Lecciones de los planes Scanlon e lmproshare

Lecciones de los planes Scanlon e lmproshare

Spread the love

Tal vez la lección más importante que se aprende de los planes Scanlon e Improshare, o de cualquier otro programa de gainsharing, es que cualquier administración que espere ob­tener la cooperación de sus empleados para mejorar la eficiencia debe permitirles involu­crarse tanto psicológica como financieramente en la organización. De hecho, la propiedad psicológica (la percepción de que tiene suficiente información y control para hacer un tra­bajo) puede desempeñar un papel más importante en el desempeño de los empleados que la propiedad económica (oportunidades de participar en las ganancias de la compañía) (Dunford, 2007). Si los empleados van a contribuir con su máximo esfuerzo, deben tener un sentimiento de participación e identificación con su organización, el cual no surge de la relación tradicio­nal de gerente subordinado.

 

Por consiguiente, es importante que las organizaciones se den cuenta de que, aunque la cooperación de los empleados es primordial para la administración exitosa de los planes de gainsharing, los planes por sí mismos no estimulan esta cooperación. Además, la acti­tud de la administración es de suma importancia para el éxito de cualquier plan. Por ejem­plo, cuando los gerentes muestran poca confianza en sus empleados, los planes tienden a fracasar. Sin embargo, cuando se ha establecido una relación de confianza, los programas de gainsharing como Scanlon e Improshare conducen a mayores retornos sobre la inver­sión de una empresa.

Sobre el autor

admin administrator