Contacto:

Contacto:

Capital de trabajo

Comparte

Según Soria (2012), el Capital de Trabajo, denominado también Capital en Giro o Fondo de Maniobra, es definido de diversas maneras, entre las que podemos mencionar las siguientes:

  1. El Capital de Trabajo es la diferencia entre el Activo Corriente y el Pasivo Corriente de una empresa, esta definición es también aplicable al concepto Capital de Trabajo Neto.

El Activo Corriente comprende el Efectivo en Caja y Bancos, los Valores Negociables (a corto plazo), las Cuentas por Cobrar y los Inventarios o Existencias, vale decir, aquellas cuentas que son o que se van a convertir en efectivo en el plazo máximo de un año.

El Pasivo Corriente comprende aquellas obligaciones que se deben pagar en el plazo máximo de un año; tales como los Sobregiros y Préstamos Bancarios, las Cuentas por Pagar Comerciales (o Proveedores) y Otras Cuentas por Pagar (Remuneraciones Personales, Tributos por Pagar o Pasivo Acumulado). (Soria, 2012).

Al restar el Pasivo Corriente del Activo Corriente, puede darse el caso que el Activo Corriente sea mayor que el Pasivo Corriente, donde el Capital de Trabajo será positivo o que el Activo Corriente sea igual que el Pasivo Corriente, en donde el Capital de Trabajo será cero o nulo, es decir que la empresa no tiene Capital de Trabajo; y por último, que el Activo Corriente sea menor que el Pasivo Corriente, en donde el Capital de Trabajo se dice que es negativo. Esta última alternativa puede presentarse en empresas que tienen una razón elevada de Rotación de Inventarios o que poseen un presupuesto de efectivo con ingresos de caja predecibles.

  1. El Capital de Trabajo es la parte de los Activos Corrientes que se financian con recursos a largo plazo, es decir, con Pasivos No Corrientes u obligaciones a largo plazo y con Patrimonio Neto, en este último caso con Aporte Accionario o Aporte de Capital.

En cuanto a la administración del Activo No Corriente o Activo Fijo, ella forma parte de la evaluación y presupuesto de inversiones que se desarrollará más adelante.

  1. El Capital de Trabajo es la inversión de la empresa en Activos Corrientes o a corto plazo, vale decir, efectivo en Caja y Bancos, Valores Negociables, Cuentas por Cobrar Comerciales e Inventarios. Debido a que en la mayoría de las empresas el Activo Corriente representa una inversión que llega a ser más de la mitad del Activo Total, requiere de gran atención por parte del Gerente Financiero.

Importancia del capital de trabajo

Según Bellido (2009), el Capital de Trabajo es de gran importancia para el Gerente Financiero y la empresa en general, ya que permite dirigir las actividades operativas, sin restricciones financieras, pudiendo la empresa enfrentarse a situaciones emergentes sin peligro de un desastre financiero. Además, posibilita el pago oportuno de las deudas u obligaciones, asegurando el crédito de la empresa.

Un Capital de Trabajo excesivo, especialmente si se encuentra en efectivo, puede ser tan desfavorable como un Capital de Trabajo insuficiente.

El monto o nivel del Capital de Trabajo está determinado por la inversión de la empresa en Activo Corriente y en Pasivo Corriente (o endeudamiento a corto plazo); para lo cual se han debido tomar decisiones, en torno a los requerimientos de liquidez de la empresa y a los plazos de vencimiento o pago de las deudas a corto plazo.

En una empresa, generalmente, cuando menor sea el monto de los Activos Líquidos (Caja y Bancos, Valores Negociables a corto plazo), con respecto al Activo Corriente, mayor será la rentabilidad de éste, sobre el total de las inversiones de la empresa.

En cuanto al Pasivo Corriente, su rentabilidad estará en función de los diferentes costos de financiamiento y a la utilización de dicho financiamiento en períodos que no son necesarios.

Como se mencionó anteriormente, una empresa puede tener un nivel bajo de Capital de Trabajo o un Capital de Trabajo negativo (Activo Corriente menor que Pasivo Corriente), en este caso, existirá un riesgo, cual es la probabilidad de llegar a la Insolvencia Técnica.

En el ámbito empresarial, la insolvencia se produce cuando los Activos son menores que los Pasivos, en cambio la Insolvencia Técnica se produce cuando la empresa es incapaz de cumplir con el pago de sus deudas u obligaciones de caja (o de pago en dinero) a medida que éstos vencen, vale decir, cuando se llega al estado de cesación de pagos.

El Capital de Trabajo se utiliza muy a menudo, como medida del riesgo a la Insolvencia Técnica de la empresa.

Si una empresa desea incrementar su Rentabilidad, debe necesariamente incrementar su Rentabilidad y si desea disminuir su Riesgo, debe disminuir su Rentabilidad.

En esta parte del texto se asume que la Rentabilidad se determina por las Utilidades antes de Intereses e Impuestos y que el Riesgo, se determina por la probabilidad de la empresa, de caer en la Insolvencia técnica.

Existe una sensibilidad de la Rentabilidad y el Riesgo frente a variaciones en los niveles de los Activos Corrientes y Pasivos Corrientes.

Soria (2012) examina el efecto de los aumentos o disminuciones de los Activos y Pasivos Corrientes sobre la Rentabilidad y el Riesgo de la empresa.

1.         Variaciones en Activo Corriente

Para evaluar la sensibilidad de la Rentabilidad-Riesgo por efecto de la variación (aumento o disminución) en el nivel del Activo Corriente, usualmente se emplea la Razón de Activo Corriente sobre Activo Total (AC/AT), obteniéndose como resultado, el porcentaje de Activo Corriente de la empresa. Se asume, en este caso, que el Pasivo Corriente será constante. Para mejor claridad se analizará primero un incremento y luego una disminución en el Activo Corriente.

A.        Sensibilidad Rentabilidad- Riesgo ante un aumento en Activo Corriente.

Cuando aumenta el Activo Corriente y consecuentemente la Razón Activo Corriente sobre Activo Total (AC/AT), la Rentabilidad de la empresa disminuye debido a que los Activos Corrientes, son menos rentables que los Activos No Corrientes, como ya se demostró anteriormente.

Por otro lado, el aumento en el Activo Corriente disminuye el Riesgo de la Insolvencia técnica (siempre y cuando el Pasivo Corriente permanezca constante), ya que aumenta el Capital de Trabajo.

B.        Sensibilidad Rentabilidad. – Riesgo ante una disminución en Activo Corriente.

Una disminución en Activo Corriente se traduce en una disminución de la Razón Activo Corriente sobre Activo Total y además incrementa la Rentabilidad, porque los Activos No Corrientes son más rentables que los Activos Corrientes. Además, el Riesgo también se incrementa por cuanto, al disminuir el Activo Corriente, el Capital de Trabajo será menor. Un ejemplo permitirá aclarar estos efectos, de los niveles de Activos Corrientes sobre la Rentabilidad y Riesgo de la empresa.

2.         Variaciones en Pasivo Corriente

Para evaluar la sensibilidad de la Rentabilidad-Riesgo por efecto de la variación (aumento o disminución) en el nivel del Pasivo Corriente, generalmente se utiliza la Razón Pasivo Corriente sobre Activo Total (PC/AT) obteniéndose como resultado, el porcentaje de los Activos Totales de la empresa, que se financiaron con Pasivo Corriente. Se asume que el Activo Corriente será constante. A continuación, se examina el caso, de un aumento y de una disminución del Pasivo Corriente.

A.        Sensibilidad Rentabilidad. Riesgo ante un aumento en Pasivo Corriente.

Al aumentarse el Pasivo Corriente, aumenta la Razón Pasivo Corriente sobre Activo Total. Del mismo modo, se incrementa la Rentabilidad de la empresa, debido a que generalmente el costo del Pasivo Corriente, o Crédito a corto plazo, es menor menos caro que el costo del Pasivo No Corriente y toda disminución en costos, genera mayores utilidades.

Al aumentarse el Pasivo Corriente, manteniéndose constante el Activo Corriente, el Capital de Trabajo disminuye, lo cual se traduce en un incremento del Riesgo de la Empresa.

B.        Sensibilidad Rentabilidad. – Riesgo ante una disminución Pasivo Corriente.

Si el Pasivo Corriente disminuye, disminuye también la Razón Pasivo Corriente sobre Activo Total y la Rentabilidad, ya que deberá financiarse con Pasivo No Corriente o recursos a largo plazo, que son mucho más caros. La disminución en el Pasivo Corriente bajo el supuesto que el Activo Corriente será constante aumentará el Capital de Trabajo, disminuyendo el Riesgo.