APOYO DE LA FAMILIA EN EL RENDIMIENTO ESCOLAR DEL NIÑO SORDO

APOYO DE LA FAMILIA EN EL RENDIMIENTO ESCOLAR DEL NIÑO SORDO

Spread the love

Un niño con problemas de audición necesita más que cualquier otro el equilibrio de su entorno familiar. Es importante la presencia y participación de ambos padres en la educación del niño, que se sienta querido; el afecto y estimulo que reciba de los padres de brindarán seguridad y confianza, las cuales se traducirán en mayores avances en el proceso educativo. Por otra parte, el niño no debe percibir antagonismo entre los padres, ya que esto determina la pérdida de confianza en ellos y en sí mismo, confundiendo sus juicios y perdiendo seguridad.

Un niño aprende lo que vive si se desarrolla en un ambiente de agresión, será un ser agresivo. Querer al niño y demostrárselo no significa tratar de absorberlo; un cariño demasiado posesivo que no propicia la independencia de los hijos, acaba por debilitarlos y restarles personalidad e iniciativa. Querer a un hijo y demostrarle afecto significa más bien interesarse en él y en sus necesidades, tratando de comprenderlo. Deben interpretar sus acciones y reconocer sus dificultades, intereses, habilidades gustos y diversiones.

Otro aspecto muy importante es la disciplina la cual no debe un medio de orientación del comportamiento del niño. No obstante, para poder encauzarlo adecuadamente es necesario que los padres vean a su hijo como un ser humano con deseos y sentimientos propios si no se respetan los sentimientos del hijo y su derecho a expresarlo, no se le podrá ayudar practicando con él una disciplina efectiva. Aun cuando el niño los rechace, los límites firmes y definidos un «no» o un «ahora no» si sabe que hay comprensión y respeto hacia sus sentimientos. Una vez establecido estas premisas, se establecen normas de comportamientos. Cuando éstas son bien pensados fundamentadas y definidas, los padres de familia deben llevarlas adelante.

Sobre el autor

admin administrator