Características del clima social escolar

Características del clima social escolar

Spread the love

a) Clima escolar positivo.

    Para ARÓN Y MILICIC, (1999) un clima escolar positivo es donde tanto docentes como estudiantes pueden resolver sus conflictos de forma no violenta, se facilita el aprendizaje de todos los miembros quienes se sienten agradados y tienen la posibilidad de desarrollarse como personas, generándose una sensación de bienestar general. Además se crea confianza en las propias habilidades, interacción positiva entre pares y con los demás actores y los estudiantes se sienten protegidos, seguros y queridos.

    Asimismo, un clima positivo de aula, es definido como el espacio en donde se favorece el desarrollo integral de los estudiantes. Así, tanto los docentes como el alumnado se sienten respetados, identificados con su grupo, y/o curso y centro educativo (ASCORRA, ARIAS Y GRAFF, 2003). En un clima de aula positivo, los estudiantes establecen sus vínculos en una atmósfera cooperativa y de preocupación, en la cual hay conciencia de lo que pueden lograr, y los docentes manifiestan interés por sus necesidades y favorecen la consecución de adecuada organización en el aula. (ARON Y MILICIC, 1999)

b) Clima negativo.

    Estudios realizados por ARÓN Y MILICIC (1999) enuncian las siguientes características del clima escolar negativo: estrés, irritación, desgano, depresión, falta de interés y una sensación de agotamiento físico. Además que desvía la atención de los docentes y directivos, siendo una fuente de desmotivación ya que disminuye el compromiso de éstos con la escuela y las ganas de trabajar e impide una visión de futuro de la institución educativa.

    Por tanto, Un buen clima escolar fundamentado en el apoyo, la confianza y el respeto mutuo entre compañeros y profesores contribuye a que el alumno se sienta cómodo, valorado y aceptado. La experiencia del alumno con el profesorado, en muchas ocasiones primera figura de autoridad formal, contribuirá tanto a la percepción del adolescente sobre el contexto escolar, como a su comportamiento en el aula. La interacción negativa entre profesores y alumnos puede traducirse en conductas antisociales y violentas en la escuela. (MORENO, D.,  ESTÉVEZ, E.,  MURGUI, S., Y  MUSITU, G., 2009).

    De acuerdo a PAPALIA (2009), “en la etapa de la adolescencia las relaciones familiares pasan a un segundo plano; generalmente, pasan más tiempo con sus pares”. Cabe agregar que el valor de la amistad desempeña un papel muy importante, cumpliendo diferentes funciones: compañerismo, estimulación, apoyo físico, autoestima, comparación e intimidación/afecto; es así que muchas veces los adolescentes valoran más las opiniones de su grupo de iguales preocupándose de cómo le ven ellos a como le vean sus padres; siendo estas relaciones una influencia positiva, si es que se establecen de forma constructiva (estimular a estudiar en exámenes, participar en algún deporte, justicia, otras) o también puede que influyan de manera negativa, implicarse en conductas antisociales o sentirse rechazado, generando sentimientos de hostilidad y depresión (MARTÍN & NAVARRO, 2009).

Sobre el autor

admin administrator