Archivo diario octubre 28, 2018

LA MOTIVACIÓN

La motivación es un conjunto de fuerzas que mueven al individuo para realizar ciertas acciones y tienden hacia cortas metas. Si podemos controlar los motivos de los hombres, podemos controlar la conducta que expresarán. A su vez vemos: un motivo puede determinar muchos otros; mientras más fuerte es la Motivación, la persona trabaja más fuertemente para lograr su objetivo; los motivadores son diferentes según los individuos.
A su vez la tarea de un Gerente es identificar los impulsos y necesidades de los empleados y canaliza su comportamiento hacia el desempeño del trabajo. Herzberg: 1999: En “Teoría de los dos factores”, nos dice que tengamos en cuenta 03 premisas que hacen dinámico el comportamiento humano:
a) El comportamiento es causado. Existe una causalidad del comportamiento. Tanto la herencia como el ambiente influyen de manera decisiva en el comportamiento de la persona.
b) El comportamiento es motivado. En todo comportamiento existe una finalidad. El comportamiento no es casual, siempre está dirigido u orientado hacia algún objetivo.
c) El comportamiento está orientado hacia objetivos. Hay expresiones que sirven para indicar los motivos del comportamiento.

Hay diversas razones autoevidentes de por qué la gente trabaja, entre las cuales tenemos por citar algunas: el trabajo es una fuente de ingresos; de actividad y estimulación; de contactos sociales; de autorrealización y autoactualización, y es un medio para estructurar el tiempo. Casi todo el mundo prefiere trabajar por las recompensas extrínsecas e intrínsecas que conlleva. Sin embargo, la gente tiene cantidades y tipos de motivaciones para trabajar muy diferentes. La cantidad, la calidad, el entusiasmo y la productividad mostrados en el trabajo parecen ser una función de la motivación laboral.

Técnicas
La investigación sobre los recursos humanos ha sido notoriamente voluble; por consiguiente, sus teorías y sus técnicas asociadas se admiten y se rechazan según el momento. Durante un tiempo disfrutaron de popularidad y fueron adoptadas por determinadas organizaciones. Inevitablemente, a las expectativas realmente irrealistas les siguió la desilusión, y aquellas técnicas fueron abandonadas y reemplazadas por otras. Una razón por la que las técnicas no funcionaron podría ser que ignoraban el papel de las diferencias individuales.

Consideremos las siguientes técnicas de Motivación:
a) Comunicación efectiva. (Stoner: 1994). Es uno de los caminos que marca la diferencia entre conseguir una respuesta entusiasta de la fuerza de trabajo y el desencanto total. Una estrategia eficaz de comunicación en tiempos de aumento de tensión a causa del cambio organizativo, implica que las organizaciones piensen en hacer un compromiso similar para reducir los otros efectos adversos del cambio, como la tensión, un exceso de trabajo y el daño potencial que puede causar esto a la salud; esta afirmación debería indicar que al aceptar la responsabilidad de introducir el cambio, la organización acepta también la responsabilidad de paliar los efectos.
Hay varios sistemas para que las organizaciones recojan información objetiva sobre las actitudes del personal ante una situación nueva, como los estudios de actitud, contratar a un consultor independiente para que haga entrevistas estructuradas a muestra del personal. También están los cuestionarios para tener información objetiva de las actitudes y el clima laboral, midiendo la experiencia subjetiva de los individuos que trabajan en la organización, basándose en su percepción de lo siguiente: el grado de control formal que se ejerce en la organización, la cantidad de iniciativa que permite, hasta qué punto se reconoce el buen trabajo, la facilidad con que fluye la comunicación, la calidad del contacto entre individuos, hasta qué punto sienten que pertenecen a un equipo que los respalda, la claridad de los objetivos de la organización, los niveles de trabajo que espera la organización.

b) Programa de comunicación. Este deberá diseñarse de tal modo que todo el personal reciba explicaciones escritas y verbales de los cambios, por qué y cuándo se producen y cómo les afectarán. Los directivos deben tener la información que les permita informar a su propio personal y responder las preguntas individuales. Las consultas de información, dirigidas a personas respetadas de alto nivel, pueden contribuir mucho a ampliar los canales normales de comunicación o a aligerar las preocupaciones que se pueda tener. Las buenas políticas y prácticas de personal pueden ayudar a mantener la motivación en los tiempos difíciles. Sin una comunicación eficaz, las políticas de personal mejor ideadas del mundo no podrán conjurar la desmotivación generalizada en momentos de conmoción organizativa.

c) La Tutoría. Es una técnica que proporciona un foro donde los individuos pueden plantear asuntos profesionales o personales, sin comprometer sus perspectivas de valoración o promoción. Mediante ella se puede ayudar a los individuos a comprender las circunstancias y a recuperar la motivación para rendir al máximo dentro de la organización. Por muchos motivos podría ser bueno limitar inicialmente el principio de tutoría a un grupo particular de personas mientras se perfeccionan las habilidades y la experiencia.

d) Uso de las recompensas para motivar a los empleados. Las recompensas son una herramienta de motivación muy importante en cualquier organización, aunque abarcan una amplia gama de incentivos; cheques, bonificaciones de productividad, distintivos de cinco años de trabajo, certificados, vacaciones especiales, pero muchas veces no se usan en forma efectiva para mejorar la productividad. Para que los sistemas de recompensa sean efectivos, los directores de recursos humanos deben conocer lo suficiente a sus empleados para entender sus necesidades, asegurarse de que la recompensa sea lo suficientemente grande para que tenga valor simbólico, programar la entrega de la recompensa en un momento oportuno, asistir a la entrega de recompensas en una ceremonia, hablar del valor de ella y los beneficios, aumentar la exclusividad de una recompensa.

e) Ventaja de una mayor participación de los empleados. Mejor comprensión y aceptación de las decisiones por parte de los subordinados, mayor compromiso con las decisiones, comprensión de los objetivos de la organización, capacidad para satisfacer las necesidades psicológicas de los empleados, identificación con el equipo de trabajo, disponibilidad de medios más constructivos para solucionar los conflictos, etc.

f) Grupo de participación de los empleados. Lo constituyen grupos integrados por cinco a diez trabajadores que realizan una actividad similar o relacionada y se reúnen con regularidad para identificar, analizar y sugerir soluciones para los problemas que comparten. El proceso de participación en grupo de empleados empieza cuando los miembros hacen una lluvia de ideas de problemas o preocupaciones con relación al trabajo, reúnen datos respecto a estos temas y sugieren soluciones. Se reúnen por lo general cuatro a más horas.
Se consideran también las siguientes técnicas que son recientes:
a) Establecimiento de metas. Se supone que si una organización establece metas difíciles pero alcanzables por los empleados, los trabajadores se esforzarán más por conseguirlas. Se sugiere que si los trabajadores están implicados en el proceso de establecimiento de metas, el sentimiento de pertenencia de los estándares establecidos aumentará. Además, se estimulan los contratos psicológicos, incluso formales, de manera que se pueden asignar estas metas acordadas. Un componente crucial hace referencia a la frecuencia, calidad y veracidad del feedback recibido por los empleados acerca del ajuste de su rendimiento a la meta planificada. Sin ninguna duda, la calidad, cantidad y dificultad de la meta estarán influidas por las preferencias y las percepciones individuales.
b) Ampliación y enriquecimiento del puesto. La idea subyacente de esta técnica consiste en aumentar el contenido de un puesto mientras que además se estimula a los empleados para que rindan al nivel más alto. Por tanto, es posible incrementar simultáneamente la responsabilidad y el control del puesto además de la variedad y el nivel de las tareas. Esta aproximación destaca varios principios específicos: combinar tareas para permitir que los trabajadores desempeñen un puesto completo; formar unidades naturales de trabajo para permitir que los trabajadores se identifiquen con su trabajo; establecer relaciones con los clientes que permitan a los proveedores de productos y servicios conocerlos; cargar los puestos verticalmente para permitir una mayor responsabilidad y control del trabajo, y establecer canales de feedback que proporcionen a los trabajadores conocimiento sobre sus resultados.

Teorías relacionadas al problema.
Existen diversas teorías económicas y psicológicas de la motivación laboral. En general, puede destacarse una serie de aspectos sobre las teorías psicológicas:
 En primer lugar, pocas, si es que alguna, de estas teorías fueron desarrolladas específicamente para explicar la motivación laboral. Casi todas son teorías de la motivación en general aplicada al mundo del trabajo y supuestamente aplicable a todos los individuos.
 En segundo lugar, casi todas las teorías han recibido, a lo sumo, un limitado soporte empírico de sus proposiciones. Realmente, parece que no hay ninguna relación entre la popularidad de una teoría y su soporte empírico. Muchas parecen tener cierto valor heurístico, y a veces ni esto.
 En tercer lugar, probablemente es cierto que las teorías ni se solapan ni se contradicen, dada la diversidad de sus orígenes epistemológicos, aunque sí pueden ser contradictorias en determinados aspectos.
 En cuarto lugar, no ha habido ningún interés, en ninguna teoría, por las relaciones entre las diferencias individualidades y la motivación laboral.

A continuación se detallan algunas teorías sobre la motivación:

Teoría ERC de Alderfer.
Alderfer (1972, p. 50).Esta teoría es mucho más simple, ya que especifica que solamente hay tres tipos de necesidades que no se activan necesariamente en ningún determinado orden. Además, cualquier necesidad puede activarse en cualquier momento.
Las tres necesidades especificadas por la teoría ERC son las de existencia, las de relación y las de crecimiento. Las necesidades de existencia se corresponden a las necesidades sociales de Maslow, y las de crecimiento corresponden a las necesidades de estima y de auto actualización de la teoría de Maslow.

Robbins (2004, p. 75). Refiere que la teoría está mucho menos elaborada que la de Maslow. Su ventaja es que se ajusta mejor a la evidencia que sugiere que, aunque existen categorías básicas de necesidad, éstas no son exactamente las que especificó Maslow. A pesar de que los teóricos de las necesidades no están completamente de acuerdo sobre el número exacto de necesidades que existen y sobre las relaciones entre ellas, si lo están en que la satisfacción de las necesidades humanas es una parte importante de la motivación laboral.

Esta teoría no ha atraído tanta atención como la de Maslow, aunque parece una razonable modificación de ella. Sin embargo, como la teoría de Maslow, es potencialmente muy difícil de comprobar.

Necesidades y presiones de Murray.
Chiavenato (2000, p. 101). El pensaba que la motivación representa la cuestión central de la teoría de la personalidad y argumentó que las personas están motivadas por el deseo de satisfacer los impulsos provocadores de tensión (necesidades). Definió la necesidad como la fuerza de la región cerebral que da energía y organiza las percepciones, los pensamientos y las acciones, transformando una situación insatisfactoria en una meta particular. Murray expandió la lista de necesidades biológicas incluyendo el hambre, la sed, el sexo, la falta de oxígeno, la eliminación de residuos corporales y la evitación de condiciones externas dolorosas; también estableció la existencia de necesidades mentales, las cuales se derivan de las viscerogénicas. Murray estableció eventualmente una lista de 20 necesidades identificables y presumiblemente distintas.

Henry A. Murray (2007, p. 57), Comparándola con la teoría de Maslow, Murray distingue muchas más necesidades, las cuales no son jerárquicas. Sin embargo, estas necesidades son simplemente herramientas de categorización o etiqueta, ya que no ayudan a comprender cuándo, por qué o cómo se activa, expresa o satisface una necesidad. Descriptiva y taxonómicamente, el sistema desarrollado por Murray tiene un atractivo inmenso pero su valor explicativo es limitado.

Teoría Mecanista de Taylor
Esta teoría de motivación se dio más o menos a finales del siglo XIX y fue encabezada por Frederick Taylor. Este era un sistema de motivación que Taylor implantó, que consistía en dar jornales de incentivo a los trabajadores según la cantidad de trabajo ejecutado por estos y siendo comparados con una norma o estándar que era previamente establecido mediante estudios de tiempos y movimientos. Solo se pagaba por el trabajo bien realizado, en esta época este sistema aumento la productividad de las empresas puesto que esa era una época muy difícil y los trabajadores tenían que sustentar a sus respectivas familias. Pero además de estos incentivos, también existían penalidades por el trabajo mal realizado, esto dio como consecuencia demasiadas injusticias, ya que lo normal era ver a los trabajadores que eran penalizados con mucha frecuencia por sus defectos que no le eran imputables, luego estas penalidades fueron abolidas por los propios defectos que les eran característicos.

Teoría de las necesidades de Maslow
Maslow (1954, pp. 102). Esta teoría enuncia que todo administrador de recursos humanos debe de conocer cuáles son las necesidades humanas de sus trabajadores, esto le permitirá conocer el comportamiento de los trabajadores y usar la motivación como una poderosa arma para mejorar la calidad de vida dentro da la empresa u organización. Esta teoría de la motivación fue elaborada por el psicólogo Abraham Maslow y nos dice que las necesidades humanas están organizadas y dispuestas en cinco niveles, en una jerarquía de importancia y de influencia, esta jerarquía puede ser visualizada a manera de una pirámide en cuya base se ubican las necesidades bajas y en la cima las más elevadas. Maslow nos dice que la motivación para poder satisfacer una necesidad de tipo superior tan solo aparece y es operativa, cuando están satisfechas las necesidades de tipo inferior, esto quiere decir que para satisfacer una necesidad superior, primero tienen que estar razonablemente satisfechas las necesidades de índole inferior.
Considero que este enfoque es el más indicado para el presente trabajo de investigación.
Las necesidades a las que hace referencia Maslow son:
a. Necesidades fisiológicas.
b. Necesidades de seguridad.
c. Necesidades sociales.
d. Necesidades de estima.
e. Necesidades de autoactualización.

Teoría de Herzberg.
(Herzberg: 1967). El psicólogo Frederick Herzberg en los finales de los años 50 y en los años 60 formula una teoría de motivación llamado Teoría de los dos Factores o Higiene- Motivación, esta teoría es acerca de los motivos que influyen en el rendimiento de los trabajadores de las empresas. Sobre los factores higiénicos o factores de carácter extrínsecos son los que están localizados en el ambiente que rodea al trabajador y además abarca las condiciones dentro de las cuales la persona realiza su labor o trabajo, estos factores higiénicos incluyen las políticas, normas, la supervisión, la relación con el supervisor, las condiciones de trabajo, el salario, la relación con personas de un mismo nivel, la vida privada, la relación con los subordinados y el status. Se destaca que con anterioridad sólo se tomaban en cuenta estos factores higiénicos para así lograr que las personas trabajen más además de los premios e incentivos salariales que existían.
Los factores de higiene se enfocan en el contexto en el que se desarrolla el trabajo y las condiciones que lo rodean. La dinámica subyacente de higiene es evitar la ansiedad que puede producir el ambiente. Cuando los factores higiénicos se deterioran a un nivel inferior del que los empleados consideran aceptable, entonces se produce insatisfacción laboral. Los factores de higiene afectan directamente las actitudes laborales, principalmente la satisfacción y la insatisfacción. Cuando estos factores han sido satisfechos o llevados a niveles que los empleados consideran aceptables, no habrá insatisfacción, pero tampoco una actitud positiva destacable. La gente está insatisfecha en un entorno negativo, pero raramente se encuentran satisfechos por uno bueno.
(Kast: 2003). Estos factores higiénicos solo logran evitar la insatisfacción de los trabajadores pero no consigue sostenerla por demasiado tiempo pero si estos factores son pésimos provocan una insatisfacción tremenda, de esto podemos deducir que los factores higiénicos solo evitan las insatisfacciones pero no logran provocar la satisfacción. Los factores motivacionales o también llamados de carácter intrínseco están relacionados fundamentalmente con el contenido del cargo y la naturaleza de las tareas que el trabajador tiene, estos factores comprende la necesidad de logro, el reconocimiento, el trabajo en sí mismo, la responsabilidad, la promoción o ascensos y el crecimiento.
Las mejoras de los factores de higiene tienen efectos a corto plazo. Cualquier mejora resulta en la eliminación a corto plazo, o prevención, de insatisfacciones. Las necesidades de higiene (o de mantenimiento) son cíclicas por naturaleza y vuelven a un punto de inicio. Esto lleva al síndrome ¿Qué has hecho por mi últimamente. Las necesidades higiénicas tienen un punto cero cada vez mayor y ninguna respuesta definitiva.

Para Herzberg el logro de los altos grados de motivación, satisfacción y desempeño dentro del trabajo solo se logra con los factores motivacionales, con esto podemos afirmar que cuando los factores motivacionales son óptimos estos provocarán la satisfacción de las personas pero cuando estos no son óptimos o son deficientes evitan la satisfacción.

Teoría X Teoría Y.
(McGregor: 1960). Esta teoría comparó dos estilos de administrar totalmente opuestos, uno basado en la teoría tradicional la cual era mecánica (a la cual nombró Teoría X) y otro basado en conceptos modernos (a la cual denomino Teoría Y). La teoría X corresponde a la concepción de cómo los administradores trataban a sus trabajadores según la teoría de Taylor de la cual sacó cuatro supuestos, primero, a los empleados no les gusta trabajar y siempre que puedan tratan de no hacerlo, segundo, como a los empleados no les gusta trabajar deben de estar sujetos a presiones, tercero, los empleados eluden la responsabilidad y buscan dirección formal siempre que pueden y cuarto, la mayor parte de los empleados concede más importancia a la seguridad que a cualquier otro factor laboral. En el lado opuesto de estas opiniones negativas McGregor también presentó cuatro supuestos positivos estos son de la teoría Y, primero, los empleados piensan que el trabajo es algo tan natural como el descanso o el juego, segundo, las personas son capaces de autodirigirse, tercero la persona media puede aprender a aceptar la responsabilidad y cuarto, la capacidad para tomar decisiones innovadoras está muy difundida en toda la población.
La filosofía administrativa existente y las prácticas resultantes tienen un impacto definitivo en la forma cómo funciona la organización. Según este teórico, la administración debe iniciarse con una pregunta básica: cómo se ven los administradores a sí mismos en relación con los demás. Este punto de vista requiere un poco de reflexión sobre la percepción de la naturaleza humana. La teoría X y la teoría Y son dos grupos de suposiciones sobre ésta. McGregor selecciono estos términos porque quería una terminología neutral sin connotaciones de ser «bueno» o «malo».

Necesidades latentes de Jahoda.
(Jahoda: 1987). Basándose en su trabajo de los años 1930, ha desarrollado una teoría basada en la idea de que lo que produce angustia psicológica en el desempleado es la deprivación de las funciones latentes del trabajo. En cierto sentido, Jahoda argumenta que las personas están deprivadas mientras que según Fryer las instituciones imponen cosas a las personas. Además, mientras que lo primero minusvalora la elección individual y el control personal, lo último tiende a menospreciar la identidad social y la interdependencia de las personas en el trabajo. Esencialmente, la teoría de Jahoda señala que el trabajo proporciona a las personas fuentes de satisfacción explícita e implícita, obvia y latente. Los estudios sobre el desempleo han hecho aparente algunas de las necesidades menos obvias que satisface el trabajo.

CUENTOS PARA NIÑOS DE 5 AÑOS

CUENTOS PARA NIÑOS DE 5 AÑOS

LA AVENTURA DE LOS OSOS

Había una vez una familia de cuatro osos una niña, un niño, su padre y su madre.
El niño era el mayor y se llamaba Andrés, la niña era la menor y se llamaba Jesica, el padre macho se llamaba Carlos era el rey de toda la manada que eran 70 osos y la mama era la reina de la manada ella se llamaba Ingrid, todos eran muy felices.
Pero un día la manada no tenían comida iba a llegar el invierno necesitaban comida pero algunos osos tenían que salir a buscar comida tenían que ir diez osos, Andrés quería salvar a toda la manada así que se ofreció a salir para buscar comida entonces Ingrid el dijo que no que era muy arriesgado salir, entonces Andrés no le izo caso y se fue con los nueve osos salieron y el invierno ya había empezado habían vientos muy fuertes Ingrid lo siguió, cuando de pronto Andrés se pierde de los diez osos y se desvía por completo de el camino, Ingrid siguió a los nueve osos como había tanto viento se veía diez osos entonces ella los sigue pero en realidad habían nueve osos, mientras tanto Andrés estaba solo con hambre y frio, de pronto encontró a un pingüino (llamado tomas) el pingüino se arrastra con toda su velocidad, pero Andrés lo logra alcanzar y le dice no te voy a comes soy amigo, me perdí de mi manada y el pingüino le dice: yo también me desvié de mi manada. Andrés le cuenta su historia, le cuenta que tenía una familia.
La manada con la que iba Andrés aceleraron por que se estaba anocheciendo e Ingrid se perdió quedo sola corrió corrió había una montaña ella se tropezó se cayó de unas montañas a un rio, el rio la dejo tirada ella vio a un oso con una criatura pequeña ella corre y corre y cada vez lo ve más cerca y sigue corriendo y cada vez que corre los ve más cerca cuanto de pronto se da de cuenta que es un cadáver de un alce tenía un poco de carne y ella se dio de cuenta de que el alce se acababa de morir por qué no se había congelado se lo come y de pronto ve a una manda de 40 alces y les dice: ¿han visto a un oso café, con la boca pequeña, ojos cafés y mucho pelo en las patas? ninguno le dice nada, pero el alce rey de toda la manda le dice yo lo vi estaba con un pingüino dijo que se llamaba Andrés era un oso pacifico, la madre pregunta donde esta mi hijo le dice el alce esta en el valle de osos polares y la madres corre, mientras tanto el pingüino con Andrés se encuentran una manda de osos polares , se ven muy hambrientos dice el pingüino cuando un oso polar voltea a mirar y grita: síganlos ataquen, eran 90 osos polares Andrés con el pingüino en el hombro corren y corren se estrellan con Ingrid mientras corre la madre saluda al pingüino y a su hijo y dice: TE FUISTE Y NO ME HICISTE CASO Y AHORA ESTAS SON LAS CONSECUENCIAS corren, pero los están alcanzando se encuentran con los alces los alces también corren pero un oso polar ya iba a morder a Andrés pero el oso polar pisa una trampa de osos y como ese oso era el líder de la manada los otros osos se quedan a ayudar al rey pero el rey de los osos polares dijo vayan atrápenlos y un oso polar dice ellos ya están muy lejos más bien casemos un alce los alces corren hay un lago grande y muy frio los alces saltan pero los osos polares no saltan por que el rio es muy grande, hondo y frio, y además se pueden hundir no pasan, la noche cae y los dos osos y el pingüino encuentran una cueva gigante se van a lo más profundo y Andrés la cierra con nieve para que no entre frio hacen una fogata y se duermen mientras duermen a Andrés le da ganas de defecar, se para encuentra comida se la come y de pronto siente dolor cae y se duerme cuando se levanta, esta debajo de una reja y ve que un humano persigue a su madre y al pingüino entonces, el intenta salir empuja la jaula rueda por una montaña de nieve, y la jaula se abre el corre a salvar a su madre golpea a el humano pero hay 7 hombres, el ruje y todos se asustan y corren se van en un auto pero, se dan de cuenta que el pingüino esta enjaulado corren y alcanzan el carro, la madre hala el auto Andrés salta y coge al pingüino enjaulado, salen corriendo se esconden en su cueva la tapan con mucha nieve, Por un hueco ve que los humanos se habían ido, cuando de pronto escuchan un rugido y entran los osos polares Andrés su madre y el pingüino están atrapados de pronto Andrés encuentra un dardo, Andrés se lo pone en la boca y lo escupe y le cae al jefe de la manda de los osos polares, se duerme y los demás osos polares dicen: ¡o que miedo el duerme con esas cosas raras! y salen corriendo muy asustados.
Después el padre de Andrés se preocupa mucho y su va corriendo con la manada de 60 y salen.
Mientras tanto Andrés con su madre y el pingüino se van corriendo antes de que despierte el jefe de la manada de osos polares en el camino se encuentras con los alces, y los alces dicen que los van a acompañar pero solo envían 2 alces.
Se van Andrés con su madre un pingüino y los dos alces cuando ven una manda de pingüinos, dice el pingüino: bueno aquí es donde vivo, gracias amigos un día los voy a visitar muchas gracias, de no ser por su ayuda no hubiera llegado a mi manada.
Y dice el primer alce dijo que se llama: Daniel y la otra alce se llama: Daniela se llaman parecido porque son hermanos mellizos.
Y van caminando cuando ven un refugio y la madre de Andrés dice: este es nuestro hogar pero esta vacio que raro tu padre no está ni nadie y se devuelve a la manada de alces para preguntarles si vieron a una manada de 60 osos.
El padre de Andrés se encuentra con los 90 osos polares y un oso polar grita ataquen!
Cuando llega la madre y los dos alces y se dan de cuenta que el pingüino los estuvo siguiendo para decirles que si podría ser de su familia.
Y los 40 alces están hay mirando el ataque y huyendo y de pronto se encuentran los diez osos que se fueron a buscar comida, eran 70 osos, también dos alces y un pingüino contra 90 osos polares.
Pero ellos no quieren pelear entonces un oso polar dice: gallinas les da miedo luchar y todos los osos polares hacen gallinas gallinas y empiezan a bailar como gallinas.
Cuando de pronto se separa el hielo se empieza a hacer un iceberg de pronto uno de ellos salta hala al padre de Andrés lo hunde bajo el agua y empiezan a pelear debajo del agua Andrés salta al agua saca a su padre del agua y el oso polar que halo a el padre de Andrés, se salva en el iceberg pero el jefe de los osos polares dice: naden, y sálvense, de pronto un ventarrón los corre más lejos a los oso polares y dice el oso polar ya no, es demasiado tarde están muy legos de ellos y los osos polares llegan a un lugar muy grande y frio que le llamaban el hogar de las algas, donde solo había para comer algas. El padre y la madre de Andrés dicen hijo estas bien no vuelvas a hacer esto tu padre casi muere y estas fueron las consecuencias hijo no vuelvas a hacer eso es muy peligroso, nos preocupamos por ti por que te queremos hijo.

CHAQUIRO, LA INCREÍBLE HISTORIA DE UN LEÓN

Hace mucho tiempo, en un lugar de la sabana africana, al sur del desierto del Sahara, nació Chaquiro; un cachorro de león muy especial. Su tamaño era tan menudo que la madre, a las tres semanas de su nacimiento, se sintió obligada a abandonarlo a su destino; y esto, que parece un gesto de incomprensible atrocidad, era la única solución para esta leona que por cierto no podía amamantar una camada tan numerosa; y como por la ley de la naturaleza la fuerza es el principio de la supervivencia, la elección cayó sobre el elemento más débil; ya que de todos modos habría sido el primero en caer en un ambiente tan peligroso; así que una noche, mientras que el pobre leoncito dormía inconsciente de todo, lo cogió con dulzura y lo llevó tan lejos de la cueva, que éste nunca habría podido volver a su hogar. Lo escondió detrás de un matorral que se hallaba a los pies de una pared rocosa, dejándolo con un último beso y la esperanza de que madre naturaleza le hubiera atendido más que cuanto ella pudo hacer; y mientras que la pobre criatura seguía dormida, se alejaba volviéndose cada tres pasos maldiciéndose por tan cruel decisión.
Fue una noche muy silenciosa, y por lo menos el sueño de un inocente tan desafortunado no fue molestado. Al amanecer, Chaquiro despertó como siempre guardando los ojos cerrados durante varios minutos; era un leoncito muy tranquilo y apaciguado. Pero aquel día, un insólito silencio le extrañó mucho; fue inmediato su temor. Abrió los ojos, y al comprobar su sensación, salió corriendo a la luz del sol. Le era imposible comprender; se encontraba en un lugar del todo desconocido, y sobre todo, estaba completamente solo; no veía nadie a su alrededor. Por primera vez en su vida conoció el miedo y la incertidumbre. Lanzó un grito por si acaso la madre le hubiera oído, y lanzó otros, y siguió gritando y llorando durante horas sin que nadie acudiera a sus llamadas. Estaba tan asustado que no se alejaba más de un metro de su precioso refugio. Con el pasar de las horas sus quejas se hacían cada vez más raras y débiles, y al bajar del sol se desanimó por completo.
Estaba acurrucado bajo la tímida luz de la luna, con la mirada perdida en el vacío, cuando una sombra se le puso ante los ojos.
– ¡mamá! –gritó dichoso levantándose.
Un animal con manto de rayas lo miraba guardándose a tres metros de distancia. Era Manila, una hembra de cebra que durante horas había escuchado, escondida detrás de una roca, los gritos del pequeño, y esperaba el momento más oportuno para acercarse. Chaquiro la miraba algo sorprendido, y por cuanto estaba asustado, de alguna manera se sentía atraído por ella; necesitaba su ayuda, la de una hembra adulta, Manila, que por no poder tener hijos, habría deseado tanto llevarse consigo aquel tierno cachorro; pero como seguía recelando la vuelta de la madre a rescatarlo, tuvo miedo; y por eso, atormentada por tantas dudas y perplejidades, acabó a su pesar por dejarlo ahí.
Pasó otra noche y otro día, y Chaquiro seguía parado en el mismo sitio sin perder la esperanza de que la madre hubiera vuelto a recogerlo. A la puesta, cuando ya estaba medio dormido, de repente sintió algo arrastrarse por el suelo; se irguió de golpe, y al verse cara a cara con una culebra en pie de guerra, dio un paso atrás; solo él sabía cuanto le temblaban las piernas en aquel momento, pero no podía evitar el combate, y como llevado por su misma naturaleza que aún desconocía, el león supo portarse como tal; luchó con todas sus fuerzas para salvarse la vida, y a lo largo de una dura batalla, logró derrotar a la sierpe envenenada.
Después de asegurarse de que ya no había peligro, al dar media vuelta en dirección al matorral, se encontró delante otra vez aquel extraño animal. Manila había vuelto. Tan segura estaba, de que la madre ya no volvería, que se decidió a llevarse a la criatura consigo; el único problema quedaba convencer a la manada, pero esto no le preocupaba demasiado; cogió el pequeño sin pensarlo, y echó a correr. Conocía una cueva a dos horas de marcha, y lo habría criado allí; todo a escondidas; nadie la habría descubierto. Chaquiro se dejaba llevar sin soltar una queja. Aunque de este animal no sabía nada, en aquel momento se sentía al seguro, y aliviado, porque ya no estaría solo; y eso le daba consuelo.
Por fin llegaron a la cueva, donde el cachorro, brincando y jugueteando, mostraba sentirse a su gusto; era muy parecida a su viejo hogar. La cebra en cambio, mirando a la luna, se puso algo inquieta; se le había hecho muy tarde, y tenía que agregarse a la manada. Habría vuelto el día siguiente, pero mientras que intentaba explicárselo a Chaquiro, éste la miraba algo distraído; y al divisarle las ubres, empujado por el instinto y el hambre, se le aferró de inmediato. En aquel momento, Manila se sintió madre de verdad; nunca había probado una emoción tan grande. El corazón se le llenó de amor hacia aquella criatura que quien sabe si un día, por causa de su índole natural, no se le habría metido contra. Se detuvo mucho más de cuanto podía; esperó que el pequeño se durmiera y se marchó. Desde el día siguiente, Manila, se ocupó de él en todas sus necesidades; era una óptima madre. Pero con el pasar del tiempo, los problemas se le complicaron un poco, ya que el leoncito, haciéndose cada vez más grande y fuerte, empezaba a necesitar alimentos diferentes a la leche recibida hasta aquel momento; así que la cebra tuvo que ingeniarse, y como un buitre, iba a robar los restos de las comidas de los leones. Toda la carne que Manila le llevaba, Chaquiro se la devoraba en un instante, y con el tiempo el felino aprendió hábilmente a procurarse la comida por su cuenta. Por el hecho de vivir muchos ratos a solas, se había vuelto mucho más listo que cualquiera de los leones de la sabana. A la edad de cuatro años, era una fiera enorme y fuerte, y a pesar de su naturaleza seguía queriendo a Manila como si fuera su verdadera madre, y nunca se habría permitido comer carne de sus parecidos. Pero en la manada, alguien había descubierto el secreto de Manila, y como según las razones de los ancianos, un día no muy lejano este león se habría vuelto muy peligroso para toda la comunidad, la obligaron a dejar de verlo; pero ella se rebeló a esto, y como no quiso obedecer a las órdenes, la encerraron amenazándola de no liberarla hasta que no hubiera abandonado esa absurda idea de tener un hijo león.
Chaquiro, después de varios días sin verla, empezó a preocuparse, y fue a buscarla. Entre tanto, en el campo donde estaban las cebras, irrumpió brutalmente una manada de leones. Las cebras empezaron a correr dondequiera olvidándose de Manila, que aún encerrada no podía huir de ninguna parte; y de tal situación se aprovecharon los felinos, que al ver a la yegua ya inmovilizada, la circundaron, despreocupándose de las demás. La pobre presa gritaba por el miedo, y como Chaquiro, que ya estaba muy cerca del campo, la oyó, acudió de carrera a su llamada; y viéndola en peligro lanzó un rugido tan fuerte que incluso los leones más feroces se quedaron petrificados. Se acercó rápidamente fijándose en ellos que ya estaban a punto de atacarla, y se les puso delante guardando Manila a sus espaldas, y rugiendo de nuevo y aún más fuerte que antes intentaba disuadirlos, pero ellos eran muchos, y hambrientos; demasiado para que dieran marcha atrás. Pues les habría sido imposible salvarse; si no fue por aquella leona, una fiera enloquecida, que de entre la feroz pandilla, empezó a lanzarse contra todas y todos; nadie podía imaginar lo que le pasaba. Solo Manila comprendió:
– ¡Es tu madre! –le dijo a Chaquiro rompiendo en su compleja reflexión.
Chaquiro no movió ni un paso; se quedó parado observando la batalla. Sentíase trastornado por antiguos sentimientos, de odio y amor, que lo atormentaban desde siempre por causa de aquella hembra de león; y fue sólo cuando la vio herida al suelo que se lanzó en su ayuda. Los leones retrocedieron; y arrepentidos por haber pegado tan duramente una hembra de su propia manada, se retiraron. Chaquiro se agachó al suelo llorando con el hocico pegado a el de su madre que aquel día había sacrificado su vida por la suya, y por la de sus hermanitos un tiempo; y sintiéndose por ella amado por fin, su único deseo fue acompañarla por lo menos en sus últimos respiros. Las cebras, que ya no le tenían miedo a este virtuoso león, adelantaron muy cuidadosamente algo sentidas por lo acontecido; y desde el día siguiente, Chaquiro no sólo fue legitimado como hijo de Manila, sino que además, fue nombrado como protector y miembro honorario de la manada. Sin embargo, prefirió seguir con su vida de siempre, en su preciada cueva, donde Manila siguió visitándole como antes; y aunque él nunca fue visto en la cercanía del campo, dicen que desde entonces, mientras Chaquiro vivió, ni una fiera se atrevió a tocar una cebra en este lugar.
LA NIÑ@ PEQUEÑ@

Había una vez, un niñ@ pequeñ@ que comenzó a ir a la escuela. Era bastante pequeñ@ y la escuela muy grande. Cuando descubrió que podía entrar en su aula desde la puerta que daba al exterior, estuvo feliz y la escuela no le pareció tan grande. Una mañana, la maestr@ dijo:
– Hoy vamos a hacer un dibujo.
– ¡Qué bien!- pensó el pequeñ@-.
Le gustaba dibujar y podía hacer de todo: vacas, trenes, pollos, tigres, leones, barcos. Sacó entonces su caja de lápices y empezó a dibujar, pero la maestr@ dijo:
– ¡Esperen, aún no es tiempo de empezar! Aún no he dicho lo que vamos a dibujar. Hoy vamos a dibujar flores.
– ¡Qué bien! -pensó el niñ@.
Le gustaba hacer flores y empezó a dibujar flores muy bellas con sus lápices violetas, naranjas y azules. Pero la maestr@ dijo:
– ¡Yo les enseñaré cómo, esperen un momento! – y, tomando una tiza, pintó una flor roja con un tallo verde. Ahora -dijo- pueden comenzar.
El niñ@ miró la flor que había hecho la maestr@ y la comparó con las que él había pintado. Le gustaban más las suyas, pero no lo dijo. Volteó la hoja y dibujó una flor roja con un tallo verde, tal como la maestr@ lo indicara.
Otro día, la maestr@ dijo:
– Hoy vamos a modelar con plastilina.
– ¡Qué bien! -pensó el niñ@.
Le gustaba la plastilina y podía hacer muchas cosas con ella: víboras, hombres de nieve, ratones, carros, camiones; y empezó a estirar y a amasar su bola de plastilina. Pero la maestr@ dijo:
– ¡Esperen, aún no es tiempo de comenzar! Ahora -dijo- vamos a hacer un plato.
– ¡Qué bien!- pensó el pequeñ@-.

Le gustaba modelar platos y comenzó a hacerlos de todas formas y tamaños. Entonces la maestr@ dijo:
– ¡Esperen, yo les enseñaré cómo! – y les mostró cómo hacer un plato hondo-. Ahora ya pueden empezar.
El niño miró el plato que había modelado la maestr@ y luego los que él había modelado. Le gustaban más los suyos, pero no lo dijo. Sólo modeló otra vez la plastilina e hizo un plato hondo, como la maestr@ indicara.
Muy pronto, el pequeñ@ aprendió a esperar que le dijeran qué y cómo debía trabajar, y a hacer cosas iguales a la maestr@. No volvió a hacer nada él sólo.
Pasó el tiempo y, sucedió que, el niñ@ y su familia se mudaron a otra ciudad, donde el pequeñ@ tuvo que ir a otra escuela. Esta escuela era más grande y no había puertas al exterior a su aula. El primer día de clase, la maestr@ dijo:
– Hoy vamos a hacer un dibujo.
– ¡Qué bien!- pensó el pequeñ@, y esperó a que la maestr@ dijera lo que había que hacer; pero ella no dijo nada. Sólo caminaba por el aula, mirando lo que hacían los niñ@s. Cuando llegó a su lado, le dijo:
– ¿No quieres hacer un dibujo?
– Sí -contestó el pequeñ@-, pero, ¿qué hay que hacer?
– Puedes hacer lo que tú quieras – dijo la maestr@.
– ¿Con cualquier color?
– ¡Con cualquier color – respondió la maestr@-. Si tod@s hicieran el mismo dibujo y usaran los mismos colores, ¡cómo sabría yo lo que hizo cada cual!
El niñ@ no contestó nada y, bajando la cabeza, dibujó una flor roja con un tallo verde».

¡SIGUE AL LÍDER!

¡Sigue al líder! gritaban todos.La cancha estaba repleta de lideres recreativos y organizadores para la próxima temporada de baloncesto de verano.Se llevaban a cabo competencias para formar equipos.
La familia Otero se había mudado hacia poco tiempo, solo tenían un hijo llamado Ramiro.A sus once años lucia flacucho, débil y de apariencia descuidada. Era muy curioso, siempre se iba para la cancha donde cada martes y jueves durante el mes de mayo hacían pruebas a niños de entre las edades de 8 a 12 años para la selección de equipos de baloncesto que se jugaban en el pueblo donde recientemente vivía.Su presencia no era notable. Miraba y observaba con distraída atención. El escuchaba todo a su alrededor pero no entendía y como era poco notable nadie le prestaba atención.
Llevaba siempre con el su mochila azul, con un lápiz y un cuaderno donde hacia dibujos que solo el podía entender. Parecían garabatos sin definir, hasta su nueva maestra insistía en que ni a artista llegaría.
Cuando Ramiro había llegado a este país se sentía feliz pensando en los nuevos amigos. En el lugar donde el había nacido tenia muchos amigos con los que jugaba en un parque cerca de donde vivía. Pero ahora todo era distinto no entendía la mayor parte de las cosas que hablaban a su alrededor y eso lo había sumido en un mundo de soledad.
Su mamá muy atenta a todo lo que le ocurría siempre le insistía en que todo cambiaria dentro de un tiempo cuando el practicara el español poco a poco. A lo que el preguntaba con resignación -¿Are you sure Mom? Mientras tanto el trataba mediante sus dibujos definir que querían decir aquellos lideres en la cancha cada martes y jueves. Cada noche en la soledad de su cuarto definía en inglés lo que le parecía entender de las acciones de los niños a lo que le parecía que decían los lideres.
Pasadas unas cuantas semanas Ramiro había visto cada martes y jueves en la cancha a un niño que parecía que tenía su misma edad pero no participaba como el de nada. Se le acerco y con su mejor español le pregunto- Hey, who tu are, a lo que el niño de nombre Sebastian contesto – ¿que tu eres? Los niños se miraron y empezaron a reír porque descubrieron que su idioma estaba difícil de definir.
Entonces Ramiro saco de su mochila azul su cuaderno y le mostró los dibujos que tenia, Sebastian asombrado reacciono y dándose una vuelta salio en busca de su mochila amarilla. De allí extrajo un cuaderno donde dibujos tenía y se los mostró a Ramiro para ver si se entendían. Ramiro se reía porque en los dibujos de Sebastian se veía pues era tan flaco que cuando por señas le pregunta, Sebastian le confirmaba- is tú. Por fin Ramiro sentía que tenía un amigo, y Ramiro le decía –amigo tú. Ese día fue genial para estos niños pues compartieron sus dibujos y mediante señas se comunicaron y se divirtieron.
Pasadas unas cuantas semanas Ramiro y Sebastian continuaban viéndose en la cancha e intercambiaban dibujos. Ya se saludaban con un apretón de manos y se decían hola. Ramiro se animaba pues pensaba que su español mejoraba, Sebastian era gracioso pues cuando comenzaba a reír su risa era contagiosa. Era curioso ver como la mamá de Sebastian observaba pero no articulaba ni frases ni palabras, siempre Ramiro escuchaba que ella le decía a Sebastian algo así como “ven boy” e inmediatamente el se levantaba y la seguía.
Al cabo de un mes y ya los equipos formados comenzarían los juegos según su mamá le había explicado. A la cancha asistirían padres y fanáticos entusiasmados. Ramiro le hablaba en inglés a Sebastian y el repetía casi todo lo que el decía, ante esta constante, Ramiro pensaba que así, su español no progresaba. Con mucha timidez decidió acercársele a la mamá de Sebastian y en su mejor español le pregunto – mama, what happen with my amigo, he never haba español?
La mamá de Sebastian lo miro con mucha ternura y levantando su mano le acaricio el mentón, y le respondió – Ramiro, así te llamas, tú eres su mejor amigo. Mi hijo Sebastian es impedido. Ramiro no entendió ni jota de lo que dijo pero si sintió que la mamá de su amigo lo quería y lo comprendía.
Comenzaron los juegos, todavía Ramiro no entendía mucho de lo que se decía pero si se divertía porque recordaba muchas palabras que se decían durante el juego y así cada día las repetía a su mamá y ella las traducía. Puede ser que en un tiempo aprendiera el español para así comunicarse y sentirse mejor.
A Sebastian lo veía casi todos los días y el seguía repitiendo lo que el decía por lo menos asi sentía que su amigo Sebastian cada día con mas claridad hablaba, ya que repetía todo lo que escuchaba y el le decía.
Mucho que se reían cuando Sebastian en momentos de euforia y alegría gritaba
– ¡sigue al líder! y lo señalaba.
Todo el público los miraba y aplaudía y ya Ramiro sabia que todo el mundo los conocía.

EL ANGELITO REBELDE

Hace mucho tiempo cuando todo en la tierra no tenía un orden DIOS mando a llamar a sus ángeles y a cada uno de ellos le dio una tarea: tu rayas el alba, tu mantienes el aire y tu vigilarás las noches, tu cuentas las estrellas todos los días y así sucesivamente le fue dando a cada uno su tarea pero había entre ellos un angelito que era muy travieso e irresponsable al que Dios no le había dado algo para hacer, pero no porque se hubiese olvidado sino porque tenía un trabajo especial para él.
Entonces el angelito fue ante su presencia y le dijo -¿Señor te has olvidado de mí y yo porque no tengo un deber? El señor lo quedo viendo y entonces le dijo – ah es que para ti tengo una tarea muy especial que solo lo pueden hacer los ángeles responsables y en los que confío y pensé en ti porque creo que tu puedes y sé que no me fallarás. El angelito se quedó maravillado, el señor no se había olvidado de él y tendría una tarea más especial que la de los otros ángeles -¡cual es señor!- preguntó con mucho interés.
El señor, le explico que bajaría a la tierra y a todos los niños del mundo pobre, rico, y de la raza o el color que fuera le llevaría un juguete. Pero solo tendría un día para hacerlo y debía llegar al cielo antes de que el ángel de la mañana rallara el alba y antes de que la última estrella se metiera porque de no ser así sería castigado. El angelito muy emocionado tomó el saco de juguetes y bajó a la tierra y empezó a repartir uno por uno los juguetes a los niños pobres, a los que estaban tirados en la calle, a los ricos que tenían muchos juguetes. Fue por cada rincón de la tierra hasta que vio que todos los niños del mundo tenían su juguete y pensó: -el señor estará muy orgulloso de mí, he terminado a tiempo y todos tienen sus juguetes, no creo que se enoje si veo que es lo que hacen los humanos, total faltan un par de horas para que amanezca. Y el angelito se fue y anduvo espiando a los humanos y metiéndose en sus problemas, tratando de solucionarlos y así se pasó el tiempo cuando solo le quedaba como media hora decidía volver al cielo, iba de camino a casa cuando de repente miró a la tierra y a lo lejos vio aun niño muy pero muy pobrecito, la noche era cruelmente fría y la inocente criaturita estaba bajo una casita de palitos como pared y el techo de palmera, dormía sobre un pedazo de cartón y se tapaba con unas poquitas hojas de periódicos. Al verlo, el angelito quedó muy conmovido pero más se impresionó, cuando vio que no tenía ningún juguete a su lado inmediatamente empezó a buscar uno dentro de su saco de regalos pero para su sorpresa todos los juguetes ya los había repartido, el angelito estaba en serios problemas no tenía un regalo para el niño más pobre del mundo, las estrellas se estaban metiendo y pronto amanecería no sabía qué hacer y pensó -si me voy pues nada va a cambiara total no se lo diré al señor así que no me castigaría, pero cuando había tomado la decisión de irse miró a la tierra y sin saber que hacer, apunto ya casi de amanecer cuando las estrellas ya estaban ocultas vio a una de ellas y fue rápidamente al cielo, la tomó y la bajo a la tierra; la llevó hasta donde estaba aquel niño y se la puso de techo. Cuando el niño abrió los ojos, frente a él estaba el más grande regalo; él podía ver y tocar una estrella, era lo más maravilloso que le estaba pasando después el angelito lo dejo dormir y cuando el ángel del cielo contó sus estrellas, noto que una le hacía falta pero ya era tarde para buscarla pues ya casi había amanecido. El angelito mientras tanto subió al cielo lo más deprisa que pudo con la estrella pero cuando la coloco era demasiado tarde ya estaba rallado el alba no podía hacer nada entonces ese día la última estrella en ocultarse fue la del angelito travieso.
Cuando llegó al cielo, el señor lo mandó a buscar y le preguntó- ¿cómo te ah ido en la tierra? ¿Qué tal te fue con los niños? – El angelito sabiendo lo que había hecho, le contó al señor todo lo ocurrido y le suplicó que lo perdonara, pues él no podía dejar a un niño tan pobre y solito sin un regalo a pesar de ser tan travieso no tenia mal corazón, el señor le dijo: – lo que has hecho, se que lo has hecho de corazón y por eso te perdono pero hay un pequeño problema, la estrella que tomaste fue la última en ocultarse y tú te harás responsable de eso. Todos los días saldrás con ella y te meterás hasta lo ultimo con ella y así cuidaras y le darás calor a todos los niños desamparados del mundo, esa es la tarea que tú te pusiste te dijo el señor también te dije te acuerdas que solo los ángeles mas capases y especiales lo podrían lograr.
Desde entonces puedes ver que a las seis de la mañana cuando ya casi amanece y cuando todas las estrellas se ocultaron siempre hay un hermoso lucero más brillante que todos que se queda a lo último y después se mete.
Sin duda alguna, es el angelito que está cuidando de todos los niños pobres y desamparados de la tierra y se queda hasta la mañana como diciendo que desobedecer no es bueno.

LA EXTRAÑA AMISTAD ENTRE UNA PEQUEÑA HORMIGUITA Y UNA SOLITARIA JIRAFA

Había una vez, una hormiguita muy trabajadora que vivía junto a miles de compañeras en una profunda cueva en el bosque. Muy de mañana salian a trabajar recogiendo hojas y todo lo que encontraban a su paso, para llevarlo al hormiguero. Pero dentro del grupo sobresalía, una inquieta hormiguita, que siempre se distanciaba del resto de sus compañeras y viajaba sola por el bosque. Su curiosidad la llevó a varios percances, una vez se encontró con un grupo de furiosas avispas, que la atacaron, haciéndola correr y refugiarse en un tronco, luego cayó en la red de una peligrosa araña mona, salvándose por puro milagro y por último se encontró con un enorme lagarto que muy hambriento la persiguio por todo el bosque. De nada valian los consejos del resto de sus compañeras, para que no se alejara del grupo. Cierto día, mientras caminaba por el inmenso bosque, encontró a unos enormes animales de cuello y largo y de patas también inmensas, muy asustada la hormiguita regresó a la cueva y allí sus otras amiguitas, le dijeron que esos enormes animales se llamaban jirafas, de los cuales debia tener mucho cuidado y no molestarlos. Pasaron las semanas sin mayores contratiempos y siempre con , la misma rutina del trabajo, una calurosa mañana, la hormiguita salio bien temprano de la cueva y como siempre se alejo del grupo de trabajadoras, pasaron las horas y de tanto caminar por el bosque, sin darse cuenta perdió el rumbo para regresar al hormiguero, confundida y triste, se lanzó al suelo a llorar, estaba perdida y se acercaba la noche. En esos momentos pasaba por el lugar una inmensa y solitaria jirafa, quien al escuchar el llanto, se acercó a curiosear, se sorprendio al ver tirada en el suelo a la hormiguita y acercandose a ella le pregunto: ¿Oye hormiguita por qué estas llorando, que te pasa?. la hormiguita le respondio: ¡Estoy perdida amiga jirafa, no encuentro el camino de regreso a mi casa!. moviendo la cabeza de un lado a otro, la enorme jirafa exclamó:Pobre hormiguita, se ha perdido en el bosque y al igual que yo, no encuentra el camino de regreso a casa!. Al escuchar aquellas palabras, la hormiguita se incorporó y pregunto: ¿Tu también estas perdida amiga jirafa?. El enorme animal le respondio: ¡Si hormiguita yo también estoy perdida y no se que hacer para encontrar a mi manada!.En esos momentos a la hormiguita se le ocurrió una idea y acercandose a la jirafa le dijo: ¡Bueno hagamos un trato amiga, si tu me ayudas a cruzar el rio y encontrar mi cueva, te prometo que te llevaré al encuentro de tu manada!.Sorprendida por la oferta la jirafa exclamo:¡esta bien acepto el trato amiga hormiga y empesemos a trabajar de inmediato!.La enorme jirafa bajo su largo cuello, que media más de cuatro metros y la pequeña hormiguita subio hasta la cabeza, desde allí podia ver largas distancias y hasta alcanzar las ramas más altas de los árboles. Despues de viajar largas horas por el bosque, llegaron al río y la hormiguita lo cruzo subida al lomo de la jirafa, luego al llegar a la otra orilla, la jirafa bajo la cabeza y la hormiguita salto a tierra, muy alegre y contenta le dio las gracias a la jirafa y fue a reunirse con sus otras compañeras, quienes la recibieron muy contentas. Volteando la mirada y ya dispuesta a marcharse, la hormiguita vio a la enorme jirafa esperandola a cierta distancia, en ese momento recordo el trato que habia hecho con su enorme amiga y se dispuso a cumplirlo, hablando con el resto de sus compañeras, las convencio para que la acompañaran al bosque a buscar a la manada de jirafas, por dos horas recorrieron las hormiguitas el enmenso bosque, seguidas muy de cerca por la solitaria jirafa, hasta que por fin llegaron a un apartado lugar, debajo de unos enormes árboles, estaban reunidas varias jirafas, era la manada que estaban buscando,inmediatamente la solitaria jirafa corrió al encuentro de sus amigas, tras saludarse y conversar las jirafas decidieron marcharse a otro lugar más seguro y de abundante pasto. Fue en ese momento cuando la jirafa se acercó a la hormiguita y abrazandose ambas decidieron jurar un pacto de amistad y de agradecimiento eterno a pesar de la gran diferencia de tamaño que existía entre ellas.

EL SECRETO DE ESTEBAN

Esteban era un chico con el cabello pelirrojo como una zanahoria nuevita y lustrosa. Sus ojos eran celestes y miraban pícaros cuando estaba contento. En un rincón muy cálido y chiquito de su corazón guardaba un enorme deseo, el de cambiar el mundo, limpiar la tierra, el agua y el aire de aquellas cosas que nos hacen mal a todos. Claro que lo que pensaba era un secreto, porque al ver a sus amigos tirando papeles, ensuciando el río, rompiendo ramas o quemando basura, sentía tanta pena que no se animaba a decir nada.
Una hermosa mañana, cuando iba camino a la escuela, se puso a mirar las flores que adornaban las calles y los pájaros que volaban por el aire. De pronto su cabecita se llenó de pensamientos bonitos: imaginaba la ciudad llena de árboles grandes y verdes, las personas amables que se saludaban como si fueran parientes o amigos, los kioscos repletos de chicos que compraban caramelos y ponían los papelitos en los bolsillos. También pensó que en vez de cigarrillos la gente llevaba en la mano riquísimas naranjas, peras, frutillas y hasta florcitas.
-¡Qué lindo!- se decía Esteban y seguía soñando. Los autos y camiones ya no largaban humo y solamente con echarle un kilo de helado se podían dar muchísimas vueltas. Las fábricas ya no tiraban desperdicios al agua, ya no ensuciaban el aire, porque sus dueños se pusieron de acuerdo y compraron máquinas que convertían la basura en papel y… ¿Saben lo que hacían con él? Lo regalaban a las escuelas para que los chicos escriban.
¡Cómo soñaba Esteban! Casi se tropieza por tener la cabeza en las nubes. Menos mal que justito apareció Ñato, su mejor amigo, que le gritó:
-¡Hola flaco! ¿Qué hacés?
-Voy al cole. ¿Me acompañás?
-Bueno, vamos.
Cuando llegaron, la seño después de saludar a todos, con una sonrisa en los labios lo miró a Esteban y le dijo:
-¿Qué te sucedió? ¿Tuviste una pelea con el peine?
-¡No seño! ¡Es que faltó un poquito para caerme!- le respondió.
-Menos mal que no pasó nada. Entremos al salón que hoy hablaremos de algo muy importante.
-¿Qué será?- decía nuestro amigo mientras le guiñaba un ojo a Fernando que, como siempre, bostezaba sin parar.
Pero todos, hasta el dormilón, miraron de repente muy asombrados las láminas que colocó la seño Lucía. Las había de todos los tamaños, formas y colores. Grandes, chicas, redondas, cuadradas y triangulares. ¡Qué paisajes preciosos! Arriba del escritorio se apilaban montones de fotos, figuritas, revistas, diarios y, como si esto fuera poco, un enorme globo terráqueo, que para las manos enanitas de los chicos era un objeto difícil de agarrar.
Los ojos de Esteban, como los de los demás, parecían dos huevos fritos, fijos en el gran pizarrón. Su querida seño una vez más los sorprendía con sus sorpresas. ¡Qué maravilla esos lagos azules, los animales corriendo entre las hierbas del campo, arroyos cristalinos con peces multicolores, cielos infinitos con nubes algodonadas…! Todo lo que Esteban amaba estaba ante su mirada. Ya no pudo callar ante tanta hermosura y en voz alta pronunció palabras que nunca antes se hubiera atrevido a decir:
-Seño Lucía, ¡qué agradable sería que todos los hombres vivieran en lugares así, cuidando con mucho amor la naturaleza que Dios nos regaló!
-¡Te felicito Esteban! ¡Cómo me gustaría que el mundo pensara como vos!- respondió la maestra.
Muy entusiasmados empezaron a hablar de muchas cosas interesantes. Entonces nuestro pequeño amigo ecologista pudo por fin confiar su secreto. Le contó a sus compañeros las geniales ideas que se le ocurrían a veces y cómo pensaba hacerlas realidad. Uno a uno los chicos fueron dándose cuenta de que a veces hacían cosas que dañaban el medio ambiente: cortar una rama, tirar basura en cualquier lado, matar pájaros y después de conversar un rato ya no se sintieron tan contentos.
Fernando, bostezando un poquito dijo:
-¿Qué podemos hacer? ¡No hay que ponerse tan serio! ¡Tenemos que planear algo!
-¡Ya sé! -exclamó Esteban. -¿Por qué no empezamos por hacer carteles para ponerlos en el parque, en el lago, en las plazas, en las calles y en las vidrieras?
-¡Claro que sí, eso es lo que haremos! –añadió María Belén.
-Bien, si están todos de acuerdo, ¡manos a la obra! –dijo la seño.
-¡Sííííííííííííííí! –contestaron todo a coro.
Varios días les llevó el trabajo, pero cada vez que escribían una letra o hacían un dibujo, una sonrisa nacía, una florcita se abría y una nueva esperanza, tímida, aún pequeñita, comenzaba a despertar en cada corazón. Los lápices y fibras se gastaban, se acortaban, se achicaban y la alegría crecía y crecía, como cuando se infla un globo con aire.
Cuando terminaron con los carteles, una mañana en que el sol estaba calentito como un pastelito de dulce de leche, los chicos y su maestra salieron por las calles. La gente se acercaba, miraba y no podía creer lo que veía. Los vehículos también se paraban a curiosear y el chisme corría de boca en boca. Desde los edificios, las personas aplaudían cuando veían pasar a Esteban con sus compañeros, llevando carteles tan lindos y bien pintados. Los colectivos se detenían y los pasajeros sacaban las cabezas para participar del espectáculo y aunque no lo creas, todos los que observaban lo que pasaba fueron formando una larga, pero larguísima caravana. Se escuchaban tambores, aplausos, risas y cantos. Parecía una fiesta de cumpleaños, lo único que faltaba era la torta, porque los chicos hasta bonetes y globos habían llevado y los repartían entre la gente. En los árboles ponían carteles con consejos y dibujos. Algunos tenían escritas estas frases: “CUIDEMOS CON AMOR LA NATURALEZA”, “TRATA CON CARIÑO A LAS PLANTAS Y A LOS ANIMALES”, “NO TIRES PAPELES EN LAS CALLES” y muchos más. Otros niños colgaban tiritas de colores y guirnaldas, pegaban corazones colorados y jugaban a ¿LOBO ESTÁ? Todos, pero toditos, grandes y chicos, gordos y flacos, lindos y feos, comenzaron a jugar entusiasmadísimos. Esteban decía: ¿LOBO ESTÁ? Y todos respondían: -Estamos regando las plantitas… -Estamos juntando la basura… -Estamos cuidando los animalitos… ¡Cómo se divertían haciendo cosas buenas! Ya no había nadie que ensuciara el aire, el agua y la tierra. Se habían puesto de acuerdo para proteger las cosas que nos rodean.
Y después de compartir esos momentos tan hermosos, cada uno se fue saltando y cantando, con una grandiosa idea en su corazón, que más que una idea era un enorme deseo, el mismo que el de Esteban, pero ahora ya no lo podían esconder, mejor dicho, no lo querían guardar, pues todos pensaban igual.
¿Y te das cuenta de algo? El sueño del chiquito de cabello pelirrojo, como una zanahoria nuevita y lustrosa, ya no era un sueño. Era una realidad tan real, como que este cuento se está por terminar.
Por eso yo te propongo que si vos tenés algún sueño secreto, ¡no lo escondás! Contáselo a tu seño o a un amigo, en una de esas entre vos y ellos puedan hacerlo realidad.
Y COLORÍN COLOREADO
ESTA HISTORIA SE HA ACABADO
Y COLORÍN COLORÉS,
SI QUERÉS LA LEÉS OTRA VEZ…

CUENTOS PARA NIÑOS DE 4 AÑOS

CUENTOS PARA NIÑOS DE 4 AÑOS

A DOÑA VIVIANA LE HABLARON LAS ROSAS
Don Pascual es un campesino que cuidaba de rosales con rosas de color rojo carmesí, blanco y amarillo. Vestía Don Pascual el clásico ropaje del cortador de caña en época de zafra; pantalón gris y camisa de color blanco. Llevaba sombrero de paja de ala ancha y machete al cinto. También echaba abono a los 3 cercanos árboles; el aguacatero, el mangó y la huanabana que daban frescura y adornaban el lugar amen de los frutos que de ellos recibía. Acompañaba a Don Pascual en esta tarea su perrito sato llamado Tarzan. Junto con los pajaritos y las mariposas que revoloteaban el solar.
Doña Viviana, dueña del jardín, mostraba admiración por Don Pascual y cuando salía de compras traí abono para que él lo usara y se lo daba con gran amor.
Un día Doña Viviana se levantó temprano y por entre las cortinas de la ventana miró los rosales. Notó que ya no estaba el árbol de mangó, el aguacatero y el de guanábana. No estaban ni los pajaritos, ni las mariposas, el terreno estaba lleno de hojas y entre ellas estaba un nido desbaratado y huevitos partidos de un colibrí que con amor recogía pedazos del cascaron.
– ¡Don Pascual, Don Pascual ¡ ¿Que pasó aquí? Porqué ya no están los árboles amigos de los Rosales – preguntó Doña Viviana
– Señora, los cortaron para usar ese espacio y hacer un camino. –
– Por lo menos dejaron los rosales y el rocío de la mañana mojaron sus hojas –
– No Doña Viviana, no es el rocío son lagrimas de dolor que brotan de el corazón de los Rosales y bajan por entre las ramas y las espinas. Llegan hasta la tierra pidiendo explicación – dijo Don Pascual
Doña Viviana se puso triste y preguntó a don Pascual; – ¿Que podemos hacer?
– No creo que podamos hacer algo – dijo don Pascual y cabizbajo con su sombrero en la mano se alejó. Iba al lado de el también muy triste Tarzan
Todo esto escucharon los rosales y le dijeron al colibrí que por ahi volaba.
– Colibrí, colibrí: llama a Doña Viviana; dile que nosotros los rosales queremos hablar con ella.
El colibrí sorprendido, levanto vuelo y fue a casa de la señora.
– !Doña Viviana!, ! Doña Viviana!- las rosas quieren hablar con usted.
Al ver el llamado de las plantas; salió corriendo y se paró frente a los rosales y ellos en coro le dijeron: – Señora porqué no habla con Don Roberto Hayes; director del jardín botánico el nos puede ayudar –
Doña Viviana fue al día siguiente a ver a don Roberto. El escuchó su reclamo; – admiro que personas como usted amen las plantas del planeta – Don Roberto continua – Mañana llevaremos arboles pequeños de nuestro vivero y volveremos a sembrar cerca de los rosales.
Al día siguiente se presentó personal del jardín Botánico y ambiental. Llegaron con picos y palas, traían arbolitos pequeños de aguacate, mangó, guanábana y hasta un flamboyán. Empezaron a cavar y a sembrar.
Don Pascual se puso alegre, dio gracias a Doña Viviana por su hermosa idea y ambos dieron gracias a Don Roberto. Una llovizna caía desde el cielo mojando a los recién llegados y nuevos vecinos sabiendo que estos arbolitos algún día darán sombra y embellecerán el lugar.

PERDIDA EN EL AMAZONAS

Era un día soleado en el Amazonas. Clara, una alegre niña de unos diez años con pelo dorado, ojos como zafiros y una tez blanquísima se encontraba con su adorada familia, a un día de regresar al hotel “Fazenda Natureza”. Ella y casi todos sus parientes, incluyendo su padre, su madre, sus hermanas: Raquel, y Maite, sus tíos, y sus primos: Martín, Matilda, y Delia, se encontraban en medio de la selva en una expedición hacia ya varios días.
Toda la familia estaba extenuada, sin excepciones, ya con los últimos soplos de energía, tras la interminable caminata. La madre de Clara, que también tenia el cabello dorado, y los ojos de zafiros propuso parar para descansar. Todos estuvieron de acuerdo, ya que querían alimentarse y reposar.
Detrás de unos matorrales, clara vio aun negro, salvaje puma. Asustada, alerto al resto de sus acompañantes. Todos se escondieron debajo de un par de largas y anchas hojas verdes. Lamentablemente, Clara quedo afuera, y no tenía lugar donde refugiarse. Su padre le indico que se internara en la maleza, y corriera y corriera hasta no poder mover su piernas, eso fue lo que hizo.
Pasados varios largos minutos de silencio, Clara decidió regresar con su familia. Intento ir por donde había venido, pero a cada paso se encontraba con más maleza, lo opuesto a lo que debería pasar. Intento en todas las direcciones, pero no encontraba la salida. Estaba perdida. Clara tenia frío, y se sentía sumamente sola. La noche ya estaba empezando a caer.
La niña decidió acurrucarse junto aun árbol y pasar la noche allí. Despertó, y el sol acababa de salir. Se incorporo y tomo un par de frutas que como ávidamente. No había notado el hambre que tenia hasta ese momento.
De repente oyó unas voces, parecían cercanas, pero no familiares. Empezó a avanzar hacia ellas, cada vez mas rápido, comenzó a correr. Estuvo minutos siguiendo aquellas voces. Entonces, sintió que alguien le tomaba la espalda. Muy asustada se dio vuelta, y, y vio un indio.
Este le dijo que conocía el lugar y que la ayudar a lo que ella quisiera que el le ayudar. El indio la condujo hasta su tribu. Allí todos la miraban curiosos. Uno de ellos la bautizo como Shuli, y le enseño en pocos minutos cosas básicas sobre aquella comunidad. Clara estaba muy contenta y se sintió aun más cuando los indios accedieron a buscar a su familia
A la mañana siguiente se dispusieron a buscar. Tras poco caminar, llegaron a un amplio río, e indicaron a Shuli que subiera en una de las canoas. Pasaron un par de horas navegando tranquilamente por aquel río. Entre la neblina Shuli diviso un barco, pero estaba demasiado lejos.
De pronto un delfín rosado, pasó justo por debajo de la canoa e hizo que esta se partiera en dos. Todos los indios se subieron a otras canoas pero Shuli cayó en las aguas del río. Su cabeza se golpeo con una roca y quedo inconciente. Su cuerpo se hundía rápidamente en las aguas oscuras, y los indios no podían hacer nada para salvarla.
Shuli casi tocaba el fondo cuando algo la levanto hacia la superficie. Era una enorme anaconda. Esta la llevo velozmente hacia el barco que se encontraba mas adelante, en el cual se encontraba la familia de Shuli muy preocupada. La familia se había retirado del lugar, con las esperanzas de volver pronto con un equipo de rescate para buscar a Clara.
La anaconda deposito a la niña sobre el barco, y cuando finalmente esta se despertó dos horas después les contó a sus parientes lo sucedido. La familia le agradeció a los indios, que ahora navegaban a la par con el barco. Shuli se despidió de los indios, y también les agradeció profundamente.
Ahora, Clara asegura que gracias a la anaconda y los indios sigue viva, y disfrute de su vida plenamente.

SHEREMY Y UN SENTIMENTO PERDIDO

Sheremy era una adolecente, vivía en una casa muy cerca del valle de los sentimientos perdidos, donde se decía que todo aquel que perdiera algún sentimiento, iría a ese lugar, donde nacía un hada que vivía por cada sentimiento.
Un día Sheremy, yendo a estudiar como siempre, se encontró con el chico que ella amaba de la mano de otra chica, la cual le presento como su amor, Sheremy le brindo una sonrisa, mientras por dentro sintió un gran dolor, siguió su camino pensando en porque debía ser así el amor con ella, y dijo a gritos “YA NO KIERO AMAR NUNCA MAS “…!!!. En ese mismo momento, nació un hada llama Kely, esta tenía una personalidad, dulce, simpática, y sobre todo llena de amor.
Sheremy se dio cuenta que algo en ella había cambiado ya no era la misma, y recordó aquella historia que le habían contado sobre el valle de los sentimientos perdidos, y se pregunto “¿será cierta?, ¿habré perdido el amor?” sin más pensar, Sheremy corrió hasta la entrada del valle, entrando ya completamente vio miles de hadas y quedo sorprendida, pregunto a una de las hadas, ¿es verdad que si perdí uno de mis sentimientos lo podre encontrar aquí? , tu lo has dicho le dijo el hada, pero ten claro que si deseas recuperar tu sentimiento, el cual le ha dado vida a una de nosotras, esa deberá darte su vida, para devolvértelo!!, sheremy pregunto: ¿debe morir aquél hada que tenga mi sentimiento? El hada respondió: así es!.
Sheremy por un lado contenta por encontrar el valle, y por otro lado triste por lo que debía suceder sigo buscando entre las hadas, y pregunto a otra de ellas, ¿quién de ustedes podría tener mi sentimiento?, he perdido el más importante de todos, perdí el AMOR!, en eso Kely el voló hacia Sheremy y le dijo: yo he nacido hace unos momentos, y estoy hecha de AMOR, seguramente soy yo quien buscas, Sheremy miro que el hada era hermosa, y en su mirada podía transmitir un gran amor, no podía pedirle su vida a cambio de su error de haber pedido no amar nunca más. El hada podía saber lo que Sheremy sentía y pensaba, ya que era parte de ella, Kely le dijo: Me gustaría vivir por siempre, pero no te preocupes te daré mi vida, y tu sentimiento volverá contigo, en ese mismo momento el hada cayó desvanecida en el suelo, Sheremy sintió como el amor volvía habitar en su corazón. Sheremy tomo a kely en sus manos, y comenzó a decir ¡¡por favor no te mueras!!, mientras cerraba sus ojos y lloraba sin parar, una lagrima cayó sobre Kely, en ese momento Sheremy abrió los ojos , vio a Kely que despertaba nuevamente, Sheremy dijo: ¡¡¡“no has muerto, estas viva”!!!!, Kely respondió tu me salvaste, este es el valle de los sentimientos, y tu despertaste el mayor de los sentimientos , lloraste por amor a mí, y una lagrima cayó sobre mí, Sheremy pregunto: ¿y cómo puedes vivir si yo he recuperado el amor de lo que tú estabas hecha?, Kely respondió: exacto, ahora estoy hecha de algo mucho mejor, de tu amor profundo, compasión, y sobre todo el sentimiento más poderoso que es el acto de amor, es decir el amor demostrado hacia otro es el más bello de los sentimientos, Sheremy volvió a su casa maravillada con todo lo que le había pasado, y con su amor nuevamente en ella. Luego de pasar un tiempo muy largo Sheremy volvió al valle, encontró a Kely con una corona hermosa, y dijo: ¿eres la reina del valle? , Kely respondió, desde ese mismo día que te fuiste, me han elegido reina del valle, porque estoy hecha del sentimiento más hermoso, que es el acto de amor hacia otro, gracias a ti Sheremy .
Sheremy feliz, volvió a su casa y comprendió que para reinar en la vida, solo tenía que actuar con amor en todo lo que hiciera, desde ese mismo día Sheremy es la persona más amorosa que se puede encontrar…

UN NIÑO MUY INTELIGENTE

Mi pequeña nieta regresaba de un paseo con sus compañeritos de estudios. Estaba muy alegre y muy sucia como todos sus amiguitas. Ella es una nina muy intranquila pero muy inteligente y creatiba. Le encantaba por demas garabatear su cuadernos de dibujo. Ese dia, agarro su cuaderno y sus lapices de colorear y se dirigio al solar de la casa donde habia muchos arboles frutales. Se sento cerca de un frondozo platanal y comenzo a garabatear su cuaderno. Al poco rato llega corriendo y admirada me decia: !Abuelo, mire lo que dibuje!

Al ver aquello que me mostraba le dije que estaba muy lindo, y le pregunte todo admirado quien la habia ayudado; ya que no se lo podia creer, pues mi oficio era el de dibujante y lo que me mostro era de todo un profesional.

Le dige que no me mintiera y le pregunte por segunda ves, quien se lo habia hecho. Ella me respondio afirmatibamente que fue ella. Nos dirigimos al sitio donde habia estado y me mostro la hoja de platano donde estaba posada una ranita multicolor. Todo confuso le seguia preguntando, ya que en el cuaderno veia la hoja y una bella rana con los colores de nuestra bandera patria.

Me conto que empezo a dibujarla, y ella la ranita la miraba fijamente con sus ojos saltones y quedar hipnotizada hasta dormirse. Luego al despertar, toda admirada veia que la rana habia desaparecido de la hoja y la veia plasmada en su cuaderno. Luego corrio hacia mi toda confusa.

Yo no sabia que hacer, le pasaba la mano sobre el dibujo y no notada que los colores se corrieran, apesar de estar fresco todavia. El siguiente dia se levanto muy contenta para irse a la escuela y mostrar su lndo dibujo a sus companeritas y a su profesora querida.

Al llegar al salon, llamo a la profesora y sus amiguitas para que vieran su obra de arte. Abrio su cuaderno y al mostrar su dibujo, se encontro que su bella ranita habia desaparecido. Solamente se encontraba su silueta sobre la hoja de platano.

Subitamente entra en llanto. La maestra toda confusa trataba de calmarla. La nina toda llarosa relataba todo lo sucedido, mientras algunas ninas se burlaban de lo sucedido; luego ella guardaba su cuaderno y se marchaba a la casa.

Vemos entrar a la nina toda llorosa. Nos acercamos para preguntarle que le sucedia.Nos relato todo y agarro su morral y nos mostro su cuaderno. Su sorpresa fue mayor al ver otra vez plasmada a su ranita la de los ojos verdes.

Al dia siguiente partio como un rayo para volver mostrar su linda ranita tricolo. La maestra toda admirada veia una rana ocupando la anterior silueta que habia visto. La maestra sorprendida se dirigio a la Direccion del plantel para que combocaran a las maestras para relatar lo insolito ocurrido.

Despues del relato, unos le pasaban la mano sobre la figura dibujada por la nina. Se reian y comentaban burlonamente aquel acontecimiento. Subitamente la figura de la rana va cobrando forma antes los desorbitados ojos de los incredulos de la concurrencia. Da un salto sobre la pared, dejando una bella moraleja y entre un reguero de estrellas desaparecio por arte de magia.

NO LE CREAS TODO LO QUE UN NINO DIGA. ESCUCHALO Y ACEPTALAS, YA QUE ES EL FRUTO DE SUS FANTASIAS.

CUENTOS PARA NIÑOS DE 3 AÑOS

CUENTOS PARA NIÑOS DE 3 AÑOS

LA PRINCESA ANALÍA.
Erase una vez en un reino muy lejano una princesa llamada Analía.
Su sueño era ser una persona como cualquier otra, pero no podía ya que pronto su madre la coronaria como reina.
Ella no tenia amigas, pero si tenía una hermana gemela.
Su hermana llamada Francisca soñaba con ser reina pero su mamá no la había elegido para serlo.
Analía tubo una larga charla con Francisca para pedirle de favor que cambiaran de lugar, Francisca acepto, pero le dijo que solo seria por unos días por que en la coronación tendría que volver a ser como era antes. Analía acepto y le prometió volver.
Al pasar unos días Analía ya había tenido muchas aventuras y había conocido a muchas personas, pero a ella se le olvido la coronación, mientras tanto en el palacio Francisca estaba muy nerviosa ya que si hermana no llegaba.
Al llegar la hora de la coronación la madre corono a Francisca como reina, pero su madre pensó que Francisca era Analía. A las semanas Analía volvió y su madre las descubrió entonces dijo: – Yo he coronado a Francisca como reina y así se quedará Analía muy feliz se fue ha seguir teniendo muchas aventuras, mientras que su hermana era la persona mas feliz del mundo.
Analía deicidio ir por todo el mundo ayudando a personas que lo necesitan y así La Princesa Casi Reina Analía fue conocida en todos lados…

LA GATITA EN PELIGRO
Había una vez una chica que se llamaba María que tenía dos padres muy buenos que siempre le daban lo que necesitaba y además tenía una gatita muy hermosa llamda Cerafina. Ellos eran un poco pobres, pero ellos trabajaban mucho para poderla mantener a su hija.
Un día María se fue a acostar porque ya era de noche, sus padres la dejaron con una niñera para que la cuide ya que ellos se iban a un asado.
Sus padres volvieron a las dos de la mañana y le dijeron a Marta la niñera que se podía ir. Cuando se fue ellos se fueron a dormir.
A la noche cuando todos estaban dormidos Cerafina estaba escuchando unos ruidos, ella para ver lo que era bajo las escaleras y perseguía ese ruido hasta que derrepente le cayó una cja encima, ella no sabía lo que era pero después de un rato se dió cuenta que la estaban Secuestrando.
Los ladrones la llevaron a una cueva para esconderce.
Cuando Maríá se despertó la buscaba a Cerafina y no le encontraba por ningún lado, ella se empezó a preocupar y les fué a avisar a sus padres que no la encontraba por ningún lado.
Sus padres llamaron a la policía y les avisaron que no encontraban por ningún lado a su gatita.
Lo que encontraron los policías fueron unas huellas de barro afuera, ellos la siguieron y las guiaron hasta una cueva que se escuchaban unos gruñidos. Los policías entraron con mucha precaución y encontraron a los ladrones y a la gatita.
A los ladrones se los llevaron presos y a la gatita se la entregaron a María, ella se puso muy contenta al verla. Se la llevo a casa y nunca más volvió a pasar lo mismo porque desde esa vez siempre tuvieron mucha precaución.

UN DUENDECITO

Sale un duendecito, a recorrer el mundo va en busca de palabras perdidas olvidadas, desechadas…
Recorre caminos, senderos, trepa colinas y encuentra algunas, otras las roba.
Con hilos de sueños, las anuda a su mano y quedan en ella como lánguidos flecos de barrilete…
Cuando vuelva, las unirá entre sí y formará una especie de mundo mejor.
Entre unas piedras encontró Paciencia Ternura y Compasión.
En un bache, escondida estaba Comprensión junto a Caridad, en un rincón asustada yacía la Honradez…
Desechó al Orgullo y al Poder que se le pegaban al pecho para llegar primero….
Con mucho Amor y cuidado entretejió las primeras palabras que había encontrado.
Una especie de nido se formó en sus manos.
Con hebras de ilusión, bordó las orillas, en el centro,
Con todo el Amor, tejió un pañal…
Con risas de niños inventó una nana
¡Todo listo! se quedaría tranquilo….
Esperando que La Navidad llegara…

EL MUNDO DE CARAMELO

Un dia muy parecidos a los demas en la aurora del dia,estaba lloviendo pero cuando Panchita saco la lengua lo que saborio en su ventana no era agua,ella corrio a donde su mama y dijo
-mami mami esta lloviendo te de menta, la mama sin mas no aguantar sonrio de una manera malvada y dijo -Hija es imposible eso.Entonces luego la mama de Panchita saco la cabeza y probo la lluvia y le dijo a panchita que era lluvia normal.Luego Panchita en su casa viendo la lluvia bajar vio cuando un arbol se derretia,y saco su cuchara de juego y probo,entonces corrio donde la mama -mama mama los troncos de los arboles son de chocolate,entonces la mama salio con una cuchara y cuando trato de raspar el chocolate no era era un troco de arbol normal.Luego llego la hora de dormir a las 8:00 pm como siempre entonces su mama se fue a dormir y panchita sintio algo en su pie,era una carta!!!! la carta decir —Panchita,esta es una parte de la vida de los chicos y chicas de mundo de caramelo, el próximo mes de buscaremos en tu casa para mostrarte el mundo de caramelo !! sinceramente los de caramelo

EL TRASATLÁNTICO DEL PERRO

Don Melquíades el perro, se construyó un barco para navegar los mares del mundo y antes de la nave estar acabada, don zorro su maleta ya la tenía preparada
Por tan costosa y tan grande construcción, don perro vendió pasajes para ayudarse en su financiación
Don elefante, por tamaño y número de maletas, rentó cuatro camarotes, dos para su cuerpo, uno especial para sus trajes y otro para el resto de equipajes
Don hipopótamo quería tomar una sola habitación, pero le entró solo su cabeza y el resto de cuerpo le quedó por fuera de la pieza
Finalmente pago tres pasajes, dos para él y uno para sus bagajes
Don rinoceronte pagó por cinco habitaciones, cuatro para el y una para la pulga, el piojo, el grillo y las hormigas que venían sobre su cuerpo de polizones
Y cuando la nave estuvo terminada, en puerto gran bautizo y le dieron largada
La jirafa gritó detuvieran el barco quería sumarse a la navegada
Don ratón aprovechó, en su equipaje se escondió y a la aventura se sumó
Y estando ya en mar adentro don zorro se mareó y en su lecho terminó, pero como él se encargaría del aseo para pagar su paseo, el ratón con la escoba lo remplazó
Habiendo todos cancelado su tiquete, el perro a lista llamó y a la lora entre sus pasajeros no encontró
– será un viaje tranquilo pues la lora con su perorata no nos pudo acompañar -, dijo el capitán
La lora ayudada por las urracas volando a la nave alcanzó y en la punta del mástil con binoculares se instaló
– A quinientas millar a babor, viene una ballena hacia nosotros -, la lora se puso a gritar
Don elefante, don hipopótamo y don rinoceronte se asustaron que por hacerle espacio a ella los fueran del barco a bajar y don perro que su nave con ella fuera a colisionar
Dijo la lora que doña ballena no iba a abordar ni a chocar y que al lado del barco los iría a acompañar,
Los tres gorditos y el perro de alegría se pusieron a bailar y al timón del barco la lora al perro fue a remplazar
Entonces la embarcación perdió el rumbo de la dirección, pero ganó la rumba de la celebración.

EL BONDADOSO ÁNGEL AIRE

Había una vez 4 hermosos ángeles llamados tierra, fuego, agua y aire. La tierra regalaba frutos a los hombres y animales para que se alimentaran y sobrevivan, el fuego regalaba su calor a todos los niños que no tenían una casa donde dormir, el agua calmaba la sed de muchos ancianos que se encontraban enfermos, y el último ángel, y el muy querido por todos brindaba un viento con el cual movía a las nubes y así cubría el sol para que no quemara el rostro de los campesinos que labraban la tierra.
Un día el ángel aire se presentó ante Dios, su padre, y le dijo: “Señor, quiero seguir alegrando a los hombres, pero, por veces los seres de la tierra me suplican que los ayude; entonces Dios le respondió: “Querido aire, cuáles son los problemas que has visto en la tierra; en ese momento el aire lloro y lloro y le dijo a Dios:
– Los niños que venden en las calles, por las noches tienen mucho frio, yo quisiera soplar menos.
– Los pobres campesinos tienen mucho calor cuando labran la tierra; yo quisiera soplar más para poder darles frescura en su rostro y no soporten los rayos del sol.
– He visto a los aviones que están a punto de caerse y muchas personas mueren, yo quisiera que me des mucha fuerza para soplar mucho más y así salvar a tanta gente inocente.
– Algunas aves quieren desplazarse por temporadas a otros lugares, yo quisiera poder ayudarlas soplando para que ellas logren volar con más rapidez hacia su destino.
Muy bien, le dijo Dios al aire, yo veo que eres un ángel muy bueno y te solidarizas con los demás, tu fe podrá salvará a los hombres de la tierra, por eso yo te concederé todas tus peticiones, ahora si regresa y sigue ayudando a todos los seres.
El aire regresó a la tierra muy contento y siguió sus actividades diarias.

DULCE ALÍ Y SU PEQUEÑA ILUSIÓN

Érase una vez un Ada llamada Dulce Alí, que estaba tan pero tan triste porque sus poderes se habían esfumado y por más que sacudía su varita mágica, ninguna magia salía de ella. Lloraba y lloraba y lagrimitas de estrellita rodaban por sus mejillas. Ella tenía un gran deseo, poder cuidar de una linda niñita desde su nacimiento, pero por más que la buscaba no la encontraba. Cierto día, cansada de tanto esperar, cuando creía que nunca se le cumpliría su sueño, apareció radiante una hermosa bebé, tan frágil como las flores y tan dulce y suave como la nieve de chocolate. Cuando la bebé observó la mirada de Dulce Alí, se enamoró de ella, con ese amor eterno que sienten las madres con sus hijos cuando por primera vez se cruzan sus miradas, resplandeciente la varita mágica de Dulce Alí volvió a tener los poderes que había perdido y con un alín din don, arregló una linda casita con flores y cunitas para su pequeña. Desde aquel día Dulce Alí se dedicó

Factores nutricionales asociados a la preclampsia

Antecedentes del problema
Bernardo Agudelo Jaramillo (2009), en su investigación “Aspectos nutricionales que pueden influir en la hipertensión arterial durante la gestación”, menciona que, dado que los trastornos hipertensivos son la enfermedad médica más común durante la gestación y que representan un alto índice de morbilidad materna y morbimortalidad perinatal, es prioritario buscar opciones preventivas dirigidas al mejoramiento de los indicadores de salud del binomio madre hijo.

Las adaptaciones sistémicas de la gestación conllevan desde el primer trimestre profundos reordenamientos de tipo hemodinámico y vascular que garantizan la adecuada perfusión de los tejidos con disminución de la resistencia vascular periférica y, por lo tanto, con una caída de las cifras tensionales hacia la mitad de la gestación. La existencia de factores de riesgo y de algunos condicionantes de la salud materna reduce la capacidad adaptativa de la gestante y por lo tanto favorece la aparición de la enfermedad.

Desde la perspectiva nutricional, los factores que pueden modularse dependen de las condiciones sociales y culturales (dietas inadecuadas, obesidad, trastornos metabólicos y carencias nutricionales), factores naturales que pueden repercutir en la autorregulación de la microcirculación (formación de especies reactivas de oxígeno y producción de las enzimas necesarias para la regulación del estrés oxidativo), capacidad de regulación local en respuesta a las situaciones de estrés tisular (formación de prostaglandinas y asimilación de los ácidos grasos precursores). En conjunto estos factores son modulables por medio de la intervención nutricional, predominantemente preventiva.

Bedwal RS, Bahuguna A. (1994), en su investigación “Zinc, cobre y selenio en la reproducción”, mencionan que de los nueve elementos traza biológicos, zinc, cobre y selenio son importantes en la reproducción en machos y hembras. El contenido de zinc es alto en el testículo adulto, y la próstata tiene una mayor concentración de zinc que cualquier otro órgano del cuerpo. Deficiencia de Zinc deteriora la primera enzima convertidora de angiotensina (ECA), y esto a su vez conduce a un agotamiento de la testosterona y la inhibición de la espermatogénesis. Los defectos en los espermatozoides son frecuentemente observados en la rata deficiente en zinc. El zinc se cree que ayuda a prolongar el tiempo de vida funcional de los espermatozoides eyaculados. La deficiencia de zinc en las mujeres puede conducir a problemas como la deficiente síntesis / secreción de (FSH) y (LH), el desarrollo anormal de los ovarios, la interrupción del ciclo estral, el aborto frecuente, un período de gestación prolongada, teratogenicidad, mortinatos, la dificultad en el parto, pre-eclampsia, toxemia y bajo peso al nacer de los bebés. El nivel de testosterona en el hombre se ha sugerido que desempeñar un papel en la gravedad de la deficiencia de cobre. Carente de Cu ratas hembra están protegidos contra la mortalidad debida a la deficiencia de cobre, y la protección se ha sugerido para ser proporcionado por los estrógenos, ya que los estrógenos alterar la distribución sub-celular de cobre en el hígado y aumentar los niveles plasmáticos de cobre mediante la inducción de la síntesis de ceruloplasmina. El contenido de selenio de las gónadas masculinas aumenta durante la maduración puberal. El selenio se localiza en la proteína de la cápsula mitocondrial (MCP) de la pieza intermedia. Incorporación máxima de MCP se produce en los pasos 7 y 12 de la espermatogénesis y disminuye la absorción por el paso 15. La deficiencia de selenio en los resultados de las hembras en la infertilidad, abortos y la retención de la placenta. Los recién nacidos de una madre deficientes de selenio sufren de debilidad muscular, pero la concentración de selenio durante el embarazo no tiene ningún efecto sobre el peso del bebé o de la duración del embarazo. Los requerimientos de selenio de una madre embarazada y en período de lactancia se incrementan como resultado del transporte de selenio al feto a través de la placenta y al bebé a través de la leche materna.

AJ Peters, CL Keen, Lönnerdal B, Hurley LS. (1986). En su investigación “Zinc-vitamina A interacción en ratas embarazadas y el feto: suplementos de vitamina A no impide zinc-inducida por la deficiencia teratogénesis”, mencionan que la influencia de un consumo más alto de lo normal de vitamina A en los efectos perjudiciales de la deficiencia de zinc en el metabolismo de la vitamina A se ha investigado en embarazadas ratas Sprague-Dawley. En el apareamiento, las ratas fueron alimentadas con dietas que contenían 100 (control), 4,5, o 0,5 microgramos / g de zinc en combinación con 4 (control) o 8 microgramos de acetato de retinilo / g. El bajo consumo de zinc, pero no de vitamina A, causado la ingesta de alimentos, el cambio total del peso corporal, peso del feto y peso de la placenta a ser baja. La incidencia de efectos teratogénicos fue más pronunciada en los grupos bajos de zinc que en los controles. Las concentraciones de vitamina A en el plasma materno y el hígado se ve afectada por la cantidad de zinc en la dieta. Dietético de vitamina A, sin embargo, no afectó a cualquiera de estos parámetros. Concentración plasmática materna de zinc se vio afectada sólo por el zinc dietético baja, mientras que el cobre y el hierro plasmático no se vieron afectados por los tratamientos dietéticos. Hierro en el hígado materna fue mayor en ratas con deficiencia de zinc que en los controles, sin embargo, zinc hígado materna y las concentraciones de cobre no fueron alterados por los tratamientos dietéticos. No hay diferencias significativas en la concentración de vitamina A de hígado fetal, plasma fetal, placenta o se observaron entre los grupos. Los fetos de zinc con deficiencia de represas tenían niveles significativamente más bajos de hígado vitamina A y zinc hígado que los controles. Hierro en el hígado fetal fue mayor en zinc deficientes en fetos que en los controles, mientras que el cobre hígado fetal no se vio afectada por el tratamiento dietético. Estos datos sugieren que la vitamina A suplementaria dietética no es mejorar el efecto de la deficiencia de zinc en el metabolismo de la vitamina A durante el embarazo.

Kulier R, de Onis M, AM Gülmezoglu, Villar J. (1998). En su investigación “Intervenciones nutricionales para la prevención de la morbilidad materna”, mencionan que las revisiones sistemáticas considerados en este trabajo sólo tenía unos pocos ensayos que informaron los resultados maternos seleccionadas. Las medidas de resultado se basan a veces en un solo ensayo. La mayoría de las intervenciones de suplementación con micronutrientes en comparación con solo placebo / ningún tratamiento y no mostraron beneficios significativos para los grupos de suplementación. Los suplementos de calcio en mujeres con alto riesgo de hipertensión del embarazo reduce la incidencia de la hipertensión arterial (RR, 0,35, IC 95%, 0,21-0,57) y la pre-eclampsia (RR, 0,22, IC 95%, 0,11-0,43). Del mismo modo, en mujeres con baja ingesta de calcio en la dieta, la suplementación de calcio resultó en una reducción significativa en la incidencia de la hipertensión arterial (RR, 0,49, IC 95%, 0,38 a 0.62) y pre-eclampsia (RR, 0,32, IC, 0.21- 0,49). En las mujeres con bajo riesgo de hipertensión del embarazo o con una ingesta adecuada de calcio al inicio, los efectos beneficiosos de la suplementación de calcio son pequeñas y poco probable que sea de importancia clínica. Ambos, suplementos de hierro y ácido fólico reduce el número de mujeres con bajo previa a la entrega de hemoglobina.

Asimismo llegaron a la conclusión que los suplementos de calcio de rutina parece ser una intervención prometedora para las mujeres embarazadas con riesgo de desarrollar preeclampsia o tienen baja ingesta de calcio, pero estos hallazgos necesitan ser confirmados con una prueba con la potencia adecuada en diferentes contextos. En poblaciones con alta incidencia de anemia nutricional de hierro de rutina y los suplementos de ácido fólico debe ser recomendada durante la atención prenatal. No está claro en este momento si la adición de vitamina A a los suplementos de hierro y ácido fólico en áreas prevalentes anemia proporciona beneficios adicionales. No hay datos suficientes sobre los beneficios o perjuicios de hierro de rutina o suplemento de folato en la población adecuadamente nutridos. Con respecto a la suplementación con micronutrientes otros, como el aceite de zinc, el magnesio y el pescado, los ensayos controlados aleatorios con suficiente poder para detectar diferencias clínicamente importantes en los resultados maternos y neonatales son necesarios.

Steegers-Theunissen BP. (1995); en su investigación “La nutrición materna y los resultados obstétricos” mencional que en general, el estado de nutrición de las madres en los países civilizados no está en riesgo. Sin embargo, incluso un estado marginal malnutritional de algunos nutrientes (micro) de las mujeres embarazadas puede afectar negativamente a los resultados obstétricos. A partir de los datos disponibles hasta el momento, sólo los suplementos de ácido fólico se recomienda. Sin embargo, la importancia de una cantidad adecuada de hierro y zinc tiene que ser subrayado. Además, las mujeres deben ser advertidos preconceptionally sobre el consumo excesivo de vitaminas, especialmente de aquellos productos que contienen grandes cantidades de vitamina A.

Asimismo en otras investigaciones se han descrito toda una serie de características epidemiológicas que configuran los factores de riesgo para preeclampsia que permiten definir el grupo al cual se dirigirán los mayores esfuerzos para una detección más temprana de esta patología. Estos han sido denominados factores preconcepcionales o crónicos y relacionados con el embarazo. Los primeros dos incluyen: nuliparidad (por lo general la preeclampsia se considera enfermedad de los primeros embarazos), primipaternidad, duración de la cohabitación sexual previa al embarazo, uso de anticonceptivos de barrera, antecedentes de tabaquismo, presencia de preeclampsia previa (en especial si se presentó antes de las 30 semanas de gestación) y antecedente familiar de preeclampsia. También se incluye trastornos subyacentes como: hipertensión crónica, nefropatías, diabetes mellitus o gestacional, obesidad, trastornos trombofílicos y drepanocitemia (Dekker, 1999).

Los factores de riesgo vinculados con el embarazo incluyen: los embarazos múltiples, presencia de anomalías congénitas estructurales y cromosómicas, mola hidatiforme e infecciones de las vías urinarias (Dekker, 1999).

Es importante detectar las pacientes con mayor riesgo de preeclampsia, donde la vigilancia prenatal cercana, puede permitir el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno, y por lo tanto prevenir las secuelas potencialmente mortales tanto para la madre como para el feto.

Existen muchos estudios de los factores de riesgo relacionados con la preeclampsia.

La frecuencia de preeclampsia es mayor en primigestas jóvenes y en pacientes mayores de 35 años, debido fundamentalmente al aumento de hipertensión gestacional y a la hipertensión crónica no diagnosticada (Cabero y Cararach, 2000).

Aproximadamente el 75% de los casos de preeclampsia corresponden a primigestas (Cabero y Cararach, 2000). El antecedente de gestaciones normales previas disminuye el riesgo de preeclampsia, incluso el aborto previo provee alguna protección. Sin embargo el efecto protector de la multiparidad se pierde con un cambio de pareja sexual (Dekker, 1999).

Al respecto Trupin et al. (1996) estudiaron 5068 nulíparas y 5800 multíparas, encontraron que la incidencia de preeclampsia en nulíparas fue 3,2% y de 3% en multíparas que cambiaron de compañero sexual siendo similar el resultado, en comparación con 1,9% de multíparas sin dicho cambio.

La duración de la cohabitación sexual es un determinante importante como factor de riesgo (Dekker, 1999). Klonoff et al. (1989) en sus estudios demostraron un incremento del 2.4 del riesgo de preeclampsia en usuarias de anticonceptivos que evitan el contacto con espermatozoides. Según estos investigadores los métodos de barreras pueden contribuir con hasta 60% de los casos de preeclampsia.

Por su parte Robillard et al. (1994) realizaron un estudio prospectivo de la relación entre la exposición a espermatozoides y la preeclampsia, sus estudios revelaron una incidencia de hipertensión inducida por el embarazo de 11,9% en primigestas, 4,7% en multíparas con el mismo padre y 24% en multíparas con cambio reciente de cónyuge. La duración de la cohabitación sexual antes de la concepción tuvo relación inversa con la incidencia de hipertensión inducida por el embarazo, se demostró en este estudio que un período de cohabitación sexual de cero a cuatro meses se relaciona con un riesgo de preeclampsia de 11,6%.

Dekker, 1999). Sibai et al. (1986) estudiaron el riesgo de preeclampsia en el embarazo subsiguiente de 406 jóvenes que habían tenido preeclampsia grave en su primer embarazo, demostrado la recurrencia del cuadro en el 45,5% de los casos, encontraron de igual manera que la recurrencia de la enfermedad fue mayor en pacientes con diagnóstico de preeclampsia en el segundo trimestre del embarazo.

La preeclampsia y la eclampsia tienen una tendencia familiar (Dekker, 1999). Chesley et al. (1968) encontraron una incidencia del 26% de preeclampsia en hijas de mujeres que la padecieron, pero de solo 8% en las hijastras. Por su parte Cincotta et al. (1998) estudiaron prospectivamente 368 primigestas, para valorar la utilidad clínica del antecedente familiar de preeclampsia como predictor de su aparición, encontró que el 22% de las pacientes con antecedente familiar de preeclampsia, presentaron esta patología, en comparación con 5,1% de aquellas sin el. Concluyen que el antecedente familiar de preeclampsia se vincula con un riesgo triple de padecerla y se cuadruplica si se trata de la forma grave.

La incidencia de preeclampsia asociada es mayor en pacientes con hipertensión arterial crónica, diabetes mellitus o gestacional, cardiopatía y/o nefropatía. Cuando se estudia mujeres con antecedentes de preeclampsia grave de inicio temprano, se encuentra hipertensión arterial crónica en casi 30 a 40% de los casos. Por otra parte, las pacientes con drepanocitemia tienen un riesgo mayor de preeclampsia, así lo demostró Dekker (1999).

El hábito tabáquico se encuentra relacionado con la preeclampsia, según Sibai et al. (1995) el riesgo es mayor en aquellas pacientes que nunca han fumado, después en aquellas mujeres que continúan fumando durante la gestación y el menor riesgo se produce en aquellas mujeres que han fumado y lo interrumpen en el momento de saber que están embarazada.

Esto parece deberse a que el fumar disminuye la actividad específica de una enzima que degrada el factor activador plaquetario, el cual es un potente vasodilatador y agregante plaquetario (Allen y Pagés, 2000).

La incidencia de preeclampsia y eclampsia de inicio temprano es significativamente mayor en pacientes con embarazo gemelar (Coonrod et al. 1995).

En cuanto a las anomalías cromosómicas, la trisomía 13 y 18 ha sido vinculada con la aparición de preeclampsia (Tuohy y James, 1992).

El embarazo molar de igual manera constituye factor de riesgo para preeclampsia en etapas tempranas de la gestación (Beischer et al. 1997).

El polihidramnios también ha sido considerado factor de riesgo para preeclampsia (Lluis, 1996).

Existen estudios (Cifuentes, 2002), que han encontrado que las infecciones urinarias preparto, se relacionan causalmente con la preeclampsia.

La incidencia de bacteriuria asintomática es tres veces mayor en las preeclámpticas y la infección de las vías urinarias es un fuerte factor de riesgo (Hsu y Witter, 1995).

Sibai et al. (1995) demostraron que la obesidad es un factor de riesgo para hipertensión arterial inducida por el embarazo y preeclampsia.

Stone et al. (1994) encontraron que los únicos factores de riesgo vinculados con la aparición de preeclampsia grave fueron obesidad importante en todas las pacientes y el antecedente de preeclampsia en multíparas.

La obesidad se produce cuando el peso real es superior al 20% de peso teórico ideal. Generalmente los pesos ideales se obtienen de tablas, las cuales proveen los pesos apropiados o satisfactorios con relación a la talla. (Viegas, 1999)

Existen coincidencia en que la ganancia de peso optima en la mujer que empieza su embarazo con el peso proporcionado para la talla, está alrededor de los 12 Kg. (Viegas, 1999).

Bases teóricas
Definición:
El embarazo es uno de los fenómenos más perfectos de la naturaleza, en el organismo materno ocurren una serie de cambios adaptativos, que permitirán el desarrollo y crecimiento normal del producto de la concepción, sin embargo, existen patologías que alteran su evolución normal y producen elevadas tasas de morbimortalidad materna y perinatal (Allen y Pagés, 2000).

Los trastornos hipertensivos del embarazo se consideran hoy un problema de salud pública, ya que es una causa importante de morbi-mortalidad materno-fetal.

Conde (2000) estima, que en algunos países de Latinoamérica el 22-35% de las muertes maternas se asocian con preeclampsia. Esta afectación se relaciona con un elevado porcentaje de partos prematuros, niños de bajo peso para la edad gestacional y muerte intrauterina y perinatal en todo el mundo.

Los trastornos hipertensivos son las complicaciones médicas más frecuentes durante el embarazo en Estados Unidos. Casi 70% de ellas se debe a hipertensión gestacional o preeclampsia, en tanto que el otro 30% a hipertensión o nefropatía previa, no diagnosticada o de ambos tipos (Sibai, 1999).

A pesar de los grandes esfuerzos de investigación que se han realizado y que se remota a la era prehipocrática, no se conoce la etiología de la preeclampsia, ni están completamente aclarados los mecanismos fisiopatológicos implicados en su desarrollo (Lluis, 1996).

En cuanto al diagnóstico y clasificación de los trastornos hipertensivos del embarazo, el Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia propone una serie de criterios para establecer el diagnóstico de hipertensión gestacional en función a tres parámetros: (Arias, 1997).

− Tensión arterial: mayor o igual a 140/90 mmhg o incrementos de 30 mmhg de la sistólica o 15 mmhg de la diastólica o 20 mmhg de la tensión arterial media.

Estas alteraciones de la presión arterial deben registrarse por lo menos en dos ocasiones consecutivas, con un intervalo de 4 a 6 horas.
− Proteinuria: El glomérulo es normalmente permeable a sustancias de peso molecular de menos de 60.000, pero cuando se afecta su membrana, se filtra grandes cantidades de proteínas, especialmente albúminas y en menor proporción transferrinas y algunas globulinas. Se considera que una concentración de proteínas igual o mayor de 300 mgs. en orinas de 24 horas es patológica.

− Edema: En el embarazo normal puede haber edema por factores mecánicos, en estos casos aumenta con la actividad diaria, generalmente desaparece con el reposo nocturno y se limita a los miembros inferiores (pretibial). Se considera que el edema es patológico en las siguientes circunstancias: cuando no solo esta circunscrito a la región pretibial, presentándose también en manos y cara, cuando no cede después del reposo nocturno o cuando hay aumento ponderal anormal, es decir superior a 500 grs. por semana o 2000 grs. por mes (edema oculto).

En función a estos parámetros en 1972, el Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia propuso 5 categorías de clasificación para la hipertensión en el embarazo (Zuspan, 1992). En 1990 un grupo de trabajo sobre hipertensión y embarazo coincidió con esta clasificación, que es la más utilizada en la actualidad (Cunningham et al. 1997).

1. Hipertensión inducida por el embarazo.
a. Preeclampsia
b. Eclampsia.
2. Hipertensión arterial crónica.
3. Preeclampsia/eclampsia superpuesta a hipertensión arterial crónica.
4. Hipertensión transitoria.
5. Alteraciones hipertensivas no clasificables.

La preeclampsia se denomina al cuadro de hipertensión gestacional asociado a proteinuria y con frecuencia a edema patológico, que puede acompañar a los cuadros de hipertensión inducida por el embarazo e hipertensión arterial crónica. Es un trastorno frecuente que complica el 5 al 10% de los embarazos y puede avanzar hasta una situación que pone en peligro la vida de madre y feto (Cifuentes, 2002).

La preeclampsia afecta múltiples órganos y sistemas, existiendo una alteración común en todos ellos, que es la vasoconstricción arteriolar secundario al incremento de la sensibilidad vascular a las aminas presoras (Lluis, 1996).

La preeclampsia se clasifica como leve o grave. Debe hacerse diagnóstico de preeclampsia grave en mujeres con hipertensión proteinúrica de inicio reciente y una o más de las siguientes complicaciones: síntomas de disfunción del sistema nervioso central (visión borrosa, escotomas, alteración del estado mental, cefalea intensa), eclampsia, (convulsiones, coma no explicado o ambos), síntomas de distensión de la cápsula hepática (dolor del cuadrante superior derecho abdominal o epigástrico), aumento intenso de presión arterial (160/110 o más en dos ocasiones con al menos de seis horas de diferencia), proteinuria (más de 5 g/24h), oliguria o insuficiencia renal, edema pulmonar, accidente vascular cerebral, lesión hepato-celular (cifras de transaminasas séricas del más del doble de lo normal), trombocitopenia (< 100.000 plaquetas/mm3), coagulopatía, síndrome de Hellp (hemólisis, aumento de enzimas hepáticas, plaquetopenia). La preeclampsia leve incluye todas aquéllas mujeres con diagnóstico de hipertensión proteinúrica de nuevo inicio sin datos de la forma grave (Norwitz et al. 1999). Una vez establecido el diagnóstico de preeclampsia, las opciones terapéuticas disponibles para el médico y la paciente son, por tanto, limitadas. Por este motivo se ha dirigido mucha atención a las estrategias de prevención primaria, que permitirán la identificación de pacientes con riesgo de padecer preeclampsia, en quienes se puede, con una detección precoz y un adecuado manejo, impedir que evolucione a formas clínicas más graves. De lo anterior, se concluye que la mejor arma con que se cuenta en la actualidad, para disminuir la morbi-mortalidad materno-fetal asociada a los trastornos hipertensivos de embarazo, mientras no se aclare por completo la etiología y los mecanismos fisiopatológicos implicados en la enfermedad, es un control prenatal eficiente, donde la vigilancia prenatal cercana puede permitir el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno de esta patología, y por lo tanto prevenir las secuelas potencialmente mortales para la madre y el niño. Epidemiología: Información epidemiológica y evidencia clínica apoyan la tesis de que el embarazo representa un desafío metabólico para aquellos individuos susceptibles a presentar desórdenes metabólicos. Existen individuos genéticamente predispuestos a tener un metabolismo anormal de lípidos en el contexto de un embarazo . La hiperlipidemia asociada al embarazo altera la homeostasis lipídica, de tal manera que una leve hiperlipidemia subclínica llega a ser detectable clínicamente. Frecuencia La preeclampsia es la complicación médica más frecuente del embarazo, ha sido encontrada en 5 a 12% de los embarazos . La incidencia de eclampsia varía entre 2 y 13%00 partos . En Carolina del Norte, Ananth(1995) describió una incidencia de preeclampsia de 3,6% y, en Suecia, Ostlund (2004) la encontró en 2,4% de los embarazos. En el Perú, los desórdenes hipertensivos leves a severos han sido encontrados en 4,8% , 5,36% , 6,6% , hasta 7,31% , en gestantes que acuden a hospitales. La eclampsia ha sido hallada en 0,038%, 0,09% y hasta 0,8% . Factores de riesgo En la literatura mundial, se ha identificado varios factores asociados al desarrollo de preeclampsia. A continuación, algunos hallazgos reportados. Factores asociados al desarrollo de preeclampsia • Primigravidez • Cambio de paternidad • Preeclampsia previa • Historia familiar de preeclampsia • Raza negra • Edad materna joven (< 20 años) • Edad avanzada (> 35 años)
• Indice de masa corporal aumentada
• Falta de exposición al esperma y fluido seminal, debido al uso de anticoncepción de barrera
• Embarazo múltiple
• Diabetes mellitus
• Hiperhomocisteinemia
• Resistencia a la insulina
• Tabaquismo: efecto protector

Antecedentes de diabetes e hipertensión arterial
Sánchez y colaboradores encontraron en Lima que, mujeres con antecedente de diabetes mellitus, en por lo menos uno de los padres, tuvieron 3,4 veces (IC95% 1,4 a 8,4) mayor probabilidad de presentar preeclampsia y que el antecedente de tener familiares con diabetes o con hipertensión arterial aumentó el OR a 4,6 (IC95% 0,9 a 23,0); sin embargo, esta diferencia no fue significativa, dada la pequeña cantidad de casos.

En un estudio poblacional realizado en Suecia , se encontró que la presencia de diabetes gestacional estuvo asociada al desarrollo de preeclampsia (OR 1,61; IC95% 1,39 a 1,86).

Funai (2005), en su estudio de cohortes de 82,436 gestantes, encontró que la diabetes era un factor de riesgo bastante importante para el desarrollo de preeclampsia (OR 5,64; IC95% 4,33 a 7,35).

En un estudio de 190 pacientes con preeclampsia y 373 controles, Qiu (2003) halló que el riesgo de preeclampsia fue 1,9 si la madre era hipertensa, 1,8 si lo era el padre y 2,6 si fueron los dos. Las mujeres que tenían por lo menos uno de los padres y un hermano con hipertensión arterial, el riesgo de preeclampsia fue 4,7 (IC 95% 1,9 a 11,6).

Obesidad
En un estudio de cohortes prospectivo, en base comunitaria (47), 3 480 mujeres con obesidad mórbida, definida como un índice de masa corporal mayor de 40, fueron comparadas con mujeres de peso normal (IMC 19,8 a 26), encontrándose un riesgo alto de desarrollar preeclampsia (OR 4,82; IC95% 4,04 a 5,74).

En un estudio de cohortes(48), comparando con mujeres con un IMC de 21 o menos, el OR ajustado para riesgo de preeclampsia se duplicó si hubo un IMC de 26 a 29,9 (OR 2,1, IC95% 1,4 a 3,4) y casi se triplicó si el IMC fue de 30 o más (OR 2,9; IC95% 1,6 a 5,3).

Peso de la madre al nacer En un estudio de 181 casos de preeclampsia y 349 controles, Dempsey(49) encontró que el riesgo de preeclampsia disminuyó a medida que el peso materno al nacer aumentaba (p = 0,01). Después de ajustar para confusores, se vio que las mujeres con peso bajo al nacer (< 2 500 g) tenían 2,3 veces mayor riesgo de experimentar preeclampsia (IC95% 1,0 a 5,3), comparadas con las mujeres que pesaron entre 2 500 y 2 999 g al nacimiento. Los autores también encontraron un sinergismo con la obesidad. Las mujeres con sobrepeso y que habían pesado menos de 2 500 g al nacimiento tuvieron casi 4 veces mayor riesgo de preeclampsia (OR 3,8; IC95% 1,1 a 13,8). En un estudio en base comunitaria de 2 180 casos con preeclampsia y 22 955 controles, en Nueva York (50), el riesgo de preeclampsia respecto al peso materno al nacer dibujó una forma de U, con el mayor riesgo para las que habían nacido con menos de 1,5 kg (OR 2,1; IC95% 1,1 a 3,9), asociación que se fortaleció aún más (p para tendencia <0,0001), cuando se controló otros factores perinatales. Antecedente familiar de preeclampsia La preeclampsia fue más frecuente si la mujer nació de una madre o tenía una hermana que tuvo preeclampsia en alguno de los embarazos. Skjaerven , en 2005, en su estudio de registros básicos de 438 597 unidades madre-hijo y 286 945 unidades padre-hijo, en Noruega, entre 1967 y 2003, encontró: 1) que las hijas de mujeres que habían tenido preeclampsia durante el embarazo tenían un riesgo de preeclampsia mayor de dos veces (OR 2,2; IC95% 2,0 a 2,4); 2) que los hombres nacidos de un embarazo complicado con preeclampsia tuvieron un moderado aumento de riesgo de inducir un embarazo con preeclampsia (OR 1,5; IC95% 1,3 a 1,7); 3) que las hermanas de hombres o mujeres afectados y que nacieron de embarazos no complicados por preeclampsia, tuvieron también un incremento en el riesgo (OR 2,0; IC95% 1,7 a 2,3); y, 4) que los hombres y mujeres nacidos de embarazos complicados con preeclampsia tuvieron mayor probabilidad de inducir preeclampsia en sus propios embarazos (o de sus parejas) (OR 3,0; IC95% 2,4 a 3,7, para las madres, y OR 1,9; IC95% 1,4 a 2,5, para los padres. Los autores concluyen que los genes maternos y fetales del padre o la madre pueden inducir preeclampsia, que esta asociación es más fuerte con la madre que con el feto y que la asociación familiar predice preeclampsia más severa. Antecedente de preeclampsia previa La preeclampsia fue casi 9 veces más frecuente en mujeres que tuvieron un embarazo anterior complicado con preeclampsia. Mostello (2002) encontró que el antecedente de un embarazo con preeclampsia confería mayor riesgo de preeclampsia en el segundo embarazo y que este riesgo era inversamente proporcional a la edad gestacional del primer embarazo: OR ajustado 15,0; (IC95% 6,3 a 35,4) si el primer embarazo alcanzó solo 20 a 33 semanas, OR ajustado 10,2 (IC95% 6,2 a 17,0) si fue de 33 a 36 semanas y OR ajustado 7,9 (IC95% 6,3 a 10,0) si fue de 37 a 45 semanas. Factores inmunológicos Se ha encontrado un aumento del ADN fetal en el plasma/suero de las gestantes con preeclampsia, en comparación con los controles, esto contribuiría en parte al desarrollo de preeclampsia. Antecedente de infección a C. pneumoniae Las mujeres con preeclampsia tuvieron una seroprevalencia de IgG a C. pneumoniae significativamente mayor que las mujeres sin preeclampsia. Estos datos preliminares sugieren una asociación específica entre esta infección y preeclampsia. Dislipidemias El aumento de ácidos grasos, triglicéridos, el aumento de LDL y la disminución del HDL están relacionados al desarrollo de preeclampsia. La hipertrigliceridemia está asociada a disfunción endotelial y con elevación de la presión arterial y proteinuria. Las lipoproteínas ricas en triglicéridos contribuirían en la fisiopatología de la preeclampsia. Factores nutricionales Se encontró un aumento significativo del riesgo de desarrollar preeclampsia (p < 0,01), ante la ingesta deficiente de leche. Los niveles de ácido ascórbico estuvieron significativamente reducidos durante los primeros meses del embarazo, en mujeres que desarrollaron preeclampsia. En mujeres que consumían diariamente menos de 85 mg de vitamina C (niveles debajo de lo recomendado), se observó un riesgo dos veces mayor de preeclampsia (OR 2,1; IC95% 1,1 a 3,9), que las que tenían mayor consumo. En este último estudio, se encontró que, en comparación con las mujeres en el cuartil más alto de consumo de vitamina C, las del cuartil más bajo (< 34,6 micromol/litro) experimentaron 3,8 veces mayor probabilidad de desarrollar preeclampsia (IC95% 1,7 a 8,8). Los autores recomiendan que las autoridades de salud pública deban promocionar el consumo de frutas y vegetales ricos en vitamina C y otros antioxidantes, para reducir el riesgo de preeclampsia. Factores genéticos La presencia de polimorfismo del gen ACE I/D afectó el flujo uteroplacentario y del cordón umbilical y la recurrencia de efectos adversos del embarazo en mujeres con historia de preeclampsia. El alelo T del gen TNF-alfa puede modificar el riesgo individual de preeclampsia, protegiendo contra el desarrollo de esta complicación). En un estudio hecho en Finlandia, se encontró que regiones en los cromosomas 2p25 (P = 0,0007) y 9p13 (P = 0,0007) tienen genes susceptibles para preeclampsia. Sánchez, (2003) piensa que el ARNm fetal estaría incrementado en el plasma materno de la mujer con preeclampsia. Él concluye que el CHH ARNm representa un nuevo marcador molecular de preeclampsia. El ARN plasmático materno es independiente del género y polimorfismo y puede permitir la expresión de un gen no invasivo en un feto. Riesgo de preeclampsia asociado al cambio de paternidad En un estudio llevado a cabo en mujeres multíparas en Dinamarca, en 364 casos y 281 controles, la prevalencia de nueva paternidad fue significativamente mayor (P < 0,0001) entre las mujeres que desarrollaron preeclampsia y pacientes con Hellp: OR 8,6 (IC95% 3,1 a 23,5) y 10,9 (IC95% 3,7 a 32,3), respectivamente, en comparación con un grupo control de normotensas. Los autores concluyen que, las mujeres que cambiaron de compañero sexual deben ser consideradas como si fueran mujeres primigrávidas para los efectos de valoración de riesgo de desarrollar preeclampsia. Este resultado también fue encontrado por Saftlas (2003), con lo que respecta a abortos. Los autores observaron que, los embarazos seguidos de un aborto del mismo compañero sexual estuvieron asociados a una reducción en el riesgo de preeclampsia (aOR 0,54; IC95% 0,31 a 0,97). Sin embargo, si el aborto previo fue de un compañero sexual diferente, existió el mismo riesgo de desarrollar preeclampsia, como cualquier primigrávida sin antecedente de aborto (aOR 1,03; IC95% 0,72 a 1,47). Por otro lado, Trogstad (2001) encontró que el cambio de paternidad es un factor protector y aduce que el riesgo encontrado en otros estudios es debido al insuficiente control de la variable intervalo internatal. Migraña y preeclampsia Marcoux (1992), encontró significativamente mayor prevalencia de migraña en gestantes complicadas con preeclampsia (16%) que en controles (8%): OR 2,44; IC95% 1,42 a 4,20). Factores Protectores Antecedente de embarazos a término En un estudio de cohortes prospectivo, basado en la comunidad de 140 773 partos, entre 1993 y 1999, en 49 hospitales en la parte norte y central de Alberta, Canadá , se encontró que la incidencia de preeclampsia fue marcadamente menor en multíparas que habían tenido un parto a término (0,9%), comparado con la incidencia en primigrávidas (2,9%): OR 0,29 (IC95% 0,26 a 0,33). Los OR ajustados de preeclampsia para mujeres con 1, 2, 3 y 4 o más embarazos previos a término fueron 0,32 (IC95% 0,28 a 0,36), 0,27 (IC5% 0,22 a 0,34), 0,22 (IC95% 0,15 a 0,33) y 0,21 (IC95% 0,12 a 0,35), respectivamente. Los autores concluyen que la historia de embarazos a término (> 37 semanas) confiere una protección sustancial contra preeclampsia, en los embarazos subsecuentes.

Suplementos vitamínicos
El suplemento de antioxidantes (vitaminas C y E) en mujeres con riesgo de preeclampsia hizo que los índices metabólicos, los índices de disfunción placentaria y el estrés oxidativo llegaran a niveles encontrados en mujeres con riesgo bajo de preeclampsia.

Aspirina
En un estudio clínico de 3 294 primigrávidas aleatorizadas a aspirina 100 mg o placebo, no se encontró reducción en la incidencia de preeclampsia. Contrariamente, se observó una mayor incidencia de complicaciones hemorrágicas.

En un metaanálisis, en el cual se incluyó 14 estudios clínicos importantes, se encontró un efecto protector de la aspirina (OR: 0,79; IC95% 0,64 a 0,96), pero básicamente en mujeres con historia de preeclampsia anterior. Un metaanálisis que incluyó 22 estudios encontró también un pequeño beneficio en el grupo de riesgo alto para desarrollar preeclampsia (RR 0,87; IC95% 0,79 a 0,96).

Actividad física
En un estudio caso-control que comparó 201 preeclámpticas y 383 normotensas, las mujeres que desarrollaron actividad física regular antes de las 20 semanas, comparadas con aquellas inactivas, tuvieron disminución del riesgo de preeclampsia en 35% (OR 0,65; IC95% 0,43 a 0,99). Las mujeres que desarrollaron actividades físicas más vigorosas (puntaje metabólico de 6 o más), tuvieron 54% de disminución del riesgo de desarrollar preeclampsia (IC95% 0,43 a 0,99). El subir las escaleras estuvo inversamente asociado

Etiología y Patogenia
Se ha llamado la enfermedad de las teorías porque su etiología se atribuye a numerosas causas: infección, autointoxicación, elementos sinsiciales que pasan a la sangre, productos de descomposición de la placenta, productos metabólicos fetales, anomalías del metabolismo materno, toxinas mamarias, anafilaxia, disfunción endocrina, retención de agua, espasmos arteriolares, deficiente oxidación, acción anómala de intermediarios neuroquímicos, trastornos del metabolismo de la histamina y disfunción hipófiso-diencefálica.

Existe un franco trastorno hídrico manifestado por aumento rápido de peso y edema, disminuyendo las proteínas del plasma y la relación albúmina globulina se modifica albúmina:
 38 g por mil normal globulina: 33 g por mil
 1.15 bajando la albúmina y aumentando las globulinas.

La pérdida de la albúmina es debida a la modificación general de la permeabilidad capilar, tanto renal como tisular, que permite el paso de moléculas pequeñas de albúmina.

La disminución de las proteínas plasmáticas trae como consecuencia la baja de la presión osmótica de la sangre, cosa que favorece el edema. La retención de líquidos se asocia también con la retención de sal, según algunos autores debido a la deficiente función renal respecto a los electrólitos.

Teoría de los intermediarios nerviosos.
La Propuesta por Laborit, (1995) está basada en la alteración del sistema neurovegetativo y en el bloqueo del sistema retículoendotelial, demostrable por la hipermeabilidad capilar y por las alteraciones producidas por los intermediarios neuroquímicos, como la acetilcolina, la simpatina, y la histamina. (pág. 79-80)

El sistema neurovegetativo se sostiene en estado de equilibrio normal, regulado por las sustancias dichas anteriormente.

Estas sustancias son antagónicas entre sí, pero existen otras que las destruyen, que son: la aminoxidasa, la histaminasa y la colinesterasa, que respectivamente destruyen la adrenalina, la histamina y la acetilcolina. Estas diastasas son secretadas por el sistema retículoendotelial y la placenta es capaz de secretar histamina y acetilcolina e histaminasa.

Cuando existe una anormalidad en la producción de las diastasas se rompe el equilibrio; generalmente hay bloqueo de la aminoxidasa, lo que trae como consecuencias que no se destruya la adrenalina, la que circulando en mayor cantidad que lo normal, trae consigo la vasoconstricción generalizada con la hipertensión arterial y ataques a los órganos, debidos al espasmo arteriolar. Vermelin, dice que en el síndrome eclámptico hay una inadaptación orgánica al complejo hipófiso placentario diencefálico, con sensibilización del sistema neurovegetativo a la adrenalina.

Teoría de la disfunción endocrina. Existe una degeneración de las células corioplacentarias habiendo un aumento de gonadotropina coriónica circulante debido a su falta de utilización normal, con baja de estrógenos y progesterona (SMITH y SMITH). Es bien conocido que a partir del tercer mes las células placentarias producen estrógeno y progesterona y en caso de disgravidia se observa la degeneración de dichas células con la consiguiente disminución en la producción de estas hormonas.

Este hecho no se observa en caso de embarazos normales. Estos mismos autores señalan que los períodos convulsivo y preconvulsivo de eclampsia tienen una estrecha relación con una destrucción masiva de estrógenos dando lugar a la formación de una menotoxina que tiene acción selectiva sobre el aparato renal. Esta toxina, creen los esposos Smith, es una fracción euglobulínica proveniente de metabolismo proteico hormonal.

Hay, asimismo, aumento de hormonas de la hipófisis: ACTH, lavasopresina, factor antidiurético de Anselmino y Hoffman y esteroides de las cápsulas suprarrenales (Selye), tanto los glucocorticoides como los mineralocorticoides.

Según Vega (1990) , el ACTH es un factor importantísimo en el desencadenamiento del síndrome eclámptico y concluye que la hiperactividad de la hipófisis con un aumento de ACTH es encontrado en la mayoría de las toxemias. (pág. 211)

Zetina (1992) y colaboradores, experimentando en las ratas a las que inyectaban un liofilizado de hipófisis anterior han producido lesiones renales semejantes a las de eclampsia y esto es debido, según ellos, a un aumento de la actividad córticosuprarrenal. Asimismo a animales inyectados con Doca, encontraron lesiones en el cerebro, corazón, hígado y riñones semejantes a las que se ven en caso de eclampsismo. (pág. 75-78)

Para Henlsin, Match y Smith es la menotetoxina que obrando como agente de Strees, produce una reacción de inadaptación y causa la eclampsia.

Esta reacción de inadaptación, sea producida por la menotoxina, por una hormona o producto de metabolismo de alguna de ellas como en otros padecimientos alérgicos, se rige por una desproporción entre el alérgeno tóxico y la respuesta orgánica.

La teoría del espasmo arteriolar supone la presencia de un factor desconocido que causa espasmo de las arteriolas en las distintas partes del cuerpo. El espasmo arteriolar priva a las células de los capilares de su aporte de oxígeno y, de ese modo, aumenta la permeabilidad de esos vasos pudiendo salir los líquidos y pasar a los espacios tisulares.

En el interior de los órganos degeneran primero las células parenquimatosas cuya nutrición depende de los vasos comprometidos; cuando la circulación se restablece después que cesa el espasmo, se producen trombosis y hemorragias en los tejidos circunvecinos.

CURSO CLÍNICO
Universalmente se ha aceptado que la primera manifestación sugestiva de toxemia del embarazo es un exagerado aumento de peso mayor de 2 Kg. por mes.

En las primigrávidas, la velocidad excesiva del aumento de peso más que el aumento progresivo a lo largo del embarazo constituye un rasgo característico de pre eclampsia grave.

Edema.- Durante el embarazo normal la reabsorción aumenta y equilibra el incremento de la velocidad de filtración glomerular, lo cual evita una perdida excesiva de electrolitos por orina.

En la toxemia hay una disminución de la velocidad de la filtración glomerular lo que significa menor oferta de sodio a los tubulos renales. Si este y otros electrolitos se reabsorben a la velocidad usual del embarazo, la concentración sanguínea de sodio y el agua aumenta, se reduce la excreción urinaria y se favorece la disminución del edema.

El signo más importante es la HIPERTENSION ARTERIAL la cual es la respuesta al espasmo arterial pre capilar generalizado de la toxemia y el aumento que este produce en la resistencia vascular periférica. Estos cambios vasculares se visualizan en la retina y sus efectos se observan en el riñón, cerebro, unidad útero- placentaria.

PROTEINURIA.- Puede llegar a valores de 10g a mas en 24 horas. El análisis parcial de orina es útil ya que puede señalar presencia de Leucocitos, glóbulos rojos y cilindros.

CAMBIOS PATOLÓGICOS.- La mayoría de los cambios que ocurren en la morfología de los órganos afectados par la toxemia del embarazo se debe a modificaciones circulatorias en las arteriolas y capilares, pueden observarse cambios degenerativos agudas.

EFECTOS DE LA TOXEMIA SOBRE EL FETO.- Los múltiples factores responsables de la agresión y desarrollo de la toxemia han sido denominados causantes de la llamada insuficiencia útero placentaria.

En la pre eclampsia grave el riesgo de mortalidad fetal es elevado y se vuelve aún mayor en la eclampsia.

MORTALIDAD FETAL.-.En la pre eclampsia grave el riesgo de mortalidad fetal es alto, y se vuelve mayor en la eclampsia. Es evidente que el desarrollo de los métodos de vigilancia y monitoreo del estado fetal hacen suponer una disminución de la alta tasa de mortalidad fetal.

RECIEN NACIDOS PEQUEÑOS PARA EDAD GESTACIONAL
La existencia del retardo del crecimiento fetal en la toxemia del embarazo apunta hacia una alta proporción de niños pequeños para la edad estacional, mas se manifiesta cuando el cuadro clínico se establece antes de la 37ava semana de gestación.

ALTERACIONES DE LA FRECUENCIA CARDIACA FETAL
El estudio de la frecuencia cardiaca fetal tiene importancia en la pre eclampsia, por cuanto la interrupción del embarazo esta indicado en las gestantes de 33 semanas a mas.

COMPLICACIONES.- Las complicaciones resultantes del síndrome de pre eclampsia son frecuentes, entre ellas tenemos:

a. Accidente cerebro vascular hemorrágico- Va desde la presencia de petequias hasta la hemorragia masiva.
b. Insuficiencia renal aguda- Se presenta como complicación en el 3% de los casos de eclampsia y muy raro en la pre eclampsia.
c. Edema agudo de pulmón- Se ha descrito en algunos casos de pre eclampsia grave pero en frecuencia baja.

TRATAMIENTO.- El tratamiento es sintomático ya que la causa de la entidad se desconoce, en consecuencia no debe ser suspendido cuando se obtiene la regresión de la sintomatología antes del parto. Los objetivos básicos del misma son los siguientes:

a. Prevenir o controlar las convulsiones.
b. Asegurar la supervivencia materna.
c. Obtener un recién nacido vivo y en las mejores condiciones.

Se debe tener en cuenta los siguientes fundamentos:
1. Hasta el momento no existe ninguna medida capaz de prevenir la toxemia del embarazo, un control prenatal adecuado y periódico ofrece la ventaja del diagnóstico temprano y en consecuencia un tratamiento oportuno.
2. Debe ordenarse la hospitalización de la paciente para garantizar el reposo, el control de los signos vitales y del peso corporal.
3. El diagnóstico de la edad gestacional mediante la fecha de amenorrea o ecograficamente.
4. La maduración fetal parece ocurrir precozmente en las toxemias del embarazo posiblemente como respuesta al sufrimiento fetal crónica. Sin embargo este hecho no es constante y por lo tanto no excluye la necesidad de la estimación de la maduración pulmonar.
5. Estudio del crecimiento fetal.
6. Estudio de la vitalidad fetal.
7. Dieta de 1500 a 2500 calorías diarias de acuerdo con el peso y la talla con 1.5 a 2 gramos/Kg. de proteína.
8. La sedación como medida tendiente a la prevención y control de convulsiones.
9. Debe limitarse la administración de Hipotensores en los casos en los cuales la presión arterial diastólica sea mayor de 110mg de Hg.
10. Debe eliminarse los diuréticos del tratamiento regular de la toxemia ya que no previenen ni mejoran la pre eclampsia.

SUPLEMENTOS NUTRICIONALES
Calcio
Se ha propuesto varias hipótesis que vinculan la preeclampsia con deficiencias dietarias específicas, tanto antes como durante el embarazo. En 1980, se describió por primera vez la relación inversa que existe entre la ingesta de calcio y los trastornos hipertensivos del embarazo (Belizan 1980). Esta hipótesis se basó en la observación de los mayas de Guatemala, quienes debido a que tradicionalmente maceran el maíz en cal antes de cocinarlo, tienen una elevada ingesta de calcio y una baja incidencia de preeclampsia y eclampsia.
Asimismo, estudios realizados en Etiopía demostraron la baja prevalencia de preeclampsia en ese país, donde la dieta, entre otros componentes, contiene elevados niveles de calcio (Hamlin 1962).

Otros estudios epidemiológicos y clínicos apoyaron los resultados de estas observaciones (Hamlin 1992; Belizan 1988; Villar 1993; Villar 1987), y condujeron a la hipótesis de que un incremento en la ingesta de calcio durante el embarazo podría reducir la incidencia de hipertensión y preeclampsia en mujeres con dietas bajas en calcio. Estos fundamentos propiciaron la realización de numerosas investigaciones con suplementos de calcio durante el embarazo, para prevenir la preeclampsia.

En el año 2001, se publica en la Biblioteca Cochrane una revisión sistemática sobre el tema (Atallah 2002), la misma que concluye que, aparentemente, la suplementación con calcio representa un beneficio tanto para las mujeres que están expuestas a un riesgo alto de hipertensión gestacional (RR: 0,22) como para aquellas pertenecientes a comunidades con ingestas bajas en calcio (RR: 0,29); sin embargo, es necesario continuar investigando para determinar la dosis óptima.

Ácidos omega-3
El uso de suplementos de aceite pescado durante la segunda mitad del embarazo es otra de las estrategias propuestas para prevenir la génesis de la preeclampsia. La hipótesis que, el aceite de pescado, rico en ácidos omega-3 (precursor de prostaglandinas), podría prevenir o mejorar la preeclampsia fue inicialmente desarrollada luego de observar la baja incidencia de preeclampsia en las esquimales de Groenlandia (Dyerberg 1985). Luego, los trabajos de Olsen y Andersen (Olsen 1987; Andersen 1989), en nativos de las Islas Faroe, que informaron una alta incidencia de recién nacidos grandes para la edad gestacional, contribuyeron a la idea de que la grasa de animales marinos incrementaría el crecimiento fetal.

Nutrición y dieta (ingesta de sal)
(Duley 1999). Debido a que desde comienzos del siglo se recomendaba dietas bajas en sal para el tratamiento del edema, tanto en mujeres embarazadas como no embarazadas, se pensó que la restricción en la ingesta de sal durante el embarazo podría prevenir la preeclampsia (Green 1989). En 1940, una dieta baja en sal era el estándar durante el embarazo, particularmente en mujeres con preeclampsia. Sin embargo, a finales de 1950 e inicios de 1960, esta práctica comenzó a ser cuestionada e incluso se sugirió que la ingesta de sal en grandes cantidades podría prevenir la preeclampsia (UK 1958, UK 1961). Actualmente, en la mayor parte del mundo, no se recomienda a las mujeres alterar su consumo de sal durante el embarazo.

Otras
Zinc (Mahomed 1997) y suplementos de magnesio (Makrides 2001b) optimizarían la función fisiológica normal del embarazo, evitando la aparición de la preeclampsia. Los estudios de ingesta dietética durante el embarazo consistentemente demuestran que, muchas mujeres, especialmente aquellas de medios con carencias, tienen ingesta de magnesio por debajo de los niveles recomendados (Inst Med 1990). En un estudio retrospectivo de historias clínicas, Conradt y col. (Conradt 1984) informaron que los suplementos de magnesio durante el embarazo se asociaban con un riesgo reducido de restricción del crecimiento fetal y preeclampsia.

Asimismo, el zinc tiene rol crítico en muchas funciones biológicas, incluyendo la síntesis de proteínas y el metabolismo de ácidos nucleicos. Algunos trabajos han encontrado niveles séricos bajos de zinc asociados con preeclampsia (Jameson 1980), parto pretérmino (Jones 1981) y embarazos postérmino (Simmer 1985).

TERAPIA FARMACOLÓGICA
Una amplia gama de fármacos han sido propuestos para la prevención primaria de la preeclampsia. Entre ellos tenemos:

Agentes antiplaquetarios (aspirina) En la preeclampsia se ha demostrado una producción intravascular deficiente del vasodilatador prostaciclina, con producción excesiva de tromboxano un vasoconstrictor y estimulante de la agregación plaquetaria, derivado de las plaquetas (Bussolino 1980). Estas observaciones llevaron a la hipótesis de que los agentes antiplaquetarios y particularmente las dosis bajas de aspirina pueden prevenir o retrasar el desarrollo de la preeclampsia. Ha habido un consenso razonable en que, aunque la dosis baja de aspirina parece ser segura, no es completamente efectiva para proteger a las mujeres con riesgo leve a moderado de desarrollar preeclampsia (Broughton Pipkin 1996). Sin embargo, todavía hay varios aspectos controversiales.

Éstos incluyen si los agentes antiplaquetarios son beneficiosos para las mujeres con riesgo particularmente alto de desarrollar preeclampsia grave (por ejemplo, aquellas con antecedentes de enfermedad grave de aparición temprana o diabetes) y si la dosis, el tipo de preparación o el comienzo del tratamiento al inicio del embarazo son factores que influyen sustancialmente sobre la efectividad.

Duley 2003). El uso de aspirina debe basarse en la evaluación individualizada del riesgo de preeclampsia, según las recomendaciones de expertos (Sibai 2005).

Antioxidantes (suplementos de vitamina C y E)
Existe información controversial respecto al uso de antioxidantes para prevenir la preeclampsia. Mientras que la revisión sistemática publicada en la Biblioteca Cochrane (Rumbold 2005) concluye que parecería reducir el riesgo de preeclampsia, los trabajos publicados el año 2006 (Poston 2006, Rumbold 2006) muestran todo lo contrario: no solo no previene la preeclampsia, sino que incrementa la tasa de recién nacidos con peso bajo.

Diuréticos
Una revisión no sistemática de ensayos aleatorizados de diuréticos durante el embarazo, en casi 7000 mujeres, mostró evidencia de prevención de preeclampsia (Collins 1985). Sin embargo, esta aparente prevención de la preeclampsia podría deberse a solamente al efecto de los diuréticos en la disminución de la presión arterial y no ser un efecto verdadero sobre la preeclampsia.

Debido a ello, actualmente hay en desarrollo un protocolo de revisión sistemática al respecto (r/cochrane/ ” Churchill 2003).

Finalmente, aunque algunas de estas intervenciones son alentadoras, hasta la fecha ninguna ha demostrado con claridad presentar beneficios valiosos desde el punto de vista clínico (Villar 2004), por lo que está abierto el campo a la investigación en la prevención de esta complicación del embarazo, que tanta repercusión tiene sobre la salud de la madre y el recién nacido.
BIBLIOGRAFIA

1. Allen, J. y Pagés, G. 2000. Obstetricia Moderna (3º ed.). McGraw-Hill Interamericana. Colombia.
2. Arias, F. 1997. Guía Práctica para el Embarazo y el Parto de Alto Riesgo (2ª ed.). Harcourt Brace. Madrid.
3. Beischer, N.; Mackay, E. y Coiditz, P. 1997. Obstetricia y Neonatología (3º ed.). McGraw-Hill Interamericana. México.
4. Cabero, R. y Cararach, R. 2000. Curso Intensivo de Formación Continuada en Salud Materno-Fetal. Ateproca 2000. Caracas.
5. Chesley, L.; Annitto, J. y Cosgrove, R. 1968. The Family Factor in Toxemia of Pregnancy. Rev. Obstet Gynecol. 32: 303-311.
6. Cifuentes, R. 2002. Ginecología y Obstetricia Basada en las Evidencias. Editorial Distribuna. Bogota-Colombia.
7. Cincotta, R. y Brennecke, S. 1998. Family History of Preeclampsia as a Predictor for Preeclampsia in Primigravida. Rev. Am. J. Obstet Gynecol. 60:23-27.
8. Conde, A. 2000. Factores de Riesgo de Preeclampsia en Mujeres Latinoamericanas y Caribeñas. Rev. British Journal Obstetric and Gynecology. 107: 75-83.
9. Coonrod, D.; Hickok, D.; Easterling, T. y Daling, J. 1995. Risk Factors for Preeclampsia in Twin Pregnancies: A Population-Based Cohortstudy. Rev. Obstet Gynecol. 85: 645-650.
10. Cotton, DB. 1986. Hemodynamic Profile of Severa pregnancy – Induced Hypertension. Rev. Am. J. Obstet Gynecol. 158 – 163.
11. Cunningham, G.; Macdonald, P.; Gant, N.; Leveno, K. y Gilstrap, L. 1997. Williams Obstetricia (4ª ed.). Masson. Barcelona.
12. Dekker, G. 1999. Factores de Riesgo de Preeclampsia. Clínicas Obstétricas y Ginecológicas. McGraw-Hill Interamericana. Madrid.
13. Fiorelli, S. y Alfaro, H. 1996. Complicaciones Médicas en el Embarazo. McGraw-Hill Interamericana. España.
14. Herrera, Ja.; Chaudhhuri, G. y López, P. 2001. Is Infection a Major Risk Factor for Preeclampsia? Rev. Medical Hypotheses. 57:393-397.
15. Hospital Central “Dr. Antonio María Pineda”. 2002. Archivo de Historias Médicas.
16. Barquisimeto. Hsu, CD. y Witter, FR. 1995. Urogenital Infeccion in Preeclampsia. Rev. Int. J. Gynaecol Obstet. 49: 271-275.
17. Klonoff, HS.; Savitz, DA.; Cefalo, RC. y Mccann, MF. 1989. An Epidemiology Study of Contraception and Preeclampsia. En: Dekker, G. Factores de Riesgo de Preeclampsia. Clínicas Obstétricas y Ginecológicas. McGraw-Hill Interamericana. Madrid.
18. Lluis, C. 1996. Riesgo Elevado Obstétrico. Masson. Barcelona – España. Norwitz, E.; Robinson, I. y Repke, J. 1999. Prevención de la Preeclampsia es Posible?. Clínicas Obstétricas y Ginecológicas. McGraw-Hill Interamericana. Madrid.
19. Pérez, A. y Donoso, E. 1999. Obstetricia (3ª ed.). Publicaciones Técnicas Mediterráneo. Santiago – Chile.
20. Robillard, PY.; Hulsey, TC. y Perianin, J. 1994. Association of Pregnancy Induced Hypertension with Duration of Sexual Cohabitation before Conception. En: Dekker, G. Factores de Riesgo de Preeclampsia. Clínicas Obstétricas y Ginecológicas. McGraw-Hill Interamericana. Madrid.
21. Sibai, B.; El-Naser, A. y González-Ruiz, A. 1986. Severe Preeclampsia/Eclampsia in Young Primigravidae: Subsequent Pregnancy Outcome and Remote Prognosis. Rev. Am J Obstet Gynecol. 155: 1011-1016.
22. Sibai, B.; Gordon, T. y Thom, E. 1995. Risk Factors for Preeclampsia in Healthy Nulliparous Women: a Prospective Multicenter Study. Rev. Am J Obstet Gynecol. 172: 642-648.
23. Sibai, BM; Lindheimer, M. y Hauth, J. 1998. Risk Factors for Preeclampsia, Abruptio Placenta, and Adverse Neonatal outcomes among Women with Chronic Hypertension En: Jeffrey, C.; Livingston, MD: y Sibai, BM. Hipertensión Crónica Durante el Embarazo. Clínicas de Ginecología y Obstetricias. Temas Actuales. McGraw-Hill Interamericana. México.
24. Sibai, BM. 1999. Hipertensión Durante el Embarazo. Clínicas Obstétricas y Ginecológicas. McGraw-Hill Interamericana. Madrid.
25. Stone, J. 1994. Risk Factors for Severa Preeclampsia. Rev. Obstet Gynecol. 83: 357- 361.
26. Trupin, L.; Simón, L. y Eskenazi, B. 1996. Change in Paternity: a Risk Factor for Preeclampsia in Multiparas Women. Rev. Epidemiology. 7: 240-244.
27. Tuohy, J y James, D. 1992. Preeclampsia and Trisomy 13. Rev. Br J Obstet Gynecol. 99: 891:894.
28. Viegas, D. 1999. Consulta Prenatal (2º ed.). Fondo Editorial UCLA. Barquisimeto.
29. Zigheiboim, I y Guariglia, D. 2001. Clínica Obstétrica. Disinlime. Caracas.
30. Zuspan, F. 1992. Nuevos Conceptos en el Conocimiento de las enfermedades Hipertensivas Durante el embarazo: Panorama Actual. Clínicas Obstétricas y Ginecológicas. McGraw-Hill Interamericana. Madrid.