FINANCIAMIENTO MEDIANTE EL CRÉDITO COMERCIAL

FINANCIAMIENTO MEDIANTE EL CRÉDITO COMERCIAL

Spread the love

El crédito comercial es una forma de financiamiento de corto plazo común a casi todos los negocios. De hecho, es la mayor fuente de fondos de corto plazo para los negocios de manera colectiva. En una economía avanzada, no se exige que la mayoría de los compradores pague por sus bienes a la entrega, sino que se permite un corto periodo de espera antes de vencerse el pago. Durante ese periodo, el vendedor de los bienes extiende créditos al comprador. Puesto que los proveedores generalmente son más liberales en la extensión de crédito comercial. De los tres tipos de crédito comercial-cuenta abierta, pagarés y aceptaciones comerciales- el arreglo de cuenta abierta es, con mucho, el tipo mas común. El vendedor envía bienes al comprador y le manda una factura que especifica los bienes enviados, el precio, la cantidad total que se debe y los términos de la venta. El crédito de cuenta abierta toma su nombre del hecho de que el comprador no firma un instrumento formal de deuda que señale la cantidad que debe al vendedor. Este extiende el crédito con base en una investigación del crédito del comprador.

 

En las ultimas situaciones se emplean pagarés en lugar de crédito de cuenta abierta. El comprador firma un pagaré que  muestra su deuda al vendedor. El pagaré mismo requiere del pago de la obligación en alguna fecha futura especificada. Este arreglo se utiliza cuando el vendedor desea que el comprador reconozca la deuda formalmente. Por ejemplo, un vendedor puede solicitar un pagaré del comprador si la cuenta abierta del comprador esta vencida. Una aceptación comercial es otro arreglo por medio del cual el comprador reconoce formalmente su adeudo. Bajo este arreglo, el vendedor emite un giro a cargo del comprador, ordenándole que lo pague en alguna fecha futura. El vendedor no liberara los bienes hasta que el comprador acepte este giro a plazo.

 

TÉRMINOS DE VENTA

Puesto que el uso de los pagarés y las aceptaciones comerciales es limitado, la siguiente exposición estará limitada al crédito comercial  de cuenta abierta. Los términos de venta significan muchas diferencias en este tipo de crédito. Dichos términos, especificados en la factura, puede colocarse en varias categorías amplias de acuerdo con el neto dentro del cual se espera el pago y de acuerdo con los términos del descuento por efectivo.

 

COD y CBD- Ninguna Extensión de Crédito

El termino COD significa “pagase a la entrega de los bienes “ (cash on delivery). El único riesgo que corre el vendedor en este tipo de arreglo es que el comprador pueda rehusar el embarque. Bajo estas circunstancias, el vendedor tendrá que absorber los costos de embarque. Ocasionalmente, un vendedor podrá pedir un pago antes de la entrega (CBD, cash before delivery) para evitar todo riesgo. Bajo cualquiera de estos términos, COD o CBD, el vendedor no otorga crédito. Se debe diferenciar los términos  CBD de los pagos por adelantado, que son comunes en algunas industrias Con este tipo de pagos, el comprador paga al fabricante en varias etapas de la producción antes de la entrega real del producto terminado. Puesto que grandes sumas de dineros están comprometidas cuando el trabajo se están realizando, los fabricantes de aviones piden pagos por adelantado a las líneas aéreas antes de la entrega real de los aviones.

 

Periodo Neto – Ningun Descuento en Efectivo

Cuando se extiende el crédito, el vendedor especifica el periodo permitido para el pago. El termino neto 30 indica que la factura debe pagarse en un plazo no mayor de 30 días. Si el vendedor factura sobre una base mensual, puede exigir términos como neto/15 EOM, que significa que todos los bienes enviados antes de fin de mes deben pagarse para el día 15 del mes siguiente.

Periodo Neto con Descuento en Efectivo

Además del otorgamiento de crédito, el vendedor puede ofrecer un descuento en efectivo si se paga la cuenta durante la primera parte del periodo neto. Los términos 2/10, neto 30, indican que el vendedor ofrece un descuento del 2% si la factura se paga en un plazo de 10 días; de otra manera, el comprador debe pagar la cantidad total en 30 días  Por lo general  se ofrece un descuento en efectivo como incentivo para el comprador pague pronto. Un descuento en efectivo es diferente de un descuento comercial y de un descuento por volumen. Un descuento comercial es mayor para cierta clase de clientes (es decir, los vendedores al mayoreo) que para otros (por ejemplo, vendedores al menudeo). En los grandes embarques se ofrece un descuento por volumen.

Fechas

En un negocio estatal, los vendedores a menudo utilizan fechas para alentar a los clientes a que coloquen sus órdenes antes de un periodo de grandes ventas. Un fabricante de podadoras de césped puede dar fechas estaciónales que especifiquen que cualquier envió en invierno o primavera a un distribuidor no tiene que pagarse sino hasta el verano. Las órdenes más tempranas benefician al vendedor, que puede calcular  la demanda con mayor realismo y programar su producción con mayor eficiencia. Así mismo, no tiene que almacenar un inventario de bienes terminados. El comprador tiene la ventaja de no tener que pagar los bienes sino hasta el punto máximo del periodo de venta. De acuerdo con este arreglo, el crédito se extiende por un periodo mas largo que normal.

 

 EL CRÉDITO COMERCIAL COMO MEDIO DE FINANCIAMIENTO

 Hemos visto que el crédito comercial es una fuente de fondos, porque el comprador no tiene que pagar, los bienes sino hasta después de su entrega. Si la compañía paga sus cuentas automáticamente cierto número de días después de la fecha de facturación, el crédito comercial se convierte en una fuente incorporada de financiamiento que varia con el ciclo de producción. A medida que la empresa eleva su producción y las compras correspondientes, las cuentas por pagar aumentan y proporcionan parte de los fondos necesarios para financiar el incremento en la producción. Al disminuir la producción las cuentas por pagar tiende a reducirse. Bajo estas circunstancias, el crédito comercial no es una fuente discrecional de financiamiento. Depende totalmente de los planes de compra de la empresa, los cuales, a su vez, dependen de su ciclo de producción. Al examinar el crédito comercial como fuente de financiamiento discrecional, se considerará las situaciones en las que (1) una empresa no aprovecha un descuento en efectivo, sino que paga en el último día del periodo neto, y (2) una empresa paga sus cuentas más allá del periodo neto.

 

El pago en la fecha final del vencimiento

En él supuesto que la corporación pierda un descuento en efectivo pero si paga su cuenta en la fecha final de vencimiento del periodo neto. Si no se ofrece un descuento en efectivo, no hay costo por el uso del crédito durante ese periodo. Por lo mismo, si una compañía aprovecha el descuento, no hay costo por el uso del crédito comercial durante el periodo de descuento. Si el descuento en efectivo se ofrece pero no se acepta, existe un costo de oportunidad definitivo. Si los términos de venta son 2/10, neto 30, la empresa tiene el uso de los fondos durante unos 20 días adicionales si no aprovecha del descuento en efectivo pero paga el último día del periodo neto. Para una factura de $ 100, tendría el uso de $ 98 durante 20 días. El costo anual aproximado de intereses es

 

  2             x   365 = 37.2%

  • 98                  20

En esta forma, se ve que el crédito comercial puede ser una forma muy costosa de financiamiento de corto plazo cuando se ofrece un descuento en efectivo.

 

El costo del crédito comercial se reduce al alargarse el periodo neto en relación con el periodo de descuento. Si los términos en el ejemplo anterior hubiera sido 2/10, neto 60, el costo anual de intereses habría sido

 

  2             x   365 = 14.92%

98                 50

 

Estiramiento de las cuentas por pagar

Anteriormente se ha supuesto que el pago se efectúa al final del periodo de vencimiento, sin embargo, una empresa puede posponer más allá de este periodo. A dicha postergación se le llama “estirar” las cuentas por pagar o “apoyarse en el comercio”. El costo de estirar las cuenta por pagar es doble. El costo del descuento en efectivo que se ha perdido y el posible deterioro en la clasificación de crédito.

A pesar de la posibilidad de un deterioro en la clasificación de crédito, puede ser posible detener ciertas cuentas por pagar más allá del periodo neto sin sufrir consecuencias graves. Los proveedores están en el negocio de vender bienes, y el crédito comercial puede incrementar las ventas. Un proveedor puede estar dispuesto a aceptar el estiramiento de las  cuentas por pagar, especialmente si es insignificante el riesgo de una pérdida por cuentas malas. Si las necesidades de fondos de la organización son estaciónales, los proveedores podrían no considerar en forma desfavorable el estiramiento de las cuentas por pagar durante periodos claves de necesidades, siempre que la empresa esté al corriente con el comercio durante el resto del año. Podría surgir un cargo indirecto por esta extensión de crédito en la forma de precios más elevados, posibilidad que la organización debe tomar en cuenta con cuidado el evaluar el costo de estirar las cuentas por pagar.

El estiramiento periódico y razonable de las cuentas por pagar no necesariamente es malo por sí mismo. Se le debe evaluar en forma objetiva en relación con su costo y con fuentes alternas de crédito de corto plazo. Cuando una empresa estira sus cuentas por pagar, se debe hacer un esfuerzo por mantener a los proveedores plenamente informados de la situación. Muchos proveedores permiten que una empresa estire las cuentas por pagar si ésta es honrada con el proveedor y consistente en sus pagos. En ocasiones, una empresa con requerimientos estaciónales de fondos  puede obtener una fecha estacional de un proveedor. Cuando una corporación obtiene ese tipo de fecha, no estira sus cuentas por pagar, es probable que no haya deterioro alguno si paga la cuenta en la fecha final. Al igual que antes, la compañía debe estar consciente de la probabilidad de que el proveedor cobre un precio mayor para recuperar su costo de mantener la cuenta por cobrar.

 

LAS VENTAJAS DEL CRÉDITO COMERCIAL

La empresa debe equilibrar las ventajas del crédito comercial contra el costo de prescindir de un descuento en efectivo el costo de oportunidad asociado con un deterioro posible en su clasificación de crédito si estira sus cuentas por pagar, y el posible aumento en el precio de venta que el vendedor imponga al comprador. Existen varias ventajas del crédito comercial como forma de financiamiento de corto plazo. Probablemente su mayor ventaja sea su fácil acceso. Las cuentas por pagar de la mayoría de las empresas representan una forma continua de crédito. No hay necesidad de arreglar el financiamiento formalmente; ya está allí. Si la compañía está tomando descuentos en efectivo ahora, el crédito adicional se obtiene fácilmente al no pagar las cuentas por pagar existentes hasta el final del periodo neto. No hay necesidad de negociar con el proveedor, la decisión está totalmente en manos de la compañía. Al estirar las cuentas por pagar, la empresa tendrá la necesidad, después de cierto grado de postergación, de negociar con el proveedor.

En la mayor parte de los otros tipos de financiamiento de corto plazo es necesario negociar formalmente con el acreedor acerca de los términos del préstamo. El acreedor puede imponer restricciones a la empresa y buscar que su posición esté asegurada. Las restricciones son posibles con el crédito comercial, pero no son tan probables. Con otras fuentes de financiamiento de corto plazo, podría existir un lapso de espera entre el tiempo en que sé reconocer la necesidad de fondos y el tiempo en que la organización puede conseguirlos en préstamo. El crédito comercial es una manera más flexible de financiamiento. La empresa no tiene que firmar un pagaré, hipotecar un colateral o adherirse a un programa estricto de pagos sobre el pagaré. Un proveedor ve un pago retrasado ocasional con un ojo mucho menos crítico que un banquero u otro acreedor.

 

Las ventajas de utilizar el crédito comercial se deben considerar contra su costo. Como ya hemos visto, el costo puede ser muy alto cuando se consideran todos los factores. Muchas corporaciones utilizan otras fuentes de financiamiento de corto plazo con el fin de poder aprovechar los descuentos de efectivo. Sin embargo, los ahorros en costo sobre otras formas de financiamiento deben compensar la flexibilidad y conveniencia del crédito comercial. Para determinadas empresas, no existen formas alternas de crédito de corto plazo.

¿QUIÉN PAGA EL COSTO?

 Debemos reconocer que el crédito comercial involucra un costo por el uso de los fondos con el transcurso del tiempo. Anteriormente se sobreentendía que no había un costo explícito del crédito comercial si el comprador pagaba la factura durante el periodo de descuento o durante el periodo neto, si no se concedían descuentos en efectivo. Aunque esta suposición es válida desde el punto de vista del análisis marginal, pasa por alto el hecho de que alguien tiene que pagar el costo del crédito comercial, porque el uso de los fondos a través del tiempo no es gratis. La carga puede recaer sobre el proveedor, el comprador o ambas partes. El proveedor puede pasar el costo al comprador en forma de precios más elevados.

El proveedor de un producto cuya demanda es elástica puede mostrarse renuente a incrementar sus precios y podría terminar absorbiendo la mayor parte del costo del crédito comercial. Bajo otras circunstancias, el proveedor puede pasar el costo al comprador. El comprador debe determinar quién está pagando el costo del crédito comercial. Un comprador que está cargando con el costo podría dirigirse con otro proveedor en busca de un mejor trato. El comprador debe reconocer que el costo del crédito comercial cambia con el tiempo. En periodos de tasas de interés ascendentes y escasez de dinero, los proveedores podrían elevar el precio de sus productos para darle cabida al costo creciente de las cuentas por cobrar. No se debe confundir esta alza de los precios con otras alzas ocasionadas por las cambiantes condiciones de oferta y demanda en los mercados del producto.

BIBLIOGRAFIA

Apaza Meza, Mario, ”Análisis e Interpretación de los Estados Financieros y Gestión Financiera”, 1ª edición, Lima – Perú 1999, Editorial Pacifico Editores.

Ataupillco Vera, Dante, “Nic´s, Tributario y Legal – Plan Contable”, 1ª edición, Lima – Perú 1999, Editorial Ivera Asociados.

Brealey, Richard A. y Myers Stewart C., “Principios de Finanzas Corporativas”, 2ª edición, Madrid – España 1993, Editorial McGraw-Hill Interamericana de España S.A.

De la Cruz Castro, Hugo, “Glosario Empresarial”, 1ª edición, Lima – Perú 1999, Editorial Ivera Asociados.

Horngren Charles, Foster George, Datar Srikant, “Contabilidad de Costos, un enfoque gerencial”, 8ª edición, Naucalpan de Juárez – México 1996, Editorial Prentice Hall Hispanoamérica S.A.

Van Horne, James C., “Administración Financiera”, 10ª edición, Naucalpan de Juárez – México 1997, Editorial Prentice Hall Hispanoamérica S.A.

Sobre el autor

admin administrator