Contacto:

Contacto:

La filosofía del Marketing total en la actualidad

Spread the love

El Marketing Total es una filosofía de negocios que se caracteriza por un cambio de mentalidad en todas las áreas de la empresa. Se basa en un conjunto de acciones dirigidas a todos los protagonistas relacionados con la empresa. Ya no se trata únicamente de vender ni solo de conseguir y conservar clientes.

Tal y como asegura Philip Kotler, es necesario vigilar y mantener las relaciones con todos aquellos individuos y organizaciones que están en continuo contacto con la empresa en cuestión. Es precisamente a través de estas relaciones como logrará crear una buena imagen externa e interna y, por tanto, se ampliarán las probabilidades de que el producto y/o servicio que ofrece tenga éxito.
Encontrar aliados, ganarlos y conservarlos es un problema de los responsables del marketing. Hay que dejar de ver al proveedor como adversario y al empleado como un coste, aprender a verlos, respectivamente, como socio y como cliente interno.
Existen diversos protagonistas en el entorno de una organización que deben ser considerados simultáneamente:

  1. Marketing dirigido a los proveedores: se los considera como socios, ayudándolos a que mejoren su calidad y desempeño. En algunos casos la propia empresa capacita a sus proveedores.
  2. Marketing dirigido a distribuidores: se refiere a establecer relaciones efectivas con mayoristas, agentes, minoristas y concesionarios, según el caso.
  3. Marketing para los clientes finales: es el enfoque tradicional que supone identificar, captar y servir con excelencia a un grupo definido de clientes.
  1. Marketing dirigido al personal: los empleados son percibidos no solo como proveedores internos de servicios, sino también como clientes internos. Para ello se mejoran continuamente los procesos de contratación, capacitación y desarrollo, motivación, compensación y evaluación.
  2. Marketing financiero: se trata de ejercer influencia sobre las percepciones y actitudes de los bancos y otras entidades financieras mediante informes anuales, declaraciones a la prensa, planes de negocios, o utilizando otras herramientas de marketing. Esto favorece la imagen organizacional e incrementa la confiabilidad en la empresa.
  3. Marketing político: se refiere a las acciones que permitan promover legislaciones adecuadas para el sector en el que opera la empresa. Para ello es importante pertenecer a asociaciones que defiendan cabalmente los intereses del sector.
  4. Marketing de alianzas: está dirigido a aquellas empresas con las cuales puedan establecerse alianzas estratégicas frente a una determinada situación. En algunas ocasiones es necesario aliarse a las que operan en otros sectores del mercado. Encontrar los socios estratégicos convenientes, ganarlos y conservarlos es un problema de marketing.
  5. Marketing dirigido a la competencia: en determinadas circunstancias resulta ventajoso establecer alianzas estratégicas con empresas con las cuales se compite en el mercado.
  6. Marketing dirigido a los medios: en este caso es fundamental entender las necesidades que tienen los distintos medios, y a través de las relaciones públicas cultivar una relación amistosa.
  7. Marketing de la opinión pública: significa lograr la mejor imagen organizacional utilizando todos los medios de comunicación disponibles.
    El líder de la empresa debe activar y potenciar las relaciones internas y externas señaladas anteriormente para incrementar notablemente su rentabilidad. El marketing es sobre todo y antes que una serie de técnicas más o menos desarrolladas, una filosofía de trabajo, es un espíritu de empresa.
    Traducido a nuestra disciplina, cuando hablamos de marketing nos referimos a como satisfacer las necesidades informativas de los usuarios de una manera rentable, tanto para estos como para la organización. (Kotler, 1980).

Fuente: Centro Europeo de Postgrado