Limitaciones de los pronósticos

Limitaciones de los pronósticos

Spread the love

Si bien no hay persona, grupo de personas o sistema que pueda pronosticar con precisión lo que ha de ocurrir en el futuro, tanta mayor razón existe para valerse de presupuestos. Un sistema de control presupuestario obliga a la administración a encarar el futuro y utilizar todas las técnicas que puedan ayudarle a modelar un pronóstico. No hay actividad económica que permanezca estática. Consiguientemente, hay que esforzarse por determinar el curso de los acontecimientos futuros con exactitud. Por lo menos, permite prever parte de lo que va a ocurrir.

Esto ha de prevenir contra los graves desastres que podrían ocurrir si uno se conformara con salir improvisadamente al paso de los acontecimientos. Aun cuando un pronóstico sea equivocado, por lo menos proporcionará bases de ajustes. Los presupuestos se mantienen flexibles para atender los cambios.

Un presupuesto operativo formulado correctamente no es un plan que predice exactamente lo que va a ocurrir. Es un plan que muestra lo que deberá ocurrir para lograr ciertos resultados en términos de utilidades. Los presupuestos como herramienta de la administración asumen mayor importancia en las grandes empresas. Evidentemente, ninguna persona puede esperar controlar por sí misma enormes acumulaciones de capital y mano de obra sin la ayuda de ciertos elementos administrativos.

Podemos resumir diciendo que la presupuestación es una importante herramienta de la administración. Las funciones básicas de la administración (planificación, coordinación, control) se incrementan con la utilización de un sistema presupuestario. Las principales ventajas de los presupuestos y el control presupuestario como herramienta de la administración son las siguientes:

a.         La formulación de un presupuesto obliga a los ejecutivos a determinar ventas, costos de producción, costos de distribución y gastos financieros futuros probables.

b.         La planeación y los planes de ejecución obligan a una empresa a coordinar sus distintas funciones y divisiones.

c.         El control presupuestario impone la comparación de los resultados reales con los presupuestos, de modo tal que los ejecutivos, conocedores de las variaciones, puedan tomar medidas correctivas.

El control presupuestario promueve la eficacia e impide el derroche. Ayuda a garantizar un uso más económico de los recursos, instalaciones y personas de una firma. (Farfan, 2000)

Sobre el autor

admin administrator