, diferencia que hoy en día se encuentra marcada por la diferencia tecnológica innegable entre países. El segundo planteamiento sobre el intercambio desigual lo hace Ruy Mauro Marini. Para él, dicho intercambio surge en primera instancia del aumento en la productividad que a su vez se convierte en una forma de mayor explotación para el trabajador, pues permite de esta manera crear más productos en el mismo tiempo pero con menor valor, esto ayuda esto a disminuir el valor unitario de su mercancía, y lleva a un aumento de plusvalía, superior a la de sus competidores. Por lo tanto los dos primeros elementos determinantes para que se de el intercambio desigual según Marini son: • El aumento en la productividad. El incremento del trabajo, convirtiéndose en un grado de explotación mayor.

Es verdad, que al crear más mercancías en menos tiempo se da la existencia de una mayor productividad. Se considera que hoy en día existen países capitalistas con un gran avance tecnológico que ha desplazado a la mano de obra, es decir, que la tecnología implica mayor productividad y cada producto lleva en si mismo menos valor, porque se está produciendo más en el mismo o menor tiempo, pero no necesariamente por la intervención exhaustiva de mano de obra.
Marini menciona una tercera causa por la cual se da el intercambio desigual y dice “ las transacciones entre naciones que intercambian distintas clases de mercancías, como manufacturas y materias primas hace que unas produzcan bienes que las demás no producen, o no lo puedan hacer con la misma facilidad, permite que las primeras eludan la ley del valor, es decir, que vendan sus productos a precios superiores a su valor, configurando así un intercambio desigual. A esta afirmación se le pueden hacer varios comentarios, en primer lugar al hablar de producción de bienes que los demás no producen se está afirmando de manera indirecta que existe una especialización y ésta no necesariamente implica contribuir a un intercambio desigual. Si se plantea desde la teoría de David Ricardo, se tiene que la especialización llega a ser benéfica si se adquieren productos que otros no producen facilitando el intercambio de mercancías necesarias para cubrir las necesidades del ser humano. Si un país produce pan, pero no cuenta con los recursos necesarios para producir leche, lo más practico sería intercambiar el pan con algún otro país que sí produzca leche; al quedar cubiertas las necesidades de ambos países no necesariamente se está incurriendo a un intercambio desigual por que se están satisfaciendo las necesidades de ambos países, y ambos están obteniendo el mismo beneficio sin ventaja alguna. Si la producción del pan lleva en sí misma mayor trabajo o mayor valor que la leche finalmente queda compensado el intercambio por el simple hecho de haber recibido la segunda a cambio y cubierto de momento una necesidad que por sí misma no se hubiera podido cubrir. A esto no se le llama intercambio desigual, sino intercambio de necesidades que finalmente quedan satisfechas de manera mutua. Teorías del comercio internacional Se han propuesto diversos modelos para predecir aquellos patrones de comercio y analizar los efectos de las políticas comerciales como los aranceles.

Modelo Ricardiano
Este modelo se centra en la ventaja comparativa y es probablemente el concepto más importante en la teoría del comercio internacional. En el modelo Ricardiano, los países se especializan en producir lo que mejor hacen. A diferencia de otros modelos, predice que los países se especializarán completamente en lugar de producir una amplia gama de mercancías. No considera las dotaciones de factores, como las cantidades relativas de trabajo y capital disponibles en un país. Muchas veces no está lo suficientemente fundamentado, por lo que recibe críticas. Este modelo es el menos aceptado en el mundo por sus incoherencias y afanes de capitalizar aquellos países desarrollados y desacreditar los países en vías de desarrollo.

Modelo de Heckscher-Ohlin
El modelo de Heckscher-Ohlin fue creado como una alternativa al modelo Ricardiano de ventaja comparativa. A pesar su mayor complejidad no ha probado mayor precisión en sus predicciones. Aun así, desde un punto de vista teórico brinda una elegante solución incorporando el mecanismo neoclásico de precios en la teoría del comercio internacional.
La teoría dice que el patrón de comercio internacional está determinado por diferencias en las dotaciones de trabajo. Predice que los países exportarán aquellos bienes que hacen uso intensivo de los factores abundantes localmente e importarán bienes que hacen uso intensivo de los factores que son localmente escasos. Wassily Leontief realizó una comprobación empírica de este modelo y descubrió que los Estados Unidos exportaban bienes labor-intensivos a pesar de tener abundante capital. Esta contradicción se conoce como la Paradoja de Leontief.

Modelo de factores específicos
En este modelo es posible la movilidad del trabajo entre industrias, mientras que el capital asignado a cada industria es fijo en el corto plazo. El nombre de factores específicos se refiere a que en el corto plazo los factores específicos de producción, como el capital físico, no son fácilmente transferibles entre industrias. La teoría sugiere que si hay un incremento en el precio de un bien, los propietarios del factor de producción específico a ese bien tendrán mayores ganancias en términos reales. Este modelo es bueno para entender la distribución de las ganancias pero inadecuado para explicar el patrón de comercio.

Modelo gravitacional
El Modelo gravitacional del comercio presenta un análisis más empírico de los patrones de comercio que los modelos más teóricos citados anteriormente. El modelo gravitacional, en su forma básica, predice el comercio basándose en la distancia entre países y la interacción del tamaño de sus economías. El modelo imita la Ley de Gravedad de Newton que también considera la distancia y el tamaño físico entre dos objetos. Este modelo ha sido empíricamente comprobado mediante el análisis econométrico. Otros factores como el nivel de ingreso, las relaciones diplomáticas entre países, y las políticas comerciales son incluidos en versiones ampliadas del modelo

Comercio Internacional y Globalización.
La globalización, ventajas e inconvenientes
El triunfo internacional del sistema de libre comercio está generando una reacción crítica que se aglutina como movimiento anti-globalización. Los críticos de la globalización consideran que aunque este fenómeno esté resultando favorable para la prosperidad económica es definitivamente contrario a los objetivos de equidad social. La protesta que se manifiesta en enfrentamientos contra los organismos internacionales, FMI, OMC y otros, es de hecho una reacción contra el excesivo triunfalismo del liberalismo económico que debe ser tenida muy en cuenta. La voz de las ONG y otros participantes del movimiento anti-globalización está teniendo un eco en el interior de estos organismos internacionales que cada vez están mostrando una mayor conciencia de la necesidad de afrontar los problemas sociales globales a la vez y con el mismo interés que los financieros.
Para juzgar las ventajas y los inconvenientes de la globalización es necesario distinguir entre las diversas formas que adopta ésta. Algunas formas pueden conducir a resultados positivos y otras a resultados negativos. El fenómeno de la globalización engloba al libre comercio internacional, al movimiento de capitales a corto plazo, a la inversión extranjera directa, a los fenómenos migratorios, al desarrollo de las tecnologías de la comunicación y a su efecto cultural.
Por ejemplo, la liberalización de los movimientos de capital a corto plazo sin que haya mecanismos compensatorios que prevengan y corrijan las presiones especulativas, ha provocado ya graves crisis en diversas regiones de desarrollo medio: sudeste asiático, México, Turquía, Argentina… Estas crisis han generado una gran hostilidad a la globalización en las zonas afectadas. Sin embargo sería absurdo renegar de los flujos internacionales del capital que son imprescindibles para el desarrollo.

En general, tal y como se ha argumentado en epígrafes anteriores de este tema, el comercio internacional es positivo para el progreso económico de todos y para los objetivos sociales de eliminación de la pobreza y la marginación social. Sin embargo, la liberalización comercial, aunque beneficiosa para el conjunto del país afectado, provoca crisis en algunos sectores que requiere la intervención del estado. Si se quiere que los avances de la globalización sean mejoramientos paretianos, es decir, sin que disminuya el bienestar de nadie, es necesaria la intervención de los gobiernos y los organismos internacionales redistribuyendo los beneficios y compensando a los perjudicados.
En cualquier caso, aunque el progreso global facilite la consecución a largo plazo de objetivos sociales, la especial gravedad de algunos problemas requiere una actuación decidida, sin esperas.
Por otra parte, es posible que los críticos anti-globalización no sean conscientes de los efectos sociales positivos de ésta. Consideremos por ejemplo el efecto que está teniendo la globalización cultural, el turismo y los movimientos migratorios sobre el papel de la mujer y los derechos de los niños en las sociedades más tradicionales.
Una crítica que suele plantearse en los países avanzados es que la globalización reduce los salarios reales y provoca la pérdida de puestos de trabajo. Los críticos sostienen que la oleada de productos que requieren mucha mano de obra generados en países en desarrollo de salarios bajos destruye el empleo en los países industriales. Este argumento se suele utilizar para restringir las importaciones de los países en desarrollo. En realidad el tema es bastante más complejo. En las últimas décadas, primero un grupo de países y luego otro han comenzado a abrir su economía y a beneficiarse del comercio. A medida que estos países prosperan, sus salarios reales aumentan, y dejan de ser competitivos en una producción que requiere un uso intensivo de mano de obra. No sólo dejan de ser una amenaza para los trabajadores de los países industriales sino que además se convierten ellos mismos en importadores de bienes que requieren mucha mano de obra. Este proceso se observó en Japón en los años setenta, Asia oriental en los ochenta y China en los noventa.

Los beneficios de la globalización casi siempre superan a los perjuicios, pero hay perjuicios y, para contrarrestarlos, se necesitan instituciones adecuadas. Cuando las empresas de capital extranjero causan contaminación en los países en desarrollo, la solución no es impedir la inversión extranjera o cerrar esas empresas, sino diseñar soluciones puntuales y sobre todo organizar la sociedad, con ministerios, normas medioambientales y un aparato judicial eficaz que las imponga.

El reforzamiento de las instituciones debe producirse también a nivel internacional. El FMI debe diseñar medidas de previsión y control de los perjuicios causados por los movimientos espasmódicos de capital a corto plazo. Además, deben actuar de forma más coherente. Por ejemplo, si la OMC fomenta el libre comercio, no debe aceptar barreras comerciales justificadas por razones sociales. La lucha contra el trabajo infantil, por ejemplo, no debe basarse en represalias comerciales sino en un mayor intervencionismo de la Organización Internacional del Trabajo o la Organización Internacional de la Salud.