Contacto:

Contacto:

COACHING

Spread the love

Evolución Histórica del Coaching

El Coaching apareció hace miles de años en la antigua Grecia y su creador fue el filósofo Sócrates, el cual promovía el uso del diálogo como forma de llegar al conocimiento y de esta forma ayudaba a sus discípulos a alcanzar la verdad. Sócrates conversaba con ellos y les hacía preguntas, con lo cual lograba que al final sus discípulos sacaran a relucir los conocimientos que tenían dentro. Sócrates lo bautizó como Mayéutica, que en griego significa partera, para simbolizar que él también ayudaba a dar a luz. En su caso no a un niño, sino a la verdad que hasta ese momento había permanecido oculta.

En tiempos Actuales, se le conoce como Coaching, el cual se dio inicio a mediados de los años 70, cuando Timothy Gallwey se dio cuenta de que el peor enemigo de un deportista era su propia mente y desarrolló una serie de libros para ayudarlo a superar bloqueos y obtener un mayor rendimiento. Desde un inicio el método mostró resultados sorprendentes y se empezaron a montar escuelas deportivas bajo la licencia de su obra, llamada Inner Game.Dos de ellas en Europa a cargo de Sir John Whitmore, quien después de un tiempo logró adaptar exitosamente el procedimiento al medio empresarial inglés y dio origen a lo que hoy se conoce como Coaching empresarial. De ahí, solo fue un pequeño paso para que bajara hasta la esfera personal y estuviera a nuestra disposición. El encargado de esta labor fue Thomas J. Leonard, a quien se le reconoce mundialmente como el padre del Coaching Moderno.

Tipos de Coaching

Existen distintas clases de Coaching, pero se trata de las mismas habilidades aplicadas a diferentes áreas. Un coach puede especializarse, pero es frecuente que esas áreas se superpongan, por ejemplo, entre el coaching personal y el empresarial. El Coach personal no puede trabajar con su cliente sin tomar en consideración su trabajo; el Coach empresarial no puede hacer justicia a su cliente a menos que le ayude a integrar su trabajo con su vida.

Coaching Personal

Tiene por finalidad revisar los mapas personales y detectar aquellos factores, claves y hábitos conductuales que interfieren en el logro de los objetivos de una persona, con el objeto de alinear sus intereses con los resultados deseados, los cuales no siempre son acordes con las expectativas y/o Visión de Futuro que nos hemos trazado.

El coach personal se ocupa de la vida de su cliente en todas sus dimensiones: la vida privada, la profesión, la salud y las relaciones. Siempre habrá alguna cuestión más inmediata que las otras, pero se abrirá para abarcar muchos otros aspectos de la vida del cliente, como su dieta, sus relaciones con la pareja y con los hijos, o su grado de satisfacción con su trabajo, su carrera, su retiro y sus condiciones de vida.

Coaching Ejecutivo

Trata con personas dotadas de autoridad y poder (Ejecutivos) dentro de alguna organización. El coach ejecutivo conoce ese medio y encaja sin problemas en él. Es posible que él mismo sea un directivo formado en coaching y que, por consiguiente, conozca bien la clase de presiones a las que se ven sometidos los ejecutivos de alto rango, así como el tipo de decisiones que tienen que tomar.

El ejecutivo de alto nivel ocupa una posición solitaria. Se supone que tiene todas las respuestas, la gente acude a él en busca de guía y no le resulta fácil hablar de sus presiones y sus dificultades con alguien que simpatice con su situación y le comprenda. A menudo no hay nadie dentro de su organización con quien pueda hablar realmente de sus esperanzas y sus sueños, de sus dudas y sus temores. El coach ejecutivo cumple con ese papel sumamente importante.

Un ejecutivo de alto rango que trabaje mejor tiene un efecto sumamente positivo sobre la empresa. Puede significar un beneficio extra millonario. La amortización de la inversión en coaching ejecutivo puede ser enorme.

Coaching Empresarial

El coaching ejecutivo es la gama alta del coaching empresarial. El coach de empresa atiende a las personas en su trabajo en relación con cuestiones profesionales. A menudo trabaja en colaboración con directivos de la compañía y puede aplicar el coaching a grupos de personas. Por ejemplo, puede que un ejecutivo tenga problemas con otros ejecutivos y necesite coaching para resolver ese problema, o que un directivo necesite clarificar su visión y sus valores junto con la misión y el propósito de su empresa, o que algún equipo necesite coaching para mejorar su eficacia. El coaching se concentra en el individuo, no en el sistema empresarial, pero sin duda influye de manera indirecta en los resultados corporativos, mejorándolos.

El coaching de empresa constituye asimismo el mejor seguimiento para cualquier consultoría o formación. Sin un coaching posterior, la consultoría y la formación no son a menudo más que un desperdicio económico, puesto que la inercia del sistema volverá a llevarlo a su situación anterior. La resistencia al cambio no es mala, es simplemente inevitable. Un negocio necesita estabilidad, de lo contrario se colapsa, por consiguiente es natural que se resista al cambio, a cualquier cambio, incluso al deseado.

A menudo el coaching de empresa se proyecta sobre el coaching personal porque nadie puede separar su trabajo del resto de su vida. Suele ocurrir que los directivos no rindan adecuadamente porque algo de su vida privada les está preocupando, por ejemplo, la relación con su pareja.

Coaching Empleabilidad-Profesional

El coach para empleabilidad de profesionales se especializa en ayudar a quienes buscan trabajo, quieren cambiar de profesión o desean reincorporarse al mercado laboral tras un período de ausencia o desocupación. Se trata de un área de importancia creciente. En el mundo occidental hay más trabajadores potenciales que puestos de trabajo disponibles, y ello por dos razones. En primer lugar, cada vez acude al mercado laboral más gente calificada. En segundo lugar, los avances tecnológicos han significado la pérdida de muchos puestos de trabajo. Hay miles de personas que desean trabajar y que no encuentran dónde hacerlo.

Los déficit de rentabilidad generados en los sistemas de pensiones, provocarán que la mayoría de la gente trabaje hasta los 70 años de edad. Ello significa que los empleos de alto nivel estarán ocupados más tiempo, y eso tendrá un efecto demoledor. A alguien de más de 50 años de edad ya le resulta prácticamente imposible encontrar hoy un trabajo asalariado.

Coaching Gerencial

El Coaching gerencial es una forma de intervención profesional orientado a ayudar a individuos tales como, gerentes y colaboradores, a desarrollar y fortalecer sus   competencias,   actitudes,   conocimientos   y   aptitudes   funcionales,   comporta mentales y conceptuales, para responder exitosamente a los requerimientos de su organización y su ambiente.  Ciertamente los objetivos específicos de un proceso de Coaching gerencial son fijados por el cliente y el coach conjuntamente. 

Se pueden observar dos diferentes modalidades del Coaching gerencial:

  • La primera es donde el coach es externo, se presenta un profesional externo y con la debida formación en el tema que actúa como coach del gerente.
  • La segunda se presenta cuando el coach es interno, el gerente con la adecuada   formación   en   el   tema   y   lo   suficientemente   capacitado, actúa como coach de sus ejecutivos y colaboradores.

Características

Los Coaches son líderes preocupados por estructurar el desarrollo personal y profesional  de cada miembro de un equipo  laboral  y del  suyo propio.  Por ende deben   poseer   ciertas     cualidades   sobre   las   cuales   haremos   mención   a continuación:

• Un coach es positivo.  Su  función es alcanzar las metas de productividad brindando   coaching   a   sus   empleados   para   que   logren   un   rendimiento óptimo.

• Un  coach es  entusiasta.  Como  líder  debe  dar   las  pautas,   su actitud  es contagiosa e infunde energía positiva en cada encuentro.

• Un coach es comprensivo. Su labor es proveer a sus empleados de lo que necesitan   para   desarrollarse   eficientemente   en   su   labor:   herramientas, tiempo,   instrucciones,   respuestas   y   protección   contra   la   interferencia externa. Debe guiar para prever las necesidades y evitar que se presenten problemas.

• Un coach es confiable.  Acepta que los miembros de su equipo sepan que cree en ellos y en la labor que desempeñan. Puntualice los éxitos obtenidos,  examine con ellos las causas de dichos éxitos y conceda reconocimientos a la excelencia posterior a cada triunfo.

• Un  coach es  directo.  La  comunicación efectiva  es  específica  y  concreta. Analice  aspectos  específicos.  Haga  que   la   labor   sea  manejable,   es  más probable que logre acciones si el empleado sale de su oficina dispuesto a resolver el problema actual.

• Un coach está orientado a la meta. Fundamenta las labores que asigna a sus empleados en metas claras y definibles.  Asocia tareas específicas con las metas ya establecidas y comunica dichas metas a las personas que en realidad deben ejecutar el trabajo.

• Un coach es experto. Debe conocer  el   trabajo a  la perfección y  también conocer  a sus empleados: sus  fortalezas y sus debilidades,  sus gustos y disgustos,   sus   patrones   de   trabajo   y   sus   idiosincrasias.   Cuanto   más considere a sus colaboradores como personas, mejor será su trabajo como coach.

• Un coach es observador. Es necesario involucrarse con su personal. Debe ser consciente de lo que expresa el lenguaje corporal y el tono de voz, si presta atención se dará cuenta de que problemas pueden presentarse y así  poder evitarlos.

• Un coach es respetuoso. Sus colaboradores son en verdad importantes, por ende   debe   aprender   a   conocerlos   y   a  respetar   sus   derechos   como empleados y como seres humanos.

• Un   coach   es   paciente.   La   paciencia   es   clave   y   es   una   habilidad   de supervivencia en el lugar de trabajo. Se debe evitar respuestas viscerales, porque puede ser que debilite la confianza de los empleados en su habilidad para pensar y reaccionar.

• Un coach es claro. Tiene que expresarse con la mayor claridad posible para que la comunicación sea eficaz. O por el contrario los empleados empezarán a fallar o a asumir lo que tienen que hacer y esto cuesta tiempo y dinero a la organización.

• Un coach debe ser  seguro.  Actuar  con confianza,   firmeza y persistencia. Debe   actuar   para   disminuir   la   posibilidad   de   confrontación   y   reducir cualquier daño potencial.

• Concreta: Se focalizan en conductas que pueden ser mejoradas. El coach utiliza un lenguaje que va al grano y anima a la persona que está haciendo “coacheada” a   ser   específica.     Se   focaliza   en   los   aspectos   objetivos   y   descriptivos   del desempeño.    El  desempeño puede ser mejorado solamente cuando puede ser descrito en  forma precisa que ambas partes entiendan exactamente  lo mismo que se está discutiendo.

• Interactiva: En   este   tipo   de   conversación   se   intercambian informaciones. Se hacen cuestionamientos y respuestas, se intercambian  ideas con el  involucramiento de ambas partes.

• Responsabilidad Compartida:     Un coach y un subordinado tienen una responsabilidad   compartida   para   trabajar   juntos   en   la  mejora   continua   del desempeño. Todos los participantes comparten responsabilidades de lograr que las conversaciones sea lo más útil posible y por la mejora del desempeño que sigue a la conversación.

• Forma   Específica:      Esta   forma   está   determinada   por   dos   factores primordiales: La Meta de la conversación está claramente definida y el flujo de la conversación implica una primera fase en la cual se amplía la información, para luego focalizarla en aspectos específicos en la medida en que los participantes logran la meta pautada al inicio de la conversación.

• Respeto:     El líder que utiliza este modelo comunica en todo momento su respeto por la persona que recibe el coaching.[1]

Ventajas del Coaching

•El coaching modifica la actitud del empleado y le permite al coach, que sus esfuerzos rindan beneficios específicos. A continuación mencionaremos algunos de los múltiples beneficios que puede brindar un coaching efectivo.

• El coaching ayuda a desarrollar las habilidades del empleado. La meta del coaching no es precisamente ayudar a los empleados a lograr ciertos grados de   desempeño.   Es   importante   comprender   que   un   éxito   engendra   otro   e infunde la autoconfianza que conduce a grados elevados de motivación y de desempeño en muchas tareas.

• El  Coaching ayuda a diagnosticar  problemas  de desempeño.  Cuando  los empleados no se desempeñan con eficiencia óptima, se tiene que averiguar la razón.  El  coach pide el  aporte del  empleado para  luego escucharlo,  de esta manera se tiene mayores probabilidades de hacer el diagnóstico correcto y es más probable que se obtenga la cooperación del empleado para llegar a una solución,   si   estos   sienten   que   tienen   poder   y   capacidad   para   resolver problemas lo harán.

• El Coaching ayuda a corregir el desempeño insatisfactorio o inaceptable. Se encuentra la fuente del problema y se decide como resolverlo,  analizando la situación con un grupo de empleados  y permitiéndoles  ayudar  en acciones posibles.

• El  coaching ayuda a diagnosticar  un problema de comportamiento.  Estos son demasiados complejos.  El  coaching  involucra a  los empleados para que definan la situación y averigüen si los comportamientos están obstaculizando el desempeño.

• El coaching centra su atención en brindar accesoria y consejería apropiadas.  Los empleados piensan en sus carreras profesionales tanto dentro como fuera de  la organización,  por  ende merecen saber   las  reglas  para guiarlos  a sus objetivos.

• El coaching brinda oportunidades para dar a conocer el aprecio. El coaching proporciona oportunidades naturales para elogiar el buen trabajo y el esfuerzo decidido.

• El  coaching estimula comportamientos de autocoahing.  Cuando se brinda asesoría a los empleados para enfrentar un desafío se le enseña a comprender la manera de tratar problemas similares en el futuro, a medida que se le va aplicando coaching a los empleados estos serán cada vez más competentes y comprometidos, agregando más valor a la organización.

• El coaching mejora el desempeño y la actitud. A medida que se incrementa el  desempeño mediante el  coaching  también mejora su actitud.  El  coaching hace que  los empleados sean conscientes de que se preocupan por  ellos y están   comprometidos   con   ayudarles   a   mejorar.   Esto   se   traduce   en   el compromiso que ellos asumen y el entusiasmo que muestran ante su trabajo y producen un desempeño mayor y una actitud mejor, todas estas acciones van juntas y el coaching es el método que hace esto posible.[2]

Desventajas del Coaching

Por regla general, le dedica más tiempo a escribir que hablar debido a que a veces,   se   necesita   intercambiar   varios   análisis   extras   para   asegurarse   de   la interpretación correcta de  los mensajes.  Escribir  es más  lento que hablar,  esto hace que sea más lento.


[1] http://www.eluniversal.com.mx/articulos/37517.html

[2] Coaching efectivo, Marshal J. Cook. Cap.1, Pág. 5-10.