Contacto:

Contacto:

Mercado de Capitales

Comparte

El mercado de capitales, también conocido como mercado “accionario”, es un tipo de mercado financiero en los que se ofrecen y demandan fondos o medios de financiación a medio y largo plazo. Su principal objetivo es participar como intermediario, canalizando los recursos frescos y el ahorro de los inversionistas; para que los emisores, lleven a cabo dentro de sus empresas operaciones de: financiamiento e inversión. Frente a ellos, los mercados monetarios son los que ofrecen y demandan fondos (liquidez) a corto plazo.

Tipos de mercados de capitales:

En función de los que se negocia en ellos:

Mercados de valores

Instrumentos de renta fija.

Instrumentos de renta variable.

Mercado de crédito a largo plazo (préstamos y créditos bancarios).

En función de su estructura:

Mercados organizados

Mercados no-organizados («Over The Counter«)

En función de los activos:

Mercado primario: el activo es emitido por vez primera y cambia de manos entre el emisor y el comprador (ej: Oferta Pública de Venta en el caso de renta variable, emisión de bonos en el caso de renta fija)

Mercado secundario: los activos se intercambian entre distintos compradores para dotar de liquidez a dichos títulos y para la fijación de precios.

Para el autor MASCAREÑAS PÉREZ-IÑIGO, Juan  expone: “Cuando se habla  de mercado de capitales  se está describiendo  aquellos mercados en los que se negocian activos que se emiten a largo plazo,  tanto si son deuda como se están refiriendo a participaciones en  el  capital con diferentes grados de riesgo y de liquidez, pero siempre con un vencimiento a largo plazo”. [1]

Podemos  hacer   la diferenciación dentro de este mercado entre la que se refiere a la renta fija, es decir, deuda pública y deuda privada, y la que se refiere a renta variable.

Asimismo, para los autores SCOTT BESLEY y  Eugene FBRIGHAM, definen el tema como sigue: “La principal función de los mercados de capitales es ofrecer la oportunidad de transferir excedente o déficits de efectivo hacia años futuros”.[2]

En esencia,  individuos, corporaciones y gobiernos utilizan los mercados de capital para  gastar  cantidades mayores de los recursos generados en el periodos actual, a cambio de su capital para reemplazar (reembolsar) los recursos adicionales (con interés) en periodos futuros o  para invertir  el ingreso  actual para  permitirse un mayor consumo en el futuro.

Los mercados de capitales también llamados mercados accionarios, son familiares para la mayoría de personas, de hecho prácticamente el 50% de los Estadounidenses invierten en acciones, ya sea en forma directa o mediante fondos de inversión colectiva. Además más de 10,000  en instituciones tales como fondo de pensión y  compañía aseguradoras; invierten en mercados  de capital.

Para el autor  MADURA, Jeff  manifiesta sobre el tema:

“El mercado de capitales  (MC) es aquel que facilita el flujo de fondos de los inversionistas individuales o institucionales hacia las empresas, lo cual les permite a éstas financiar nuevos proyectos o la ampliación de los existentes”. [3]

Como instancia que forma parte del sistema financiero el MC es vital para que empresarios y emprendedores obtengan los recursos necesarios para su crecimiento. Estos recursos vienen por dos vías, la patrimonial (vía acciones) en la que los inversionistas pasan a ser dueños de una parte de la empresa, y por la vía de deuda (bonos) por la cual los inversionistas se convierten en acreedores de la empresa. Hay  que tener en cuenta que los mercados no se autorregulan por sí solos, por ello el Estado tiene que colocar reglas claras que busquen regular (no restringir) y supervisar el normal desenvolvimiento del MC.

La generalidad es que los distintos países emergentes y desarrollados cuenten con un mercado de capitales sólido. China y Brasil son dos claros ejemplos en los que un mercado de capitales bien llevado puede jugar un papel fundamental en el desarrollo económico de un país. Sus bolsas de valores han crecido de manera importante en los últimos años y se han consolidado como centros financieros importantes en cada uno de sus continentes.

También DE LA BARRA, María Claudia, DIARIO GESTIÓN, cita a  PALOMINO CARLOS, Director Gerente de Grossman Capital Markets, quien da una apreciación sobre los mercados de capitales en el Perú:

Elemental y rudimentario”, calificó al mercado de capitales peruano, debido al exceso de protección que los reguladores mantienen y que, muchas veces, obedece a fines “oportunistas” que le impiden un mayor desarrollo y dinamismo”.[4]

El mercado de capitales es interesante, cuando la Bolsa se convierte en interesante, y cuándo la bolsa se convierte  en interesante es cuando la bolsa se convierte en líquida, y para que una bolsa se convierta en líquida, tiene que tener agentes que la vuelvan líquida.

Explicó que ésta protección del mercad de capitales– y que impide una mayor inversión en el exterior– viene creando diversas distorsiones, como la sobrevaloración en el precio de sus títulos (bonos y acciones).

“Por ejemplo, imponer tantos límites a las AFP para invertir en el exterior ha hecho que tengan ahorros ‘compulsivos’ –no voluntarios–, y busquen títulos locales y específicos, como los AAA de empresas corporativas. Entonces, prácticamente han cerrado el mercado al Perú y a sus empresas, y si en cualquier momento el país se cae, nos caemos todos”, refirió.

En ese sentido, indicó que urge dinamizar el mercado de capitales, mostrando mayor transparencia, claridad y honestidad, para asegurar el enriquecimiento de los inversionistas locales. “El regulador debe entender que tiene que regular a un mercado más complejo, y no al de siempre de bonos y acciones”.

“Debemos darle mayor liquidez al mercado. Por ejemplo, un sistema de ‘market maker’ (creador de mercado) podría empezar a funcionar. Asimismo, una alianza con bolsas más fuertes, como São Paulo, o vincularnos con instituciones de EE.UU sería una gran estrategia”, dijo.

Palomino aseguró que el ánimo externo por los instrumentos locales responde a nuestra productividad marginal de capital que aún tiene mucho espacio para expandirse, frente a otros países emergentes de la región cuyas productividades ya se han visto “agotadas”.

Y esto, sumado a las atractivas tasas de rendimiento que ofrece el mercado local (casi el doble de lo que se ofrece en EE.UU. en los préstamos corporativos, por ejemplo), han hecho que el Perú se convierte en un destino con grandes perspectivas.

“Esa rentabilidad (productividad) obviamente va a ir creciendo en la medida que los fondos que vienen del exterior generen una especie de efecto multiplicador, como se ha dado en la Minería y en la industria Metalmecánica”.

“No importa si somos el cuarto o quinto país que recibe inversión extranjera. Lo importante es que nos han identificado, saben que tenemos buena productividad, que nuestras tasas son relativamente altas…entonces se vienen enfilando hacia el Perú pues ya se ha agotado al resto, como Chile y Brasil”.

Para el BANCO CENTRAL DEL RESERVA DEL PERÚ,  en su  Guía Metodológica indica  que: “El mercado de capitales es el lugar donde se emiten y transan instrumentos financieros. Este mercado existe como una alternativa al financiamiento tradicional bancario, permitiendo a las empresas reducir el costo de fondeo mediante la colocación de títulos y a los inversionistas obtener una mayor rentabilidad por sus fondos”.

Los principales emisores son por lo general el Estado y las empresas privadas, especialmente las de mayor tamaño y con mejor perfil de riesgo. Los principales inversionistas son los llamados inversionistas institucionales, que en nuestro país comprenden a administradoras de fondos privados de pensiones (AFP), los fondos mutuos de inversión y las compañías de seguros. El mercado de capitales se subdivide en mercado primario, que es donde se colocan los instrumentos financieros nuevos, y el mercado secundario, donde se negocian los instrumentos existentes. En nuestro país, el segmento de mayor expansión a lo largo de los últimos 10 años ha sido el mercado primario de bonos, destacando en particular las emisiones de bonos corporativos emitidos por empresas privadas no financieras.[5]

El mercado de capitales se subdivide en mercado primario, que es donde se colocan los instrumentos financieros nuevos, y el mercado secundario, donde se negocian los instrumentos existentes. En nuestro país, el segmento de mayor expansión a lo largo de los últimos 10 años ha sido el mercado primario de bonos, destacando en particular las emisiones de bonos corporativos emitidos por empresas privadas no financieras.

En un alcance sobre la importancia de una reforma del mercado de capitales la PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL PERÚ, a través de su blog.pucp manifiesta que dada la importancia económica de las pequeñas y medianas empresas (PYME) en la creación de puestos de trabajo, hace falta plantear medidas específicas que permitan que el mercado de capitales sea atractivo para las PYMES, por ejemplo, mediante la implementación de un costo de emisión proporcional al tamaño de la misma. El ingreso de dichas empresas al mercado de capitales generaría una mayor fortaleza financiera a través de la obtención de una clasificación de riesgo y de la cotización de las propias emisiones de la empresa.”[6]

Esta medida también otorgaría un mayor dinamismo a los mercados de instrumentos financieros derivados, los cuales brindarían una mejor gestión de riesgo de las empresas del sistema a través de coberturas efectivas. Al respecto, si bien la emisión de bonos soberanos ha permitido la creación de una curva de rendimientos en nuevos soles en diferentes plazos, es necesaria la formación de una curva de rendimientos a corto plazo como referencia para la valorización de instrumentos derivados. Para ello, se requiere que los principales bancos empiecen a cotizar tasas de interés a diversos plazos para fondos interbancarios en nuevos soles.

Cabe resaltar que la implementación de esta medida demandaría una correcta supervisión del lanzamiento de una norma para la gestión integral de riesgos de las empresas del sistema financiero y reglamentos específicos que establezcan una aplicabilidad adecuada para diversos instrumentos, como derivados de crédito o titulización de créditos hipotecarios.

Asimismo,  CARUSO DIEGO  nos indica la importancia del mercado de capitales:

“El mercado de capitales,  tiene un papel clave en la transferencia de los recursos hacia el sector real posibilitando el crecimiento económico”.[7]

En una economía descentralizada existen unidades económicas que tienen amplia disponibilidad de fondos a los que no darán aplicación inmediata. También existen otras, que a la inversa, cuentan con favorables alternativas de inversión y carecen de los fondos de financiamientos necesarios. Ante ello el Mercado de Capitales tiene la función de orientar los recursos de aquellos que poseen ahorros sin un destino específico hacia otros que necesitan dinero para aplicar a diferentes emprendimientos (producción, infraestructura, servicios, entre otros.).

Para que esto funcione se debe crear un ámbito de inversión dinámico, transparente, libre y atractivo, para que aquellos que disponen de fondos (inversores), elijan volcar sus recursos al mercado y de esta forma otros que necesitan dinero para sus emprendimientos puedan recibirlos del propio mercado.
Para que este sistema funcione debemos desmembrar, en nuestro análisis, al Mercado de Capitales en primario y secundario.

El mercado primario es el de los nuevos lanzamientos, donde una empresa decide vender parte de sus acciones al mercado (compuesto por miles de inversores diferentes). Logrando, la empresa, a través de esta venta pública (técnicamente llamada suscripción) un capital que no deberá pagar, que no se le tornará exigible. De esta forma evita endeudarse, pero sacrifica parte de su participación en la empresa.

El mercado secundario, es donde se realizan las sucesivas transacciones a partir del primer comprador (tomador) de los títulos. Este tiene una enorme importancia, ya que es el ámbito de negociación entre los diferentes inversores y donde se genera la liquidez de los títulos o acciones. Sin ponernos muy técnicos esto quiere decir que lo que compre lo puedo vender con cierta facilidad y recuperar el valor invertido.

Esquematizado en forma muy simple lo expuesto podríamos decir: que ciertas empresas o individuos (inversores) que poseen ahorros deciden comprar acciones de otras empresas que necesitan financiar sus proyectos en la economía real. Para lograr esto se reúnen en el mercado de capitales que organiza, cuida y brinda transparencia a las transacciones. Luego de esto los inversores tienen la posibilidad de vender a otros participantes que se presentan en el mercado las acciones que compraron en la emisión primaria.

Para el  autor  ÁLVAREZ AGUILAR, José,  nos da un acota sobre el tema lo siguiente: Es el mercado de créditos disponibles a mediano y largo plazo”.

El MC es solo una parte de la economía que mueve cada país según la función que este ejerza.

Dentro del mercado accionario intervienen diversas instituciones del sistema financiero que participan regulando y complementando las operaciones que se llevan a cabo dentro del mercado. Las siguientes cuatro entidades son las más imprescindibles:

Bolsa de Valores: Su principal función es brindar una estructura operativa a las operaciones financieras, registrando y supervisando los movimientos efectuados por oferentes y demandantes de recursos. Además, da fé de cotizaciones e informa al inversionista de la situación financiera y económica de la empresa y del comportamiento de sus instrumentos financieros.

Emisoras: Son entidades que colocan acciones (parte alícuota del capital social) con el fin de obtener recursos del público inversionista. Las emisoras pueden ser sociedades anónimas, el gobierno federal, instituciones de crédito o entidades públicas descentralizadas.

Intermediarios (Casa de Bolsa): Realizan las operaciones de compra y venta de acciones, así como, administración de carteras y portafolio de inversión de terceros.

Inversionista: Los inversionistas pueden categorizarse en persona física, persona moral, inversionista extranjero, inversionista institucional o inversionista calificado). Son personas o instituciones con recursos económicos excedentes y disponibles para invertir en valores.

De la misma manera, ANIDO Daniel,  nos ilustra al respecto: de definirse como el punto de concurrencia de fondos provenientes del ahorro y de demandantes que los solicitan, a fin de destinarlos a inversiones de corto y mediano plazo”. [8]

Como mercado recoge alta proporción del ahorro de la colectividad, para dirigirlo a la industria y agricultura principalmente. Junto con el sistema bancario, el Mercado de Capitales constituyen las dos fuentes alternativas de financiamiento para las empresas, las que pueden ser competitivas, substitutivas o complementarias entre sí. Sin embargo, al ser el Mercado de capitales quién financia a las empresas, se establece un elemento de contención para fenómenos muy particulares dentro de los mercados monetarios y financieros: la inflación y la fuga de capitales. Es el encargado de asignar el recurso o factor de producción “capital” a las distintas actividades económicas, como asigna el trabajo el mercado laboral. El Mercado de capitales se subdivide en mercado de títulos valores (también denominado  mobiliario) y mercado inmobiliario,. El primero de ellos se rige por la Ley de Mercado de Capitales, en tanto la segunda se rige básicamente por la Ley de Registro Público. Los títulos valores son en esencia a) de renta variable: las acciones; y b) de renta fija: los bonos.

Entre las funciones que desempeña un mercado de capitales bien organizado dentro de una economía se encuentran las relacionadas con:

La asignación de recursos

• La provisión de capitales de riesgo

• Las necesidades de recursos de largo plazo de las empresas; y

• La garantía de liquidez

    Los principales beneficiarios del mercado de capitales son los corredores, las empresas, los bancos, los inversionistas y las economías nacionales.

     De acuerdo con la ley de Mercado de Capitales, “las bolsas de valores son instituciones abiertas al público, que tienen por objeto la prestación de todos los servicios necesarios para realizar en forma continua y ordenada las operaciones con títulos valores, objeto de negociación en el mercado de capitales, con la finalidad de proporcionarles adecuada liquidez”. [9]

Así mismo, la ley también expresa la labor que tienen las bolsas en cuanto a establecer los sistemas y mecanismos necesarios para la pronta y eficiente realización de dichas transacciones. Como mercado organizado, es el lugar donde se reúnen los corredores de títulos valores en forma periódica, para realizar compra y venta de valores públicos y/o privados. Las transacciones allí realizadas están garantizadas jurídica y económicamente, y sólo aceptan títulos de empresas inscritas o admitidas a cotización. Estos títulos son inicialmente ofrecidos directamente por el emisor al inversionista, en razón de lo cual la actividad realizada por la bolsa de valores se  conoce como mercado secundario.

Es por eso que las funciones más importantes de la bolsa pueden listarse como sigue, en:

  1. Canalización del ahorro: llevándolo el ahorro desde el público hacia las instituciones públicas o privadas que lo requieran, cuando éstas emiten títulos de renta fija (fondos públicos y obligaciones). En este caso, la Bolsa fija una cotización con base en la utilidad o beneficio que se obtenga, además de asegurar la conversión del título en efectivo cuando el tenedor lo disponga, por cuanto es función de aquélla lograr la máxima liquidabilidad de las inversiones realizadas, siempre que existan un mercado diverso, continuidad y concentración de las operaciones.

Promover la inversión: éste es su objetivo económico principal. Hacia ella se dirigen las empresas que requieren capital, cuyos títulos son ofrecidos por aquélla, logrando que el ahorrista se convierta en socio y la utilización del dinero ocioso en actividades productivas.

Promover la demanda y oferta de títulos: ofrece títulos valores de alta liquidabilidad, que al ser reconocido por la institución se harán de interés para el público. Por el lado de la oferta, su velocidad dependerá de la intensidad de enlace entre los mercados primario y secundario. Así mismo, las bolsas pueden crear canales para canalizar los medios financieros a las inversiones juzgadas prioritarias o más productivas.

Crear un mercado continuo: el precio de los títulos no sufre variaciones muy marcadas en las cotizaciones sucesivas, acrecentando así su liquidabilidad.

Informar y formar con objetividad: permite determinar indirectamente -a través del valor de las acciones- el valor de las empresas (el valor bursátil de éstas equivale al producto del valor de cada acción en la bolsa por el número que de ellas están en circulación). Así mismo, forma a los participantes con relación a la situación del mercado, datos sobre el movimiento, riesgos en que pueden incurrir los participantes y oportunidades de liquidación. Proporciona información general indispensable sobre las empresas inscritas en la bolsa, y divulga de forma rápida y oportuna las cotizaciones de los valores y los precios a los que se han efectuado las operaciones.

Cumple también la bolsa una función social (la del Mercado de Capitales), cual es la democratización del capital. Brinda al público las facilidades para realizar de forma ordenada las operaciones con títulos valores. Finalmente, tiene una función jurídica, al regular la actuación de los corredores.

Además, vela continuamente porque se mantengan los más altos niveles de valores éticos en las prácticas y negocios bursátiles en que intervengan sus miembros.

Para los autores: ZAMBRANO VALENCIA, Anely y Otros, sobre la temática nos brindan la siguiente información: “Es el conjunto de mecanismos a disposición de una economía para cumplir la función básica de asignación y distribución, en el tiempo y en el espacio, de los recursos de capital, los riesgos, el control y la información asociados con el proceso de transferencia del ahorro a inversión”.[10]
 
El mercado de capitales es una “herramienta” básica para el desarrollo económico de una sociedad, ya que mediante él, se hace la transición del ahorro a la inversión, este moviliza recursos principalmente de mediano y largo plazo, desde aquellos sectores que tienen dinero en exceso (ahorradores o inversionistas) hacia las actividades productivas (empresas, sector financiero, gobierno) mediante la compraventa de títulos valores.
 
Como es sabido, por medio de una mayor propensión al ahorro, se genera una mayor inversión, debido a que se producen excedentes de capital para los ahorradores, los cuales buscan invertirlos y generar mayor riqueza. Esta inversión da origen, por su parte, a nuevas industrias generadoras de ingresos, siendo este el principal objetivo del mercado de capitales.
 
Efectivamente RODRÍGUEZ AGUILAR, Allan considera lo siguiente: “El futuro del Mercado de capitales peruano, está en propiciar un mantenimiento y fortalecimiento de la imagen del Perú en los mercados financieros internacionales, teniendo como  desafío el desarrollo y promoción del mercado de bonos, el cual prácticamente desapareció con las épocas de alta inflación y control de las tasas de interés. También debe trabajarse en la estructura del costo de intermediación bursátil y en la expansión del sistema electrónico ELEX hacia operaciones de liquidación y custodia con el objetivo de reducir el tiempo de liquidación y transferencia de valores”.[11]
 
 Adicionalmente debe vigilarse los mecanismos para la determinación de los precios de las acciones incorporando normas más modernas para la detección de operaciones producto de información privilegiada, especialmente después de que recientemente se ha identificado al mercado de capitales peruano como uno de los más rentables del mundo.
 
Para la revista NEGOCIOS  ANÁLISIS INTERNACIONALES, nos da el siguiente alcance sobre el tema: “El Mercado de Capitales es aquel en el que los agentes superavitarios adquieren valores emitidos por agentes demandantes de recursos que buscan financiar  sus actividades.  Los primeros buscan obtener a cambio  un rendimiento que  les permita rentabilizar  su capital excedente. Este mercado se divide en dos: el primario, donde se transan valores de primera emisión;  y el secundario, en el cual se negocian valores de circulación” [12]
 
El  primero es el que permite “levantar”  recursos para el financiamiento de las empresas, mientras que el segundo complementa al primero en la medid en que le da  liquidez a los títulos  y permite que los inversionistas obtengan ganancias (de rendimiento y de capital) al efectuar transacciones con dichos valores.
 
Varios factores explican la poca profundidad del mercado local que ha ocasionado una concentración en valores de unos pocos emisores. En relación con los instrumentos de renta variable, existe un acceso limitado de las empresas medianas y pequeñas a la emisión pública debido a los costos y las formalidades en relación con la publicación de información relativa a la empresa que es necesario cumplir. Además, algunos autores sostienen que no hay incentivos para que los empresarios acepten abrir el accionariado de sus compañías para incorporar nuevos socios. Los mismos problemas de costos y formalidades se presentan en el caso de los instrumentos de renta fija.
 
Ante este panorama, ¿qué hacer para lograr un mayor acceso de las empresas al mercado? Entre otras cosas, se requiere promover una mayor información sobre las posibilidades de financiamiento a través del mercado de capitales; reducir los costos (honorarios de abogados,  estructuradores y clasificadoras, y comisiones de intermediarios y del regulador) y las formalidades (duración de trámites de inscripción y listado); flexibilizar la inversión en valores buenos aunque no sean de la más alta calificación crediticia; mejorar la transparencia en la contabilidad de las empresas; otorgar mayores garantías para los accionistas minoritarios; promover las prácticas de buen gobierno corporativo; dar incentivos para la apertura del accionariado de empresas familiares medianas y pequeñas; establecer políticas para promover la institucionalización del ahorro interno; reducir la participación del Estado en el mercado de deuda y de los mercados de bienes y servicios; estabilidad legal y regulatoria; el fomento de nuevos instrumentos de inversión; y la elevación del límite de inversión de las AFP en el exterior. Todo esto, por supuesto, acompañado por un manejo macroeconómico y fiscal prudente, para la reducción del riesgo país y las tasas de interés.
 
Asimismo, el autor  MARTIN MATO, Miguel  Ángel  afirma lo siguiente: “Los bonos y obligaciones son títulos que pagan intereses periódicos, a los que  se les denomina cupones. Estos títulos son emitidos con vencimientos mayores de un año, por lo cual pertenecen al mercado de capitales donde se negocian instrumentos financieros a largo plazo”. [13]

 

Añade que estos bonos pueden tener características especiales en función de cómo están determinados los pagos periódicos;  si son fijos, flotantes o variante de ellos; además de conocer cómo y cuando el principal es repagado; si el instrumento incorpora calls, puts, sinking, fund, amortizaciones o pre-pagos; ya que todo este conjunto de características afectarán de alguna la definición del instrumento.

 

También para MADURA, Jeff nos explica sobre la temática lo siguiente: “Los mercados de capital accionario facilitan el flujo de fondos de los inversionistas individuales o institucionales a las corporaciones. Por tanto, permiten a las corporaciones financiar sus inversiones para nuevos proyectos  comerciales o expandir los que ya tiene. También facilitan el flujo de fondos entre inversionistas”. [14]

 

De otro lado el especialista MISHKIN, Frederic S., nos indica lo siguiente: “El mercado de capitales  es aquel en el cual se negocian deudas a largo plazo (por lo general aquellas con un vencimiento  original de un año o más), los valores  del mercado de capitales, como las acciones y los bonos a largo plazo son mantenidos  frecuentemente por intermediarios  financieros como las compañías de seguros y los fondos de pensiones, los cuales tienen poca incertidumbre en relación con el monto de fondos que tendrán disponibles en el futuro”[15]

 

Asimismo que los  instrumentos del mercado de capitales son instrumentos de  deuda y de capital contable con vencimientos de más de un año. Tienen fluctuaciones de precio mucho más amplias  de los instrumentos de mercado de dinero y se les considera inversiones bastante arriesgadas, mencionando los siguientes:

Acciones  corporativas (valor de mercado)

Hipotecas residenciales

Bonos corporativos.

Valores del gobierno a largo plazo

Bonos de gobierno estatales y locales

Préstamos de bancos comerciales

Préstamos comerciales y agrícolas


[1] MASCAREÑAS PÉREZ-IÑIGO,  Juan. FINANZAS PARA DIRECTIVOS,  p. 236.

[2] SCOTT BESLEY y  Eugene F.  BRIGHAM. FUNDAMENTOS DE LA  ADMINISTRACIÓN, pp. 91-92

[3] MADURA, Jeff. ADMINISTRACIÓN FINANCIERA INTERNACIONAL. p. 497

[4] DE LA BARRA, María Claudia. DIARIO GESTIÓN, cita al Dr. PALOMINO CARLOS, Director Gerente de Grossman Capital Markets. APERTURA DE MERCADO DE CAPITALES NO DEBE RESPONDER A FINES OPORTUNISTAS DE TIPO CAMBIARO. Entrevista extraída de la web. http://gestion.pe/mercados/apertura-mercado-capitales-no-responder-fines-oportunistas-tipo-cambiario. 01.02.2013

[5] BANCO CENTRAL DE RESERVA DEL PERÚ.  MERCADO DE CAPITALES, p. 13

[6] PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL PERÚ.  IMPORTANCIA DE UNA REFORMA  EN EL MERCADO DE CAPITALES. Extraído de la web: http://blog.pucp.edu.pe/item/16587/la-importancia-de-una-reforma-del-mercado-de-capitales

[7]   CARUSO, Diego.   IMPORTANCIA DEL MERCADO DE CAPITALES. Extraído de la web:http://blog.desvaz.com/mercado-de-capitales/prueba-segunda/

[8] ANIDO Daniel,  EL MERCADO DE CAPITALES: ALGUNOS ASPECTOS CONCEPTUALES,  pp. 4 – 5

[9] ANIDO, Daniel. Ob.Cit. p. 7

[10] ZAMBRANO VALENCIA,   Anely  y otro. EL MERCADO DE CAPITALES.  extraído de la web:  http://www.gestiopolis.com/recursos3/docs/fin/mktcapcol.htm#_ftn2

[11] RODRÍGUEZ AGUILAR. Allan. El Mercado de Capitales en Perú Después

de la Reforma Económica. Extraído de la web. http://www.incae.edu/es/clacds/publicaciones/pdf/cen111.pdf

[12] NEGOCIOS  ANÁLISIS INTERNACIONALES.  EL MERCADO DE CAPITALES PERUANO. PROPUESTAS PARA DESARROLLARLO, p.14 .

[13] MARTIN MATO, Miguel Ángel. MERCADO DE CAPITALES: UNA PERSPECTIVA GLOBAL. p.157.

[14]  JEFF MADURA. MERCADOS E INSTITUCIONES FINANCIERAS. p. 219

[15] MISHKIN, Frederic S. MONEDA, BANCA Y MERCADOS FINANCIEROS, p. 27-31