Category Archive CONTABILIDAD

Poradmin

ARMONIZACIÓN Y CONVERGENCIA CONTABLE

En los últimos años, se ha producido un profundo proceso de reformas en los sistemas contables de los gobiernos locales europeos. En términos generales, los distintos países han coincidido en la necesidad de introducir el principio del devengo y desarrollar una auténtica contabilidad patrimonial. De este modo, las reformas se han convertido en la primera etapa de un proceso armonizador que por ahora tiene un carácter espontáneo, pero que en el futuro podría adoptar un carácter más formal en el marco de la Unión Europea.
El principal obstáculo que encuentran los organismos reguladores para profundizar en el proceso de armonización se deriva de la propia naturaleza de las CC.LL.. Dado que sus operaciones económicas carecen de dimensión internacional, los usuarios externos de la contabilidad no tienen necesidad de comparar los estados financieros de gobiernos locales que operan en países diferentes y, por tanto, no ejercen presión alguna en favor del proceso de armonización.
En estas condiciones no es fácil convencer a las CC.LL. de las ventajas que conlleva utilizar un sistema contable armonizado en lugar de emplear el suyo propio.
Después de todo, los sistemas contables de los distintos países dan respuesta a unas necesidades de información específicas, que se derivan del entorno económico y social que caracteriza a cada país. Sólo si los entornos fueran similares, o tendieran paulatinamente a serlo, sería posible diseñar un sistema contable común, que todos los países europeos aceptaran como propio. Desde esta perspectiva, la convergencia de los entornos constituye en este caso una condición necesaria para desarrollar el proceso de armonización.
En este sentido, el objetivo fundamental de este trabajo consiste en identificar el patrón de convergencia de los entornos socioeconómicos que caracterizan a las CC.LL. de los países miembros de la Unión Europea. En concreto, el trabajo trata de determinar si se está produciendo una convergencia absoluta hacia un entorno europeo común, o si, por el contrario, la convergencia se está limitando a áreas geográficas concretas, compuestas cada una de ellas por un pequeño grupo de naciones política, económica y culturalmente próximas entre sí. En caso de producirse una convergencia absoluta, será más sencillo avanzar en el proceso armonizador, diseñando un sistema contable único que pueda ser aceptado por todos a corto plazo. En cambio, si la convergencia de entornos se limita a áreas geográficas concretas, será más conveniente comenzar por 4 una armonización regional, que conduzca a medio plazo a un sistema contable común.
Lamentablemente, no ha sido posible analizar en este trabajo todo el elenco de variables que caracterizan al entorno, sencillamente porque muchas de ellas no son cuantificables y otras, aunque pudieran serlo, no son objeto de medición sistemática por parte de ningún organismo internacional. Por ello, fue necesario centrarse en los aspectos económicos del mismo, directamente relacionados con el modelo de administración local que existe en cada país. En concreto, hemos centrado nuestro estudio en tres variables clave: el volumen de recursos per cápita que gestionan los gobiernos locales, su grado de autonomía y su déficit.

Armonización y convergencia del entorno: antecedentes

El papel que desempeña el entorno como causante de las diferencias que existen entre los distintos sistemas contables ha sido analizado con bastante asiduidad dentro de la Contabilidad Internacional, aunque más en el ámbito de la contabilidad empresarial que en el de la contabilidad pública. El enfoque deductivo consiste en identificar los principales factores del entorno y relacionarlos con el modo en que los sistemas contables han ido desarrollándose en los distintos países. Por su parte, los trabajos que adoptan un enfoque inductivo utilizan metodologías empíricas para contrastar si existe o no una relación directa entre los 5 factores del entorno y las características distintivas de los sistemas contables de las naciones.
Con independencia del enfoque adoptado, ninguno de los trabajos pone en duda la importancia del entorno como determinante de la diversidad contable. Es más, el entorno no sólo condiciona el modo en que se produce la información, sino también el modo en que ésta se interpreta1. En cierto modo, la relación que liga a la convergencia del entorno y la armonización no es más que el corolario de los resultados presentados en todos estos trabajos. Si el entorno explica las diferencias que existen entre los sistemas contables, la convergencia del entorno facilitará la armonización y la velocidad de la convergencia determinará el ritmo del proceso. El problema fundamental al que nos enfrentamos no es por tanto teórico, sino más bien operativo. Analizar la convergencia del entorno obliga a disponer de información periódica de todas las variables políticas, culturales, sociales y económicas que están relacionadas con él.
Dado que este ejercicio es prácticamente imposible, porque algunas variables no pueden ser cuantificadas o, simplemente, porque no existe organismo alguno que ofrezca datos periódicos sobre ellas, decidimos centrarnos en los aspectos económicos del entorno y, en concreto, en aquellos directamente relacionados con las necesidades de información para la gestión de los usuarios internos de la contabilidad
Los indicadores seleccionados fueron finalmente tres: el gasto per cápita de los gobiernos locales, su grado de autonomía -transferencias/ingresos totales-, y su déficit –ingresos totales/gastos totales -.
El gasto per cápita explica en buena medida el grado de complejidad de la gestión de un ente local, de forma que cuanto menores son los recursos disponibles, más sencilla es la gestión y menor el volumen de información necesaria para llevarla a cabo.
Así pues, en la medida en que este ratio tienda a converger, es lógico pensar que las soluciones o las estrategias de gestión apropiadas serán más similares entre sí y será más fácil iniciar el proceso de armonización.
Por otra parte, el hecho de que un gobierno local tenga mayor o menor autonomía financiera condiciona el grado de control que el gobierno central ejerce sobre él.
Dado que, por las razones expuestas, los usuarios externos de la información contable pública no participan activamente en el proceso de armonización, decidimos centrarnos en las variables del entorno directamente relacionadas con los usuarios internos.
1. Las corporaciones locales y, por lo tanto, influye en los objetivos de la información contable pública. No en vano, en la medida en que crece la autonomía de los gobiernos locales, aumenta la responsabilidad directa ante los ciudadanos y la preocupación por dotarse de un adecuado sistema de información que permita la toma de decisiones de gestión.
2. Muestra de ello es la desigual orientación que han seguido las reformas contables en los países nórdicos. Así, mientras que en Suecia y Finlandia las reformas contables han respondido a la necesidad de mejorar la eficiencia y la eficacia en la gestión, en Noruega las reformas han ido orientadas a satisfacer la demanda del gobierno central de un mayor control sobre las finanzas locales. Monsen y Näsi [1996] atribuyen esta circunstancia a que los gobiernos locales finlandeses y suecos han gozado históricamente de mayor autonomía financiera que los noruegos.
3. Por ello, en la medida en que el grado de autonomía tienda a converger, los objetivos de la información contable pública tenderán a aproximarse y será más sencillo diseñar un sistema contable único que satisfaga al conjunto de países que forman parte de la Unión Europea.
4. Por último, la tercera variable del entorno que hemos analizado en este trabajo es el déficit de los gobiernos locales. La relación de esta variable con las prácticas de gestión ha sido analizada con relativa frecuencia en el ámbito de la contabilidad pública.
5. Algunos trabajos sugieren que cuanto mayor es la conciencia social acerca de la necesidad de reducir el déficit y el endeudamiento, más propenso es el gobierno local a adoptar estrategias de gestión que permitan asignar eficientemente los recursos [Lüder, 1994]. Obviamente, para llevar a la práctica estas estrategias, que forman parte del denominado New Public Management, es necesario reorientar el sistema de información contable, dotándolo de una mayor utilidad para la toma de decisiones de gestión.
6. Por tanto, en la medida en que la reducción del déficit vaya constituyendo un objetivo de gestión común para el conjunto de gobiernos locales europeos, el diseño de los sistemas de contables evolucionará en la misma dirección. En este sentido, hemos querido contrastar si el déficit de las CC.LL. con mayor tendencia al endeudamiento ha ido convergiendo con el paso del tiempo hacia el de aquellas que, desde siempre, han sentido la necesidad de ajustar sus gastos a los recursos disponibles.

¿Existe convergencia de entornos en Europa?

Para analizar si los entornos tienden o no a converger en Europa, hemos aplicado las técnicas descritas en el apartado anterior a las tres variables representativas del entorno: el gasto per cápita de las CC.LL., su grado de autonomía y su déficit.

Gasto per cápita

El gasto per cápita es un indicador del grado de complejidad de la actuación de los gobiernos locales, que depende entre otros aspectos del nivel de competencias que asumen y de la riqueza relativa de la nación en la que desarrollan su actividad. Si los países convergen en términos de este indicador, es más fácil que las necesidades de información de los gobiernos locales tiendan a converger y, por tanto, más sencillo que 12 estén dispuestos a asumir un sistema contable único.
El proceso de la armonización contable se inició en la década de los años 20, por la necesidad de financiar la reconstrucción inherente a la primera posguerra mundial del siglo XX. Como consecuencia, el mercado de valores de los Estados Unidos de Norte América, experimentó un considerable auge, lo que originó una apremiante demanda de información financiera, que en ese entonces se preparaba con prácticas contables arraigadas que se conocían como Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (PCGA).
En la década de los años 30, la Securities And Exchange Comission (SEC), organismo cuasi judicial de la administración estadounidense y la American Accounting Association (AAA) asumieron la responsabilidad de desarrollar normas contables. Al elaborar los PCGA, la profesión contable no sólo llevó a cabo un servicio público esencial, sino que además satisfizo sus propios intereses de superación profesional. Durante 1933 y 1934, el objetivo de la SEC fue garantizar al inversor el disponer de información financiera preparada con practicas contables adecuadas, la SEC tuvo capacidad y autoridad normativa en temas de contabilidad. La SEC estableció la obligación de presentar ante ella estados financieros auditados. Al mismo tiempo desaprobó presentaciones contables y aplicó medidas disciplinarias a los auditores que no supieron calificar o emitieron opiniones limpias sobre estados contables con errores que afectaba su presentación razonable.
En 1938, la SEC declaró en su Accounting Series Relaise 4, que sólo aceptaría para las empresas que cotizaban en bolsa, estados financieros preparados según los PCGA. Los intentos profesionales para conseguir la armonización contable en el ámbito mundial han estado estrechamente relacionados con congresos internacionales de contabilidad. Así en 1967, en el 7º congreso mundial realizado en París, se constituyó un grupo de trabajo con el objeto de coordinar esfuerzos para la armonización internacional de los principios contables. Este grupo sugirió el establecimiento de un Comité Internacional de Coordinación Contable, propuesta que fue aprobada en el X Congreso celebrado en Sidney en 1972. En 1973, se creo el Comité Internacional de Normas Contables (IASC), con el objetivo principal de emitir Normas Internacionales de Contabilidad (NIC) de observancia internacional a fin de lograr una información financiera fidedigna, que garantice a los mercados de valores y al mundo de los negocios, el mérito de la información contable.
El proceso de armonización contable se dio también en Europa y Asia. En 1951 la Unión Europea de Expertos Contables (UEC) se constituyó en París con organizaciones profesionales de Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia, Holanda, Italia, Luxemburgo, Portugal y Suiza. Sus principales objetivos fueron: 1) Facilitar los intercambios de puntos de vista entre los expertos, 2) Promover los progresos de las auditorías contables, 3) Lograr la coordinación de las organizaciones profesionales europeas, 4) Estudiar los principios deontológicos de los auditores, etc. En 1976, en la VII conferencia Asiática de contabilidad celebrada en Hong Kong, se constituyó con 18 países del hemisferio oriental la Confederación of Asian And Pacific Accountants (CAPA) en un intento de realizar intercambios de ideas en la temática de la armonización contable.
La historia del desarrollo de la armonización contable que hemos narrado, es sin duda el esfuerzo por madurar principios, postulados y acciones de la epistemología contable. No obstante el empeño internacional de la armonización contable, no se ha logrado a la fecha un consenso mundial, tal situación ha producido algunos hechos de presentación financiera, que han causado desconcierto a la comunidad empresarial.
En mayo de 1998, invitado por CONASEV, Sir Bryan Carsberg, secretario general del IASC, ofreció una conferencia sobre “Globalización y Armonización de Regulación Contable en el Mercado de Valores”. En esa oportunidad, Carsberg comentó acerca de algunos informes contables con resultados dramáticamente diferentes, señalando como ejemplos el conocido caso de los resultados de Daimler Benz, fabricantes de los automóviles Mercedes Benz en 1993. En dicho año, la contabilidad bajo las reglas alemanas mostró en esa empresa una utilidad de DM 615 millones, sin embargo tomando como base la contabilidad de los EEUU, se concluyó el informe con DM 1,839 millones de pérdidas.
Otro caso que refiere el profesor de contabilidad de la Universidad de Manchester, fue el de British Airway que reportó utilidades por 473 millones de libras esterlinas bajo las reglas británicas. Mientras que en el mismo período y teniendo como base las reglas de contabilidad norteamericana se establecieron utilidades por £267 millones.
En el Perú en 1986 en el X Congreso de Contadores Públicos realizado en Lima, se estableció la adopción de las NIC. En los últimos 15 años el procedimiento ha sido el mismo. Las NIC en el Perú tienen un reconocimiento profesional y legal conforme se establece en el artículo 223º de la Ley General de Sociedades que señala que deben ser utilizadas en la preparación y presentación de la información financiera. Las NIC son oficializadas según lo establece la Ley por el Consejo Normativo de Contabilidad. En este contexto, hasta la fecha son 40 las NIC emitidas por el IASC y 38 las oficializadas en
nuestro país y que son de uso obligatorio. A la fecha, no existe supervisión de la información financiera no auditada y auditada para las empresas que no cotizan en bolsa, lo que posibilita la utilización de malas prácticas profesionales en la preparación, presentación y calificación de la información contable, con los consiguientes perjuicios y responsabilidades. Frente a este riesgo sólo queda confiar en la calidad y la ética del buen profesional contable.
GLOBALIZACIÓN
Concepto. La globalización es un fenómeno que ha adquirido relevancia en los últimos años. Puede describirse como la internacionalización del conocimiento y de las actividades humanas en general. En ese sentido, el fenómeno comprende la internacionalización de las comunicaciones, de la cultura y, fundamentalmente, de la economía y dentro de esta última, del intercambio comercial. Factores políticos y el avance tecnológico, entre otros, han determinado la eliminación práctica de las fronteras físicas y de restricciones formales al movimiento de personas, bienes, imágenes e ideas. En la actualidad, todas las personas y entidades tienen la posibilidad de acceder o vincularse “en tiempo real” o con facilidad, a hechos, personas y entidades, ocurridos o localizados en cualquier parte del universo.
Antecedentes. La globalización, en varios aspectos, no es algo nuevo. Desde los fenicios y hasta la crisis financiera de 1929, el comercio se desarrolló libre y crecientemente; lo nuevo vino después de la Segunda Guerra Mundial. Diversos eventos políticos acaecidos al final de la década del 80 en Europa, junto con nuevas estrategias empresariales y el tremendo desarrollo tecnológico, han puesto nuevamente en primer plano la importancia del comercio internacional para el desarrollo de los países y han exaltado consecuentemente, la conveniencia de adoptar políticas económicas abiertas con la finalidad de promoverlo. Por otra parte, una nueva concepción sobre los papeles del estado y del sector privado en la economía, han dado impulso a la idea del intercambio comercial sin fronteras como una de las manifestaciones más notorias de la globalización.
En 1992 se cumplió 500 años de globalización, otrora llamada colonización; antes con carabelas, espadas y cruces, hoy con parabólicas, fuerzas de despliegue rápido y neoliberalismo.
Ventajas y desventajas. Una de las ventajas indudables de la globalización es, sin duda, la posibilidad de racionalizar los procesos productivos. De este modo, se logra la mejor utilización de los factores y con ello, la reducción de los costos. Estos procedimientos deberían llevar a incentivar la competitividad, al mejoramiento de la calidad y a la rebaja de precios, con beneficios directos para los consumidores.
Entre las desventajas comúnmente atribuidas se mencionan, principalmente, la eliminación de la protección de las industrias domésticas, lo que puede determinar en el corto plazo el cierre de muchas de ellas, imposibilitadas de enfrentar la competencia externa y como resultado, el aumento del desempleo. La orientación en el manejo de la política económica genera un alto costo social, por lo que sería necesario evaluar el rumbo de la política económica para evitar que las ventajas de la globalización se tornen en desventajas.
Efectos de la globalización. Para nadie pasa desapercibido que los problemas económicos por los que atraviesa el Perú tienen, además de los signos habituales que caracterizan a los países subdesarrollados, un ingrediente más: el fenómeno de la globalización. Si para los países del “primer mundo”, la globalización les ha traído ventajas, también les ha sumado problemas, tal como lo demuestra lo acontecido en los países asiáticos y de Europa del Este. Ahora bien, si esto es así, la pregunta es ¿qué se puede esperar de países como el nuestro, de economías primarias y signadas por su inestabilidad política y social? Es evidente que en los países emergentes, la vulnerabilidad es mayor frente a este fenómeno y los problemas se multiplican.
Por tal motivo, también no dejan de tener razón quienes aseguran que la crisis actual en el Perú, expresada en la caída de la producción, recesión, el sube y baja de las reservas, el déficit en la balanza comercial y en la cuenta corriente, etc., tengan como base esta nueva realidad: un mundo cada vez más integrado e interdependiente, en donde a decir de un experto”un estornudo en China puede indicarnos que Argentina está con gripe”.
En consecuencia, si bien se trata de un fenómeno exógeno, la globalización, además de sus enormes ventajas, trae también consigo que los problemas ajenos se sientan como propios por la inestabilidad interna que generan en estos países, lo que a su vez, volatiliza los planes y proyecciones de crecimiento que puedan hacer los gobiernos y las empresas.
La prueba contundente de “no retroceso” del proceso de globalización es la constitución de los bloques económicos regionales como, por ejemplo, la Unión Europea y los Tigres Asiáticos, en Europa y Asia; y el NAFTA (Tratado de libre Comercio), GRAN (el Pacto Andino), el Mercado Común Centroamericano, CARICOM (La Comunidad del Caribe), y el MERCOSUR (Mercado Común del Sur) en el continente americano, entre otros.
Desde el punto de vista profesional, la globalización implica un esfuerzo adicional para capacitarse y conocer los adelantos tecnológicos referentes a nuestra especialidad, no tan sólo de nuestra ciudad, sino de todas partes.
ARMONIZACIÓN CONTABLE
CONTABILIDAD EN GLOBALIZACIÓN
La contabilidad en una economía globalizada permitirá el acceso a la información financiera internacional, a otros mercados, al desarrollo industrial, cumpliendo asimismo el rol de suministrar la información para una adecuada toma de decisiones. La contabilidad cumplirá estos objetivos, en la medida que provea de información que pueda ser entendida en forma uniforme y comparativa en los diferentes países y por distintos organismos. Para lograr este objetivo, deberá apoyarse en normas comunes de aceptación universal, que deben ser establecidas en el país con características propias, y que al mismo tiempo, permitan su comparabilidad en el marco de la globalización económica mundial.
Esto plantea hoy un verdadero desafío para la profesión contable: la armonización de las normas y prácticas contables para la elaboración y revisión independiente de estados financieros. La contabilidad es un sistema de información, debe contener las cualidades básicas de este tipo de sistemas para cumplir adecuadamente su función. De éstas, la utilidad constituye una cualidad esencial sobre la que no hay discusión, y para lograr dicha utilidad a nivel supranacional, la homogeneización es un requerimiento ineludible. El lenguaje utilizado en la contabilidad responde a los usos y costumbres de los países, traducido en una armonización de principios contables y terminología común.
ARMONIZACIÓN CONTABLE
De acuerdo al Diccionario de la Lengua Española, armonizar significa “poner en armonía o hacer que no discuerden o se rechacen dos o más partes de un todo o dos o más cosas que deben concurrir al mismo fin”, la armonización sería “el poner de acuerdo, el conciliar las normas existentes”. Es el proceso de conciliación de las diferentes prácticas de los países que pueden alcanzar una uniformidad y que ha conllevado a una normalización contable que no sea rígida
Al hablar de la armonización de la información financiera, su sociedad o comunidad dejó de ser todo lo que ocurra dentro de las fronteras de su país a la que ésta pertenezca.

NECESIDAD DE ARMONIZACIÓN CONTABLE
El deseo de uniformidad contable, latente a lo largo del tiempo, se ha hecho apremiante en los últimos años. Las causas de estas urgencias en lograr una uniformidad de la información contable son múltiples. Merece destacarse la globalización de los negocios y de los mercados de capitales, así como, la creciente necesidad de financiación internacional que van adquiriendo las empresas. Las diferencias en los criterios y prácticas contables en los países se sustentan en los factores de orden económico, político, legal y social, los que tendrán que ser conciliados para poder implementar la armonización contable.
El uso de un sistema contable uniforme es importante para una competencia efectiva en los mercados de capitales, porque es improbable que los mercados sean capaces de evaluar, sobre la misma base, entidades que preparan su información económica y sus cuentas anuales de acuerdo con diferentes principios contables. Esta circunstancia ha motivado que los mercados de capitales exijan que los estados financieros de las entidades que operan en ellos, se preparen de acuerdo con los Principios de Contabilidad Aceptados en los países donde radican dichos mercados. O en todo caso, que los estados financieros de las entidades, preparados de acuerdo con los Principios de Contabilidad de sus respectivos países de origen, se acompañen de una conciliación de los resultados contables que presentan y los que se hubieran obtenido por aplicación de los Principios Contables del país en cuyo mercado quieren operar. Conciliación que, con frecuencia, arroja diferencias dramáticamente significativas entre los resultados.
PROBLEMAS FRENTE A LA ARMONIZACIÓN CONTABLE
José Lainez Gadea plantea los siguientes problemas:
Enfoque descriptivo normativo es para elaborar la norma: el primero se da en base a la elección de alternativas contables con un grado de utilización y el segundo a la armonización de objetivos y escritura conceptual que se traducen en reglas generales.
Cómo implementarla a nivel internacional, a través de organizaciones gubernamentales o profesionales.
La rigidez o flexibilidad en la aplicación de las normas: dependiendo del entorno, la flexibilidad será mejor para su adecuación.
La armonización de normas y entorno es más factible su aplicación en áreas geográficas con el mismo entorno, caso la Unión Europea.
Flexibilidad o comparabilidad: son opuestos pero debe encontrarse el equilibrio, que acompañado por un enfoque normativo, bajo una estructura conceptual, permita la comparabilidad.
Ámbito de aplicación de la norma: existe la disyuntiva de que si se aplica a las empresas multinacionales o a todas las empresas, recae la normalización y armonización en las primeras, y en segunda instancia, en las empresas nacionales.
INSTITUCIONES CONTABLES
La armonización contable surge por la apertura de las empresas al mercado internacional y como consecuencia de la necesidad de que se pueda establecer comparabilidad entre la información que ellas ofrecen. Han sido varios los organismos públicos y privados que se han preocupado por conseguir la armonización contable a nivel internacional y a nivel regional.
ALCANCE INTERNACIONAL
Organismos Públicos. El Consejo Económico y Social de la Naciones Unidas (ONU) formó en julio de 1972 una comisión de expertos que se dedicaría al estudio de las empresas multinacionales y su influencia en el desarrollo económico mundial. En 1974 se creó la comisión de empresas transnacionales.
La OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económico) inició la normalización en el ámbito de la contabilidad nacional ampliándolos, posteriormente, al área de la microcontabilidad. En 1975 creó un comité de inversión internacional y de empresas multinacionales.
Organismos Privados. Todo intento de armonización de las normas contables está amparado en congresos internacionales de profesionales. Desde 1957 se viene hablando de la necesidad de uniformidad en la presentación de los estados financieros emitidos por los diferentes países.
Se establece el ICCAP (Comité Internacional de Coordinación Contable). Al crearse otros organismos internacionales como el IFAC, el ICCAP cesó en sus funciones a partir de 1977.
El IASC (Comité Internacional de Normas Contable) fue creado como un comité dependiente del ICCAP. Se independizó al emitir su carta de constitución con nueve países como miembros fundadores, creándose el 29 de Junio de 1973. Los países que la formaron fueron: Austria, Canadá, Francia, Japón, México, Holanda, Reino Unido, Estados Unidos y República Federal de Alemania.
Federación Internacional de Contadores IFAC (Internacional Federation of Accountants) se constituyó en 1977, por la desaparición del ICCAP y con el objetivo de armonizar la profesión. La IFAC tiene estrecha vinculación con el IASC, su objetivo básico es el desarrollo y perfeccionamiento de la profesión contable a nivel internacional alcanzando normas homogéneas.
Compromisos entre la IFAC y el IASC. La IFAC reconoce al IASC como el único cuerpo con responsabilidad y autoridad para emitir, a su nombre, pronunciamientos sobre normas internacionales de contabilidad, con plena autoridad de negociar y asociarse con otras organizaciones no miembros y para promover la aceptación y observancia mundial de tales normas.
DE ALCANCE REGIONAL
Organismos Públicos. Uno de los mejores intentos de armonización, por parte de organismos cuyas normas tienen un ámbito regional, es la efectuada por la CEE (Comunidad Económica Europea), hoy UE (Unión Europea).
Organismos Privados. Los organismos de carácter privado tuvieron que hacerse cargo de la armonización porque existía la necesidad de instrumentar mecanismos, que permitan reducir las discrepancias latentes entre los criterios y prácticas contables de los países situados dentro de un área geográfica. Estos organismos normalmente están formados por asociaciones profesionales.
La FEE (Federación de Expertos Contables Europeos), creada en 1986 por la fusión del Grupo de Estudios de Expertos Contables de la CEE (GEEC) y la UEC (Unión Europea de Expertos Contables, Económicos y Financieros) representan a la profesión contable europea a nivel internacional.
La IAA (Asociación Interamericana de Contabilidad), constituida en 1949, tiene su origen en la 1era. Conferencia Interamericana de Contabilidad, celebrada en San Juan de Puerto Rico. Su composición está dada por países de América, el Interamerican Accounting Asociation, hoy Asociación Interamericana de Contabilidad, AIC.
El CAC (Consejo Africano de Contabilidad), creado en 1979 por 23 países miembros de la OUA (Organización para la Unidad Africana); ha formado diversos comités y organismos de normalización y armonización contable en dichos países.
La CAPA (Confederación de Contables de Asia y el Pacífico) fue fundada en 1976 con ocasión de la celebración de la VIII Conferencia Asiática de Contabilidad.
ASEAN (La Federación de Contadores de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático), fue constituida en 1976 por 5 países (Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur y Tailandia).
Otras Instituciones que emiten pronunciamiento y ejercen influencia en los países de América son:
AICPA (American Institute of Certified Public Accountants) que desde 1939 emiten los Accounting Principales Board: PCGA. Luego sería Financial Accounting Standars Board quien emite los pronunciamientos contables a través de los FASB. Junta de Normas de Contabilidad Financiera.
Instituto Mexicano de Contadores.
SITUACIÓN ACTUAL DE LA ARMONIZACIÓN CONTABLE
Es necesario conocer el presente para planificar el futuro:
Vivimos en período de creciente apertura de mercados, de intensificación del comercio internacional e intercambio entre los países, movilidad de los capitales, que ha concluido en el fenómeno denominado “la globalización de la economía”.
Esta globalización de la economía se ha traducido en inversiones desde y hacia los distintos países, creación de empresas multinacionales, etc. Lo que a su vez, ha significado nuevas necesidades de información que permitan evaluar la potencialidad de una inversión –mirando hacia el futuro– y la situación patrimonial, mirando el presente, pero en ambos casos desde un punto de vista diferente puesto que las inversiones se han hecho o se van a hacer en otros países.
La creación de mercados comunes entre los distintos países: Unión Europea, Nafta, Mercosur, han demostrado con mayor intensidad las necesidades de información antes indicadas y ha puesto en evidencia, la disparidad de criterios contables en lo relativo a formas de valuación, reconocimiento de los hechos económicos, medición de las variaciones patrimoniales, etc. que han derivado en estados financieros preparados bajo normativas contables diferentes que impiden su comparación y consolidación, obligando a su “reexpresión” para adecuarlos a otras normativas.
Esta disparidad de criterios contables ha demostrado que aún cuando existe una normativa contable internacional y un marco conceptual, que debiera servir de base a esa normativa, no ha existido en algunos países la preocupación de adecuar su normativa a la normativa internacional o, lo que es más grave, existe un desconocimiento de esa normativa.
Los países que integran los mercados comunes han hecho esfuerzos en solucionar estos problemas y han creado comisiones o subcomisiones, que se dedican al estudio de las normativas contables vigentes y a la armonización contable entre los países que forman el mercado regional.
En medio de este avanzar de la economía, en pleno periodo de su globalización, la contabilidad en América sigue basándose en “Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados” y en Europa, aún cuando se dice que el balance debe presentar “a true and fair view” (una imagen fiel) de la empresa y su patrimonio, se utilizan normas similares a nuestros “Principios de Contabilidad”, algunos de los cuales se apartan de esa “imagen fiel” a la que se desea llegar.
No es tarea fácil lograr una armonización total por las naturales diferencias económicas, sociales y culturales de los países usuarios de la información contable; pero estamos seguros de que los profesionales contadores tienen la capacidad para enfrentar con éxito el desafío de lograr un lenguaje común que les permita un mutuo entendimiento y comunicación hacia el mundo donde deben actuar.
El proceso de armonización de normas contables a nivel internacional debe transitar por diversas etapas. En la mayoría de los casos, la premura de atención que exigen las aperturas vecinales hacen que las primeras actividades de integración se desarrollen a nivel regional. Analicemos por ejemplo el caso del Mercosur, los pasos iniciales se fueron dando con los trabajos a nivel de comisiones dentro del denominado Grupode Integración del Mercosur conformado por los países miembros. Los primeros resultados sobre comparación de situaciones han evidenciado una gran variedad de asimetrías, destacándose como una de las más interesantes la referida al mismo concepto de norma.
El concepto de norma tiene diferentes interpretaciones en distintos países. Algunos adoptan la definición de norma, como una expresión de derecho positivo (Brasil y Argentina). En cambio en Paraguay y Uruguay, el concepto de norma se equipara más al de recomendaciones para la práctica profesional. Esta diferente conceptualización de norma es una de las dificultades de mayor relevancia que enfrenta la profesión a nivel regional (p.e.: en Mercosur) y mundial, para la armonización contable.
Si queremos armonizar las normas contables, (y en concordancia con el distinguido Dr. Olivio Koliver), debemos antes que nada definir qué es una norma. Más adecuada es la de regla impositiva, de lo que implica la creación de:
• Un sistema de normas adecuadas al entorno económico que regirá.
• Un órgano que fiscalice su cumplimiento y establezca sanciones para aquellos que transgredan lo que en ellas está establecido. Con organismos supranacionales reguladores y juzgadores de la actividad profesional dentro de la región habrá mayor confianza y seguridad.
El tema de armonizar las normas contables está presente en todo evento internacional desde el inicio de la presente década, donde se pregona que es preciso que los contadores hablemos un mismo idioma para que los usuarios de la información financiera, sin importar su país de procedencia, puedan interpretarnos y comprendernos.
En los procesos evolutivos, deseados o no, crecen o sobreviven aquellos entes que son capaces de adaptarse; por lo tanto, en lo que a nuestra profesión se refiere, es exigible un proceso de adaptación a los cambios de la economía tanto a nivel gubernamental, como gremial e individual. Producto de estos tratados, la profesión contable reaccionó y comenzaron los estudios e implementaciones tendientes a la armonización del ejercicio profesional y sus normas. Ejemplo de ello lo constituye la creación de GIMECA, Grupo de Integración del Mercosur.
El costo de producir información, cumpliendo con las normas locales y las del país al que pertenece la casa matriz con quien consolida dicha información, es muy alto. El Grupo Intergubernamental de Expertos en Normas de Contabilidad y Presentación de Estados Financieros (ISAR) de las Naciones Unidas presentan informes anuales en relación con nuestra profesión y ejerce una función actual de armonización de normas a nivel mundial. Este grupo fue creado en 1982 por el Consejo Económico y Social, como una estructura organizacional permanente y actúa como regulador del ámbito internacional de consultas multilaterales sobre los problemas de contabilidad y presentación de informes de empresas transnacionales a nivel mundial. Asimismo, persigue la armonización de las normas a nivel internacional.
A nivel de las instituciones y organismos internacionales, la preocupación por la armonización de los aspectos de contabilidad son de primordial importancia ante los cambios y estrategias que se imponen en la vida económica de todos los países. Para estar a tono con estos cambios, es necesario una preparación firme y eficaz en los aspectos técnicos. Ningún país puede presumir de tener un único juego correcto de normas de contabilidad. Incluso en los Estados Unidos que tiene la historia más larga de emisión de normas de contabilidad y la mayor organización emisora de normas, que se caracteriza por elevados estándares de profesionalidad, sus normas muestran compromisos entre diferentes partes interesadas que pudieran haberse resuelto razonablemente de otra forma.
La UE no puede adoptar pasivamente cualesquiera normas y regulaciones consensuadas internacionalmente. Debemos contribuir a dar forma a tales normas y regulaciones, participando con un sano criticismo.
Son muy positivos los esfuerzos que vienen realizando el IASC, la Organización Internacional de Comisiones de Valores, International Organization of Securities Commission, IOSCO y la UE en el campo de la armonización contable. Ahora todos los profesionales de la contabilidad debemos presionar para que los organismos aúnen esfuerzos, limen discrepancias y consigan la aplicación generalizada de las NIC’s, de forma que puedan hacerse armonizables y comparables los estados financieros tanto de las empresas pertenecientes a los países que integran la Unión Europea, como las de aquellas que deseen acudir a los mercados internacionales.
Todos nuestros países están demostrando que tienen que funcionar en esa vía, y existen palpables esfuerzos en tal sentido, sin embargo, el trabajo hasta ahora es bastante lento en comparación con la velocidad de los cambios; es como si la globalización avanzara en carro y la armonización en bicicleta. La armonización debe efectuarse en forma científica y sin pérdida de tiempo.
IASC (COMITÉ DE NORMAS INTERNACIONALES DE CONTABILIDAD)
El Comité de Normas Internacionales de Contabilidad –International Accounting Standards Committee– es un cuerpo privado independiente, con el objetivo de lograr uniformidad en los principios de contabilidad que son utilizados por los negocios y otras organizaciones en la información financiera alrededor del mundo. Desde 1983, los miembros de IASC han incluido a todos los cuerpos de contadores profesionales que son miembros de la IFAC.
LOS OBJETIVOS DEL IASC SON:
a. “Formular y publicar para el interés público, normas de contabilidad que deben de observarse en la presentación de estados financieros y el promover su aceptación mundial y su aplicación, y
b. Trabajar generalmente por el mejoramiento y armonización de reglamentaciones, normas de contabilidad y procedimientos relacionados a la presentación de estados financieros”.
• NIC¨s (NORMAS INTERNACIONALES DE CONTABILIDAD)
Los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados, hoy en día son aplicados como normas internacionales de contabilidad. Es decir, de normas de naturaleza general, se pasa al estudio de problemas de registro y tratamiento de partidas específicas, en los cuales las NIC´s sin ser deterministas, otorgan al encargado de elaborar la información, las herramientas suficientes como para poder, usando su criterio profesional, enfrentar cualquier clase de transacción que realice la entidad contable, a fin de poder interpretarla correctamente y poder reflejarla en los reportes contables que le sean requeridos.
Asimismo, paralelamente a los procedimientos recomendados a seguir en el tratamiento de las operaciones, se establecen criterios alternativos, entre los cuales el profesional contable tendrá que elegir de acuerdo a las necesidades de información que requiere atender. Lógicamente, al expandirse los negocios a nivel mundial, se han generado hechos económicos que tienen que ser registrados contablemente. Por ello, hoy surge la primera necesidad la de hablar el mismo idioma contable, es decir, que lo que se contabiliza en el Perú, corresponda a los mismos criterios de la contabilización de cualquier otro país, por esto es necesario aplicar NIC’s emitidas por el IASC.
Para tener éxito en esta época globalizante, es preferible tener una mentalidad global, entender que nuestros problemas no son sólo del país, sino del mundo. Tener una mentalidad global es tener como nivel de vida el mejoramiento continuo, y como dijo Gary Hamel: “El futuro no se puede predecir, hay que crearlo”.
Oficialización de las Normas Internacionales de Contabilidad en el Perú. Mediante Resoluciones CNC N° 00594EF/93.01 (30.03.1994), Nº00796EF/93.01(31.07. 1996), Nº 01197EF/93.01 (01.12.1997) y Nº 01498EF/93.01 (06.11.1998) el Consejo Normativo de Contabilidad, considerando la necesidad de la internacionalización de los principios y técnicas contables que incluyan criterios comunes que favorezcan la comparabilidad, oficializó los acuerdos adoptados en los Congresos Nacionales de Contadores Públicos para la aplicación de las NIC’s. Asimismo, precisa que los estados financieros deben prepararse observando su aplicación y recomendar su divulgación a nivel nacional por los colegios profesionales, facultades de ciencias contables y entidades representativas de la profesión, en coordinación con la Contaduría Pública de la Nación.
De otro lado, la Ley General de Sociedades –vigente a partir del 1° de enero de 1998- dispone que los estados financieros se preparen de conformidad con las disposiciones legales y los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados. Mediante Resolución N°.013-98-EF/93.01 del Consejo Normativo de Contabilidad, se precisa que los “Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados” comprende por extensión substancialmente a las Normas Internacionales de Contabilidad y, en forma supletoria, se podrá emplear los principios de contabilidad aplicados en los Estados Unidos de Norteamérica.
1. Ante la globalización, no se trata de estar a favor o en contra, sino de prepararse para operar eficientemente bajo esa nueva circunstancia. Si ignoramos la lluvia, nos mojamos. Y si como profesionales, empre sarios o nación pasamos por alto la globalización, nos quedaremos atrasados, empobrecidos y seremos desplazados.
2. En una economía mundial que se caracteriza por la globalización de los negocios, el intercambio de información financiera emitida sobre bases homogéneas, se convierte en una necesidad imprescindible.
3. La armonización contable será posible gracias a la participación de los organismos profesionales que logren a través de congresos, conferencias o convenciones, establecer la necesidad de utilizar un lenguaje universal en la contabilidad.
4. La armonización contable internacional será posible en la medida que se concilien criterios, conceptos contables fundamentales y prácticas generales para alcanzar la uniformidad de la información, que permita su comparabilidad en la globalización económica actual. La armonización de modelos y prácticas contables a nivel internacional deben tener como principal objetivo la comparabilidad de los estados financieros.
5. Esta armonización debe ser llevada a cabo por un organismo internacional emisor de normas, pues no podemos olvidar que no existe una sola nación que tenga un juego de normas contables con los méritos suficientes para ser adoptadas por el mundo entero. En la actualidad, el único organismo emisor de normas de contabilidad con carácter internacional es el IASC, quien emite las NIC’s.
6. Respetando siempre el criterio uniformizado de las normas, se puede llegar a la formulación de estados financieros perfectamente entendibles y comparables a nivel internacional, con todas las consecuencias económicas, financieras, e inclusive políticas que ello implica.
7. El paradigma de la utilidad de la información financiera ha ampliado el alcance de las normas contables. A las tradicionales normas de medición del beneficio, se suman ahora nuevas normas de exposición, incorporados a las mismas cuestiones, tales como el concepto de responsabilidad social y de protección del medio ambiente.