Estrategias y técnicas

Estrategias y técnicas

Spread the love

Estrategias de Aprendizaje y de Enseñanza

Weinstein y Mayer (1986) «las estrategias de aprendizaje pueden ser definidas como conductas y pensamientos que un aprendiz utiliza durante el aprendizaje con la intención de influir en su proceso de codificación»

Dansereau (1985) y también Nisbet y Shucksmith (1987) las definen como secuencias integradas de procedimientos o actividades que se eligen con el propósito de facilitar la adquisición, almacenamiento y/o utilización de la información.

Beltrán (1993) la definen como actividades u operaciones mentales empleadas para facilitar la adquisición de conocimiento. Y añaden dos características esenciales de la estrategias: que sean directa o indirectamente manipulables, y que tengan un carácter intencional o propositivo.

Características de estrategias

  • Implican un uso selectivo de los propios recursos y capacidades disponibles. Para que un estudiante pueda poner en marcha una estrategia debe disponer de recursos alternativos, entre los que decide utilizar, en función de las demandas de la tarea, aquellos que él cree más adecuados.
  • Las estrategias están constituidas de otros elementos más simples, que son las técnicas o tácticas de aprendizaje y las destrezas o habilidades. De hecho, el uso eficaz de una estrategia depende en buena medida de las técnicas que la componen. En todo caso, el dominio de las estrategias de aprendizaje requiere, además de destreza en el dominio de ciertas técnicas, una reflexión profunda sobre el modo de utilizarlas o, en otras palabras, un uso reflexivo y no sólo mecánico o automático de las mismas.
  • Su aplicación no es automática sino controlada. Precisan planificación y control de la ejecución y están relacionadas con la meta cognición o conocimiento sobre los propios procesos mentales.

Las principales estrategias de enseñanza son las siguientes:

  • Objetivos o propósitos del aprendizaje
    • Resúmenes
    • Ilustraciones
    • Organizadores previos
    • Preguntas intercaladas
    • Pistas topográficas y discursivas
    • Analogías
    • Mapas conceptuales y redes semánticas
    • Uso de estructuras textuales

Técnicas

Observar, Analizar, Ordenar, Clasificar, Representar, Memorizar, Interpretar

Según nuestras intenciones podemos encontrar diferentes tipos de observación y técnicas a aplicar:

Auto-Observación: (El sujeto y el objeto se centran en uno mismo)

  • Auto-registros
    • Diarios
    • Auto-biografías
    • Currículum vitae…

Observación Directa: (Observamos el hecho o el elemento en su lugar natural de acción)

  • Pautas de observación
    • Check List
    • Fichas…

Observación Indirecta: (Aprovechamos las observaciones de otras personas o registros)

  • Entrevistas
    • Cuestionarios…

Búsqueda de Datos:

  • Ficheros de autores
    • Ficheros de temas
    • CD-Rom
    • Lectura de Rastreo…

Analizar: Es destacar los elementos básicos de una unidad de información: esto implica también comparar, subrayar, distinguir, resaltar…

Según la manera de percibir la información que nos llega podemos resaltar diferentes tipos de Análisis:

Análisis Oral

  • Pautas de anotación…
    • Toma de apuntes

                 Análisis Textuales

  • Subrayado linial
  • Gráficos
  • Análisis estructural…

Análisis Visual

  • Pautas de análisis de imágenes

Aprendizaje de contenidos  actitudinales

Sarabia (1997, p.65), quien sostiene que son constructos que median nuestras acciones y que se encuentran compuestas de tres elementos básicos: un componente cognitivo, un componente afectivo y un componente conductual. Se refiere a la motivación generada en el espacio y tiempo que dura el proceso de enseñanza y aprendizaje, reestructurando actitudes congruentes para aprender.

Las actitudes se podrían definir como: «tendencias o disposiciones adquiridas y relativamente duraderas a evaluar de un modo determinado un objeto, persona, suceso o situación y a actuar en consonancia con dicha evaluación”. Son disposiciones afectivas y racionales que se manifiestan en los comportamientos; por ello, tienen un componente conductual (forma determinada de comportarse), rasgos afectivos y una dimensión cognitiva no necesariamente consciente.

En este sentido, señala Pozo, «la consistencia de una actitud depende en buena medida de la congruencia entre distintos componentes. Una actitud será más firme y consistente, y con ello más estable y transferible, cuando lo que hacemos es congruente con lo que nos gusta y lo que creemos». Las actitudes se adquieren en la experiencia y en la socialización, y son relativamente duraderas.

Técnicas para el cambio actitudinal en los alumnos

Aprendizaje actitudinal por persuasión

Se ha comprobado que un mensaje es lo suficientemente persuasivo para modificar una actitud existente, cuando se tienen en cuenta los siguientes aspectos:

La fuente emisora: debiera tratarse de una persona o de un medio con el que el aprendiz se identifique.

El mensaje emitido: el mensaje debe ser comprensible, utilizando un lenguaje y un contexto adecuado para el aprendiz. Se debe adoptar una adecuada estructura argumental y, dependiendo de la complejidad del propio mensaje, debe ser reiterativo o no; así como incluir conclusiones o dejar que el propio aprendiz las extraiga por sí mismo.

Finalmente, también influyen algunos rasgos del receptor: su grado de acuerdo con el mensaje recibido, su autoestima en ese dominio, o su experiencia previa en el mismo.

Aprendizaje actitudinal por modelado o vicario

Bandura (1977) sostiene que el condicionamiento clásico y operante intervienen en la génesis de los estados motivacionales. Algunos motivos se aprenden a través de la observación; este proceso denominado modelamiento, es la base  de gran parte de la conducta humana motivada.

Petri, H.(2007:181) señala que gran parte de la conducta humana se adquiere a través del aprendizaje vicario, esto es, aprendemos muchas cosas fijándonos en los otros. Esta modalidad, llamada aprendizaje social, subraya la idea de que las circunstancias sociales son factores importantes de la conducta.

Bandura (1977), citado por Petri, H.(2006:182), sostiene que somos organismos activos y observadores  que aprovechan la experiencia ajena. Además, podemos almacenarla en forma simbólica para utilizarla en el futuro y regular nuestra conducta mediante  recompensas y castigos que nos damos nosotros mismos.

Chance, P. (2001:215) afirma que  el aprendizaje vicario puede definirse como un cambio en la conducta debido a la experiencia de observar un modelo. El aprendizaje vicario como son cambios conductuales que resultan de observar a modelos cuyas conductas producen consecuencias reforzantes o castigantes, no obstante es importante comprender que la imitación es, en sí misma, una especie de conducta que puede fortalecerse o debilitarse dependiendo de sus consecuencias. Y es esencial tener en mente que, en ocasiones, las personas y algunos animales imitan la conducta, incluso cuando no produce consecuencias importantes.  Uno de los procesos más relevantes para el aprendizaje de actitudes es el modelado. Los aprendices tienden a adoptar en su aprendizaje actitudes congruentes con los modelos que han recibido. En este sentido, destaca Pozo (2006): «no reproducimos cualquier modelo que observamos, sino con mayor probabilidad aquellos con los que nos identificamos, con los que creemos o queremos compartir una identidad común”.

Tipos de modelado

Bandura(1977)ha identificado tres tipos de modelo diferente:

  • Modelo viviente. Esto es una persona real que muestra una conducta determinada.
  • Modelo simbólico. Esto es, una persona o un personaje que aparece en una película, en un programa de televisión, en un libro o en cualquier otro medio.
  • Instrucciones verbales. Esto es descripciones de cómo comportarnos, sin necesidad de que haya otro ser humano, ya sea real o imaginario.

Características del modelado

Según Chance, P. (2001:229), numerosos estudios han demostrado que los observadores humanos tienden a aprender más de modelos que son capaces, atractivos, agradables  y prestigiosos, que de aquellos que carecen de estas características. La capacidad para aprender a partir de un modelo también puede depender de las experiencias previas a la observación de este. Además es difícil separar la edad y el historial de aprendizaje como variables independientes. Quizá una razón por la  que la edad del observador es importante radique en las diferencias en los historiales de aprendizaje de observadores mayores y más jóvenes. Los adultos pueden aprender  más que los niños de observar a otros porque han tenido más práctica en ello. En cualquier caso, el historial de aprendizaje del observador es un factor importante en el aprendizaje vicario.

Aprendizaje actitudinal a partir del conflicto socio-cognitivo
El conflicto socio cognitivo «es el que se produce entre las propias actitudes y las del grupo de referencia». La introducción de conflictos o inconsistencias en el aprendizaje actitudinal puede resultar efectivo puesto que desestabiliza y fomenta el cambio: cuando percibimos que el grupo con el que nos identificamos mantiene actitudes diferentes a las nuestras, es más fácil que cambiemos actitudes.  Se pretende que la persona tome conciencia de que lo que hace no necesariamente corresponde con lo deseable, en este sentido estaríamos intentando hacer explícito lo deseable y provocar luego una autoevaluación sobre eso. Buscamos en última instancia, que exista una coherencia interna entre lo que la persona cree, lo que comprende y lo que siente, teniendo en cuenta que muchos de los problemas actitudinales residen en esta contradicción interna de la persona en donde el actuar no corresponde con el sentir ni con las creencias. En este sentido, hacemos explícita y evidente esta situación en el aula con el fin de desarrollar comportamientos más coherentes a partir de la toma de conciencia de las propias contradicciones. Como ejemplos de contenidos actitudinales podemos mencionar lo siguiente:

  • Reconocer el idioma Inglés como el vehículo actual para el acceso a la información técnica y científica.
  • Considerar la libertad como el marco natural para el desarrollo personal y profesional.
  • Tomar roles protagónicos positivos dentro y fuera del aula.
  • Valorar la integración activa dentro de su grupo de trabajo, aportando su creatividad, experiencia y espontaneidad.

Sobre el autor

admin administrator