Recolección de indicios y evidencias por el perito Criminalístico

Recolección de indicios y evidencias por el perito Criminalístico

Spread the love

a.  La recolección de indicios y evidencias es la etapa más importante que realizan los Peritos de Criminalística, porque de ello dependerá  el aporte o no, a una investigación, es por eso que se le considera como un proceso que utiliza métodos y técnicas.

b.  Este procedimiento se aplica  después  de haber sido ubicado la escena del hecho, sido estudiado y fijado. Posteriormente de realizar un examen meticuloso y una selección previa de todos los indicios, se procede al levantamiento utilizando las técnicas que correspondan, se embalan y se etiquetan enviándose al Laboratorio de Criminalística.

c.  Los métodos  y técnicas de recolección de indicios y evidencias están dados según las características de cada uno, pero hay aspectos generales que comparten todos los indicios.    

d.  Los instrumentos para cada uno de los indicios o evidencias son determinados por el respectivo laboratorio que siguiendo las recomendaciones criminalísticas tradicionales y su propia experiencia, definen éstos, así como el procedimiento por seguir.

e.  Se debe tener en cuenta que para cada indicio o evidencia hay una técnica científica específica, que evita la destrucción o alteración, conservando así la información que se desea extraer. Dominar los diversos tipos de técnicas y saber en qué momento deben aplicarse, es fundamental frente a  cualquier investigación policial, ya que se pretende reconstruir un hecho sucedido con anterioridad, con el fin de determinar una eventual responsabilidad de carácter penal.

f.  Es importante mencionar que la construcción de la Cadena de Custodia no se limita a los indicios y evidencias probatorios recopilados en el propio escenario del delito comprendido éste en estricto sentido, sino que la recolección también debe ser controlada en relación con aquellos que sean incautado al propio imputado, cuando los porte consigo, o igualmente, cuando se trata de muestras o fluidos tomados directamente del cuerpo del mismo imputado (siempre y cuando se respete su pudor), tales como elementos pilosos, sangre y semen.

g.  Por otra parte, los elementos indiciarios ya recolectados, deben ser clasificados e individualizados cuidadosamente, así como inventariados científicamente, ya que de esta manera hay un control sobre cada uno de ellos por separado y se evita que se confundan entre sí, adquiriendo con este procedimiento mayor credibilidad y confianza cuando sean valorados en relación con el hecho que se pretende probar.

h.  En relación con la anterior posición del citado autor, es importante señalar que la recolección de prueba en el imputado es un acto coactivo porque es objeto de prueba y además se disponen de dos medios de prueba para la recolección como lo son la inspección corporal y la requisa.

Sobre el autor

admin administrator