La política de investigar la inclusión

La política de investigar la inclusión

Spread the love

Según OLIVER (2009), la mayoría de las investigaciones sobre la discapacidad reflejan las desiguales relaciones de poder entre el investigador experto y la persona con discapacidad que es objeto de y en la investigación.

Es importante mencionar que la investigación ha sido y aun es esencialmente una actividad que llevan a cabo quienes tienen poder sobre los que no lo tienen.

Asimismo, Slee (2012) menciona que la investigación sobre la educación inclusiva y discapacidad ha sido incapaz de deshacerse del individualismo metodológico inherente a la investigación social positivista de todo tipo». Se puede afirmar que, en este género dominante de investigación, la discapacidad se abstrae del mundo social que la produce.

Finalmente, se puede mencionar que la investigación sobre la discapacidad ha reforzado el modelo individual de la discapacidad, considerando que los problemas a los que se enfrentan las personas con discapacidad están causados por sus minusvalías individuales.

Por otro lado, es imperativo que hay que «clasificar, clarificar, cartografiar y medir» las dimensiones de la discapacidad.

Por otro lado, las relaciones sociales de la producción de investigación facilitan la estructura en la que se realiza la investigación. Las relaciones sociales se construyen sobre una firme distinción entre el investigador y el investigado; sobre la creencia de que son los investigadores quienes tienen los conocimientos y las destrezas especializados, y que son ellos quienes deben decidir qué temas se investigaran y controlar todo el proceso de producción de la investigación.

Basándose en Finkelstein, Oliver (2009) aconseja a las personas con discapacidad que no se presten a investigaciones en las que no participen plenamente desde el principio: no hay participación sin representación.

Sobre el autor

admin administrator