MARCO TEÓRICO DEL CUIDADO DE ENFERMERIA

MARCO TEÓRICO DEL CUIDADO DE ENFERMERIA

Spread the love

Susana Espino Muñoz
Licenciada en Enfermería, Magíster en Enfermería Clínica, Especialista en Ciencias de la Salud

I. INTRODUCCIÓN:

El Colegio de Enfermeros del Perú ha organizado el XIV Congreso Nacional de Enfermería, al que ha denominado “La Ciencia del Cuidado de Enfermería: Un Compromiso Profesional, denominación congruente con el Plan de Trabajo del Consejo Nacional, que está orientado al desarrollo de la Enfermería en el Perú.

Es indudable que después del penoso período de crisis que atravesó el Colegio de Enfermeros en el último quinquenio, resuelva entrar en un periodo de renacimiento tanto en el campo legal y ético como en el campo científico, de allí que se recurra a sus bases filosófico – científicas y técnicas de la enfermería.

En ésta oportunidad se me ha invitado a dialogar con ustedes acerca del Marco Teórico del Cuidado de Enfermería”. Empezamos definiendo que el marco teórico de una profesión, es el conjunto de principios, valores que rigen una acción profesional y que la acción o quehacer de una profesión es aquello que identifica el pensar y actuar de una profesión, es lo que la caracteriza, por lo tanto es a través de ella que se la identifica, valora y reconoce.

Para identificar la acción de enfermería a manera de ejemplo podríamos mencionar que la acción del médico es CUIDAR y la de la Enfermera CUIDAR, acciones que se complementan que no se sustituyen, de tal manera que podríamos definir que el sujeto de atención que requiere de curación es el enfermo (también aquellos que requieren prevenir la enfermedad), sin embargo los sujetos que requieren cuidados son las personas sanas y también las enfermas, el cuidado se refiere más a la vida que engloba todas las etapas o niveles de salud como también los episodios de enfermedad.

La enfermería al igual que todas las profesiones de servicio realiza su acción profesional, entrando en relación directa con el usuario de su servicio poniendo en juego conocimientos, principios y valores, así como la consideración del contexto en el que se realiza su acción ya que, el ejercicio de enfermería es influenciado por los acontecimientos que se dan de manera general en el mundo y el país, de forma particular en el sector salud y singularmente de la realidad personal de quien requiere el cuidado.

Tradicionalmente hemos trabajado en salud, médicos y enfermeras, pero con el devenir del tiempo han aparecido nuevos trabajadores de la salud que han asumido tareas que antes realizaban tanto médicos como enfermeras, esta ampliación del “equipo sanitario” ha llevado a la profesión de enfermería a examinar sus servicios y a definir más claramente su contribución específica a la salud de los pueblos. La salud es un fenómeno complejo, cuya promoción y cuidado requiere la participación de un equipo de trabajadores pero también la participación de las personas usuarios, su familia y la comunidad a la que pertenecen, equipo en el cual, cada uno da su contribución específica que en conjunto permite ofrecer a la sociedad un cuidado integral, eficiente, eficaz y de calidad.

Enfermería como miembro del equipo de salud debe tener clara su contribución, es decir, ser capaz de explicar y demostrar la naturaleza de su servicio, así como conocer el papel de los otros integrantes del equipo, con el objeto de poder aportar al “todo”, representado por el servicio de salud que se ofrece a la sociedad. Esta contribución está dada principalmente por su funcion esencial (la que la caracteriza e identifica) aunque ella pueda compartir otras funciones con los miembros del equipo pueden y saben hacer pero que la enfermera los realiza con mayor frecuencia dada su mayor permanencia continuada en los servicios de salud, que le permite asumir el rol protagónico de “Coordinadora del Cuidado”.

II. LA CONSTRUCCION DEL MARCO TEORICO DE LA ENFERMERIA

La enfermería al igual que muchas profesiones nace como un oficio para prestar servicios a la humanidad, pero fue a mediados del siglo XIX que Florence Nightingale inició la búsqueda de la fundamentación teórica del cuidado de Enfermería, la misma Florence Knightingale que más adelante sentaría las bases de la administración de los servicios de salud y de la calidad de atención de la salud. Ella publica su libro “Notas de Enfermería”, la primera edición de 1859 y la segunda edición en 1861, este libro constituye el primer documento escrito en el mundo sobre las bases teóricas de enfermería. En él, Nightingale evidenció “lo que es y lo que no es enfermería”, mostrando la posibilidad y necesidad de una preparación formal y sistemática para la adquisición de un conocimiento de naturaleza distinta de aquel buscado por los médicos, cuyos fundamentos permitieron mantener al organismos en condiciones de no enfermar o de recuperarse de la enfermedad, Ella da a la Enfermería una dimensión original “la de favorecer el proceso recuperativo de la salud” mediante el uso de medidas sencillas pero indispensables, tales como limpieza, reposo y dieta, con un mínimo gasto de energía vitales del paciente, teniendo a mantenerlo en las mejores condiciones para que la naturaleza pueda actuar. Así mismo sus instrucciones sobre cómo crear y mantener lo que hoy se llama un ambiente. Así mismo sus instrucciones sobre cómo crear y mantener lo que hoy se llama un ambiente terapèutico, permanecen vigentes, así como la importancia esencial que Ella atribuía a la capacidad que debería tener la enfermera y observar con profundidad y describir con propiedad las manifestaciones del paciente. Confiere así mismo un nuevo carácter intelectual y científico a la Enfermería, que según Nightingale la llamó así “por falta de otra palabra mejor o más apropiada en ese entonces”.

Los artículos que Ella agregaría en la segunda edición, habla inclusive de la protección que la enfermera debe brindar al paciente en todo lo que signifique gasto de energía, de modo que no solamente retorne a la vida sin a la salud y a la vida útil.

Menciona igualmente que tratar a un ser humano enfermo no es igual que el trato de un “muele o una porcelana” que la enfermera debe anticiparse a las necesidades de un paciente y ello exige la comprensión profunda del ser humano.

Sin embargo, Florence Nightingale remarca así mismo, que tal sabiduría sólo se adquiere con estudio y dedicación a la práctica, habla igualmente de un compromiso social y nos dice que “la vida es el más precioso regalo que Dios ha puesto en las manos de la Enfermera”.

Tal como podemos apreciar este libro escrito más de un siglo es de sorprendente actualidad por su abordaje epidemiológico de las enfermedades infecciosas y de las infecciones hospitalarias aunque en una visión pre pasteuriana, por la insistencia con que trata y el enorme respeto que demuestra a la persona enferma en todas las situaciones.

Después de la obra que escribió Florence Nightngale, aparecen algunos autores que elaboran pensamientos y acciones en base a los 147 trabajos que Ella escribió y particularmente de su obra “notas sobre enfermería” que constituyó en la época un best-seller.

En los últimos 30 años la enfermería ha avanzado con decisión para convertirse en una disciplina, comenzó a crear y someter a prueba sus propias bases teóricas, fomentó sus desarrollo académico y aplicó sus teorías en la práctica. Si bien sus progresos son lentos y aún no se ha logrado en forma definitiva ya se puede apreciar una imagen clara del servicio que presta ésta profesión a la sociedad. Sin embargo es probable que se obtenga el control completo de la práctica cuando se desarrolle y difunda el conjunto autónomo de conocimientos, que se conoce como enfermería, y, sobre todo a medida que la profesión se haga ante el publico por el servicio que presta.

Un siglo después del libro “notas sobre Enfermería” algunas enfermeras comienzan a investigar y a publicar teorías que sustentan la práctica de enfermería, así como la teoría de Nigthingale es de tendencia ecologista, surgen muchas orientadas por otras tendencias, como por ejemplo:
• Las teorías de carácter “existencialista” de Peplau, Ujhely, King, Roper, Levine y Roy.
• Las de tendencia “cósmica” de Rogers.
• Las de tendencia “sociológica” de Orem y Henderson entre otras.

Sin duda alguna el devenir histórico de la enfermería compartió la influencia que el significado de la salud, los servicios y el modelo de atención de la atención de la salud, sufrió a través de la historia entre ellas la de la revolución industrial. Los numerosos descubrimientos realizados desde el siglo XIX, en el campo de las ciencias abren vías totalmente nuevas para la medicina. Los clínicos inventan instrumentos y métodos de investigación para ampliar, de alguna manera el radio de acción de sus sentidos”. (Leonard). Al tener una tecnología cada vez más precisa, la medicina desarrolla cada vez más un enfoque analítico, reforzando la separación de cuerpo y espíritu, separando la enfermedad del enfermo, parcelando las enfermedades por sistemas y aparatos. Entonces el cuerpo portados de la enfermedad se convierte en el objeto de la medicina, perdiendo valor el sujeto que padece la enfermedad, es así como cada vez más se privilegia la curación en desmedro del cuidado.

Es así como la corriente médica centrada en la enfermedad influye fuertemente sobre la práctica de enfermería, es decir surge un predominio de la curación sobre el cuidado.

La enfermería declara como la razón del ser de su práctica al ser humano, pero en calidad de portador de la enfermedad, y, es alrededor de la enfermedad que se seleccionan y elaboran los conocimientos necesarios para brindar el cuidado. Es alrededor de los años cincuenta que la Enfermería cuyo saber estaba representada por técnicas y procedimientos, empieza la búsqueda del pensamiento científico, que explicaría la razón de ser de los procedimientos, que por estar ellos orientados a la curación su fundamentación se centró preferentemente en las ciencias biológicas y la medicina.

Es en estas circunstancias que los médicos se alejan del cuidado, debiendo generarse una nueva profesión que se encarguen de éste, y ella es la Enfermería, pero en el contexto en que se inicia la profesionalización del quehacer de enfermería, ella se limita en mayor grado a la enfermedad y en menor grado a la persona enferma, con una ausencia general del cuidado de la vida fuera de estos parámetros, ya que la medicina se hace sinónimo de salud y los servicios médicos se convierten en servicios de salud, aspecto vigente en el discurso y práctica de muchas autoridades de salud y educación en nuestra època. De ahí los términos de ciencias médicas como sinónimos de ciencias de la salud.

Por ello resulta importante destacar el “curar la enfermedad” como expresión fundamental conceptual de la filosofìa socio-médica actual y al mismo tiempo se deberá rescatar para el “CUIDAR” otra forma, otra filosofía que permita ser optimista frente el futuro. “Para curar hay que conocer la enfermedad, para CUIDAR hay que conocer la persona” (E. Najera). De ésta aseveración se desprende un nuevo marco filosófico para el CUIDADO.

En la década de los setenta la enfermería empieza la búsqueda de su autonomía y de la especificidad de la misma, lo que hacer surgir un nuevo enfoque de su saber, el cuidado del individuo, familia y comunidad, esto ocurre entre los años sesenta y setenta y se prolonga hasta nuestros días con la construcción del cuerpo de conocimientos de la Enfermería, expresada como la “Naturaleza específica de Enfermería”, que trata de la formalización de conceptos y teorías y construcción de marcos teóricos.

Para América Latina, la Organización Panamericana de la Salud OPS/OMS en 1975 realiza acciones que contribuyen a apoyar una definición explícita del camino a seguir, establece un Comité de expertos para favorecer que la Enfermería tomo una posición acerca de su rol, el primero sería “ampliación de sus funciones” que venía realizando, en cuyo caso ejercería el papel de asistente médico, y el segundo posicionamiento (que fue apoyado por el Comité) sería “Una profundización de su propio campo de saber”, convirtiéndose en un especialista de la función de Enfermería. Inicialmente se consideró que el Instrumental indicado para orientar a Enfermería en busca de su autonomía serían las teorías de Enfermería. Sin embargo dichas teorías no terminan de experimentarse en muchos campos de la profesión.

III. CONSTRUCCION DEL MARCO TEORICO PARA EL CUIDADO DE ENFERMERÍA:

Actualmente la Enfermería es considerada como una profesión es decir “una vocación aprendida”. Así mismo los sociólogos diferencian con variados criterios las profesiones de los oficios. Parece que una profesión se distingue de un oficio en que aquellas se basa en conocimientos teóricos que le son propios y tiene una base científica de donde procede el servicio que ofrece a la sociedad. Además este fundamento se debe revisar e incrementar a medida que se producen nuevos descubrimientos. Desde más de 20 años, las enfermeras vienen estudiando el problema de la elaboración de un marco conceptual, una teoría y una filosofía de los cuidados de Enfermería.
1. Actualmente se está universalizando el conocimiento de que la enfermera CUIDA y el médico CURA, por lo se puede concluir que el objeto del cuidado de la Enfermería es la persona mientras que el objeto de la curación es la Enfermedad. Aunque etimológicamente tienen el mismo origen cuidar y curar, ellos en la práctica adquieren diferente significado, refiriéndose la curación a la enfermedad y el cuidado al proceso vital. El médico históricamente amplía el poder que la sociedad le entrega inicialmente y se arroga la capacidad de eliminar y resolver en forma definitiva los problemas del dolor o sufrimiento. El cuidado mantiene su significado original de ayuda o socorro, en forma amplia a través de la experiencia de vida, del nacimiento hasta la muerte. Las leyes de la salud o la de los cuidados, son válidos tanto para los años como para los enfermos. (Nightingale).
El inicio del siglo XXI ha de constituir una afianzamiento del CUIDADO de la persona como elemento central del rol de la enfermera y su ampliación del rol más allá del cuidado no únicamente en la enfermedad que representa una parte o estadío de la vida.

El marco conceptual de la Enfermería se centra en el cuidado y en el proceso que representa su aplicación, de allí que para operacionarlo es indispensable un conocimiento profundo del ser humano antes que de la enfermedad, la cual debe ser estudiada en tanto altera la autonomía de la persona.

Sin duda alguna podemos afirmar que el conocimiento profundo de la persona tiene su base en la psicología, sociología, antropología, economía, política, arte y cultura, así como en las ciencias biológicas y físicas, además del conocimiento y manejo de la investigación, las relaciones humanas, la comunicación y, mantenerse actualizado en el conocimiento del comportamiento del medio ambiente general donde actúa, el particular de salud y singular de la enfermería.

CUIDAR es un acto individual que no se da así mismo cuando adquiere autonomía, pero del mismo modo es un acto de reciprocidad que tiende a dar a cualquier persona que, temporal o definitivamente requiere ayuda para asumir sus necesidades vitales (Colliere).

Estos acontecimientos tendrán por sí mismos, consecuencias y repercusiones diferentes según todo lo que haya influido en el desarrollo y el dominio del proceso DEPENDENCIA_AUTONOMIA.

De manera general el rol de la enfermería es cuidar de las personas a través de todo el ciclo vital, tanto de los sanos como de los enfermos de allí que algunas personas diferencian una doble naturaleza: el cuidado de las personas sanas y de las enfermas, que en el idioma inglés se expresa como CARE Y CURE.

 Los Cuidados de costumbres habituales (cuidar de, cuparse de) relacionados con las funciones de conservación y continuidad de la vida, a los que se les denomina CARE.
 Cuidados de Curación : relacionados con la necesidad de curar todo aquello que obstaculiza la vida, estos cuidados al igual que los primeros estarán orientados a la persona enferma y con toda seguridad en ella hay que duplicarlos. A este tipo de cuidados se les denomina CURE.

2. El cuidado d Enfermería es un servicio (ayuda), que la Enfermera ofrece a la persona desde el nacimiento hasta la muerte, incluyendo los periodos de la enfermedad. La entrega es personal, de persona a persona, utilizando el método científico, llamado en nuestro medio “proceso de enfermería”, es decir el proceso de entrega del cuidado se rige por el método científico. Sin embargo para la entrega es imprescindible entablar una relación humana positiva, que genere confianza, empatía, que permita a la enfermera conocer a la persona que va a ayudar y que la persona ayudada acepte, participe del cuidado que reciba, se empodere de un saber que le permita cuidarse a sí misma. La entrega misma del cuidado requiere de un proceso mental sustentando con conocimientos humanísticos, sociales, culturales, económicos, políticos, biológicos y ecológicos que la enfermera debe conocer y aplicar oportunamente a través de sus acciones, palabras, actitudes, aplicaciones técnicas propias de enfermería (según Henderson abarca de manera general la fuerza, la voluntad y el conocimiento).

El Cuidado de enfermería debe ser específico, personal y tangible de tal manera que la persona lo diferencie de las acciones curativas y experimentar su impacto lo valore, reconocimiento que sin duda ha de contribuir a tan ansiado logro del estatus profesional el mismo que se aleja cada vez más cuando el paciente percibe que es una prolongación de la prescripción médica.

Este proceso sin embargo deberá desarrollarse con otros agentes que contribuyen al logro del bienestar de la persona y su familia, en el caso de la enfermedad habrá una coordinación estrecha con el médico, colaborando pero sin descuidar el cuidado integral de la persona, para tal fin es preciso mantener independencia de acción, pues cuando el quehacer de la enfermera se somete para depender del tratamiento, el paciente deja de ser CUIDADO, privándolo de la ayuda que le permitirá lograr su bienestar y de manera inmediata su propia curación. Es así como al iniciar el Siglo XXI urge en nuestro país complementar, reconstruir o si es necesario construir un marco teórico claro, con un fuerte sustento científico adaptado a la realidad social de país, que constituya la fuente de inspiración de la práctica, la docencia, la investigación en Enfermería y, por que no de la lucha gremial de las enfermeras. Es necesario remarcar sin embargo que tan pronto como las enfermeras tengamos el reconocimiento de la sociedad (principalmente de la gente que son objeto de nuestros cuidados) adquiriremos el estatus que nos corresponde y a partir de él el reconocimiento social y económico que requerimos.

El marco teórico de la Enfermería es la fuerza, valores, pensamientos y sentimientos que las enfermeras ponen en práctica para ayudar a las personas necesitadas de ayuda para mejorar y mantener su salud, prevenir, curar enfermedades y rehabilitarse después del daño, es sobre esto que debemos formarnos y actualizarnos, sobre esto que debemos investigar para generar conocimientos nuevos y, finalmente lo que debemos administrar y gerenciar. Es por todo esto que felicito al Colegio de Enfermeros del Perú, porque este congreso como pocos está orientado a la enfermería, su esencia y su ciencia, Invito a las participantes a reflexionar con una reflexión de Roper:

A mediados del siglo XIX, Florence Nightingale, deploraba el hecho de que la enfermera fuera considerada poco más que la administración de medicinas y la colocación de cataplasmas. Es curioso que, aún muchos piensen que la enfermería es una sencilla colocación de tareas que lleva a cabo la enfermera. No cabe la menor duda de que las tareas perceptibles son un aspecto muy importante de la profesión, pero esta interpretación restrictiva no tiene en cuenta el proceso mental estructurado antes, durante y después de cualquier tarea perceptible. Como tampoco tiene en cuenta el conocimiento y las aptitudes que deben acompañar la ejecución competente de una actividad de enfermería que es solo parte de un plan de liberar.

Muchas gracias.

BIBLIOGRAFIA

 CONSEJO INTERNACIONAL DE ENFERMERAS. Nuevos Horizontes para la Enfermería 16° Cuadrienal. Tokio 1977.
 LEDDY, Susan y otros. Bases conceptuales de la Enfermería Profesional Filadelfia: J.B Lippincott, 1989.
 ESPINO, Muñoz, Susana. Marco Teórico de la Enfermería. Teorías que la Sustentan y Modelos de Atención. Mar de Plata: Federación Argentina de Enfermeras. 1990.
 ESPINO, Muñoz, Susana. El Cuidado de la Salud y el Significado para Enfermería. Conferencia presentada en el Colegio de Enfermeros del Perú, Lima, agosto 2000.
 POLETTI, ROSETTE. Cuidados de Enfermería, Tendencias y Conceptos Actuales. Barcelona: Rol, 1980.
 ROPER, Nancy y otro. Modelo de Enfermería. Barcelona: Interamericana, 1987.

Sobre el autor

admin administrator