Clasificación del perito de criminalística

Clasificación del perito de criminalística

Spread the love

a.    Perito Titular:

   Es aquel que ha realizado estudios específicos y por tanto posee conocimientos especializados en determinada área del saber, lo que acredita con el correspondiente Título.

       b.  Perito Empírico :

   Es aquella persona que posee determinada habilidad practica específica, adquirida por su aplicación reiterada o entrenamiento sistemático, siempre a través del tiempo, en un área del conocimiento que no requiere formación teórica y por tanto en la que no se expide Título alguno que lo acredite.

   Cuando se habla de Peritos Empíricos, se esta haciendo referencia a alguien con una habilidad práctica real, reconocida,  adquirida y acumulada en el transcurrir del tiempo, pero solo en aquellas esferas de conocimientos específicos que no están contemplados en ninguna formación teórico-académica en las que se expida título.

       c.  Perito de Función :

   Son aquellos Peritos que dedican su labor cotidiana exclusivamente a la realización de peritajes legales y para cuya función requieren nombramiento oficial y juramentación inicial con validez continua para todos los casos que trabaje, como por ejemplo: Médicos Forenses que realizan constantes necropsias diarias en el servicio forense del Organismo Judicial, los Peritos de los laboratorios del Ministerio Público y de la  Policía Nacional Civil (en proyecto de unificación en un único Instituto Nacional de Ciencias Forenses -INACIF-), lo que constituye su habilitación legal permanente. Evidentemente son también Peritos Titulares por necesitar acreditar su capacidad.  

       d.  Perito por Designación : 

Pueden ser Titulares o Empíricos, pero se refiere a aquellas personas que teniendo un conocimiento o habilidad especial, su trabajo cotidiano no es la realización de peritajes legales, pero que son llamados para que rindan dictamen en casos aislados específicos, por lo que requieren nombramiento mediante el discernimiento del cargo por el juez correspondiente para ser habilitados individualmente en cada caso en que sean llamados.

   Los niveles de conocimiento, preparación y experiencia de un perito de función, generalmente se ubican en cuatro categorías escalonadas que se alcanzan progresivamente y por las que se debe transitar siempre sin obviar la anterior precedente y son: Perito básico, Perito medio, Perito Superior, y Perito Principal.

   En definitiva todo Perito, al actuar en cualquier proceso penal tiene como objetivo determinar las causas de los fenómenos sometidos a su descubrimiento y consideración a partir del efecto, por lo que debe orientar su labor pericial investigativa a tratar de establecer su inter conexión para poder conocer, comprender y explicar su relación de causalidad, partiendo del descubrimiento y análisis exhaustivo de cada indicio recolectado por separado y en su interrelación reciproca, para determinar objetivamente su posible valor lógico-probatorio.

   En la investigación de campo el proceso de ese trabajo pericial  es:  búsqueda-revelación-fijación-extracción-embalaje-hipótesis y luego de determinarse la idoneidad y pertinencia de cada peritaje a solicitar, el proceso de trabajo pericial en la investigación de laboratorio, seria: recepción-observación-análisis(estudio) – comparación-comprobación(razonamiento-experimentación) – conclusiones(dictamen), que no es más que un juicio valorativo por analogía que le permite arribar a conclusiones por la apreciación de similitudes o concatenación de probabilidades, estando en la obligación legal de brindar su explicación ilustrativa ante en el Tribunal, exponiendo lo que se conoce como Razón de Ciencia (artículos 234 y 378 del Código Procesal Penal), dado que por no ser Prueba Tasada(inadmisible en nuestro ordenamiento legal), el Perito tiene que ilustrar y convencer a los jueces, quienes con libre arbitrio, mediante la Sana Crítica Racional (proceso intelectual personal) podrán juzgar y valorar el dictamen, para arribar a la convicción lógico-legal mas allá de toda duda razonable, lo que fundamentarán en su fallo, mediante la Sana Crítica Razonada (artículos 11bis, 186, 385, 389-4 y 394-3  del Código Procesal Penal).

Sobre el autor

admin administrator