Contacto:

Contacto:

FERTILIZACIÓN DE LA VID

Spread the love

FUNCIÓN DE LOS ELEMENTOS MINERALES:

El nitrógeno es el elemento que regula el crecimiento de los brotes, hojas y frutos, tiene un efecto decisivo sobre el rendimiento. La absorción de nitrógeno por la cepa no se produce con un ritmo uniforme y se puede distinguir en ella tres fases críticas: la floración, el crecimiento activo de los pámpanos y el engrosamiento rápido de los frutos (Reyner, 1989).

El fósforo favorece el sistema radicular, la fecundación, la floración, el cuajado del fruto, así como la maduración de los mismos (Ferraro, 1992).

La vid es una fuerte consumidora de potasio, por la extracción realizada por las cosechas, es el elemento más importante en el abonado de la vid porque ayuda a la producción de azúcares, almidones y mejora la calidad de los frutos. Imparte mayor vigor y resistencia a enfermedades (Hidalgo, 1993).

La fertilización foliar con micro elementos es muy importante en los periodos críticos en los que la planta no puede absorberlos a través de sus raíces en cantidad suficiente. Deben aplicarse en forma de quelatos (Rodríguez y Ruestas, 1992).

El Azufre, en el suelo se encuentra en forma de ión SO42+. La relación que tiene con el carbono y nitrógeno en la materia orgánica es como sigue: C: N : S aproximadamente 125:10:1,2. El contenido de azufre en las regiones templadas es de 0.005 a 0.04%, pero a la ves el contenido depende de la cantidad de materia orgánica y de las condiciones climáticas de la zona (Mengel y Kirkby, 1987).

El azufre es absorbido por las plantas como SO4, es para la síntesis de aminoácidos que contengan azufre; cisteina, cisterina y metionina y para la síntesis de proteína (Tisdale y Nelson, 1991).

El Cloro, como ión se encuentra en todas partes y es muy móvil en el suelo, su presencia es más bien perjudicial para el agricultor, en especial cuando se trata de cloruro sódico. Existe en el suelo un cierto antagonismo con el sulfato (Gross, 1981).