ACTITUDES

Spread the love

ACTITUDES

Las Actitudes son otro tipo de “diferencias individuales” que afectan el comportamiento.
Las Actitudes son “tendencias” relativamente duraderas de sentimientos creencias y comportamientos dirigidos hacia personas, grupos, ideas, temas u objetos específicos .
Las actitudes reflejan los antecedentes y las diversas experiencias de la persona. Al igual que con el desarrollo de la personalidad, la gente importante en la vida de una persona los padres, amigos e integrantes de los grupos sociales y de trabajo tienen gran influencia sobre la formación de las actitudes. También ciertas pruebas señalan influencias genéticas en las actitudes de las personas. Se suele pensar que las actitudes se engloban en un concepto sencillo, pero las actitudes y sus efectos sobre el comportamiento llegan a ser muy complejos.
Una actitud puede definirse como una tendencia, manifestación o presentación aprendida y relativamente duradera de creencias acerca de un objeto, persona, grupo, o de una situación ,que predispone a una persona a favor de una respuesta preferida.(Rokeach 1966)
Podemos considerarlo, pues, en el más amplio sentido de la palabra, como presentaciones psicológicas de la influencia de la sociedad y la cultura sobre el individuo. En general, son inseparable del contexto social que las produce, las mantiene y las suscita en circunstancias individuales únicas.
De tal forma que, las actitudes gravitan alrededor de cada ser y de los demás; y suele manifestarse a través de los gustos, modales, moral, gestos, ademanes, mímica, etc.

ESTRUCTURA Y FUNCIONES DE LAS ACTITUDES

Una Actitud consta de:
• Un componente afectivo: Segmento emocional o de los sentimientos, sensibilidades, disposición de ánimo y emociones sobre alguna persona, idea, acontecimiento u objeto;
• Un componente cognitivo, segmento de la creencias, opiniones, conocimientos o información de la persona que muestra en sus actitudes.
• Un componente conductual o del comportamiento, o predisposición a actuar de acuerdo con una evaluación favorable o desfavorable de algo. Intencion de comportarse de cierta manera hacia alguien o algo.

Estos componentes no existen o funcionan por separado. “Una actitud representa la interacción de los sentimientos, la cognición y las tendencias del comportamiento en relación con algo”: otra persona o grupo, un acontecimiento, una idea, etc. por ejemplo, supongamos que una persona presenta una actitud intensa negativa, en relación con el uso de la energía nuclear. Durante una entrevista de trabajo con el representante de una gran empresa descubre que la compañía es un proveedor importante de equipos para producción de energía nuclear. Quizá sienta un desagrado repentino e intenso hacia el entrevistador de la compañía (el componente afectivo). Tal vez se cree una opinión negativa del entrevistador sobre la base de creencias y opiniones acerca del tipo de personas que trabajarían para una compañía de ese tipo (el componente cognitivo). Y si se siente tentado a exteriorizar un comentario desagradable al entrevistador o dar por terminada en forma brusca la entrevista (el componente del comportamiento). Sin embargo probable que el comportamiento real de la persona dependerá de varios factores, entre ellos la intensidad de su actitud hacia la energía nuclear.

Componentes y/o aspectos de las Actitudes:

Daniel Katz (1960) en lo que atañe a los componentes de las actitudes, observa que éstas se componen de los siguientes aspectos:
a) Cognitivo
b) Afectivo
c) Activo ( acción)

De ningún modo es fácil, por lo tanto formular distinciones entre creer o no creer, entre simpatizar o no simpatizar hacia algo.

El concepto de sí mismo como Actitud fundamental
Las actitudes que un individuo tiene respecto de sí se relaciona con sus propios atributos y con el modo en que estos plasmas la interacción con los otros .
Para actitudes y valores no solo se debe estar expuesto a su influencia., sino que interactua otras variables, como la motivación por identificación o estructura familiar.

La identificación
Sea cual fuere la idea de control para explicar la identificación, dos cosas parecen claras:
1. Se trata de un proceso aprendizaje; e
2. Implica necesariamente una relación de dependencia, por eventual que sea.
Sears (1960) llego a la conclusión general que la identificación obedece, en primer lugar, a la dependencia, dependencia respecto de los progenitores. Si estos suministran modelos adecuados de conducta moral, es probable que el niño incorpore ese valor y aprenda a comportarse moralmente. Este resultado se cifra en un equilibrio entre disciplina y afecto. La identificación surge inicialmente del deseo de mantenerse cerca de sí a los padres y de obtener su aprobación; mas tarde empero, adopta las propiedades de una conciencia personal. Al igual que otros hallazgos, el trabajo de Sears , rebela que a los cinco años muchos niños son ya perfectamente capaces de desarrollar cierta conciencia. Y los valores morales son un componente de la conciencia.

Estructura familiar:

Cuando el padre es una figura vigorosa y punitiba se origina a menudo una orientación persistente hacia el mundo denominado “autoritarismo”. Su valor dominante es el pode ya sea como despliegue agresivo o dócil sometimiento .
Maslow (1943) manifiesta que “ La estructura del carácter autoritario, corporiza una ideología que consibe al mundo como una jungla … en la que el brazo de cada hombre se opone de modo inevitable al de todos los demás. El mundo entero es considerado peligroso, amenazador, o por lo menos desafiando , y los seres humanos aparecen esencialmente como individuos egoístas, malvados, o necios”.

Actitudes, Cultura y /o Valores

Conclusión:
1. Es probable que una persona adulta tenga miles de creencias, centenares de actitudes, pero sólo docenas de valores. Un sistema de valores es una organización jerárquica- un ordenamiento de rangos – de ideales o valores de acuerdo a su importancia. Para una persona la verdad, la belleza y la libertad pueden estar a la cabeza de la lista, y la laboriosidad, el orden y la limpieza al final; para otra , es posible que el orden se invierta.
2. Es probable que el aprendizaje de valores que se observa en la socialización no se diferencia de la adquisición de actitudes. Lo que es más, un “sistema de valores “ personal en el sentido de un ordenamiento de valores, de hecho está determinado generalmente a partir de una medida de las actitudes.

Relación entre Actitudes y Valores

La capacidad para conformar la experiencia determina la importancia de las actitudes y valores como sistema que influyen sobre la vida humana.
Refiriéndose a este efecto dice Ralph Linton: “La conducta que no concuerda con el sistema del individuo provoca respuestas de temor, cólera o por lo menos desaprobación… Así, un individuo que ejecuta un acto contrario a uno de sus propios sistemas de valor – actitud experimentará una notable perturbación emocional antes y después de realizarlo”.

Tanto las actitudes como los valores son aprendidos en función de una reestructuración del campo psicológico este proceso es dinámico, en la medida en que unos y otros están sujetos al cambio producido por la adquisición de nueva información. Sin embargo, las actitudes parecen ser más propensas a un cambio manifiesto, aún que el valor fundamental subyacente pueda persistir. El aprendizaje puede producir, a su vez, una reestructuración de estos.

Una misma actitud puede tener origen en valores distintos para tres personas. Así como, el mismo valor puede promover actitudes conflictivas entre sí. Un actitud, a su vez , puede ser estimulada por valores diferentes , aunque con variables de intensidad.

La Consistencia entre las Actitudes:

Cabe afirmar que , en considerable medida, las actitudes existen en un bajo nivel de conciencia. A menos que las circunstancias obliguen al individuo a afrontar conflictos entre ellas, y quizás a resolverlos de lo contrario, es posible que permanezcan inadvertidas.
Un factor situacional capaz de producir una inconsistencia observable entre actitudes explícitas tiene que ver con los roles que un individuo debe asumir y que le imponen afirmar cosas distintas en diferentes ocasiones. Es decir que, un individuo diga una cosa pero haga otras. Este desacuerdo entre las actitudes y las acciones representan un tipo de inconsistencia vinculado quizás con el carácter variable de la circunstancia social.

En suma, un individuo puede o no modificar su actitud subyacente, debido a la fuerza de las circunstancias.

Sin embargo, según Milton Resenberg, formuló la siguiente posición: “Cuando los componentes cognitivos y afectivos de una actitud son consistentes entre sí, la actitud se encuentra en una condición estable. De este modo, si un individuo se ve obligado a modificar una creencia, sus sentimientos acerca del objeto de la actitud deben cambiar en concordancia”; en el sentido figurado puede entenderse del siguiente modo:

Creencia + simpatía = Sujeto honesto
CONSISTENTE
Descreencia o Incredulidad, + antipatía = Sujeto déspota

Creencia + Antipatía = Sujeto Hipócrita
INCONSISTENCIA
Descreencia o Incredulidad + Simpatía = Sujeto Hipócrita.

Actitudes y Comportamiento
¿ Hasta qué grado las actitudes predicen u ocasionan el comportamiento? Durante mucho tiempo los científicos del comportamiento creían que los comportamientos individuales estaban supeditados a las actitudes. Sin embargo, ahora existe amplia aceptación de la premisa de que con frecuencia no existe un vínculo sencillo, directo, entre las actitudes y el comportamiento. En el ejemplo anterior, relacionado con las entrevistas, la persona entrevistada tal vez tenga las opiniones, intenciones y sentimientos negativos descritos y, a pesar de ello, decidir no comportarse en forma negativa hacia el entrevistador porque:
1. La persona necesita el empleo con desesperación;
2. Las normas del comportamiento cortés pesan más que el deseo de expresar una actitud negativa;
3. La persona decide que el entrevistador es un blanco inadecuado para el comportamiento negativo;
4. La persona reconoce la posibilidad de tener información incompleta.

Con frecuencia los encuestadores y otros investigadores miden las actitudes en un intento por predecir el comportamiento posterior. Cualquiera que lo haga con frecuencia reconocerá que resulta difícil encontrar una relación entre las actitudes y el comportamiento. Sin embargo, si se observan tres principios es posible mejorar las predicciones del comportamiento a partir de las actitudes.

• Las actitudes generales pronostican mejor los comportamientos generales.
• Las actitudes específicas vaticinan mejor los comportamientos específicos.
• Mientras menor sea el tiempo que transcurre entre la medición de la actitud y el comportamiento ,más sólida será la relación entre la actitud y el comportamiento.

Por ejemplo, las actitudes generales hacia las mujeres en la administración, no son un pronóstico muy eficaz respecto a que alguien trabaje bien con una gerente, como lo son las actitudes específicas hacia el gerente en particular. Las actitudes globales hacia la religión no consisten en buenas predicciones del comportamiento específico, como sí lo son los donativos a una cierta obra de caridad relacionada con la iglesia o la observación de una fiesta religiosa específica. Sin embargo, estas actitudes globales quizá pronostiquen en forma exacta el comportamiento religioso general, como por ejemplo el nivel global de participación en las actividades de la iglesia. Es más, las actitudes cambian con el tiempo. Por lo general, mientras mayor sea el tiempo transcurrido entre la medición de una actitud y un comportamiento, con menos probabilidad la relación entre ella será fuerte. Este tercer principio lo conocen muy bien los encuestadores políticos (después de algunas vergüenzas iniciales) y por lo común tienen el cuidado de no pronosticar el comportamiento de los votantes con demasiada anticipación a una elección real. (o quizá tengan el cuidado de añadir ciertos calificativos a las encuestas publicadas, como si la elección se realizara hoy o mañana por quien votaría)

Modelo de las Intenciones de Comportamiento

Ajzen y Fishbein señalaron que centrar la atención en la “intención” específica de comportamiento de una persona provoca que cierto comportamiento sea más predecible ( y comprensible ) .
“El modelo muestra que las intenciones dependen tanto de las actitudes como de las normas con relación al comportamiento. Las normas son reglas de comportamiento, o formas adecuadas de actuar, que los integrantes de un grupo o de una sociedad aceptaron como propias. Por lo tanto, las normas imponen presiones sociales para comportarse o no de cierta manera. Si tanto las actitudes como las normas son positivas en cuanto a cierto proceder, la intención de comportarse de una persona será intensa . Si las actitudes y las normas se oponen, quizá sus fuerzas relativas determinen la intención de la persona y su comportamiento posterior.
De acuerdo con el modelo de las intenciones de comportamiento, las creencias de la persona en cuanto a comportamientos específicos afectan tanto las actitudes como las normas. En el caso de las actitudes, las creencias atañen a la relación entre el comportamiento y sus consecuencias (resultados). Las creencias en relación con las normas reflejan las percepciones de una persona en cuanto a la forma en que los demás esperan que actúe. El modelo de intenciones de comportamiento explica por qué en ciertas ocasiones la relación entre las actitudes y el comportamiento es intensa y en otras débil. Este modelo también señala otra posible explicación del comportamiento : quizá los obstáculos o las restricciones de la situación o internos, reales o imaginarios, eviten que una persona se comporte en una forma propuesta. Por ejemplo, tal vez alguien tenga la intención de realizar una tarea en forma rápida y eficiente, pero carece de la habilidad para hacerlo. Es probablemente la simple percepción o creencia de que carece de las habilidades necesarias evite que realice la tarea (lo que tiene el mismo efecto que la falta real de competencia ).Si una persona piensa renunciar, por lo general lo hace. Las relaciones actitud – comportamiento son importantes para comprender algunos aspectos del comportamiento organizacional.

ACTITUDES IMPORTANTES EN EL COMPORTAMIENTO ORGANIZACIONAL

1. Satisfacción en el trabajo
2. Involucramiento con el puesto
3. Compromiso organizacional

1. SATISFACCION EN EL TRABAJO : Se trata de la acumulación de “actitudes hacia el trabajo relacionadas entre sí que corresponden a diversos aspectos del empleo. En conclusión se refiere a la “actitud general” de una persona hacia su puesto.
Una persona con un alto nivel de satisfacción en el trabajo tiene actitudes positivas hacia el mismo; a diferencia de una persona que está insatisfecha con su puesto tendrá posibles actitudes negativas hacia él.

¿Que determina la “Satisfacción en el Trabajo”?
1. La Remuneración
2. Los Ascensos
3. La supervisión
4. El trabajo en sí
5. Los compañeros de trabajo
6. El clima organizacional.

1. La Remuneración: Recompensas equitativas ,- Los empleados desean sistema de salarios que les parezcan justos, definidos y acorde con sus expectativas- Con una retroalimentación precisa.
2. Los Asensos : Políticas de asenso justos de acuerdo a logros y metas consideradas.
3. La Supervisión : Adecuada que ayude a obtener una adecuada retroalimentación sobre qué tan bien se están desempeñando en su trabajo.
4. El Trabajo en Si : Un trabajo desafiante desde el punto de vista mental que les den oportunidades de utilizar sus habilidades y su capacidad; que le ofrezcan una variedad de tareas, y libertad de acción .
Se ha podido ver que los puestos que implican muy poco desafío causan aburrimiento; pero si excede a sus habilidades y capacidades se convierte en demasiado desafío que puede crear frustración y sentimiento de fracaso.
En condiciones de desafío moderado ,la mayoría de los empleados experimenta placer y satisfacción.
5. Los Compañeros de Trabajo: Colegas que apoye.- En el trabajo también llena a la persona la satisfacción de la necesidad de interacción social, no sólo el dinero o logros tangibles.
6. Clima Organizacional: Condiciones de trabajo que constituyen un respaldo; los empleados están preocupados con su ambiente de trabajo, tanto por su comodidad personal como porque les facilita un buen desempeño.

2. INVOLUCRAMIENTO CON EL PUESTO DE TRABAJO: Grado en que una persona se identifica con su puesto, participa entusiasta y activamente en él y considera su desempeño como algo importante para su “realización personal y su autoestima”.

3. COMPROMISO ORGANIZACIONAL: Consiste en la intensidad de la participación de un empleado y su identificación con la organización. Mientras mas intenso sea el compromiso organizacional es menos probable que el trabajador renuncie. El comportamiento organizacional va más allá de la lealtad y llega a la contribución activa en el logro de las metas de la organización. El compromiso organizacional es una actitud hacia el trabajo más amplia que la satisfacción, porque se aplica a toda la organización y no sólo al trabajo. “Porque es poco probable que los acontecimientos cotidianos hagan que esta actitud de compromiso cambie con facilidad.

¿Que determina el Compromiso Organizacional Intenso?

1. La creencia y aceptación de las metas, valores, misión y visión de la organización.
2. La disposición a realizar un esfuerzo importante en beneficio de la organización.
3. El deseo de mantenerse dentro de la organización.
4. Esta determinado en gran parte por las “características individuales” (como la personalidad y los valores) y si las experiencias de trabajo corresponden a las “expectativas”. También con el tiempo el compromiso organizacional tiende a fortalecerse porque:
*Las personas establecen vínculos más fuertes con la organización y con sus compañeros de trabajo .
*La antigüedad en el trabajo tiende a crear actitudes más positivas .
*Las oportunidades en el mercado disminuyen con la edad, esto provoca que los trabajadores se vinculen con más fuerza al empleo actual.

MEDIDAS DE LAS ACTITUDES Y ARMONIAS DE LOS GRUPOS:

1. Escala de Likert y/o Thurstone.- puede ser elaborado de acuerdo a la naturaleza de cada empresa .
2. Sociograma de moreno.- Con este sociograma se sabe si un grupo es homogéneo o heterogéneo, las características de un grupo homogéneo son:
• Ausencia de triangulación o subgrupos
• Presencia de uno o mas lideres
• Presencia de ningún sujeto aislados
El grupo heterogéneo es todo al inversa.
La armonía o desarmonía se da en los grupos en los que los individuos :
1. Son homogéneos, en el sentido de que cada uno tiene una posición similar en el grupo.
2. Cuando el grupo se subdivide en camarillas, nace conflictos y por ende, ciertos individuos (aislados) se convierte en “cabeza de turco”.
3. El o los emergentes lideres pueden armonizar o desarmonizar al grupo creándose o unión o disensiones y que de alguna manera se manifiesta actitudes en pro o contra e incidir en una moral elevada o baja.

EL SENTIDO DEL HUMOR UNA ACTITUD HUMANA

Definir lo que sea el sentido del humor no es tarea fácil. Se trata de un concepto que designa una actitud humana, un determinado talante ante la realidad en que vivimos y, por tanto n o es un simple fenómeno, un hecho que podamos aislar, analizar y catalogar al lado de otros. Si se atiende a sus manifestaciones externas de modo exclusivo o principal, puede llegarse a desvirtuar su naturaleza, y no ser capaces de entender su profundo sentido: una persona con cosquillas fáciles no es, obviamente , una persona con sentido del humor , aunque éste se encuentre muy ligado a la risa y a la sonrisa; ni tampoco un espíritu burlón es fruto del sentido del humor, sino más bien su degradación o empobrecimiento.

El sentido del humor se relaciona con rasgos tales como agudeza, finura, alegría, oportunidad, serenidad, ecuanimidad y muchos otros. Pero intentar su comprensión por medio de estos rasgos característicos puede ocultar su naturaleza en una mañana analítica de factores y sus relaciones.

Sobre el autor

admin administrator