ORÍGENES DEL CACAO

ORÍGENES DEL CACAO

Spread the love

Orígenes del cacao
El cacao (Theobroma cacao L.) es una planta cultivada comercialmente en una angosta franja del trópico, comprendida entre los 15°N y 15°S. Es originaria de América tropical, probablemente de la vertiente oriental de los Andes colombianos y ecuatorianos, situada entre los ríos Caquetá, Putumayo y Napo.

Geográficamente su centro primario se ubica entre los 18°N y 15°S y entre los 45° a 80°W, por debajo de los 400 m.s.n.m. Un centro secundario de diversidad genética se ubica al Sur de México y en América Central

No obstante, nada es definitivo al respecto. Sobre el origen y la distribución del Theobroma cacao L. en América existen dos tesis. Una postula que el cacao es originario de América Central y que fue llevado en las migraciones indígenas precolombinas hacia el Sur, probablemente bajo la influencia de los mayas (Stone, 1984). Es la tesis de la dispersión Norte-Sur.

La otra tesis, de mayor aceptación, señala que el origen biogeográfico de la especie es la Amazonía. De allí se dispersó por el neotrópico, hacia el Norte, para ser domesticada por los mayas, en América Central. Esta es la tesis de la dispersión Sur-Norte.

A la primera tesis adhieren, entre otros, Sánchez y Jaffé (1992a, 1992b), para quienes el cacao fue introducido en la Amazonía y los Andes suramericanos por migraciones humanas procedentes de América Central. Ellos atribuyen a los Yanomami el papel central en tal introducción. Zent y Wagner (1992) critican este planteamiento. A la segunda tesis adhieren otros muchos investigadores, entre ellos Hunter (1990).

La determinación cierta del origen se complica porque, de acuerdo con Cuatrecasas (1968), el género Theobroma está formado por 22 especies, 19 de los cuales se encuentran en América del Sur. De éstas, 13 están representadas en la región Orinoco-Amazonas, siendo 10 exclusivas de esa área.

El cacao tiene dos subespecies (el Theobroma cacao subsp. cacao y el T. cacao subsp. sphaerocarpum), que al parecer tuvieron, desde tiempos remotos, vías de dispersión distintas desde la zona amazónica, junto con otras especies. La primera, llamada “cacao criollo”, se dispersó a través de los Andes hacia el norte de América : Venezuela, Colombia, Ecuador, Panamá, América Central y México.

La segunda, conocida como “cacao amazónico”, o “forastero”, se dispersó hacia las zonas bajas del valle Amazónico, ubicadas en la parte norte del Brasil, Guyana y las tierras del Orinoco.

Esas dos poblaciones de Theobroma cacao evolucionaron separadamente y se dispersaron de manera distinta. Los “cacaos criollos”, por ejemplo, se originaron como mutaciones de una población ancestral muy reducida, debido al relativo aislamiento geográfico y a las manipulaciones selectivas hechas por mayas y aztecas, para los cuales el cacao jugó un importante rol social y económico.

A falta de pruebas concluyentes sobre el particular, es posible, sin embargo, sostener que:
1) el cacao (Theobroma cacao L.) es una planta del trópico americano, originada con mucha probabilidad en la cuenca amazónica;
2) que sus dos subespecies principales (Theobroma cacao subsp. cacao y T. cacao subsp. sphaerocarpum) se dispersaron y evolucionaron separadamente ;
3) que el hombre participó decisivamente en tal difusión, porque la germinación de la semilla no supera los quince días;
4) que el T. cacao subsp. cacao, el llamado “cacao criollo”, fue domesticado en América Central y México;
5) que los mayas jugaron un papel fundamental en la domesticación y difusión del cacao criollo;
6) que el cacao jugó un papel central en la sociedad maya y azteca, particularmente en su economía y cosmogonía, como atestiguan el Codex Fejervary-Mayer, el Chilam Balam y los escritos de los Cronistas de Indias;
7) que el nombre de “cacau” es común a todas las lenguas y dialectos del territorio maya;
8) que, hacia el siglo III a.C., el cacao estaba integrado estrechamente a la sociedad y la economía mayas;
9) que la bebida de chocolate, “chacau haa”, mezcla derivada del grano seco, tostado y molido, con agua, se debe a la inventiva maya, que la utilizaban como una bebida ritual. Esta bebida se extendió al norte de México, por la dominación y expansión de los grupos toltecas y aztecas al sur, con el nombre nahualt de Xocoatl, de donde provinieron luego, las voces chocolate, chocolat, etc., empleadas en otras lenguas.

Sobre el autor

admin administrator