El sistema de la Reserva Federal

El sistema de la Reserva Federal

Spread the love

Siempre que un gobierno utiliza un sistema de dinero fiduciario como lo hace la economía de Estados Unidos, alguna agencia debe ser responsable de regularlo.

 

En Estados Unidos esa agencia es la Reserva Federal, a menudo llamada simplemente la Fed. Si usted ve la parte superior de un billete de dólar, que se llama «nota de la Reserva Federal».

 

Según Freire (2013):

“La Fed es un ejemplo de un banco central, una institu­ción diseñada para supervisar al sistema bancario y regular la cantidad de dinero en la economía. Otros bancos centrales importantes del mundo incluyen al Banco de Inglaterra, el Banco de Japón y el Banco Central Europeo. (Pág. 55) [1]

 

La organización de la reserva federal

La Reserva Federal fue creada en 1913, después de que una serie de fracasos bancarios en 1907 convenció al Congreso de Estados Unidos de que necesitaba un banco central para asegurar la salud del sistema bancario de la nación. Hoy la Reserva Federal está dirigida por su junta de gobernadores, que cuenta con siete miembros nombrados por el presidente del país y ratificados por el Senado. Los gobernadores tienen periodos de catorce años. Así como a los jueces federales les asignan periodos vitalicios para aislarlos de la política, a los gobernadores de la Fed les asignan perio­dos largos para darles independencia de las presiones políticas a corto plazo cuando formulan la política monetaria.

 

Entre los siete miembros de la junta de gobernadores, el más importante es el presidente, quien dirige al personal de la Fed, preside las juntas y testifica regular­mente acerca de la política de la Fed frente a los comités del Congreso. El presidente del país nombra al presidente de la Fed para un periodo de cuatro años. Cuando este libro estaba a punto de imprimirse, el presidente de la Fed era Ben Bernanke, ex profesor de economía, que fue nombrado para el trabajo en la Fed en 2005 por el presidente George W. Bush y vuelto a nombrar en 2009 por el presidente Barack Obama.

 

Para Mankiw (2007):

El Sistema de la Reserva Federal se compone del Consejo de la Reserva Federal en Washington, y doce bancos regionales de la Reserva Federal localizados en las ciudades más importantes del país. Los presidentes de los bancos regionales son ele­gidos por el consejo de administración de cada banco, cuyos miembros típicamente pertenecen a la comunidad bancaria y de negocios de cada región”. (Pág. 626) [2]

 

La Fed tiene dos trabajos relacionados. El primero es regular a los bancos y asegu­rar la salud del sistema bancario. Esta tarea es en gran parte responsabilidad de los bancos regionales de la Reserva Federal. En particular. La Fed monitorea la situación financiera de cada banco y facilita las transacciones bancarias al respaldar los che­ques. También actúa como un banco de los bancos. Es decir, la Fed hace préstamos a los bancos cuando éstos quieren pedir prestado. Cuando los bancos enfrentan problemas financieros y están cortos de efectivo, la Fed actúa como un prestamista de último recurso, un prestamista para quienes no pueden pedir prestado en otra parte, con el fin de mantener la estabilidad en todo el sistema bancario.

 

Mochón Morcillo, F. (2005) opina que:

“el segundo trabajo y el más importante de la Fed es controlar la cantidad de dinero que se encuentra disponible en la economía, denominada oferta de dinero. Las decisiones de los diseñadores de políticas concernientes a la oferta de dinero constituyen la política monetaria. (Pág. 253)[3]

 

Berumen. S. (2012) opina que:

“en la Reserva Federal, la política monetaria está a cargo del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés). El FOMC se reúne cada seis semanas en Washington, D.C., para discutir la condición de la economía y considerar los cambios en la política monetaria. (Pág. 154) [4]

 

El Comité Federal del Mercado Abierto

El Comité Federal del Mercado Abierto se compone de siete miembros de la junta de gobernadores y cinco de los doce presidentes de los bancos regionales. Los doce pre­sidentes regionales asisten a cada junta del FOMC, pero sólo cinco pueden votar. Los cinco con derecho a voto se rotan entre los doce presidentes regionales. Sin embargo, el presidente de la Fed de Nueva York siempre obtiene un voto debido a que Nueva York es el centro financiero tradicional de la economía de Estados Unidos y a que todas las compras y ventas de bono del gobierno se hacen a través de escritorio de transacciones de la Fed en Nueva York.

 

A través de las decisiones del FOMC, la Fed tiene el poder de aumentar o reducir a cantidad de dinero en la economía. En términos metafóricamente simples, usted puede imaginar a la Fed imprimiendo billetes para después deja-Los caer desde un helicóptero por todo el país. De manera similar, imagine a la Fed utilizando una enorme aspiradora para succionar el amero de las billeteras de las personas. Aun cuando en la práctica los métodos de la Fed para modificar la oferta de dinero son más complejos y sutiles que esto, la metáfora del helicóptero V la aspiradora es un Du en primer paso para comprender el significado de la política monetaria.

 

La Fed modifica realmente la oferta de dinero, pero vale la pena mencionar aquí que la -principal herramienta de la Fed es la operación de mercado abierta, que es la compra y Venta de bonos del gobierno. Debernos recordar que un bono del gobierno de Estados Unidos es un certificado de adeudo del gobierno federal. Si el FOMC decide incre­mentar la oferta de dinero, la Fed imprime dólares y los usa para comprar bonos al gobierno al público en los mercados de bonos de la nación. Después de la compra, estos dólares se encuentran en manos del público. Por consiguiente, una compra de bonos en el mercado abierto por la Fed incrementa la oferta de dinero. A la inversa, si el FOMC decide disminuir la oferta de dinero, la Fed le vende al público bonos del gobierno de su portafolio en los mercados de bonos de la nación. Después de la venta, los dólares que recibe de los bonos va están fuera de las manos del público. Por consiguiente, una venta de bonos en el mercado abierto por la Fed disminuye la oferta de dinero.

 

Bajo y otros (2011) comprenden que:

“los bancos centrales son instituciones importantes debido a que los cambios en la oferta de dinero pueden afectar profundamente a la economía. Uno de los Diez prin­cipios de la economía del capítulo 1 es que los precios aumentan cuando el gobierno imprime demasiado dinero. Otro de estos principios es que la sociedad enfrenta disyuntivas a corto plazo entre la inflación y el desempleo. Teoría y Política Macroeconómica”. (Pág. 650)[5]

 

El poder de la Fed se basa en estos principios. Por razones que discutimos más a fondo en los siguientes capítulos, las decisiones de la política de la Fed tienen una influencia importante en la tasa de inflación de la economía a largo plazo, y en el empleo y en la producción de la economía a corto plazo. De hecho, al presidente de la Reserva Federal se le ha llamado la segunda persona más poderosa de Estados Unidos.

 

Los bancos y la oferta de dinero

La Reserva Federal controla la oferta de dinero comprando y vendiendo bonos del gobierno en operaciones en el mercado abierto. Aun cuando esta explicación de la oferta de dinero es correcta, no es completa. En particular, omite el rol central que desempeñan los bancos en el sistema monetario.

 

Recuerde que la cantidad de dinero que usted tiene, incluye tanto efectivo (los billetes en su billetera y las monedas en su monedero) como los depósitos a la vista (el saldo en su cuente de cheques). Debido a que los depósitos a la vista se almacenan en los bancos, el comportamiento de los bancos puede influir en la cantidad de depó­sitos a la vista en la economía y, por consiguiente, en la oferta de dinero.

 

El caso simple de la banca con reservas del 100 por ciento

Para ver la forma en la cual los bancos influyen en la oferta de dinero, vamos a imaginar primero un mundo sin bancos.   En este mundo simple, el efectivo es la única forma de dinero. Para ser más concretos, suponga que la cantidad total de efectivo es $100. Por consiguiente, la oferta de dinero es$100.

 

Ahora suponga que alguien abre un banco apropiadamente llamado First National Bank, Que es la única institución depositaria (es decir, que acepta depósitos pero no hace préstamos).

 

Calvo (2010) comprende que:

“el propósito del banco es proporcionar a los depositantes un lugar seguro para guardar su dinero. Siempre que una persona deposita algún dinero, el banco lo guarda en su bóveda hasta que el depositante lo retira, gira un cheque o utiliza una tarjeta de débito contra su saldo. (Pág. 283)[6]

 

A los depósitos que los bancos han recibido, pero que no han prestado se les llama reservas. En esta economía imaginaria, todos los depósitos se guardan como reservas, de manera que este sistema se llama banca de reservas del 100 por ciento.

Siempre que un gobierno utiliza un sistema de dinero fiduciario como lo hace la economía de Estados Unidos, alguna agencia debe ser responsable de regularlo.

 

En Estados Unidos esa agencia es la Reserva Federal, a menudo llamada simplemente la Fed. Si usted ve la parte superior de un billete de dólar, que se llama «nota de la Reserva Federal».

 

Según Freire (2013):

“La Fed es un ejemplo de un banco central, una institu­ción diseñada para supervisar al sistema bancario y regular la cantidad de dinero en la economía. Otros bancos centrales importantes del mundo incluyen al Banco de Inglaterra, el Banco de Japón y el Banco Central Europeo. (Pág. 55) [1]

 

La organización de la reserva federal

La Reserva Federal fue creada en 1913, después de que una serie de fracasos bancarios en 1907 convenció al Congreso de Estados Unidos de que necesitaba un banco central para asegurar la salud del sistema bancario de la nación. Hoy la Reserva Federal está dirigida por su junta de gobernadores, que cuenta con siete miembros nombrados por el presidente del país y ratificados por el Senado. Los gobernadores tienen periodos de catorce años. Así como a los jueces federales les asignan periodos vitalicios para aislarlos de la política, a los gobernadores de la Fed les asignan perio­dos largos para darles independencia de las presiones políticas a corto plazo cuando formulan la política monetaria.

 

Entre los siete miembros de la junta de gobernadores, el más importante es el presidente, quien dirige al personal de la Fed, preside las juntas y testifica regular­mente acerca de la política de la Fed frente a los comités del Congreso. El presidente del país nombra al presidente de la Fed para un periodo de cuatro años. Cuando este libro estaba a punto de imprimirse, el presidente de la Fed era Ben Bernanke, ex profesor de economía, que fue nombrado para el trabajo en la Fed en 2005 por el presidente George W. Bush y vuelto a nombrar en 2009 por el presidente Barack Obama.

 

Para Mankiw (2007):

El Sistema de la Reserva Federal se compone del Consejo de la Reserva Federal en Washington, y doce bancos regionales de la Reserva Federal localizados en las ciudades más importantes del país. Los presidentes de los bancos regionales son ele­gidos por el consejo de administración de cada banco, cuyos miembros típicamente pertenecen a la comunidad bancaria y de negocios de cada región”. (Pág. 626) [2]

 

La Fed tiene dos trabajos relacionados. El primero es regular a los bancos y asegu­rar la salud del sistema bancario. Esta tarea es en gran parte responsabilidad de los bancos regionales de la Reserva Federal. En particular. La Fed monitorea la situación financiera de cada banco y facilita las transacciones bancarias al respaldar los che­ques. También actúa como un banco de los bancos. Es decir, la Fed hace préstamos a los bancos cuando éstos quieren pedir prestado. Cuando los bancos enfrentan problemas financieros y están cortos de efectivo, la Fed actúa como un prestamista de último recurso, un prestamista para quienes no pueden pedir prestado en otra parte, con el fin de mantener la estabilidad en todo el sistema bancario.

 

Mochón Morcillo, F. (2005) opina que:

“el segundo trabajo y el más importante de la Fed es controlar la cantidad de dinero que se encuentra disponible en la economía, denominada oferta de dinero. Las decisiones de los diseñadores de políticas concernientes a la oferta de dinero constituyen la política monetaria. (Pág. 253)[3]

 

Berumen. S. (2012) opina que:

“en la Reserva Federal, la política monetaria está a cargo del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés). El FOMC se reúne cada seis semanas en Washington, D.C., para discutir la condición de la economía y considerar los cambios en la política monetaria. (Pág. 154) [4]

 

El Comité Federal del Mercado Abierto

El Comité Federal del Mercado Abierto se compone de siete miembros de la junta de gobernadores y cinco de los doce presidentes de los bancos regionales. Los doce pre­sidentes regionales asisten a cada junta del FOMC, pero sólo cinco pueden votar. Los cinco con derecho a voto se rotan entre los doce presidentes regionales. Sin embargo, el presidente de la Fed de Nueva York siempre obtiene un voto debido a que Nueva York es el centro financiero tradicional de la economía de Estados Unidos y a que todas las compras y ventas de bono del gobierno se hacen a través de escritorio de transacciones de la Fed en Nueva York.

 

A través de las decisiones del FOMC, la Fed tiene el poder de aumentar o reducir a cantidad de dinero en la economía. En términos metafóricamente simples, usted puede imaginar a la Fed imprimiendo billetes para después deja-Los caer desde un helicóptero por todo el país. De manera similar, imagine a la Fed utilizando una enorme aspiradora para succionar el amero de las billeteras de las personas. Aun cuando en la práctica los métodos de la Fed para modificar la oferta de dinero son más complejos y sutiles que esto, la metáfora del helicóptero V la aspiradora es un Du en primer paso para comprender el significado de la política monetaria.

 

La Fed modifica realmente la oferta de dinero, pero vale la pena mencionar aquí que la -principal herramienta de la Fed es la operación de mercado abierta, que es la compra y Venta de bonos del gobierno. Debernos recordar que un bono del gobierno de Estados Unidos es un certificado de adeudo del gobierno federal. Si el FOMC decide incre­mentar la oferta de dinero, la Fed imprime dólares y los usa para comprar bonos al gobierno al público en los mercados de bonos de la nación. Después de la compra, estos dólares se encuentran en manos del público. Por consiguiente, una compra de bonos en el mercado abierto por la Fed incrementa la oferta de dinero. A la inversa, si el FOMC decide disminuir la oferta de dinero, la Fed le vende al público bonos del gobierno de su portafolio en los mercados de bonos de la nación. Después de la venta, los dólares que recibe de los bonos va están fuera de las manos del público. Por consiguiente, una venta de bonos en el mercado abierto por la Fed disminuye la oferta de dinero.

 

Bajo y otros (2011) comprenden que:

“los bancos centrales son instituciones importantes debido a que los cambios en la oferta de dinero pueden afectar profundamente a la economía. Uno de los Diez prin­cipios de la economía del capítulo 1 es que los precios aumentan cuando el gobierno imprime demasiado dinero. Otro de estos principios es que la sociedad enfrenta disyuntivas a corto plazo entre la inflación y el desempleo. Teoría y Política Macroeconómica”. (Pág. 650)[5]

 

El poder de la Fed se basa en estos principios. Por razones que discutimos más a fondo en los siguientes capítulos, las decisiones de la política de la Fed tienen una influencia importante en la tasa de inflación de la economía a largo plazo, y en el empleo y en la producción de la economía a corto plazo. De hecho, al presidente de la Reserva Federal se le ha llamado la segunda persona más poderosa de Estados Unidos.

 

Los bancos y la oferta de dinero

La Reserva Federal controla la oferta de dinero comprando y vendiendo bonos del gobierno en operaciones en el mercado abierto. Aun cuando esta explicación de la oferta de dinero es correcta, no es completa. En particular, omite el rol central que desempeñan los bancos en el sistema monetario.

 

Recuerde que la cantidad de dinero que usted tiene, incluye tanto efectivo (los billetes en su billetera y las monedas en su monedero) como los depósitos a la vista (el saldo en su cuente de cheques). Debido a que los depósitos a la vista se almacenan en los bancos, el comportamiento de los bancos puede influir en la cantidad de depó­sitos a la vista en la economía y, por consiguiente, en la oferta de dinero.

 

El caso simple de la banca con reservas del 100 por ciento

Para ver la forma en la cual los bancos influyen en la oferta de dinero, vamos a imaginar primero un mundo sin bancos.   En este mundo simple, el efectivo es la única forma de dinero. Para ser más concretos, suponga que la cantidad total de efectivo es $100. Por consiguiente, la oferta de dinero es$100.

 

Ahora suponga que alguien abre un banco apropiadamente llamado First National Bank, Que es la única institución depositaria (es decir, que acepta depósitos pero no hace préstamos).

 

Calvo (2010) comprende que:

“el propósito del banco es proporcionar a los depositantes un lugar seguro para guardar su dinero. Siempre que una persona deposita algún dinero, el banco lo guarda en su bóveda hasta que el depositante lo retira, gira un cheque o utiliza una tarjeta de débito contra su saldo. (Pág. 283)[6]

 

A los depósitos que los bancos han recibido, pero que no han prestado se les llama reservas. En esta economía imaginaria, todos los depósitos se guardan como reservas, de manera que este sistema se llama banca de reservas del 100 por ciento.

Lipsey, (2002) en su libro Introducción a la Macroeconomía, manifiesta que:

“cuando un banco crea el activo en forma de dinero, también crea un pasivo correspondiente para aquellos que pidieron prestado el dinero creado. Al final de este proceso de creación de dinero, la economía tiene mayor liquidez en el sentido de que hay más del medio de cambio, pero la economía no es más rica que antes. (Pág. 330)[1]

Capital bancario apalancamiento y la crisis financiera de 2008-2009

La realidad de la banca moderna es un poco más compleja y dicha realidad desempeñó un rol importante en la crisis financiera de 2008-2009. Antes de ver esa crisis, debernos aprender un poco más acerca de cómo funcionan en realidad los bancos.

 

Para Krugman (2007) en los balances generales bancarios:

“un banco acepta depósitos y los utiliza ya sea para hacer préstamos o para almacenar reservas. De manera más realista, un banco obtiene recursos financieros aceptando depósitos, pero también, lo mismo que otras empresas, emitiendo capital y deuda. (Pág. 185)[1]

 

Los recursos que obtiene un banco cuando emite capital para sus propietarios se llama capital bancario. Un banco utiliza esos recursos financieros para generar utilidades para sus propietarios. No sólo hace préstamos y almacena reservas, sino que compra valores financieros, corno acciones y bonos.

Nieto (2006) opina que conforme a las reglas de contabilidad:

 “las reservas, los préstamos y los valores en el lado izquierdo del balance general siempre deben ser iguales, en total, a los depósitos, la deuda y el capital en el lado derecho del balance. (pág. 165) [1]

 

En esta igualdad no hay ninguna magia. Ocurre debido a que el valor del capital de los propietarios es, por definición, el valor de los activos del banco (reservas, préstamos y valores) menos el valor de sus pasivos (depósitos y deuda). Por consiguiente, los lados izquierdos y derecho del balance siempre suman el mismo total.

 

Sin embargo para Phelps (2010)

“muchas empresas en la economía dependen del apalancamiento, la utilización del dinero que se pidió prestado para complementar los fondos existentes para propósitos de inversión. De hecho, siempre que alguien utiliza la deuda para financiar un proyecto de inversión, está aplicando el apalancamiento. (Pág.77)[2]

 

Varian, H. R. (2013) asegura que:

“el apalancamiento es particularmente importante para los bancos, debido a que pedir prestado y prestar son la base de lo que hacen. Por consiguiente, para comprender Por completo la banca, es importante comprender cómo funciona el apalancamiento”. (Pág. 150)[3]

 

El dinero y los precios en el largo plazo

Se sabe que una palanca puede ampliar una fuerza: una piedra grande que usted no puede mover tan sólo con sus brazos se moverá con mayor facilidad si utiliza una palanca. Para ver cómo funciona esto, sigamos con este ejemplo numérico. Suponga que el valor de los activos del banco fuera a incrementar su valor 5% debido a que, digamos, parte de los valores que está almacenando el banco aumentaron de precio. Entonces los $1000 de activos ahora valdrían $1050. Debido a que a los depositantes y a los tenedores de deuda todavía se les adeudan $950, el capital del banco aumenta de $50 a $100. Por consiguiente, cuando la tasa de apalancamiento es 20, un incremento de 5% en el valor de los activos incrementa 100% el capital de los propietarios.

 

El mismo principio se aplica en el lado opuesto, pero con consecuencias perturbadoras. Suponga que algunas personas que le piden prestado al banco incumplen con sus préstamos, reduciendo el valor de los activos del banco 5%, a $950. Debido a que los depositantes y los tenedores de deuda tienen el derecho legal de que les paguen antes que a los propietarios del banco, el valor del capital de los propietarios disminuye a cero. Por consiguiente, cuando la razón de apalancamiento es 20, una disminución de 5% en el valor de los activos del banco conduce a una disminución de 100% en el capital del banco. Si el valor de los activos llegara a disminuir más de 5%, los activos del banco estarían más abajo de sus pasivos. En ese caso, el banco sería insolvente y no le podría pagar en su totalidad a sus tenedores de deuda y a sus depositantes.

 

En opiniones de Graddy y otros (2013):

“los reguladores de la banca requieren que los bancos tengan cierta cantidad de capital. El objetivo de ese requerimiento de capital es asegurarse de que los bancos puedan pagarle a sus depositantes (sin tener que recurrir a los fondos de seguro de depósito proporcionados por el gobierno). (Pág. 235) [4]

 

“La cantidad de capital requerida depende del tipo de activos que tiene un banco. Si el banco tiene activos seguros, como bonos del gobierno, los reguladores requieren menos capital que si el banco tiene activos riesgosos, como préstamos a deudores cuyo crédito es de calidad dudosa”. (Ibañez y otros. 2013. Pág. 277).[5]

 

En 2008 y 2009, muchos bancos se encontraron con muy poco capital después de que habían incurrido en pérdidas en algunos de sus activos, específicamente en créditos hipotecarios y en valores respaldados por dichos créditos. Le escasez de capital indujo a los bancos a reducir sus préstamos, un fenómeno en ocasiones llamado desplome del crédito, que a su vez contribuyó a una severa depresión en la actividad económica. Para abordar este problema, el Tesoro de Estados Unidos, trabajando junto con la Reserva Federal, depositó muchos miles de millones de dólares de fondos públicos en el sistema bancario para incrementar la cantidad de capital bancario. Como resultado, convirtió al contribuyente estadounidense en propietario parcial de muchos bancos. La meta de esta política inusual era recapitalizar al sistema bancario de manera que los préstamos bancarios pudieran volver a un nivel más normal, lo que de hecho ocurrió a finales de 2009.

 

Herramientas de control monetario de la fed

La Reserva Federal es responsable de controlar la oferta de dinero en la economía. Ahora que comprendemos cómo funciona la banca, estamos en mejor posición para entender la forma en la cual la Fed lleva a cabo este trabajo. Debido a que los bancos crean dinero en un sistema de banca con reservas fraccionarias, el control de la Fed sobre la oferta de dinero es indirecto. Cuando la Fed, decide modificar la oferta de dinero, debe considerar la forma en la cual sus acciones darán resultado a través del sistema bancario.

 

Klein y otros (2013) sostienen que:

La Fed cuenta con una variedad de herramientas en su caja de herramientas monetarias. Podemos agrupar esas herramientas en dos grupos: las que influyen en la cantidad de reservas y las que influyen en la razón de reservas y, por consiguiente, en el multiplicador del dinero. (Pág. 224)[6]

 

Como influye la Fed en la cantidad de reservas

La primera forma en la cual la Fed puede modificar la oferta de dinero es modificando la cantidad de reservas. La Fed altera la cantidad de reservas en la economía ya sea comprando o vendiendo bonos en operaciones de mercado abierto o haciendo préstamos a los bancos (o mediante alguna combinación de los dos). Vamos a considerar cada uno a la vez.

 

Operaciones de mercado abierto

Como observamos antes, la Fed lleva a cabo operaciones de mercado abierto cuando compra o vende bonos gubernamentales. Para incrementar la oferta de dinero, la Fed instruye a sus corredores de bonos en la Fed de Nueva York para que compren bonos del público en el mercado de bonos de la nación.

Lipsey (2012) considera que:

“El dinero que paga la Fed por los bonos incrementa la cantidad de dinero en la economía. Algo de ese nuevo dinero se conserva como efectivo y algo se deposita en los bancos. (Pág. 77) [7]

 

Cada nueva unidad monetaria que se retiene como efectivo incrementa la oferta de dinero exactamente $1. Cada nueva unidad monetaria depositada en un banco incrementa la oferta de dinero más de $1 debido a que incrementa las reservas y, por consiguiente, la cantidad de dinero que puede crear el sistema bancario.

 

Rubinfeld y otros (2013) opinan que:

“Para reducir la oferta de dinero, la Fed hace exactamente lo opuesto: le vende al público bonos del gobierno en el mercado de bonos de la nación. El público paga por estos bonos con el efectivo y los depósitos bancarios que tiene, reduciendo directamente la cantidad de dinero en circulación.” (Pág. 450). [8]

 

Además, a medida que las personas hacen retiros de los bancos para comprar estos bonos de la Fed, los bancos mismos se encuentran con una menor cantidad de reservas. En respuesta, los bancos reducen la cantidad de préstamos y el proceso de creación de dinero se invierte.

 

Marshall (2010) explico que:

“las operaciones de mercado abierto son fáciles de llevar a cabo. De hecho, las compras y ventas de la Fed de bonos del gobierno en los mercados de bonos de la nación son similares a las transacciones que cualquier persona podría llevar a cabo para su propio portafolio. (Pág. 175). [9]

 

Cuando una persona compra o vende un bono, el dinero cambia de manos, pero la cantidad de dinero en circulación sigue siendo la misma. Además, la Fed puede utilizar las operaciones de mercado abierto para modificar la oferta de dinero en una cantidad pequeña o grande cualquier día, sin cambios importantes en la ley o en las regulaciones bancarias. Así, las operaciones de mercado abierto son la herramienta de política monetaria que la Fed con mayor frecuencia.

 

Préstamos de la Fed a los bancos

La Fed también puede incrementar la cantidad de reservas en la economía prestándole reservas a los bancos. Los bancos le piden prestado a la Fed cuando sienten que no disponen de reservas suficientes, ya sea para satisfacer a los reguladores del banco, cumplir con los retiros de los depositantes, hacer nuevos préstamos o por alguna otra razón de negocios.

 

Existen diversas formas en las cuales los bancos le pueden pedir prestado a la Fed. Tradicionalmente, los bancos piden prestado en la ventanilla de descuento de la Fed y pagan sobre ese préstamo una tasa de interés llamada tasa de descuento.

 

Kelly, Kevin (2009) aclara que:

“cuando la Fed le hace un préstamo así a un banco, el sistema bancario tiene más reservas de las que tendría de otra manera y esas reservas adicionales permiten cine el sistema bancario cree más dinero. (Pág.185) [10]

 

La Fed también puede alterar la oferta de dinero modificando la tasa de descuento. Una tasa de descuento más alta desalienta a los bancos de pedir prestadas reservas a la Fed. Por tanto, un incremento en la tasa de descuento reduce la cantidad de reservas en el sistema bancario, lo que a su vez reduce la oferta de dinero. A la inversa, una tasa de descuento más baja alienta a los bancos para pedirle prestado, s, la Fed, incrementando la cantidad de reservas y la oferta de dinero.

 

En los años recientes, la Reserva Federal ha establecido nuevos mecanismos para que los bancos le pidan prestado a la Fed. Por ejemplo, bajo el término de Servicio de Subasta a Plazo, la Fed determina la cantidad de fondos que le quiere prestar a los bancos y después los bancos elegibles licitan para pedir prestados esos fondos. Los préstamos van a los mejores postores elegibles; es decir, a los bancos que tienen una garantía aceptable y que ofrecen pagar la tasa de interés más alta. A diferencia de la ventanilla de descuento, en donde la Fed fija el precio de un préstamo y los bancos determinan el monto del mismo, el Servicio de Subasta a Plazo la Fed determina el monto del préstamo Y la licitación competitiva entre los bancos determina el precio. Mientras más fondos ponen la Fed a disposición mediante este servicio y otros similares, mayor es la cantidad de reservas y la oferta de dinero.

 

Shapiro y otros (1999) expresan que:

“La Fed utiliza esos préstamos no sólo para controlar la oferta de dinero, sino también para ayudar a las instituciones financieras cuando están en problemas. (Pág. 187)[11]

 

Por ejemplo, cuando el mercado de acciones se desplomó 22% el 19 de octubre de 1987, muchas firmas de correduría de Wall Street se encontraron temporalmente necesitadas de fondos para financiar el alto volumen de negociación de acciones. A la mañana siguiente, antes de que abriera el mercado Atan Greenspan, el presidente de la Fed anunció la «disposición favorable de la Fed para servir como fuente de liquidez para respaldar al sistema económico y financiero». Muchos economistas creen que la reacción de Greenspan al desplome de las acciones fue una razón importante por la cual tuvo pocas repercusiones.

 

De manera similar, en 2008 y 2009, una reducción en los precios de la vivienda en Estados Unidos condujo a un marcado aumento del número de propietarios de casas que incumplían con sus créditos hipotecarios v muchas instituciones financieras que tenían esas hipotecas se vieron en problemas. En un intento para impedir que esos acontecimientos tuvieran ramificaciones económicas más amplias, la Fed proporcionó muchos miles de millones de dólares de préstamos a las instituciones financieras en problemas.

Como influyen la FED en la razón de reservas

Además de influir en la cantidad de reservas, la Fed modifica la oferta de dinero influyendo en la razón de reservas y, por tanto, en el multiplicador del dinero.

 

La Fed puede influir en la razón de reservas ya sea mediante la regulación de la cantidad de reservas que deben tener los bancos o mediante la tasa de interés que le Fed le paga a los bancos sobre sus reservas. (Bueno y otros.2004. Pág. 88)[12]

 

Una vez más, consideraremos por separado cada una de estas herramientas de política monetaria.

 

Requerimientos de reservas

Una forma en la cual la Fed también Influye en la razón de reservas es modificando los requerimientos de reservas, las regulaciones que determinan la cantidad mínima de reservas que deben tener los bancos contra sus depósitos. Los requerimientos de reservas influyen en cuánto dinero puede Crear el sistema bancario con cada unidad monetaria de reservas. Un incremento en los requerimientos de reservas significa que los bancos deben tener más reservas y. por tanto, pueden prestar menos de cada unidad monetaria que se deposita. Corno resultado, un incremento en los requerimientos de reservas aumenta la razón de reservas, disminuye el multiplicador del dinero y la oferta de dinero.  A la inversa, una disminución en los requerimientos de reservas disminuye razas de reservas, aumenta multiplicador del dinero y la oferta de dinero.

 

La Fed utiliza muy raras veces los cambios en los requerimientos de reservas, debido a que dichos cambios desorganizan el negocio de la banca. Por ejemplo, cuando la Fed incrementa los requerimientos de reservas, algunos bancos se encuentran cortos de reservas, aun cuando no hayan visto ningún cambio en los depósitos. Como resultado, deben restringir los prestarnos hasta que hayan aumentado su nivel de reservas al nuevo nivel requerido. Además, en los años recientes esta herramienta se ha vuelto menos efectiva, debido a que muchos bancos tienen un exceso de reservas (es decir, más reservas que las requeridas).

 

Pago de intereses sobre las reservas

Tradicionalmente, los bancos no ganaban ningún interés sobre las reservas que tenían. Sin embargo, en 2008 la Fed empezó a pagar intereses sobre las reservas. Es decir, cuando un banco tiene reservas en depósito en la Fed, ahora la Fed le paga al banco un interés sobre dichos depósitos.

 

Para Ávila Macedo (2006):

“Este cambio proporciona a la Fed otra herramienta con la cual influir en la economía. Mientras más alta sea la tasa de interés sobre las reservas, los bancos decidirán tener más reservas. (Pág. 33)[13]

 

Así, un incremento en la tasa de interés sobre las reservas tenderá a incrementar la razón de reservas, a reducir el multiplicador del dinero y la oferta de dinero. Debido a que la Fed ha pagado intereses sobre las reservas durante un tiempo relativamente corto, todavía no está claro lo importante que será este nuevo instrumento para guiar la política monetaria.

 

Problemas para controlar la oferta de dinero

Las varias herramientas de la Fed (operaciones en el mercado abierto, préstamos a bancos, requerimientos de reservas, e intereses sobre las reservas) tienen un poderoso efecto sobre la oferta de dinero. Sin embargo, el control de la Fed sobre la oferta de dinero no es preciso. La Fed debe luchar con dos problemas, cada uno de los cuales se origina debido a que gran parte de la oferta de dinero la crea nuestro sistema de banca con reservas fraccionarias.

 

Campbell y otros (2001) afirman que:

El primer problema es que la Fed no controla la cantidad de dinero que los hogares deciden tener como depósitos en los bancos. Mientras más dinero deposita los hogares, más reservas tienen los bancos y más dinero puede crear el sistema bancario. (Pág.  175)[14]

 

Para ver por qué este es un problema, suponga que un día las personas empiezan a perder la confianza en el sistema bancario y, por consiguiente, deciden retirar sus depósitos y tener más efectivo. Cuando esto sucede, el sistema bancario pierde reservas y crea menos dinero. La oferta de dinero disminuye, incluso sin cualquier acción de la Fed.

 

El segundo problema del control monetario es que la Fed no controla la cantidad que los banqueros deciden prestar. Cuando el dinero se deposita en un banco, se crea más dinero sólo cejando el banco lo presta. Debido a que en lugar de eso los bancos pueden decidir tener un exceso de reservas, la Fed no puede estar segura de cuánto dinero creará el sistema bancario. Por ejemplo, suponga que un día los banqueros se vuelven más cautelosos acerca de las condiciones económicas y deciden hacer menos préstamos y tener mayores reservas. En este caso, el sistema bancario crea menos dinero del que crearía de otra manera. Debido a la decisión de los banqueros, la oferta de dinero disminuye.

 

 

En consecuencia, O’Sullivan y otros (2004) comprenden que:

“en un sistema de banca con reservas fraccionarias, la cantidad de dinero en la economía depende en parte del comportamiento de los depositantes y de los banqueros. Debido a que la Fed no puede controlar o predecir perfectamente este comportamiento, no puede controlar perfectamente la oferta de dinero. (Pág. 382)[15]

 

Sin embargo, si la Fed se mantiene alerta, estos problemas no deben ser grandes. La Fed recaba datos de los depósitos y reservas de los bancos cada semana, de manera que se entera rápidamente de cualquier cambio en el comportamiento del depositante o del banquero. Por tanto, puede responder a estos cambios v mantener la oferta de dinero cerca de cualquier nivel que desee.

 

Las corridas bancarias y la oferta de dinero

Es muy probable que nunca haya sido testigo de una corrida bancaria en la vida real, pero tal vez ha visto una representada en películas como Mary Poppins o It’s a Wonderful Life. Una corrida bancaria ocurre cuando los depositantes sospechan que el banco se puede declarar en quiebra y, por tanto, «corren» al banco para retirar sus depósitos. Estados Unidos no ha visto una corrida bancaria importante en su historia reciente, pero en el Reino Unido, un banco llamado Northern Rock experimentó una corrida en 2007 y, como resultado, finalmente lo adquirió el gobierno.

 

Las corridas bancarias son un problema para los bancos bajo el sistema de banca con reservas fraccionarias. Debido a que un banco sólo tiene en reserva una fracción de sus depósitos, no puede satisfacer las solicitudes de retiro de todos sus depositantes. Incluso si el banco es solvente (lo que significa que sus activos exceden a sus pasivos) no tendrá a la mano efectivo suficiente para permitirle a todos los depositantes el acceso inmediato a todo su dinero.

 

Churión (2004, p. 253) mencionó: “cuando ocurre una corrida, el banco se ve obligado a cerrar sus puertas hasta que se reembolsen algunos préstamos bancarios o hasta que algún prestamista de último recurso (como la Fed) le proporcione el efectivo necesario para satisfacer a los depositantes”.[16]

 

Las corridas bancarias complican el control de la oferta de dinero. Un ejemplo Importante de este problema ocurrió durante la Gran Depresión a principios de la década de 1930. Después de una oleada de corridas bancarias y de cierres de bancos, los hogares y los banqueros se volvieron más cautelosos. Los hogares retiraron sus depósitos de los bancos, prefiriendo tener su dinero en efectivo. Esta decisión invirtió el proceso de creación de dinero, a medida que los banqueros respondían a la disminución de las reservas reduciendo los préstamos bancarios. Al mismo tiempo, los banqueros incrementaron sus razones de reservas de manera que pudieran tener disponible el efectivo suficiente para satisfacer la demanda de sus depositantes, en cualesquiera corridas bancarias en el futuro. La razón de reservas más alta redujo el multiplicador del dinero, que redujo todavía más la oferta de dinero. Desde 1929 hasta 1933, la oferta de dinero disminuyó 28%, sin que la Reserva Federal emprendiera ninguna acción contractiva deliberada. Muchos economistas señalan esta disminución masiva de la oferta de dinero para explicar la alta tasa de desempleo y la disminución en los precios que prevalecieron durante este periodo. (En los próximos capítulos examinaremos los mecanismos mediante los cuales los cambios en la oferta 1, de dinero afectan al desempleo y a los precios.)

 

Según Stiglitz y otros (2011, pp. 125-126). “(…) hoy las corridas bancarias no son un problema importante para el sistema bancario de Estados Unidos o para la Fed. En la actualidad el gobierno federal garantiza la seguridad de los depósitos en la mayoría de los bancos, principalmente a través de la Corporación Federal para el Seguro de Depósito (FDIC, por sus siglas en inglés)” (…). [17]

 

Los depositantes no corren a sus bancos debido a que están confiados en que, incluso si su banco se declara en quiebra, la FDIC les asegurará sus depósitos. La política del gobierno de asegurar los depósitos tiene costos: los banqueros cuyos depósitos están garantizados tal vez tienen muy pocos incentivos para evitar riesgos indeseables cuando hacen préstamos. Pero un beneficio del seguro de depósitos es un sistema bancario más estable. Como resultado, la mayoría de las personas sólo ve las corridas bancarias en las películas.

 

La tasa de fondos federales

Si usted lee en el periódico sobre la política monetaria de Estados Unidos, podrá encontrar muchas discusiones sobre la tasa de fondos federales. Esto plantea varias preguntas:

P: ¿Qué es la tasa de fondos federales?

R: La tasa de fondos federales es la tasa de interés a corto plazo que los bancos cobran por los préstamos que se hacen unos a otros. Si un banco se encuentra corto de reservas, mientras que otro tiene un exceso de reservas, el segundo banco le puede prestar algunas reservas al primero. Los préstamos son temporales (típicamente de la noche a la mañana). El precio del préstamo es la tasa de fondos federales.

P: ¿En qué es diferente la tasa de fondos federales de la tasa de descuento?

R: La tasa de descuento es la tasa de interés que pagan los bancos para pedirle prestado directamente a la Reserva Federal a través de la ventanilla de des-cuento. La solicitud de préstamos de otro banco en el mercado de fondos federales es una alternativa para pedirle prestadas reservas a la Fed v un banco corto de reservas por lo general hará lo que resulte más económico. En la práctica, la tasa de descuento y la tasa de fondos federales se mueven muy de cerca.

P: ¿La tasa de fondos federales sólo es importante para los bancos?

R: De ninguna manera. Aun cuando sólo los bancos piden prestado directamente en el mercado de fondos federales, el impacto económico de este mercado es mucho más amplio. Debido a que diferentes partes del sistema financiero están altamente interconectadas, las tasas de interés sobre diferentes tipos de préstamos están fuertemente correlacionadas entre sí. De manera que cuando la tasa de fondos federales aumenta o disminuye, otras tasas de interés a menudo se mueven en la misma dirección.

P: ¿Qué tiene que ver la Reserva Federal con la tasa de fondos federales?

R: En años recientes, la Reserva Federal ha establecido una meta para la tasa de fondos federales. Cuando el Comité Federal del Mercado Abierto se reúne cada seis semanas, decide si debe aumentar o disminuir esta meta.

P: ¿En qué forma la Fed puede hacer que la tasa de fondos federales llegue a la meta establecida?

R: Aun cuando la tasa de los fondos federales está determinada por la oferta y la demanda del mercado de préstamos entre los bancos, la Fed puede utilizar operaciones del mercado abierto para influir en dicho mercado. Por ejemplo, cuando la Fed compra bonos en operaciones de mercado abierto, le inyecta reservas al sistema bancario. Con más reservas en el sistema, menos bancos se encuentran en la necesidad de pedir prestadas reservas para satisfacer los requerimientos de reservas. La reducción en la demanda de préstamos de reservas disminuye el precio de dichos préstamos, que es la tasa de fondos federales. A la inversa, cuando la Fed vende bonos y retira reservas del sistema bancario, más bancos se encuentran cortos de reservas y licitan el precio de pedir reservas prestadas. Por consiguiente, las compras en el mercado abierto disminuyen la tasa de fondos federales y las ventas en dicho mercado aumentan la tasa de fondos federales.

P: ¿Pero estas operaciones de mercado abierto no afectan la oferta de dinero?

R: Sí, absolutamente. Cuando la Fed anuncia un cambio en la tasa de fondos federales, se está comprometiendo a hacer las operaciones de mercado necesarias para hacer que ocurra ese cambio y estas operaciones de mercado abierto modificarán la oferta de dinero. Las decisiones del FOMC para modificar la meta de la tasa de fondos federales también son decisiones para modificar la oferta de dinero. Hay dos lados en la misma moneda. Con todo lo demás igual, una disminución en la meta, para la tasa de fondos federales significa una fondos federales significa una contracción en la oferta de dinero.

  1. Apaza Meza, Mario (2001) “Estados Financieros  y gestión financiera. Pacifico Editores. Lima.  Pág. 140
  2. Ávila Macedo (2006) “Economía”. Umbral editorial. México. Pág. 33
  3. Bajo Rubio Óscar y Díaz Roldán, Carmen (2011) “Teoría y Política Macroeconómica”. Editorial Antoni Bosch Editor S.A. Barcelona. Pág. 650
  4. Belaisch, ‎ Agnes; Krieger, ‎ Reva; Collyns, Charles (2005) “Estabilización y reforma en América Latina: Perspectiva” Departamento de Tecnología y Servicios Generales del FMI. Washington. Pág. 654
  5. Bellido Sanchez (2002). Administración financiera. Editorial Técnico Científica S.A. Lima-Perú. Pág. 145
  6. S. (2012) “Lecciones de economía para economistas. ESIC Editorial. Madrid. Pág. 154
  7. Blanchard, Oliver; Amighini, Alessia y Giavazzi, Francesco (2012). “Macroeconomía. Quinta edición. Editorial Pearson Educación. S.A. Madrid. Pág. 250
  8. Bueno E., Cruz, I. y Duran, J.J. (2004) “Economía de la empresa. Un enfoque de organización”. Editorial Pirámide. Quinta edición. Pág. 88.
  9. Cabrera Adame, ‎ Carlos Javier; Gutiérrez Lara, ‎ Abelardo Aníbal (2006). “Cambio estructural de la economía”. Editorial de la Universidad Nacional Autónoma de México. Pág. 60-62
  10. Calvo Hornero, A (2010) “Economía Internacional y Organismos Económicos Internacionales. Editorial Centro de Estudios Ramón Areces. México. Pág. 283
  11. Campbell R. McConnell, Stanley L. Blue (2001). “Fundamentos a la Economía” Editorial McGraw-Hill. Volumen 14. México. Pág. 175
  12. Churión, José Rubén (2004) “Economía al alcance de todos”. Editorial Alfadil. Cuarta edición. Venezuela. Pág. 253
  13. De Gregorio Rebeco, José (2007). “Macroeconomia Intermedia”. Editorial Pearson Educación. México. Pág. 637
  14. Dornbusch, Rudiger (2009) “Política monetaria bajo flexibilidad del tipo de cambio” en Cuadernos Económicos de ICE. Madrid. Pág. 136
  15. Emery, ‎ Douglas R.; Finnerty, ‎ John D.; Stowe, John D (2000) “Fundamentos de administración financiera” Editorial Reverté. Segunda edición. Barcelona. Pág. 35
  16. Frank, R. y Bernanke, B. (2007) “Principios de Economía”. Tercera Edición. Editorial McGraw Hill. Madrid. Pág. 180
  17. Freire Rubio María Teresa (2013) “Cuestiones básicas de macroeconomía”. ESIC Editorial. Primera Edición. Madrid. Pág. 55
  18. Freire Rubio María Teresa (2013) “Cuestiones básicas de macroeconomía”. ESIC Editorial. Primera Edición. Madrid. Pág. 36
  19. Freixas; Xavier ; Charles Rochet, ‎Jean (2002) “Economía bancaria”. Antoni Bosch editor.  España. Pág. 234
  20. González Urteaga, Ana (2013) “Liquidez, volatilidad, estocástica y saltos”. Editorial de la Universidad de Cantabria. España. Pág. 33
  21. Graddy, K.; Wells, R. y Krugman, P. (2013). “Fundamentos de Economía”. Editorial Reverté. Segunda edición. Barcelona. Pág. 235
  22. Gutiérrez Félix (2006) “Macroeconomía. Enfoques y modelos.” Fondo editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Tercera edición. Lima. Pág. 258
  23. Horngren, ‎ Charles T. ; Sundem, Gary L. ; Stratton ‎William O. (2007) “Contabilidad Administrativa”. Editorial Pearson Educación. Decimotercera edición. México. Pág. 350
  24. Ibañez, F.; Mantilla, M. y Osuna, R. (2013). “Introducción al análisis Microeconómico. Editorial McGraw-Hill Interamericana. Madrid. Pág. 277
  25. Keat, ‎ Paul G.; Philip K. Y. Young (2011) “Economía de empresa”. Editorial Pearson educación Cuarta Edición. Pág. 256
  26. Kelly, Kevin (2009). Nuevas reglas para la nueva economía. México: Ediciones Granica. Pág. 185
  27. Klein, G. y Bauman, Y. (2013): “Introducción a la Microeconomía en vineñtas. Editorial Debate. México. Pág. 224
  28. Krugman, P. R.; Obstfeld, M. y Melitz, M. J. (2012) “Economía Internacional”. Teoría y Política. Novena Edición. Editorial Educación. Madrid. Pág. 350
  29. Krugman, Paul R (2007) “Fundamentos de Economía. Editorial Reverté, S.A. Barcelona. Pág. 185
  30. Krugman, Paul R.; ‎ Wells, Robin (2007) “Introducción a la Economía. Macroeconomía”. Editorial Reverté S.A. Pág. 184
  31. Krugman, Paul R.; Maurice Obstfeld (2006). Economía internacional: Teoría y política (7ma. edición). Madrid: Pearon. Pág. 600–608
  32. Larraín B., ‎ Felipe;. Sachs, ‎ Jeffrey D; Sachs, Jeffrey (2002) “Macroeconomía en la economía global” Editorial Pearson educación. Primera edición. México.  Pág. 264
  33. Lawrence J. Gitman, ‎Elisa Núñez Ramos .(2003) “Principios de administración financiera”. Editorial pearson Educación. Decima edición. México. Pág. 215
  34. Lipsey, R. (2002) “Introducción a la Macroeconomía”. Editorial Vicent Vives. Barcelona. Pag. 330
  35. Lipsey, R. (2012) “Introducción a la Economia. Editorial Vicens Vives. Barcelona. Pág. 77
  36. Mankiw, N. Gregory (2012). “Principios de la Economía”. Editorial Cengage Learning. Sexta edición. México. Pág. 240
  37. Mankiw, N. Gregory (2012). “Principios de la Economía”. Editorial Cengage Learning. Sexta edición. México. Pág. 626
  38. Mántey de Anguiano Guadalupe; Levy Orlik, ‎Noemi Ornah (2007) “Políticas macroeconómicas para países en desarrollo”. Primera Edición. México. Pág. 352
  39. Marshall, A (2010) “Principios de economía”. Editorial McGraw-hill. Madrid. Pág. 175
  40. Martín, José Luis; ‎ Trujillo Ponce, Antonio (2004). “Manual de mercados financieros”. Thomson ediciones Paraninfo S.A. España. Pág. 233
  41. Mascarenas, Juan (2004): El riesgo en la empresa. Editorial Pirámide. Madrid. Pág. 325
  42. Mochón Morcillo, F. (2005) “Principios de Economía”. Editorial Aguilar. Madrid. Pág. 253
  43. Monzón Graupera, Joaquí-Andrés (2004) “Análisis de liquidez, endeudamiento y valor” Editorial Editorial Reverté S.A Barcelona. Pág. 50-51
  44. Atish R. Ghosh, ‎Mr. Jonathan David Ostry, ‎Mr. Charalambos G. Tsangarides (2014). “Regimenes Cambiarios y la Estabilidad del Sistema Monetario Internacional”. División de Servicios Multimedia del FMI. Washington. Pág. 322
  45. Muñoz Cidad, C. (2008). “Las cuentas de la nación. T.I. Introducción a la economía aplicada. Editorial Civitas. Mexico. Pág. 450
  46. Nieto Vaquez, J. (2006) Decisiones y mercados. Una introducción a la economía. Segunda edición. Editorial Pirámide. Madrid. Pág. 165
  47. Ortiz Anaya, Hector (2006) “Analisis financiero Aplicado y principios de Administración Financiera. Editorial de la Universidad Externado de Colombia. 14° edición. Bogotá. Pág. 185
  48. O’Sullivan, Arthur y Sheffrin ‎Steven M. (2004). “Economía: principios e instrumentos”. Editorial Pearson Educación. Madrid. Pág. 382
  49. Parkin, Michael (2007). Microeconomía, Macroeconomía. Editorial Addison Wesley Longman. España. Pág. 125
  50. Phelps, E.S. (2010) Economía. Un texto introductorio. Editorial Antoni Bosch. Barcelona. Pág. 77
  51. Ramírez Solano, Ernesto (2007) “Moneda, Banca y Mercados Financieros”. Editorial Pearson Prentice Hall. Primera edición. México. Pág. 452
  52. Robles Valdes, Gloria; Alcerreca Joaquin: Carlos (2003) “Administración: un enfoque interdisciplinario”. Editorial Pearson Prentice Hall. México. Pág. 315 -0316
  53. Rubinfeld, Daniel L. y Pindyck, Robert S. (2013) “Microeconomía” editorial Pearson Educación. Octava edición. Madrid. Pág. 450
  54. Samuelson, Paul A;. Nordhaus, William D (2005) “Economía”. Editorial McGraw-Hill Interamericana. Pág. 320
  55. Santos Alberto Farfan Peña (2000). Contabilidad de costos. Enfoque peruano – internacional. 1era. Edición. Lima –Perú. Pág. 120
  56. Sastre Jiménez Luis, ‎Sánchez Ávila Ángel (2012). “Renta y Dinero”. Editorial Reverté. Madrid. Pág. 178
  57. Segovia L. Santiago. (2003) “Tipo de cambio real de equilibrio”. Dirección General de Estudios. Ecuador. Pág. 32-33
  58. Shapiro, Carl; Varian, Hal (1999). El dominio de la información: Una guía estratégica para la economía de la red. Antoni Bosch Editor. Barcelona. Pág. 187
  59. Sotelo, J.: Unanumo, J.; Cáceres, I y Freire, M. T. (2003) “Teorías y modelos Macroeconómicos. ESIC Editorial. Madrid. Pág. 360
  60. Stiglitz, Joseph W. y Walsh, Carl E. (2011). “Microeconomía” editorial Ariel. Cuarta edición. Barcelona. Pág. 125-126
  61. Van Horne, ‎ James C. ; Wachowicz, John M. (2002)“Fundamentos de Administración Financiera”. Editorial Pearson Educación . México. Pág 134
  62. Varian, H. R. (2013) Microeconomía. Un enfoque actual. Editorial Antoni Bosch. Cuarta edición. España. Pág. 150

 

Sobre el autor

admin administrator