FACULTADES, OBLIGACIONES, PROHIBICIONES Y DERECHOS DE LAS PARTES CONTRATANTES EN EL FIDEICOMISO DE ACUERDO A NUESTRA LEGISLACIÓN

FACULTADES, OBLIGACIONES, PROHIBICIONES Y DERECHOS DE LAS PARTES CONTRATANTES EN EL FIDEICOMISO DE ACUERDO A NUESTRA LEGISLACIÓN

Spread the love

Conforme a lo estipulado en nuestra ley de la materia 26702, idem normas concordantes, las principales facultades, obligaciones, prohibiciones y derechos de las partes contratantes en el fideicomiso son los siguientes:

A.        Facultades del fiduciario sobre bienes que recibe

El fiduciario ejerce sobre el patrimonio fideicometido, dominio fiduciario, el mismo que le confiere plenas potestades, incluidas las de administra­ción, uso, disposición y reivindicación sobre los bienes que conforman el patrimonio fideicometido, las mismas que son ejercidas con arreglo a la finalidad para la que fue constituido el Fideicomiso, y con observancia de las limitaciones que se hubieren establecido en el acto constitutivo.

Dependiendo de la naturaleza del Fideicomiso, el fideicomitente y sus causahabientes son titulares de un derecho de crédito personal contra el patrimonio fiduciario.

La empresa fiduciaria puede disponer de los bienes fideicometidos con arreglo a las estipulaciones contenidas en el instrumento constitutivo. Los actos de disposición que efectúe en contravención de lo pactado son anulables, si el adquirente no actuó de buena fe, salvo el caso de que la transferencia se hubiese efectuado en una bolsa de valores. La acción puede ser interpuesta por cualquiera de los fideicomisarios, el fideicomitente y aún por la propia empresa fiduciaria (art. 252° de la Ley 26702).

B.        Obligaciones de la empresa fiduciaria

Las obligaciones principales de la empresa fiduciaria son las siguientes:

1.         Cuidar y administrar los bienes y derechos que constituyen el patri­monio del Fideicomiso, con la diligencia y dedicación de un ordenado comerciante y leal administrador;

2.-        Defender el patrimonio del Fideicomiso, preservándolo tanto de daños físicos cuanto de acciones judiciales o actos extrajudiciales que pudie­ran afectar o mermar su integridad;

3.-        Proteger con pólizas de seguro, los riesgos que corran los bienes fideicometidos, de acuerdo a lo pactado en el instrumento constitutivo.

4.-        Cumplir los encargos que constituyen la finalidad del Fideicomiso, realizando para ello los actos, contratos, operaciones, inversiones o negocios que se requiera, con la misma diligencia que la propia em­presa fiduciaria pone en sus asuntos;

5.-        Llevar el inventario y la contabilidad de cada Fideicomiso, con arre­glo a ley, y cumplir conforme a la legislación de la materia las obli­gaciones tributarias del patrimonio fideicoinetido, tanto las sustantivas como las formales;

6.-        Preparar balances y estados financieros de cada Fideicomiso, cuando menos una vez al semestre, así como un informe o memoria anual, y poner tales documentos a disposición de los fideicomitentes y de los fideicomisarios, sin perjuicio de su presentación a la Superintendencia;

7.-        Guardar reservas respecto de las operaciones, actos, contratos, docu­mentos en formación que se relacionen con los Fideicomisos, con los mismos alcances que la ley establece para el secreto bancario;

8.-        Notificar a los fideicomisarios de la existencia de bienes y servicios disponibles a su favor, dentro del término de 10 días de que el bene­ficio esté expedito;

9.-        Devolver al fideicomitente o a sus causahabientes al término del Fideicomiso, los remanentes del patrimonio fideicometido, salvo que, atendida la finalidad de la transmisión fideicomisaria, corresponde la entrega a los fideicomisarios o a otras personas;

10.-      Trasmitir a la nueva empresa fiduciaria, en los casos de subrogación, los recursos, bienes y derechos del Fideicomiso; y,

11.-      Réndir cuenta a los fideicomitentes y a la Superintendencia al término del Fideicomiso o de su intervención en él (artículo 256° de la Ley 26702).

C.        Prohibiciones de la empresa fiduciaria

Es prohibido a la empresa fiduciaria afianzar, avalar o garantizar en forma alguna ante el fideicomitente o los fideicomisarios los resultados del Fi­deicomiso o de las operaciones, actos y contratos que realice con los bienes fideicometidos.

Son nulos el pacto en contrario así como las garantías y compromisos que se pacten en contravención a lo dispuesto en este artículo (art. 2570)

D.       Prohibición de realizar operaciones en beneficio de determinadas per­sonas

La empresa fiduciaria está prohibida de realizar operaciones, actos y con­tratos con los fondos y bienes de los fideicometidos, en beneficio de:

1.         La propia empresa.

2.         Sus directores y trabajadores y, en su caso, los miembros del comité a cargo del Fideicomiso.

3.         El factor o factores fiduciarios.

4.         Los trabajadores de su departamento fiduciario, y los contratados para el Fideicomiso de que se trate.

5.         Sus auditores externos, incluidos los profesionales socios que integran la firma y los profesionales que participan en las labores de auditoria de la propia empresa.

Los impedimentos citados, alcanzan al cónyuge y a los parientes de las personas indicadas así como a las personas jurídicas en que el cónyuge y los parientes en conjunto, tengan personalmente una participación superior al cincuenta por ciento (art. 2580 de la ley).

E.        Derechos de la empresa fiduciaria

Dentro de los derechos de la empresa fiduciaria, los principales son los siguientes:

1.         Cobrar una retribución por sus servicios, de acuerdo con lo estipulado en el instrumento constitutivo o, en su defecto, una no mayor al uno por ciento (1 %) del valor de mercado de los bienes fideicometidos.

2.-        Resarcirse con recursos del Fideicomiso de los gastos en que incurriere en la administración del patrimonio fideicometido y en la realización de su finalidad (art. 261° de la Ley 26702).

F.        Obligación del fideicomitente

Es obligación del fideicomitente o de sus causahabientes integrar en el patrimonio del Fideicomiso los bienes y derechos señalados en el instru­mento constitutivo, en el tiempo y el lugar estipulados (art. 262°).

G.        Derecho del fideicomisario de exigir los bienes que se generen

Los fideicomisarios tienen derecho a exigir a la empresa fiduciaria los beneficios que del patrimonio fideicometido se generen o del capital mis­mo, según se estipule en el instrumento constitutivo y figure en el certi­ficado de participación. La acción puede ejercerla cualquiera de los inte­resados, por la parte que le corresponda en los beneficios y en pro del interés común.

Pueden también, en el caso del primer párrafo del artículo 2590, exigir al fideicomitente que integre en el patrimonio del Fideicomiso los bienes que ofreció (art. 2630).

Sobre el autor

admin administrator