Contacto:

Contacto:

LA ÉTICA, LA MORAL Y LOS VALORES

Comparte

ASPECTOS  TEÓRICOS DE ÉTICA Y MORAL

Antes de pasar a definir los términos Ética y Moral, es necesario señalar el origen etimológico de ambos términos. El término Ética proviene del griego ETHOS  que significa “modo de ser” o “carácter”, en cuanto a la forma o vida adquirida o conquistada por el hombre. El término MORAL procede del latín “mos” o “morris”, “costumbre”, en el sentido de normas adquiridas por el hábito. Estas definiciones nos indican que ambos términos defieren en su significado; entendiéndose la moral como el campo de estudio de la ética.

LA ÉTICA

A continuación se indican algunas definiciones teóricas y operativas de la ética:

Castro R. (1998), señala que la “Ética es el estudio filosófico sobre las condiciones y fundamentos de la vida moral o en otros términos, el examen de la moralidad de los actos, que el hombre realiza de manera consciente, libre y responsable. Es el saber sobre la naturaleza de los actos humanos como actos propios del ser humano y orientados hacia el logro de su desarrollo y felicidad”.

Sánchez A. (1989), asevera que “ética es la teoría o ciencia del comportamiento moral de los hombres en sociedad”.

Vigo G. (2002), da una definición operacional de la ética como “El estudio de la moralidad de los actos que el hombre realiza de manera consciente, libre y responsable y que le permiten distinguir entre el bien y el mal, lo correcto de lo incorrecto”.

LA MORAL

Regal, B. (1988), define a la moral como “el complejo fenómeno de las acciones humanas responsables y susceptibles de un juicio moral por los demás. Añade que “en ese fenómeno están implicadas las acciones mismas, la tabla de valores con que actores y receptores enjuician las acciones y cualquier otro aspecto similar”.

Sánchez, A (1989), define a la moral como “un sistema de normas, principios y valores de acuerdo con el cual se regulan las relaciones entre individuos, o entre ellos y la comunidad, de tal manera que dichas normas, que tienen un carácter histórico y social, se acaten libre y conscientemente, por una convicción íntima y no de  un modo mecánico, exterior e impersonal”.

De lo anteriormente expuesto se puede establecer una distinción entre ética y moral.

La ética como el estudio de las razones filosóficas, por las cuales las personas deben comportarse de tal o cual manera. Es algo teórico y examina por qué se debe actuar de tal o cual manera, intenta contestar la siguiente pregunta ¿por qué se debe hacer tal o cual cosa?

La moral es el estudio de lo que las personas deben hacer en una sociedad determinada como consecuencia de la ética. Es la práctica y se preocupa por saber cómo debería actuar el  hombre. Intenta contestar a la siguiente pregunta – a la luz de la ética, ¿qué es lo que se debería hacer?

LA ACTITUD MORAL FUNDAMENTAL Y LOS VALORES

La actitud moral fundamental de la persona determina los valores éticos. Si esta orientación en la visa es sana, le es fácil aceptar verdaderos valores y los desarrolla con agrado. Pero si es mala, le es más fácil aceptar y desarrollar antivalores. Todo lo que está en armonía con la actitud fundamental de la persona suele ser bien recibido y con espontaneidad por ella. Todo lo que choca con ésta suele ser rechazado, también con la misma espontaneidad.

Desde los primeros años de su vida, cada persona va asimilando, consciente e inconscientemente, una serie de valores éticos y morales. En su infancia y su juventud este proceso es inconsciente y acrítico  Más adelante, escoge deliberadamente los valores que acepta y los que rechaza. A lo largo de los años, establece una jerarquía o escala de valores que es la base de su personalidad moral.

Cada persona desarrolla sus hábitos y su actitud moral fundamental dentro del contacto de sus relaciones con los demás. Asimila los valores y antivalores de otras personas, por lo que es muy importante elegir las amistades, a fin de practicar una moralidad basada en principios.

LOS VALORES COMO INSTRUMENTO DE LA ÉTICA

Los valores como tema han sido motivo de interés por muchas disciplinas como la educación, sociología, antropología, ciencias políticas, filosofía, psicología. En el mundo moderno y globalizado, se hace necesaria su reflexión en el campo de la administración, específicamente en el área de la cultura organizacional.

Antes de definir teóricamente el término valor, es necesario indicar que etimológicamente, tiene sus orígenes en el vocablo latín “ORIS”, cuyo significado es fuerza, eficacia, actividad o virtud de las cosas para producir un efecto. El término valor fue introducido al léxico común por el filósofo Firedrich Nietzche, quien lo definió como la propiedad de una cosa que corresponde a la referencia de un sujeto que siente valor.

Rokeach, M. (1973), define el valor como “Una convicción o creencia estable en el tiempo de que un determinado modo de conducta o una finalidad existencial es personal o socialmente preferible a su modo opuesto de conducta o a su finalidad existencial contraria”.

Hollanger, H. (1971), señala que “ El valor es un estado motivacional perceptual que dirige la acción”.

Freemont, K. (1992), dice que “Los valores son proposiciones normativas sustentadas por los individuos con respecto de lo que los seres humanos deberían desear, esto es, lo deseable”.

Tipos de valores

TIPOS DE VALORES
  I. VALORES FINALES: Se orientan a la consecución de objetivos existenciales.Valores Personales: Son aquellos a los que aspira el individuo para sí mismo y responden a la pregunta ¿Qué es para mí lo más importante en la vida? Ejemplo: vivir, felicidad, familia, éxito o realización personal, tener prestigio, bienestar material, sabiduría, amistad, trabajo, ser respetado, amor etc.
Valores Ético – Sociales: Constituyen aspiraciones o propósitos que benefician a toda la sociedad, responden a la pregunta ¿Qué quiero para el mundo? Ejemplo: paz, supervivencia ecológica del ambiente, justicia social, etc.
  II. VALORES INSTRUMENTALES Constituyen los medios operativos para alcanzar los valores finales.Valores Ético- Morales:  Se refieren a los modos de conducta para alcanzar los valores finales y no son necesariamente fines existenciales, responden a la pregunta ¿Cómo cree que hay que comportarse con los que le rodean?. Ejemplo: La lealtad puede ser un valor instrumental para conservar la amistad, la cual constituye un valor final. Los valores morales tienen dos características:  Se ponen en la práctica en relación a las demás personas.En las personas mentalmente equilibradas, cuando se incorporan pero no se traducen en conductas consecuentes, tienden a generar sentimientos de culpabilidad. Principales valores éticos – morales: honradez, lealtad, caridad, humildad, justicia, prudencia, temperancia, sinceridad, resignación. Etc.
Valores de Competencia: Son más individuales, aunque también están socialmente condicionados y no están directamente relacionados con la moralidad ni con la culpabilidad, responden a la pregunta ¿Qué debo tener para competir en la vida?  Entre ellos está la imaginación, la inteligencia, la cultura, la constancia, la vitalidad, vida sana etc.

Utilidad de los valores

 La utilidad de los valores se expresa de la siguiente manera:

  1. Como guías para la acción, indicando en la forma como debemos comportarnos o en qué dirección debemos dirigir nuestra conducta.
  2. Como guía para evaluar o juzgar las situaciones, al ser el valor estándar nos sirve como punto de comparación para evaluar si nuestra conducta o la situación considerada está en niveles adecuados.
  3. Como base para racionalizar conductas, creencias, en el sentido analítico, que de otra manera nos resultaría inaceptable. Por ejemplo: matar alguien puede resultarnos inaceptable; pero si se hace por defensa a la patria, la situación, puede cambiar.

Sistema de valores

Puede decirse que el sistema de valores de una persona representa una organización aprendida de reglas para evitar incongruencias y resolver conflictos entre dos o más modos de conducta o entre dos o más estados de existencia. Al ser los valores los determinantes básicos de la conducta, es evidente que toda persona tiene adoptado un sistema de valores. Sin embargo, no todos los sujetos tienen conciencia de que su vida está regida por dicho sistema, incluso puede decirse que en la mayoría de los individuos, este sistema actúa en forma inconsciente. Una persona puede tener determinado número de valores y es posible indicar cuál de estos valores es más importante o colocarlos en orden de importancia relativa.

Referencias Bibliográficas:

Schmidt, Eduardo. Ética y Negocios para América Latina. Lima – Perú, 1995. Universidad del Pacífico. Edit. OXY. 603 págs.

VIGO, Gudelia. Influencia de la Ética en la Eficacia Empresarial. Lima – Perú, 2002. Editorial San Marcos.

 Valores para Vivir – Una Guía Práctica. Barcelona – España: Brahma Kumaris World Spiritual University, afiliada a las Naciones Unidas y  a la UNICEFF. 1996.