Contacto:

Contacto:

Proceso de aprendizaje

Comparte

KERLINGER, define al rendimiento académico como una relación entre lo obtenido y el esfuerzo empleado para obtenerlo. Es un nivel de éxito en la escuela, en el trabajo, etc.», al hablar de rendimiento en la universidad, nos referimos al aspecto dinámico de la institución escolar. El problema del rendimiento escolar se resolverá de forma científica cuando se encuentre la relación existente entre el trabajo realizado por el maestro y los estudiantes, de un lado, y la educación (es decir, la perfección intelectual y moral lograda por éstos) de otro», «al estudiar científicamente el rendimiento, es básica la consideración de los factores que intervienen en él.

Por lo menos en lo que a la instrucción se refiere, existe una teoría que considera que el rendimiento escolar se debe predominantemente a la inteligencia; sin embargo, lo cierto es que ni si quiera en el aspecto intelectual del rendimiento, la inteligencia es el único factor», » al analizarse el rendimiento escolar, deben valorarse los factores ambientales como la expresión de capacidades y de características psicológicas del estudiante desarrolladas y actualizadas a través del proceso de enseñanza-aprendizaje que le posibilita obtener un nivel de funcionamiento y logros académicos a lo largo de un período o semestre, que se sintetiza en un calificativo final (cuantitativo en la mayoría de los casos) evaluador del nivel alcanzado.

VEGA, M. (1998). Define el rendimiento académico como el nivel de logro que puede alcanzar un estudiante en el ambiente escolar en general o en una asignatura en particular. El rmsmo puede medirse con evaluaciones pedagógicas, entendidas éstas como «el conjunto de procedimientos que se planean y aplican dentro del proceso educativo, con el fin de obtener la información necesaria para valorar el logro, por parte de los estudiantes, de los propósitos establecidos para dicho proceso».

GARCÍA (1991), después de realizar un análisis comparativo de diversas definiciones del rendimiento escolar, concluye que hay un doble punto de vista, estático y dinámico, que atañen al sujeto de la educación como ser social. En general, el rendimiento escolar es caracterizado del siguiente modo:

a)        El rendimiento en su aspecto dinámico responde al proceso de aprendizaje, como tal está ligado a la capacidad y esfuerzo del alumno.

b)        En su aspecto estático comprende al producto del aprendizaje generado por el alumno y expresa una conducta de aprovechamiento.

c)         El rendimiento está ligado a medidas de calidad y a juicios de valoración.

d)        El rendimiento es un medio y no un fin en sí mismo.

e)        El rendimiento está relacionado a propósitos de carácter ético que incluye expectativas económicas, lo cual hace necesario un tipo de rendimiento en función al modelo social vigente.

La Evaluación Pedagógica, a través de su valoración por criterios, presenta una imagen del rendimiento académico que puede entenderse como un nivel de dominio o desempeño que se evidencia en ciertas tareas que el estudiante es capaz de realizar (y que se consideran buenos indicadores de la existencia de procesos u operaciones intelectuales cuyo logro se evalúa). Pedagogía Conceptual propone como categorías para identificar los niveles de dominio las siguientes: nivel elemental (contextualización), básico (comprensión) y avanzado (dominio).

COMINETTI Y RUIZ (1997) sostiene que los factores del rendimiento académico son:

a.         Las Expectativas Las expectativas de familia, docentes y los mismos estudiantes con relación a los logros en el aprendizaje revisten especial interés porque pone al descubierto el efecto de un conjunto de prejuicios, actitudes y conductas que pueden resultar beneficiosos o desventajosos en la tarea escolar y sus resultados. El rendimiento de los estudiantes es mejor, cuando los maestros manifiestan que el nivel de desempeño y de comportamientos escolares del grupo es adecuado.

b.         Inteligencia La inteligencia humana no es una realidad fácilmente identificable, es un constructor utilizado para estimar, explicar o evaluar algunas diferencias conductuales entre las personas: éxitos – fracasos académicos, modos de relacionarse con los demás, proyecciones de proyectos de vida, desarrollo de talentos, notas educativas, resultados de test cognitivos, etc.

La buena enseñanza y el buen aprendizaje se fundamentan en maestros bien formados con estrategias de aprendizajes que faciliten y promuevan el progreso de los estudiantes. Para efectos de estas consideraciones esos trece fines ahí consagrados los podemos agrupar así:

l.          Adquisición de conocimientos (científicos, tecnológicos, históricos, humanísticas, estéticos, sociales, geográficos

2.         Desarrollo de capacidad crítica, reflexible y analítica, creación de hábitos intelectuales para la producción de conocimientos, fomento de pensamientos científicos y de la ceración artística.

3.         Formación en la práctica del trabajo y valoración del mismo como fundamento del desarrollo individual y social.

4.         Formación en la persona y en la sociedad de la capacidad para crear, investigar y adoptar la tecnología que requiere el desarrollo del país.

Estas posibilidades permiten la creación de ambientes de aprendizaje enriquecidos, a la vez que abren ventanas en el proceso de aprendizajes de los alumnos a los «proceptos» (procesos más conceptos).

Por ello, la educación apoyada en recursos informáticos requiere en primer lugar de buenos maestros. Ellos siguen siendo el factor central en los procesos de mejoramiento cualitativo de la educación.