INNOVACIÓN POR PROCESOS

INNOVACIÓN POR PROCESOS

Spread the love

INTRODUCCIÓN

Las innovaciones tecnológicas en el campo de la informática y de las telecomunicaciones están realizando una gran transformación, tal vez la revolución más grande de nuestro siglo, en cuanto que transforman dos dimensiones de la existencia humana: el espacio y el tiempo. Esta transformación abarca la estructura de las organizaciones, las relaciones entre éstas y el entorno, rediseña la organización del trabajo y redefine las relaciones tanto de trabajo como las industriales. El gran cambio implica una descentralización del trabajo y un ahorro en el tiempo de trabajo. En este caso, hablar de transformaciones organizacionales significa hablar de transformaciones técnicas, económicas y sociales.

El primer cambio debido a la introducción de nuevas tecnologías, marca el tránsito de las organizaciones burocráticas, rígidas, a organizaciones descentralizadas y de la red. Hoy la palabra clave es networking, es decir crear relaciones de red que comprendan las modalidades organizacionales entre las empresas y dentro de éstas. En recientes estudios sobre organización, se da una nueva imagen de la empresa como una unidad institucional inmersa en redes múltiples de relaciones transnacionales. Es cada vez más claro que el comportamiento de una empresa no se puede explicar haciendo únicamente referencia a acciones y políticas definidas en el interior de la empresa misma, sino que es necesario remitirse a la estructura intra e interorganizacional. Esto lleva a abandonar una concepción típicamente microeconómica de la empresa a favor de una concepción institucional.

INNOVACIÓN POR PROCESOS

I. EL REDISEÑO GLOBAL DE LA PRODUCCION.
La reestructuración de las empresas, el outsourcing, las fábricas ligeras, la calidad total, la producción ligera y la empresa virtual forman parte de un criterio reorganizacional que toma el nombre de Rediseño Global del Proceso Productivo. Rediseñar la empresa puede responder a un proyecto específico y programado que abarca todas las actividades y todas las unidades, O bien, como sucedió en la mayor parte de los casos puede definir todas aquellas situaciones empresariales donde han sido introducidas las innovaciones organizacionales antes mencionadas, en forma discontinua, más como una respuesta a las coyunturas sociales, económicas y ambientales que como un diseño estratégico preciso.

Los efectos en la organización del trabajo no deben desvalorizarse, sino que deben dar lugar a diferentes modalidades organizacionales. El proceso ha mejorado con el tiempo a través de continuos ajustes que han utilizado las progresivas potencialidades provistas de las nuevas tecnologías informáticas y de telecomunicaciones. Hoy las nuevas tecnologías, por lo menos en teoría, permiten la organización en forma sistemática y concentrada en el tiempo. El objetivo de esta reestructuración de las organizaciones productivas, es el de eliminar los tiempos muertos dentro de las organizaciones, debido a disfunciones y obtener así niveles mucho más altos de productividad.

Según Luciano Gallino, uno de los más destacados sociólogos italianos, «El objetivo es el de saturar el tiempo de trabajo de todos los elementos de la organización, incluyendo a los directivos al 100% y obteniendo de este 100% el doble o el triple de las prestaciones anteriores -pagando mucho más a la mitad restante de los elementos de un inicio, mitad que desafiará este reto». Además » Liberando -en parte a base de incentivos, materiales y simbólicos, en parte porque las acciones de cada uno están sujetas a formas de control a base de puntos y de verificación de resultados mucho más eficaces que en los modelos organizacionales tradicionales- un gran potencial de inteligencia y de participación por parte de todos los miembros de la organización.

Con el RGP cada uno tiende a convertirse en el manager de sí mismo, mientras pierden sentido conceptos como cargos, organigrama, jerarquía. Todo ésto se transforma en un fuerte aumento de la productividad global de la empresa. Esta es la ingrata paradoja de la calidad del trabajo: entre más próspera, sobre todo en sus aspectos más complejos (autonomía de decisiones, control de objetivos, etc.) más contribuyen a reducir el trabajo necesario para cada unidad de producto».

II. AUTOMATIZACIÓN DEL TRABAJO
La automatización del trabajo de oficina permite delegar a las máquinas una gran parte de las actividades: se piense en el trabajo de las perforistas y de los programadores de base, trabajos que hoy ya no existen en cuanto que han sido sustituidos por sistemas operativos. La automatización del trabajo es el proceso a través del cual muchos trabajos hasta ahora realizados manualmente, o a niveles bajos por empleados y técnicos, se realizan por medio de sistemas automáticos basados en tecnologías que integran informática, multimedia, comunicaciones, bancos de datos, redes de transmisión de datos y redes de redes como internet.

Las nuevas tecnologías hacen posible la adquisición rápida y selectiva de informaciones, textos, documentos, filmaciones en archivos cercanos y lejanos y su inmediata inserción y utilización, actuando, cuando es necesario en la definición automática de la configuración de sistemas tecnológicos complejos computadores, instalaciones telefónicas tanto a empresas como a la comunidad, sistemas de seguridad compuestos por miles de partes diferentes. La utilización de redes mundiales de bancos de datos para cualquier tipo de trabajo – hoy indispensables gracias a la globalización productiva- se realiza a través del uso de las nuevas tecnologías de la informática y de la comunicación, que reducen la necesidad de trasladarse. Las nuevas tecnologías permiten además, la conexión automática a la fuente de cualquier dato como relevaría administrativa. En presencia de encargos y pedidos, las nuevas tecnologías son capaces de generar a distancia tanto encargos a la producción como elaborar automáticamente encargos a los proveedores, a partir de un diseño leído e interpretado con base a un examen.

Se ahorran todos los tiempos muertos que existen incluso en el trabajo de oficina mejor organizado. Se pueden descentralizar todos los trabajos de servicio que antes constituían unidades operativas de una misma empresa. La organización en red hecha posible, como ya se dijo, gracias a las nuevas tecnologías informáticas y de la telecomunicación, logra el cambio hacia un nuevo modelos de organización: La empresa virtual. En ésta la unidad central, se reduce al mínimo y la mayor parte de los colaboradores son eventuales y desplazables. A través de la informática se coordinan las diferentes actividades. Las tareas de proyección y de producción son confiadas flexiblemente a grupos de trabajadores que viven y residen o en los lugares en donde se encuentra la sede de la empresa o pueden ser trasladados a otros lugares sin tener algún contacto entre ellos. Puede ser que nunca se encuentran y se mantegan en contacto a través de un sistema de teleconferencias.

III. LAS CARACTERÍSTICAS DE LA EMPRESA VIRTUAL FACILITAN EL DESARROLLO DEL TELETRABAJO.
La difusión general del teletrabajo fue dada a conocer en el famoso libro blanco de la Comunidad Económica Europea, como un instrumento importante para una economía de mercado que tiende a la descentralización y para una sociedad de la información que utiliza cada vez más instrumentos multimediales y que es lanzada hacia las «autopistas» informáticas. Según los datos proporcionados por la relación Delors, en la Unión Europea alrededor de 6 millones de persona están involucradas.

El primer lugar corresponde a Francia, que realizó a partir de los años 80, una política informática a través de la difusión del minitel. Un buen papel corresponde también al Reino Unido y a Alemania. En Italia, a causa de los elevados costos y a la poca velocidad de las líneas telefónicas, el teletrabajo está dando los primeros pasos.9 Dicha forma de trabajo prosperó sobre todo en Estados Unidos en dónde se estima que las telecomunicaciones sean ya más de doce millones y se prevé un crecimiento de alrededor de un millón al año.

La supremacía estadounidense se explica a través de una tecnología más avanzada pero también con una fuerte intervención del gobierno. En 1989 fue adoptado en California un programa para el mejoramiento de la calidad del aire en la región sur del país, programa que establecía una reducción del 20% de los desplazamientos casa/trabajo, para ser realizado dentro del 2016. A nivel federal, en 1992 con el «programa de aire limpio» el gobierno aprobaba una norma muy rigurosa contra la contaminación que imponía a las ciudades la reducción de 1/4 del tráfico automovilístico para el 2000. No es por casualidad que en el sur de California, en donde es muy alto el nivel de contaminación, se hayan impulsado formas itinerantes electrónicas, por medio de la programación de experimentos piloto. Y la promulgación de leyes que fuerzan a las empresas a desarrollar el teletrabajo. Principalmente la administración pública es una parte activa en el desarrollo del teletrabajo.
El teletrabajo se manifiesta en una pluralidad de formas que encuentran su razón en los objetivos que persiguen las diferentes organizaciones que lo utilizan. Se pueden distinguir diferentes soluciones organizacionales. Una es la constitución de oficinas satélite con que la empresa localiza parte de las propias actividades en zonas distantes a la sede central. Una segunda solución es la tele-empresa que produce y prevé productos a clientes localizados a distancia a través de las redes de comunicación.

La tercera y más significativa, crea formas de telecomunicación. Con esto, el trabajador, por medio de una estación de trabajo provista de computadora personal, MODEM, fax y software, tiene la posibilidad de administrar su jornada como si estuviera presente en su propio puesto dentro de la empresa, sin trasladarse de su vivienda, teniendo la posibilidad, con la ayuda de programas de «grupos de trabajo» que simulan el ambiente de trabajo, mostrando los escritorios de los compañeros. El teletrabajo concierne, sobre todo, al trabajo de oficina y se ha desarrollado en los sectores bancarios, de aseguración y en la administración pública.

Bajo la forma de «telecommuniting» el teletrabajo es ambivalente. La primera valencia se relaciona con los niveles más bajos y los trabajos más repetitivos, que son realizados en casa o en agencias de servicios, «los centros de telecomunicación». Estos son estructuras tecnológicas equipadas para la comunicación a distancia y que son utilizadas por sujetos que pertenecen a realidades laborales diversas. Una secretaria escribirá la orden de pago por un pedido de zapatos a la empresa X e inmediatamente después la indemnización por daños de un seguro, etc.

Como se señaló anteriormente, las empresas se liberan de una buena parte del trabajo administrativo de oficina. Las ventajas para las empresas se relacionan con la posibilidad de simplificar la organización interna, reduciendo algunas unidades de servicio internas, de coordinar y saturar tiempos, repartir costos de instalaciones y utilizar a bajo costo una fuerza de trabajo preparada.

Para los trabajadores, más frecuente para las trabajadoras (la mayoría son mujeres) permite desarrollar un trabajo «part-time», con bajos costos de transporte y por lo tanto poder coordinar las actividades laborales con las familiares. En este caso el nivel de compromiso no es muy fuerte, pero si es muy alta la aceptación a diferencia del trabajo realizado aisladamente en la propia vivienda, los centros de telecomunicación ofrecen un espacio común que favorece las relaciones sociales. La localización de estos centros puede estar en las áreas de residencia de los telecommuters. Experiencias de este tipo han surgido en la periferia de Los Angeles, en los Estados Unidos y en Marne La Vallée en Francia. Estos centros pueden surgir en las áreas metropolitanas para abastecer servicios informáticos y también pude surgir a nivel regional en un marco de planificación territorial sobre descentralización de actividades.

Ya se ha mencionado la faz ambivalente de la tecnología. La cara más atractiva del teletrabajo implica un proceso de descentralización de la estructura jerárquica y un modelo expandido de decisión organizacional. Este modelo de reorganización de oficinas y de empresas comprende a trabajadores con un título de estudios elevado y una buena calificación profesional, por ejemplo en el proyecto piloto, impulsado por el estado de California, de 150 dependientes públicos involucrados, más de dos tercios correspondían a personal especializado de alto nivel, con profesiones que incluían al juez administrativo, al abogado, al analista político, al perito. El 21% eran dirigentes y sólo el 3% eran secretarias. El 90% eran propietarios de su vivienda, vivienda de dimensiones regulares, en donde el espacio para el trabajo era semejante al de la oficina.

En los experimentos de este tipo de teletrabajo, se alternan el trabajo de casa y el trabajo de la oficina: de tres días a la semana a un día cada dos semanas. Casi todas las experiencias marcaban una prolongación de la jornada de trabajo: «Se puede levantar más temprano, se toma un poco de tiempo libre por la tarde y se regresa a trabajar hasta muy noche».

En este caso el teletrabajo pone en evidencia la característica más significativa del RGP con respecto a la participación y el consenso de los trabajadores. Cada uno tiende a convertirse en el manager de sí mismo, independientemente de los roles definitivos, de las tareas realizadas y del organigrama de la jerarquía. Los motivos son muy diferentes. Estos van desde la elección espontánea del teletrabajo, por el hecho de que se considera la propia posición como un privilegio, o que como recuerda el famoso experimento de Hawthorne se forme parte de un proyecto piloto en el que hay mucha atención social, o bien están sujetos a una verificación de resultados más cuidadosa y personalizada que en los modelos organizacionales tradicionales. Los sujetos implicados están, por lo tanto, sometidos a un continuo estímulo al cual responden con su nivel más alto de inteligencia y participación. De una encuesta realizada en 1993, de una muestra representativa de 600 trabajadores de la IBM de Stuttgard que formaban parte de un proyecto de teletrabajo, se obtuvo como resultado un incremento del 30% en la productividad, ausencia de estrés y ninguna repercusión negativa por falta de contacto entre compañeros.

El acontecimiento del teletrabajo en los Estados Unidos es simbólico porque toma sentido a partir de un proceso de reorganización productiva social. En la primera fase que se remonta a la mitad de los años 70 el interés deriva esencialmente de la búsqueda de una mayor eficiencia y productividad. La segunda fase que contempla la fuerte reducción de los costos de los equipos electrónicos y una mejoría de los mismos, permite realizar, aún en el caso de funciones complejas, el propio trabajo fuera de la sede tradicional. Estas transformaciones permiten el cambio de estructuras burocráticas a estructuras reticulares. El debate público se concentra en temas como la calidad del trabajo y de la vida y el teletrabajo es considerado como un instrumento para fomentar modelos organizacionales que racionalizan las empresas y contemporáneamente permiten una mayor autonomía a los que son independientes.

La tercera parte está dominada por las preocupaciones de carácter ambiental. En el debate público el teletrabajo no es sólo un instrumento más de reducción de costos, de ahorro de tiempos y de costos de transporte que en las grandes ciudades son cada vez más problemáticos, sino que es un medio de mejoramiento ecológico (reducción de tráfico, de contaminación, ahorro energético) y social (reducción del estrés). La «autopista» telemática es mucho más ecológica que las autopistas normales. La innovación organizacional en los sectores productivos se afirma con la reorganización social en el territorio.

IV. LA TRANSFORMACIÓN EN LA PEQUEÑA EMPRESA.
A diferencia de la grande empresa que se flexibiliza, en la pequeña empresa los cambios organizacionales responden a una exigencia de funcionalidad, para afrontar mejor la inseguridad y las turbulencias del mercado.

A partir de diferentes investigaciones realizadas en este campo se pueden marcar, aunque de manera sencilla, los cambios. Estos se relacionan con:
1) Cambio en la forma jurídica: se pasa de una sociedad de personas a una sociedad de capitales.
2) Se transforma y crece la dimensión de la empresa. Contemporáneamente cambia la organización del trabajo, disminuye el trabajo obrero y aumenta el trabajo de oficina.
3) Organización según una división funcional al interior de la empresa.
4) Proceso de descentralización y creación de nuevas empresas.
5) Creación de relaciones de red para adquirir conocimiento, informaciones, mejorar los conocimientos y los accesos al mercado.
6) Creación de «spin off», es decir empresas satélites.
7) Estrategias de apoyos a servicios externos de contabilidad, asesoramiento especializado, mercadotecnia.

Este proceso permite dar mayor flexibilidad a la empresa, la cual puede rápida y fácilmente responder a los cambios del mercado exterior.

BIBLIOGRAFIA

• Lomi, Reti Organizzative, II Mulino. Bologna 1991.
• M. Granovetter, Economic Action and Social Structure: The Problem of Embeddeness, in «American Journal of Sociology2, 78 1985 pp. 1360-1380.
• Boari, c. Grandi e A. Lorenzoni, Le organizzazioni a rete: Tre concetti di base, in » Economia e política industriale»n. 64, 1989 pp. 283-310.
• P. R.Lawrence e J:W. Lorsch, Organization and Environment, Harvard University Press, Harvard Ma. 1967.
• A. Marshall, Principles of Economic,Macmillan, New york 1948.
• L. Gallino, Tecnologia/occupazione: la rottura del circolo virtuoso, in «Quaderni di Sociologia», n. 7. 1995 pag. 5

Sobre el autor

admin administrator