Comunicación

Comunicación

Spread the love

En los actuales momentos, no se puede negar que vivimos en la era de la comunicación, que se caracteriza por los avances tecnológicos y la velocidad de la información.

Por lo tanto un elemento clave en el proceso de  dirección es la comunicación que abarca desde las conversaciones telefónicas informales, la negociación, hasta los sistemas de información más sofisticados de inteligencia, siendo estos elementos indispensables para competir en un entorno global.

Munch, L.(2013), plantea que “los directivos, para poner en marcha sus planes, diseñar e implantar sus estrategias de negocio y tomar decisiones acertadas requieren sistemas de comunicación eficaces. Cualquier comunicación incorrecta origina confusiones y errores, que van en detrimento de la productividad y el rendimiento; por lo que clasifica los tipos de comunicación durante el proceso de dirección en: a) Formal: la que se origina en la estructura formal de la organización y fluye a través de los canales organizacionales, por ejemplo los sistemas de información, instructivos, manuales y órdenes, b) La informal: de gran importancia, ya que por sus características puede  llegar a influir más que la comunicación formal e incluso ir en contra de ésta, c) la interna: la que se genera en la empresa y fluye hacia dentro de la misma, como parte de la operación, por ejemplo las circulares y memorándums, d) la externa, la que se dirige y/o origina en el exterior, como son la publicidad, medios de comunicación, instancias  gubernamentales, etc.(pg.117)

De acuerdo a lo anterior hay que decir  entonces que para lograr una comunicación efectiva, ésta debe  cumplir los siguientes requisitos:

  • Claridad. El lenguaje que se utilice y la manera de transmitirla, deben ser accesible para quienes va  dirigida.
  • Oportunidad: Debe proporcionarse de manera oportuna y en el tiempo correcto.
  • Confiabilidad: Sustentarse en datos verídicos, y ser consistente con la realidad, de lo contrario origina falta de credibilidad.
  • Integridad. Debe servir como lazo integrador entre los miembros de la empresa, es decir, lograr la coordinación necesaria para la realización de los objetivos.
  • Concreta. Lo más concisa posible, ya que el exceso de información puede ocasionar burocracia e ineficiencia.
  • Persuasión. Debe convencer y motivar al receptor.
  • Aprovechamiento de la organización informal. Es más efectiva cuando la administración utiliza la organización informal para suplir canales de comunicación formal. El directivo debe tratar de lograr los canales de comunicación formal se apoyen en las redes informales.
  • Evaluación y comprobación. Asegurarse de que la otra parte haya recibido y comprendido a la cabalidad el mensaje.
  • Retroalimentación. Para que sea efectiva, debe considerarse la respuesta del mensaje transmitido y sus efectos en el receptor. Dar seguimiento y evaluar los resultados de la comunicación, para perfeccionarla y actualizarla periódicamente.
  • Optimización de las tecnologías de información. El directivo debe tener la capacidad para aprovechar las tecnologías de información y utilizarlas para fomentar la comunicación organizacional.
  • Comunicación asertiva. El liderazgo se sustenta en una adecuada comunicación, de forma que el directivo sea capaz de convencer y motivar a sus colaboradores mediante planteamientos significativos, y de efectuar negociaciones exitosas.

Sobre el autor

admin administrator