Category Archive ETICA

Poradmin

RESPONSABILIDAD SOCIAL

La responsabilidad social de la empresa es una combinación de aspectos legales, éticos, morales y ambientales, y es una decisión voluntaria, no impuesta, aunque exista cierta normatividad frente al tema.

En el siglo XXI las empresas se han convertido en un factor de cambio e influencia social. Lo que las compañías hacen o dejan de hacer afecta de manera significativa a su entorno y a su ámbito más directo, sus propios empleados y trabajadores. Fue en la época de los sesenta cuando las empresas fueron puestas en el banquillo. En diversos países, principalmente Estados Unidos, Francia y Japón, el papel de las compañías fue criticado y se les acuso de que no solo no contribuía al avance de la sociedad, sino que lo detenían por su afán desmedido de lucro.

La responsabilidad social se dividió a partir de entonces en dos grandes corrientes. La primera señalaba que la empresa tenía que ser altruista, que era importante que se contara con recursos que pudiesen ser distribuidos con generosidad entre los sectores más desfavorecidos de la comunidad. La segunda tendencia no interpretaba la responsabilidad como discrecional generosidad, sino como obligación y responsabilidad primordial de las organizaciones.

Altruismo o discrecional generosidad han sido dos formas de ver la responsabilidad social; sin embargo, el significado de responder ante la sociedad no es solo filantropía o un acto de caridad, sino cuestión de principios y compromisos como empresa y como empresarios.

La empresa es una institución fundamental de la vida económica y social en la que se integran los que aportan su espíritu emprendedor (empresarios), los que aportan su capacidad directiva, los que aportan tecnología y los que aportan trabajo cooperativo.

La empresa tiene objetivos económicos y sociales, externos e internos:
1. El objetivo económico externo es producir bienes y servicios que satisfagan necesidades de la sociedad.
2. El objetivo económico interno es generar el máximo valor agregado y distribuirlo equitativamente entre sus integrantes.
3. El objetivo social externo es contribuir al desarrollo integral de la sociedad a la que sirve.
4. El objetivo social interno es contribuir al pleno desarrollo de sus integrantes, propiciando tanto su bienestar como su desarrollo humano.

Los objetivos económicos y sociales, tanto internos como externos, están inseparablemente unidos, por lo que la empresa debe buscar integrarlos armónicamente a su quehacer. Así asegurara su existencia, aumentara su productividad y permitirá el desarrollo humano de sus integrantes.

La esencia de la empresa no es explotar, engañar o especular sino comprometerse con sus objetivos económicos y sociales para lograr un elevado sentido de responsabilidad social y humana. La responsabilidad social es lograr ambos propósitos y conjugarlos de manera independiente. De acuerdo con la forma en que se interprete esta relación se manifestara una diferente posición en cuanto a la responsabilidad social del negocio.

Poradmin

ÉTICA EN LOS NEGOCIOS NACIONALES

 

La ética y las organizaciones
Hoy en día han cambiado radicalmente las condiciones de mercado que prevalecían relativamente estables en el siglo pasado, tiempo en que surgieron la mayoría de las organizaciones que actualmente operan en nuestro país.

Los países entrarón en la era de la globalización y, con ello, se abrieron las puertas a grandes competidores que se han posicionado de manera significativa en los diversos sectores productivos. Este nuevo entorno encierra grandes retos y valiosas oportunidades de negocio que podemos capitalizar a nuestro favor, en las que podamos invertir nuestra experiencia, capacidad tecnológica y disposición para realizar mejor nuestro trabajo. Si entendemos esta nueva dinámica o nos adaptamos a ella, nos será más fácil aprovechar las condiciones de mercado y obtener beneficios.

No obstante, para que todo esto suceda, es necesario que indicadores como productividad, eficiencia y competitividad, se apoyen en una serie de principios y valores éticos, de tal manera que la empresa y sus integrantes puedan alcanzar un desarrollo integral basado en una conducta ética sustentada en una responsabilidad individual.

Por tal razón, resulta imprescindible que nuestras organizaciones desarrollen programas encaminados a vivir valores éticos y extenderlos a sus hogares, con el fin de que los beneficios no sólo alcancen a la organización y colaborador, sino también a la familia, que es donde se gesta y desarrolla la práctica de buenas costumbres y moral personal.

Para alcanzar el logro de los objetivos de la empresa que se plantea como necesario y deseable que adquieran valores humanos con nivel de virtudes, es decir, valores éticos o morales, que perfeccionen los criterios personales y de grupo y rectifican y fortalecen la voluntad para mantener una conducta honesta y un comportamiento íntegro que se conviertan en un valor agregado a los servicios y productos que ofrecen las empresas.

Las organizaciones deben proponer a todos y cada uno de sus colaboradores que trabajen bajo la convicción en el perfeccionamiento personal, familiar y de equipo, a través de la autoformación de la conciencia ética, lográndolo a través de actos justos, fuertes, moderados y prudentes. La práctica de estas cuatro virtudes finalmente llegarán a integrarse en el servicio, productividad, organización y calidad, respectivamente.

1. La ética en las organizaciones públicas
Se refiere a una serie de posturas y normas que adopta una institución pública. La importancia de dichas posturas éticas adoptadas por las instituciones públicas radica en el hecho de que afectan e influyen de una u otra manera en las personas que entran en contacto con estas instituciones día a día. Esto quiere decir que algunas de las posturas éticas adoptadas por las instituciones públicas se verán reflejadas en nuestra sociedad y en la vida cotidiana.
Es por esto que las instituciones públicas a la hora de determinar que posturas adoptaran deben de ser sumamente cuidadosas y responsabilizarse puesto que afectaran a un gran número de personas.
Un claro ejemplo de este tema sería en una institución pública educativa. En este caso una escuela primaria, puesto que se sabe de antemano que los niños tienden a imitar el comportamiento de los adultos.
En este caso la postura ética que debe de adoptar el personal docente de dicha institución debe ser aquella que fomente el desarrollo integral, académico y social de los estudiantes. Dicho personal deberá comportarse de manera acorde a la ética adoptada y de esta manera estará erradicando con el ejemplo. Por consiguiente los alumnos que serán influenciados por dicha postura ética se desarrollaran con una ética similar a aquella adoptada por la institución pública afectado de una manera directa a la sociedad en común.
Hay algunas posturas éticas que todas las instituciones públicas deben de tener como son:
Equidad: Esta se refiere a que las instituciones públicas le deben dar el mismo trato a todas las personas sin importar su genero, color de piel, religión, etc.
Respeto: Se refiere a que las instituciones públicas deben tomar en cuenta, apreciar y valor los derechos y cualidades de las personas.
Honestidad: Se refiere a que las instituciones públicas le deben de dar un trato justo a las personas que entren en contacto con la institución pública sin abusar de estas.
Responsabilidad: Se refiere a que las instituciones públicas deben de comprometerse a que sus servicios sean los adecuados.

La ética en las organizaciones privadas
Los actos de las empresas y de los individuos que hacen parte de ellas, repercuten de manera positiva o negativa en otras empresas, otros individuos u otros procesos
La cuestión ética es de gran relevancia para todo individuo y se extiende al ámbito empresarial. En cada decisión que se tome, estará inmiscuido algo de ética. Trátese de negociaciones con proveedores o con el sindicato, de contrataciones o despidos de empleados, de asignación de responsabilidades o de lanzar una promoción, la ética siempre está presente.
Actualmente, cuando existen más organizaciones que pugnan por la transparencia y con la internet como herramienta de democratización y movilización social, las empresas tienen como uno de sus cimientos la ética corporativa. Bien cita Quirilio Matos a Rinnov Kan, director de uno de los grupos financiero más importantes de Holanda, “Sin valores sólidos estamos coqueteando con el desastre. Con valores sólidos, podemos enfrentar a los mercados internacionales.” Pero, sin duda, hay quienes ponen por encima de la ética y los valores los resultados financieros, pero no se dan cuenta que la ética corporativa puede ser una fuente de ventajas competitivas, ya que por medio de ella se pueden atraer clientes y personal de primer nivel.
A través de la ética se puede acabar con prácticas corruptas que destruyen valor y dañan la economía y la sociedad, si ponderamos más la cultura organizacional, con valores comunes (más que códigos o reglas) que sirvan como sendero de los individuos que conforman las organizaciones podríamos dar mayores componentes éticos a una empresa. Si nos basamos en que el capital humano es uno de los mayores activos empresariales, si no el mayor, y tomamos conciencia que estas personas valen por sí mismas, que se les debe respetar y que no se les puede tratar como un medio sino como un fin, habremos dado el primer paso para fundamentar éticamente las instituciones. Una organización que viva según los cinco valores básicos: igualdad, libertad, dialogo, respeto y solidaridad estará mejor preparada para el futuro.

Poradmin

LA FORMACIÓN INTEGRAL DEL CONTADOR PÚBLICO

Formación científica
• Aplicar los conocimientos científicos de acuerdo a los últimos avances e innovaciones en materia de contabilidad financiera, costos, auditoría, finanzas, etc. Para transferir los conocimientos científicos a los futuros profesionales de la Ciencia Financieras y Contables contribuir a un trabajo sistematizado en la Instituciones Públicas y Privadas, constituyéndose en el órgano de visión de las entidades velando por su salud y equilibrio económico – financiero.
• Actuar con alto nivel de liderazgo en el campo de la asesoría y consultoría empresarial, lo que le permitirá alcanzar niveles de dirección y Asesoramiento en las entidades a las cuales brinda sus servicios.
• El Contador debe ser una persona con una visión muy amplia de la economía globalizada, listo para actuar en un mundo de constantes cambios, de integración, de apertura económica, de competencia, de productividad, calidad total y excelencia profesional.
• Debe estar dotado de una capacidad de trabajo que le permita poder cumplir adecuadamente con las exigencias propias y estar preparado a los cambios previo conocimiento de la realidad económica y social de su comunidad.

Formación humanística
• El Contador Público deberá demostrar una formación humanística, científica, tecnológica que le identifique con una sólida cultura o para responder a las necesidades de la comunidad en su entorno laboral.
• Aprender a aprender para tener una inteligencia múltiple que le permita captar los conocimientos científicos relativos a la especialidad en forma creativa e innovadora.
• Aprender a lo largo de la vida para mantenerse actualizado con pensamiento creativo.
• Ser conocedor de su realidad y de sí mismo para poder entender y responderá los cambios permanentes de su entorno y frente a retos que representa la profesión contable en la sociedad actual que es muy cambiante.
• Ejercer el liderazgo y la gestión de actividades de progreso y desarrollo profesional en su trilogía dimensional, es decir: en lo individual, institucional y social.

Formación personal y social
• Conocer, comprender y explicar la realidad social, económica, política y cultural del país.
• Conocer, comprender y explicar los acontecimientos mundiales, sus proyecciones y repercusiones en el aspecto social, político, económico y cultural.
• Relacionar los antecedentes de la realidad nacional y mundial visualizando la incidencia que estos pudieran tener en las diversas áreas de la contabilidad. Y las funciones propias de contador en las diversas especialidades.
• Debe reunir atributos de carácter y personalidad para atraer hacia si mismo el respeto y la confianza.
• Debe dotarse de un mística profesional de conciencia social y crítica para ayudar a solucionar los problemas nacionales.

Formación profesional
• El egresado es un profesional del más alto nivel formativo integral; y que el ejercicio profesional lo realice con la más alta vocación humanística, científica y tecnológica aplicada a lograr el mayor grado posible de desarrollo económico, social, cultural, de todos y cada uno de los peruanos del país en general, con miras a poder desempeñarse eficiente, eficaz y efectivamente, es decir en forma excelente, como Gerentes, en cada una de las distintas especialidades, para lo que ha sido formado. Es decir debe estar preparado para.
• Analizar, interpretar y evaluar los Estados Financieros
• Planificar, programar y ejecutar trabajos de Auditoría Financiera, Operativa y Tributaria.
• Actuar respetando las normas morales y ética profesional, contribuyendo al desarrollo de la política tributaria.
• Planificar, programar, conducir y controlar los sistemas de información de gestión y situación empresarial, en las empresas privadas, públicas y el sector estatal.
• Asesorar sobre aspectos financieros, económicos, administrativos, tributarios y labores a nivel Gerencial.

Formación investigativa
• Estudiar la realidad contable, para determinar la dinámica de los principios contables, medición de los ingresos, registros, nivel de precios, movimientos de fondos entre otros aspectos para proponer alternativas de solución y reajuste en la contabilidad de las empresas, especialmente finanzas y auditoría, aportando en la formulación y ejecución de proyectos de investigación.
• Estar preparado, tanto para dirigir sus actividades a la investigación, así como mantener una capacitación permanente, acorde con los avances científicos y tecnológicos.

Formación productiva
• Tener capacidad de análisis y determinación en la vida económica de las empresas para velar pos su estabilidad financiera y productiva, actuando con criterio gerencia y a nivel personal y profesional.

Formulación ética
• Actuar como asesor en las empresas que solicitan sus servicios, garantizando un trabajo idóneo y de alta calidad.
• Debe alcanzar una conciencia ética, basada en valores axiológicos con una formación y prospección científica que amplíe su desarrollo integral que conlleva a promover la cultura nacional e internacional.
• Demuestre una personalidad que, basada en la experiencia, la honestidad, criterio lógico, donde mando y facilidad de expresión, le permita participar activamente en el desarrollo de las empresas y bienestar del país.

El perfil profesional
En concordancia con la realidad socio-económica de la región y del país, y la función que debe desempeñar, el perfil profesional se fundamenta en lo siguientes puntos:

Perfil Básico:
 Es una persona con formación humanista, reflexiva y conocedora de su realidad para responder a los cambios permanentes de su entorno personal y frente a los desafíos que presenta su profesión en la sociedad actual.
 Ejerce liderazgo en la gestión de actividades del desarrollo profesional, en lo personal, en lo empresarial y en lo social.
 Es una persona con visión de la economía globalizada, dispuesto para actuar en un mundo cambiante de integración, de apertura económico, de competencia, de productividad y de calidad total.
 Es un profesional dotado de una capacidad de trabajo para cumplir adecuadamente con las exigencias que le impone la realidad empresarial.

Perfil profesional del contador público
La formación profesional del Contador Público debe responder a las exigencias de su campo de acción, el mismo que se conoce como el perfil ocupacional, en el que desempeñará las siguientes actividades:

a) Contador General de empresas e instituciones:
 Organización de sistemas contables para las diferentes empresas del sector privado: Contabilidad Comercial, de Costos, de Servicios, Agropecuaria entidades financieras, cooperativas, y demás instituciones privadas.
 Análisis e interpretación de estados financieros
 Contador especializado en costos industriales, extractivas y servicios.
 Contador del Ejército, Marina, la Aviación y la Policía Nacional.
 Asesor Contable de instituciones educativas del sector público y privado.
 Contador General del sector público nacional a nivel de instituciones y empresas del Estado y de los gobiernos locales.
 Contador General de la nación.
b) Auditor y Perito Contables:
 Auditor independiente en los aspectos financieros, tributarios, y de sistemas.
 Auditor interno de las entidades públicas y privadas.
 Auditor operativa y de administración.
 Perito contable judicial.
c) Administrador de Empresas e Instituciones:
 Ejecutivo de más alto nivel de las entidades empresariales e institucionales del país.
 Gerente financiero de empresas e instituciones.
d) Asesor y consultor de empresas e instituciones:
 Asesor en asuntos de finanzas y economía.
 Asesor laboralista y tributario.
 Consultor ejecutivo de empresas y/o instituciones.
e) Profesorado:
 Docente Universitario en las áreas de contabilidad, administración y economía en las ramas de su competencia.
 Docente de Institutos Tecnológicos y Colegios Comerciales.
f) Investigador en Ciencias Contables:
 Profesional investigador en el campo de las Ciencias Contables y financieras.
 Elaborador de proyectos y planes de investigación de interés nacional, tendientes a dar alternativas de solución a los problemas económico-financiero.
 La contabilidad y la auditoría al ir evolucionando hacen posible relacionar estrechamente su desarrollo con el desarrollo económico y social de los países, generado básicamente por el avance de la ciencia y la tecnología.
 En opinión de autores el perfil puede abordarse a través de los siguientes elementos.
a. Rol Profesional: Analizando el rol de profesional se puede destituir dos dimensiones, las cuales son: una estable permanente y una variable a modificarse.
b. Campo de acción: Puede ser analizado desde distintos puntos de vista, uno que parece apropiado es hacerlo considerando la posición que tiene el contador Público al ejercer su trabajo.
c. Las características y requisitos: tienen relación con el rol permanente y son aquellos que debe reunir en si el profesional. En el caso particular del contador público lo que cambia es la importancia de cada uno de ellos comparado con otros profesionales.
Requisitos:

Relativos a la personalidad
• Seguridad en si mismo
• Capacidad creadora
• Capacidad de comunicación
• Amplitud de criterio
• Capacidad para decidir
Relativos a la habilidad
• Competitivo
• Habilidad para trabajar en equipo
• Independiente
• Critico
Rápidez en las decisiones
El contador público debe tener presente que su actuación profesional conduce a tomar decisiones que repercuten hacia terceros por lo que al emitir sus opiniones debe hacerlo con independencia de criterio y con sólidos conocimientos y valores éticos.

Debemos estar convencidos que el empresario requiere información útil para tomar sus decisiones y control es su gestión y eso implica medidas monetarias físicas y cualitativa.
La toma de decisiones es, sin embargo tan sólo un paso en la planeación aún cuando se haga con rapidez. Es también parte de la vida diaria de cada individuo.

Expresión oral y escrita:
El uso de la terminología contable nos permite expresarnos adecuadamente de tal manera que seamos entendidos de manera precisa y clara en la presentación de nuestros estados financieros.

Liderazgo visionario:
La visión que debe tener los profesionales es imponer criterios, distribuir su trabajo, controlar y supervisar sus labores.
Su preocupación debería estar centrada en crear una imagen como tal, para que le cataloguen como colaborador, orientador, generador de confianza, comunicador, persona que apoya y ayuda, que transmite seguridad.

Dominio de otro idioma
El Contador debe estar capacitado para percibir los procesos de cambio.
Especialmente los países en desarrollo requieren de personas capaces de abrir espacios de acción y obtener beneficios en el extranjero.
Es un hecho que en el futuro cercado, tal vez ahora mismo, quienes no dominen más de dos idioma tampoco podrán obtener un puesto como contador.

Mayor interacción con la informática y las computadoras
El contador debe comenzar por conceptuar y manejar el término informática contable como la ciencia que estudia y evalúa los procedimientos aplicados al diseño, desarrollo, implementación y operación de los sistemas relacionados en la contabilidad en sus fases de registro, control, clasificación, formulación, análisis e interpretación de operaciones de negocio.
Los sistemas informáticos son sin duda la herramienta de trabajo y de negocios más poderosa que existe, ninguna organización o persona pueden prescindir de ello sin grave detrimento en su capacidad competitiva.

Pretender dirigir el área especializada se requiera dominio de tales sistemas, sin embargo incluso para quienes aspiren a dirigir otras áreas de las organizaciones, el conocimiento y la compresión de los sistemas informáticos es requisito indispensable que además ampliara considerablemente el campo.

Estudio y apreciación de diversas culturas:
Es importante en el nivel de desarrollo organizacional tener la profesionalidad necesaria para acompañar los procesos de transformación, de búsqueda incesante de nuevas oportunidades, promover la investigación y el desarrollo de las organizaciones para acompañar y adaptarse a los cambios que el proceso tecnológico conlleva a una conversión.

Tan rápido es el ritmo de las transformaciones y de los cambios que la constante investigación y el desarrollo de nuevas técnicas son la respuesta adecuada a las necesidades de los mercados de los clientes para neutralizar la acción de los competidores y para posibilitar en definitiva la supervivencia.

La formación global del contador
La profesión de Contador Público es imprescindible en el desarrollo actual del mundo de los negocios y puede ser ejercida desde una amplia diversidad de sectores de la economía y en distintas funciones dentro de las organizaciones.
La necesidad de información precisa, la creciente complejidad de las operaciones financieras, la cambiante dinámica de las normas contables e impositivas, el impacto de la globalización de los negocios y la introducción de una amplia gama de sistemas integrados de información contable lo han convertido en un partícipe clave del management.
Esto hace que el contador cuente con numerosas alternativas para el ejercicio profesional, ya sea en el ámbito empresarial como en el ejercicio independiente de la profesión.
Una característica distintiva de nuestra carrera es su enfoque de negocios y la capacitación para su ejercicio en un ámbito internacional y global.
El plan de estudios brinda una sólida formación en la aplicación de herramientas contables, junto con el conocimiento de economía, finanzas, marketing, derecho y recursos humanos, privilegiando la aplicación de la teoría a los casos prácticos y el uso de herramientas tecnológicas.
Los estudios se desarrollan en un ámbito que anticipa los requerimientos reales de la práctica profesional, gracias a la participación de docentes que además de una destacada vocación académica ocupan puestos relevantes en las principales empresas y consultoras del mercado.

Los retos de la profesión en el siglo XXI.

La profesión contable tiene y las universidades tienen que afrontar y deberían considerar en sus planes y programas de estudio para la formación del Contador Público:
• Normas contables de uso global

Existe una vinculación estrecha entre los sistemas contables, de información, las inversiones y los mercados de capital. La globalización es un fenómeno evidente en el mundo de los mercados de capital. El capital irá naturalmente hacia los países y regiones de mayor estabilidad económica y transparencia contable. Una contabilidad adecuada en las empresas y entidades de todos los sectores de cualquier país es la clave para mantener la confianza o bien, reconstruirla para el futuro. Información financiera transparente, dentro de una robusta estructura de control, y una administración ordenada y sana, son una poderosa palanca para restablecer o incrementar el valor crediticio.

La información financiera en los mercados es muy importante para los inversionistas y las personas que toman decisiones. Los inversionistas mejor informados podrán proteger mejor sus intereses, estarán deseosos de invertir su dinero para proporcionar el capital a las compañías tanto nuevas como en expansión y de este modo crecer y contribuir a la estabilidad económica.

Poradmin

ETICA EN EL MUNDO ACTUAL

En los tiempos actuales, el tema del valor se ha vuelto un punto obligado a tratar en los distintos escenarios. No puede hablarse de política, de educación, de comportamiento ciudadano u organizacional, sin caer de inmediato en el campo de los valores. Esto es debido a que cada cierto tiempo las sociedades requieren de una reafirmación y renovación de los valores producto de sus cambios dinámicos y evolutivos.
La controversia sobre lo que es correcto o no en una sociedad existe desde ya hace muchos siglos y al parecer es de nunca acabar. Este nuevo milenio ofrece abundantes oportunidades para las sociedades producto de adelantos tecnológicos, los cuales alteraran el comportamiento del mundo que conocemos en distintas áreas fundamentales.

Etica en un mundo globalizado
Casos que revelan como se lleva a cabo la ética dentro de un mundo globalizado, en Estados Unidos, se ve las repercusiones, desde Wall Street a la Casa Blanca, de los últimos escándalos empresariales.
La lista es larga y en los últimos días, tras una estela de víctimas que incluían a miles de confiados accionistas, la marea amenazante llegó hasta las puertas de la sede de gobierno de Estados Unidos. El punto crucial: un entrecruzamiento de prácticas abusivas, muchas de las cuales son ilegales, pero otras simplemente significan el desprecio de valores éticos fundamentales.
Uno de los primeros en dar la voz de alerta fue el fundador del Instituto para la Etica Global, el profesor norteamericano Rushworth Kidder. A la luz de problemas tan dispares como la catástrofe de Chernobil; el caso del Exxon Valdés, que contaminó las aguas de Alaska, y uno de los primeros escándalos con fondos mutuos en Wall Street, planteó su convencimiento de que sería imposible “sobrevivir en el siglo XXI con la ética del siglo XX”.
Kidder asegura que la globalización es más exigente de lo que parece a primera vista. Para él, con el lanzamiento de la primera bomba atómica, en Hiroshima, en 1945, la perspectiva cambió para siempre. Y en lo que hoy conocemos como la Sociedad de la Información, esta era en que todo se transmite a velocidad electrónica, se agregaron nuevos componentes: capitales que cambian de manos en pocos segundos sin que haya fronteras físicas que valgan; buques tanques gigantescos como el Exxon Valdés; mega-generadoras a base de energía nuclear, como Chernobil, y crecientes conglomerados económicos como Enron, Worldcom o Xerox en Estados Unidos, y Vivendi en Francia.
En Estados Unidos, después de las conmociones recientes, han recuperado fuerza los partidarios del Estado regulador y será difícil no encontrarles la razón. Una tras otras, grandes y prestigiosas corporaciones mostraron las fisuras en sus aparentemente exitosas y muy serias fachadas mediante manejos contables propios del mundo de la llamada “economía informal”.
El primer escándalo fue el de Enron, una pequeña empresa que se agigantó en pocos años, pero cuya debilidad principal fue que sus auditores -Andersen- le dieron el visto bueno permanentemente y por una muy buena razón: además de ser sus auditores eran sus asesores. Después vino la crisis de Worldcom, una gigantesca empresa de comunicaciones que hizo crecer el valor de sus acciones por el simple expediente de hacer figurar sus gastos de operación como inversiones. “Contabilidad creativa”, han sido bautizadas estas operaciones.
Recién amanece sobre el siglo XXI. Queda mucho camino por recorrer. Pero ya los peores temores de Kidder se han cumplido: la falta de escrúpulos (otro nombre para la conciencia ética) está haciendo reventar los titulares de los diarios de todo el mundo. No son sólo problemas del alto mundo de las finanzas. Como siempre ocurre -y ya ocurrió en la crisis de 1929 en Wall Street- la lista de perdedores incluye a millonarios, súpermillonarios y muchos empleados, jubilados y modestas dueñas de casa que creyeron de buena fe que sus ahorros estaban a salvo con tan prestigiosas empresas.

El comportamiento de las sociedades y el nivel de vida que alcancen se ven cada vez más afectadas tanto por el desempeño de las grandes corporaciones como por los programas que surgen de las políticas públicas que lleva a cabo el Estado. En la tarea de lograr el bien común se comienza a discutir la visión tradicional del contrato social, pues ya no sólo sería el Estado sino también las corporaciones las que atenderían problemas de carácter social. Sabemos que no pocas corporaciones obtienen utilidades muy superiores al PIB de muchas economías, su influencia es notable, sea a través de lo que hacen o lo que dejan de hacer. Este escenario plantea la necesidad de la aplicabilidad de normas éticas para aquellos que toman decisiones que tienen un alto impacto en el bien común, ya sea en el contexto privado como en el de las instituciones públicas. La incidencia de las actividades de las grandes corporaciones en las economías donde despliegan sus actividades origina una nueva demanda hacia el comportamiento socialmente responsable tanto para las compañías, como para el gobierno que debe fomentarlo.