Contacto:

Contacto:

Diferencias entre investigación científica y plan de negocio

Spread the love

El conocimiento del método científico es básico para la elaboración del plan de negocio. Este es un trabajo más complejo que el de otros tipos de tesis, porque implica la realización de varios estudios concatenados: una investigación de mercado, un estudio comercial, un diagnóstico económico-financiero, entre otros (Vara, 2012).

De ahí que formular un plan de negocio integral es un trabajo exigente y minucioso. Como en cualquier investigación, cada punto debe ser sustentado con datos e información confiable y verificable. Sin embargo, la investigación científica y el plan de negocio difieren en varios aspectos.

En las tesis de ciencias económicas o administrativas, especialmente en aquellas basadas en propuestas de modelos de gestión, se diagnostican problemáticas empresariales; en el plan de negocio se identifican y justifican la oportunidad y el nicho de mercado para un proyecto de negocio. En la tesis, la fundamentación teórica posee un peso importante, mientras que en el plan de negocio el énfasis recae en el análisis de los antecedentes relacionados con la industria a la que pertenece el negocio. En la tesis se plantean hipótesis; en el plan de negocio se evalúa la viabilidad de la empresa. Además, en el caso del plan de negocio, los resultados corresponden principalmente al análisis de mercado y al análisis económico y financiero. Con respecto a las conclusiones y recomendaciones, en el plan de negocio responden a la factibilidad del negocio y a sus posibilidades de aplicación (Vara, 2012).

La información incluida en el plan debe estar enfocada en el contexto específico del negocio y en el momento que atraviesa; por ejemplo, es fundamental averiguar los precios manejados por la competencia y la demanda real del producto. La página web del Banco Central de Reserva del Perú, por ejemplo, ofrece un marco confiable sobre el entorno económico, la demanda y el nivel de confianza de los consumidores. En cuanto a créditos y mercado de valores, se pueden consultar las páginas de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP y de la Superintendencia del Mercado de Valores. Las redes sociales también pueden ser fuente de información valiosa con respecto a las demandas y las preferencias de los clientes o consumidores más jóvenes (Guerra-García, 2013).

El conocimiento que se obtendrá de una investigación eficiente permitirá elegir el modelo de negocios más conveniente, fijar los objetivos de corto y largo plazo de la empresa, reconocer sus recursos y aprovecharlos, así como anticiparse a problemas y carencias. Por medio de la investigación se podrá reconocer profundamente el entorno, con el fin de identificar las semejanzas de funcionamiento con otras compañías, las diferencias y, en el mejor de los casos, la ventaja que se posee sobre ellas, para satisfacer de forma exitosa las necesidades de los clientes y construir una imagen favorable frente a la sociedad.

Además del análisis del entorno, la investigación en un plan de negocio abarca asuntos de corte práctico distintos a los de otras modalidades de investigación. Para hacer una propuesta viable de negocio, debe realizarse una prueba de concepto o concept testing, mediante la cual se evalúa si el producto o servicio es aceptado por el mercado objetivo, cuáles son sus puntos fuertes, cuál debería ser su precio sugerido, cuáles son sus ventajas sobre los ofrecidos por los competidores, etc. (Basantes, 2012). Esto se complementa con la información recabada en el estudio de mercado; que identifica al consumidor potencial y determina las barreras de entrada del negocio propuesto. Será decisión del emprendedor invertir en una agencia especializada en estudios de mercado que se encargue de realizar tal tarea según los objetivos del negocio. Sin embargo, en el caso de la investigación para obtener el grado de maestría, el estudio de mercado debe ser efectuado por el propio investigador o el equipo de tesis, con la asesoría conveniente.


A pesar de que los elementos que deben presentarse en un plan de negocio son diversos, el eje del documento consiste en demostrar de forma técnica la viabilidad económica y financiera del proyecto. Aunque el documento se presente en el marco académico, la principal meta es probar que se conseguirá un beneficio atractivo de implementarse el negocio. Este, a su vez, debe proyectarse bajo la consideración de escenarios desfavorables (Proinversión, 2007). Cada uno de los estudios incluidos en el plan de negocio debe resaltar y justificar la viabilidad de este, y mostrar la manera de lograr el éxito, con documentos o datos que sirvan de evidencia (DeThomas & Derammelaere, 2008).
Para ello, se expondrán el plan de inversión, el plan de ventas, el análisis de costos, los valores financieros (valor actual neto, VAN, y tasa interna de retorno, TIR), con el fin de preparar proyecciones de rentabilidad, el plan de producción (adquisición de insumos y relación de proveedores), el monto de la inversión inicial, el capital de trabajo, la relación de socios inversionistas y la proyección de la demanda, entre otros aspectos. A partir de esa información se define el plan comercial para el ingreso del producto al mercado, se determina el precio de acuerdo con las características del cliente y se concretan las estrategias de venta y comercialización y las metas de vendedores y gerentes. Aquí también se consideran las diversas estrategias publicitarias.

Con respecto al plan de producción, este incluirá todos los recursos necesarios para la fabricación de los productos: las materias primas, el equipamiento y la maquinaria, de ser el caso. Asimismo, se debe proyectar la cantidad de personal que se requerirá para llevar a cabo todos los procesos en la empresa. El plan de negocio comprenderá la planificación de los recursos humanos mediante configuraciones de organización; esto también ayudará a definir políticas de reclutamiento y selección, capacitación y desarrollo, remuneraciones, etcétera.
Como se puede deducir de esta mirada general, la investigación para el plan de negocio es ardua y diversa; por ello, antes de detallar cada aspecto, debe conocerse con claridad el concepto y la utilidad del plan de negocio.

Fuente:

Lydia Arbaiza Fermini (2015). Como elaborar un plan de negocio. – Lima : Universidad ESAN, 2015.– 250 p.