IMPORTANCIA DE LA PARTICIPACION DE LOS PADRES EN EL CENTRO EDUCATIVO ESPECIAL

IMPORTANCIA DE LA PARTICIPACION DE LOS PADRES EN EL CENTRO EDUCATIVO ESPECIAL

Spread the love

La escuela, después de la familia, es la segunda Institución social a la que se incorpora el niño. De la estrecha interacción de ambas instituciones depende el éxito de los programas educativos. Por lo tanto, es imprescindible coordinar esfuerzos para no crear conflictos, frustraciones o ambivalencias en el desarrollo de la personalidad del niño. La escuela debe tener sus puertas abiertas para los padres con dudas y problemas, deben fijarse horarios para que los padres conversen con los maestros y pueda dársele orientación adecuada.

La escuela no es un sustituto de la familia, sólo colabora en la tarea de control y de guía en el desarrollo del proceso educativo que necesariamente tiene que haberse iniciado en el hogar. Las funciones de hogar y de la escuela son diferentes, aunque en muchas interacción debe favorecer el desarrollo del niño y no desarticular su proceso de maduración con actitudes incoherentes.

Otro sistema por medio del cual se construiría el contacto con el ambiente escolar es la escuela para padres, la cual debe constituir un sistema de apoyo que abarca dos aspectos :

 

1.ENFOQUE PEDAGÓGICO:

Se orienta hacia el área pedagógica y pretende familiarizar a los padres con el tema de la sordera, sus causas, implicancias y las corrientes metodológicas que pueden sustentar el trabajo de rehabilitación. Asi mismo se les debe proporcionar pautas claras respecto a como pueden ayudar al niño en casa. De esta manera la angustia que les produce el estar involucrados con un temas que nos conocían, disminuye considerablemente.

 

Dentro de la esta línea deben formar parte del equipo de trabajo, los profesionales que tienen que ver con el diagnóstico y la rehabilitación del niño.

 

2.ENFOQUE PSICOLÓGICO:

Este enfoque implica la posibilidad de brindarles un espacio donde puedan reunirse con otros padres de niños sordos para compartir sus problemas e inquietudes. Una «Escuela para Padre» orienta en esos términos persigue dos objetivos fundamentales :

*Apoyar a los padres en el proceso de «elaboración de la situación de crisis» que les ha producido la llegada de su hijo sordo.

*Crear conciencia del importante rol que cumplen los padres como jefes centrales de la (re)habilitación y por ende de la integración de sus hijos.

Para poder cumplir estos objetivos, el trabajo con pequeños grupos resulta ventajoso, puesto que permite a los padres establecer una relación estrecha que facilita la libre expresión de sus ideas, sentimientos y emociones. Más allá de esto se pueden ensayar y discutir nuevas formas de comportamiento que los ayuda a manejar la sordera de sus hijos, entre ellos mismos y frente a la sociedad.

El trabajo en grupo es enriquecedor porque al juntar personas con diferencias sociales, culturales y económicas que se identifican y están relacionadas por una deficiencia, se proponen diferentes puntos de vista y se plantean formas variadas de abordar situaciones.

 

 

Sobre el autor

admin administrator