TECNOLOGÍA DE PRODUCCIÓN OPTIMIZADA

TECNOLOGÍA DE PRODUCCIÓN OPTIMIZADA

Spread the love

 

La gestión de la tecnología en los entornos manufactureros y de servicios se esta viendo creciente y continuamente acosada por presiones competitivas mundiales.
Conceptos como CAD, CAN ó CIM Prometen menores costes, calidad superior y reducciones en el tiempo de desarrollo de nuevos productos. Sin embargo, no debería esperarse que la mera implantación de estos sistemas vaya a suponer la panacea que empresas y países buscan con ahínco. Como hemos vistos, son numerosas e importantes las limitaciones que, por el momento, presentan estos sistemas, así como la necesidad de que se produzcan cambios organizativos sustanciales que preparen y acondicionen las plantas productivas o de servicios para la implantación de las nuevas tecnologías. Dada las limitaciones mencionadas, parece lógico preguntarse cual debería ser el camino a seguir cuando se pretende adoptar la automatización. Las diferentes opciones presentan sus máximas ventajas en diferentes funciones, por lo que un primer paso debe estar encaminad a determinar las actuaciones mas eficientes en términos de costes ,puesto que la influencia de las diferentes tecnologías sobre las distintas categorías de estos también varían.

CUADRO N° 1
Conceptos y Tecnologías avanzadas para las distintas funciones del Área de Operaciones

Funciones del Área de Operaciones

Conceptos y tecnologías avanzadas aplicables

Planificación estratégica Estrategias de fabricación flexible /amortización / diseño para la diferenciación / rapidez, en el acabado y la entrega de productos/ estrategias de fabricación de alta velocidad
Ventas y cuotas de mercado Bases de datos integradas e interactivas /redes de comunicación de datos en planta y en las sedes de los clientes
Diseño del producto CAD/CAE/ simulación y animación /diseño para la fabricalidad, para el montaje y transporte automático y para alcanzar costes preestablecidos / empleo cambios de ingeniería
Diseño del Proceso CAD vinculado al diseño de equipos y procesos/ modelos de simulación FFMC y FMS.
Análisis  de capacidad y diseño de la planta o taller Algoritmos para el análisis y diseño de la distribución en la planta/ modelos de simulación / análisis de artículos por familias/ planificación informatizada de la planta.
Planificación del proceso y diseño de herramientas CAPP / GP / clasificación y codificación / base de datos de tiempos estandar.
Planificación y Programación de la producción Programación Maestra de la Producción /aislado de la producción / MRP/ MRPII / OPT/ JIT/ algoritmos de programación/ simulación/ sistemas de monitorización de plantas
Compras y Gestión de proveedores Compra automática / conexiones electrónicas con proveedores / seguimiento automático
Recepción y Procesado de pedidos Gestión de la demanda / previsión / bases de datos integradas / seguimiento de pedidos on-line en tiempo real.
Gestión de Talleres Controles de envíos y desplazamientos/ sistemas automáticos de identificación (por ejemplo: códigos de barras) recogida automáticamente de datos sobre el rendimiento del proceso conforme éste progresa/ procedimientos para la auditoria de la integridad de los datos/ programación del mantenimiento preventivo/ conceptos avanzados en medida del rendimiento
Fabricación NC / DNC / CNC/ controladores programables/ procesos automáticos/ cambio automático de herramientas / monitorizado de máquinas y herramientas/ robots/ lanzamientos rápidos
Montaje Montaje automático/ montaje robotizado/ inspección automática por etapas de montaje
Inspección, Pruebas y Control de Calidad Pruebas e inspecciones informatizadas/ sistema de diagnóstico y seguimiento de máquinas/ control estadístico de procesos (SPC) / visión automática/ controles adaptativos / inspección “sobre la marcha”
Gestión de materiales  (almacenamiento y transporte) Sistemas AS/ RS, AGVs / cintas transportadoras / robots de transporte / sistemas de la transferencia de piezas entre equipos.
Proceso de datos y comunicaciones en planta Protocolos estandarizados para la comunicación / redes de planta / EDI  / bases de datos integradas / correo electrónico, etc.

 

Los costes de un producto suelen estar compuestos en un 10 por 100 por costes directos de mano de obra, en un 35 por 100 por costes indirectos y en un 55 por 100 por costes de materiales.

De ello se desprende que los esfuerzos de la automatización deberían encaminarse hacia la reducción delos costes de las materias primas y costes indirectos.
El campo de la reducción de estos últimos es el que, tal y como ha podido irse apreciando ofrece mayores posibilidades, por lo que inversiones deberían concentrarse en aquellas tecnologías que ayuden ha reducir la carga de personal indirecto de la firma.

Cada vez que en una empresa fabril se diseña un nuevo producto o se produce un cambio en la ingeniería de alguno ya existe, se genera las siguientes actividades.

 Consulta de planos y esquemas.
 Análisis de ingeniería.
 Pruebas y simulaciones.
 Distribuciones y planta y controles .
 Nuevos planos.
 Diseños de proceso.
 Nuevos moldes, herramientas, prensas y fijaciones.
 Nuevos programas para las maquinarias.
 Nuevos procedimientos para la maquinaria.
 Control de calidad.
 Nuevas instrucciones de montaje.
 Nuevos manuales de trabajo y servicio post – venta

Todas estas actividades demandan la presencia de personal de diferentes departamentos, que precisaran semanas o meses para llevarlas a cabo; Será en la automatización de esta tarea en las que deberá concentrarse el esfuerzo inversor y organizativo.

Por lo que respecta a la automatización de los servicios, de cuya amplia utilidad y difusión hemos recibido algunas aplicaciones ilustrativas, situaciones como la del 19 de octubre de 1987, en que la bolsa de Nueva York se vio seriamente afectada por los problemas técnicos del sistema técnico del sistema automático de transacciones.

Por otra parte, el especialista cuidado con que hay que planear la introducción y funcionamiento de la informatización e integración en los servicios.

Un ejemplo, menos dramático, también evidencia esta problema, como es el caso por ejemplo de la balanzas automáticas instaladas en la zona de alimentos frescos de supermercados y grandes superficies: En algunas ocasiones los clientes “ engañan ”.

A la maquina, tecleando un articulo diferente al que en realidad se va a pesar, mientras que en otras, los clientes no pueden recordar las claves o teclas que corresponden a los diferentes productos de una misma familia. Todo ello conlleva que sea necesaria la presencia de encargados en el área o que en la caja registradora se revisen todos estos artículos, con lo cual, los beneficios de la automatización se reducen sensiblemente.

Es de esperar que conforme mas equipos de tecnología avanzada se vayan integrando en estas operaciones, los servicios se homogeneizarán pues, como ya vimos la implantación de las nuevas tecnologías requieren que las tareas a ejecutar se simplifiquen y estandaricen previamente.

La estandarización, sin embargo, podría tener consecuencias no deseadas : Desde el punto de vista de los clientes o usuarios de los servicios, estos perderán parte de su atractivo, en cuanto que no estarán diseñados ni ejecutados .a medida. Frente a este inconveniente hay que considerar la disminución de los costes de las operaciones y, consiguientemente, de los precios, así como unos nuevos servicios que, posiblemente, se adecuarán mejor a las necesidades de los clientes.

En términos generales, si el nivel de contacto directo con los clientes es elevado, la automatización no es la mejor opción, aunque esto no quiere decir que no deba ser considerada; en las operaciones bancarias, por ejemplo, una parte de ellas ha de realizarse a la vista del cliente, mientras que otras (por ejemplo: la compensación de cheques, la impresión de los estados de cuentas) pueden efectuarse automáticamente, pues el nivel de contacto directo con clientes es ínfimo y los ahorros en costes que la entidad bancaria puede lograr con la automatización son muy elevados.
Es frecuente escuchar quejas de los clientes de las entidades de servicios, para quienes la calidad y costes de éstos no han mejorado tras la automatización. Así, un servicio se califica como pobre cuando consume mucho tiempo, es ineficaz o muy caro; las nuevas tecnologías, como los cajeros automáticos, la reserva automática de billetes de avión (sistemas SABRÉ o AMADEUS), las máquinas expendedoras automáticas de bebidas, golosinas, tabaco, artículos sanitarios, etc., son normalmente rápidas y eficaces, aunque, claro está, puede haber excepciones o problemas puntuales. Con respecto a la calidad, estos equipos también pueden contribuir a mejorar la percepción de los clientes sobre la misma.

No obstante, en numerosas ocasiones, los servicios tienen que ser rediseñados para conseguir la aceptación de sus receptores, como sucedió con las primeras cajas registradoras automáticas, las cuales no incluían en los tickets de compra la descripción de los artículos adquiridos, información esencial para comprobar en restaurantes, almacenes, supermercados, etc., si la cifra cargada al cliente era la correcta.

La utilización de los códigos de barras es útil para el distribuidor, pero para el cliente es un inconveniente, en cuanto que no le proporciona una clara información sobre los precios de los artículos. Este problema puede ser solventado fácilmente colocando listados de precios en los distintos pasillos del establecimiento.

Por último, no puede olvidarse que la actitud de los clientes hacia la automatización mejorará siempre que éstos perciban una mejora en el servicio, sea ésta en tiempo, en calidad o en precios. Así, en las gasolineras norteamericanas en las que los propios clientes se sirven el combustible, el precio de éste es inferior al que podría encontrase en las gasolineras «convencionales», situación que, por el momento, no se da en nuestro país.

Para concluir, debe recalcarse que la automatización en este sector ha de tener bien presente que el usuario de los diferentes equipos y servicios no tiene por qué ser un experto en su uso, por lo que el diseño deberá efectuarse suponiendo que las condiciones más adversas se pueden presentar en cualquier momento y, en ese caso, cuya probabilidad de ocurrencia habría de ser mínima, se debería contar con un repertorio de soluciones o respuestas satisfactorias para el cliente.

Debemos recordar que:
• No todos los proyectos de automatización conducen al éxito: hay empresas que se han embarcado en la automatización y no han gestionado adecuadamente la implantación y puesta en marcha, cosechando resultados mucho peores a los que habrían conseguido si hubieran mantenido su tecnología habitual.
• Si el método de gestión de las empresas es sobre, la automatitización fracasará con la alta probabilidad. Hay operaciones Cuya automatización no está justificada económicamente.
• Algunas operaciones no se pueden automatizar debido a limitaciones técnicas.

Esto se debe ser frenar la automatización: Las compañías deben mantener actualizados sus procesos y ajustarlos conforme la tecnología avanza. De lo contrario, las empresas perderán su proposición competitiva frente a aquellas otras que hayan anticipados las ventajas estratégicas de las nuevas tecnologías y consigan, consecuentemente, los mayores beneficios.

Esta automatización está extrañamente asociada a los diferentes sistemas informatizados que se dedican a la planificación, programación y control dela producción de los cuales , MRP II es el exponente mas importante. Es conveniente hacer notar que las consideraciones económicas para la inversión en este tipo de automatización están mas vinculadas con la existencia de la área de la automatización de las plantas con las vinculadas a la automatización de la ingeniería. La rentabilidad de una inversión en un sistema MRPII, solo puede ser calculada a través de su impacto sobre el conjunto de las operaciones de la fabricación, tal y como sucede en la mayoría de los casos de la automatización de las plantas.

Las funciones integradora de la tecnología es la que proporciona la porción mas significativa de beneficios.
Un estudio detallado de estos sistemas es abordado en la segunda parte de esta obra, a la cual n remitimos. En el campo de la manufactura cuatro importantes tendencias están presionando a favor de que se alcance la mayor integración posible, los cuales son las fabricación justo a tiempo.

La fabricación integrada por el ordenador ( CIM ). Este epígrafe en la caracterización de CIM, en cuanto que es la tendencia que mas indirectamente se ve afectada por los avances de la tecnología de proceso y productos. Una diferencia importante entre los servicios y la manufactura es el mayor número de actividades involucradas en la generación de los primeros.

La falta de estandarización es, procesamiento, la razón principal de lentos progresos observado hasta ahora en la automatización de los servicios. Sin embargo la creciente flexibilidad de esta ultima está permitiendo conseguirla en ciertos campos.

1.1. La selección de la Tecnología
La selección de la tecnología y la Estrategia de Operaciones debe buscar la complementariedad entre ambas. Por desgracia, es más común de lo que sería deseable que esta selección no se efectúe atendiendo a sus repercusiones estratégicas, sino que de forma parcial y como parte de otras estrategias funcionales diferentes a la de Operaciones. Como ya se ha mencionado, la nueva tecnología no sólo ayuda a determinar la posible competencia distintiva de una firma o a la implementación de la Estrategia de empresa, sino que, además, puede cambiar por completo la estructura de un sector industrial. Es por ello que el desarrollo de la estrategia tecnológica debería prestar una especial atención a los siguientes factores:

1. Debe desarrollarse conjuntamente con las estrategias de Marketing, Operaciones, y otras áreas funcionales, pues existe una interacción clara entre las respectivas decisiones.
2. debe ser consistente con la Estrategia Empresarial, pues la elección adecuada de tecnología proporciona ventaja competitiva.
3. debe apoyar cualquier revisión futura de la Estrategia Corporativa y de la ventaja competitiva de la firma.

La Estrategia Tecnológica es básicamente un instrumento, integrado y multi-funcional, para la valoración y consideración del conjunto de posibles opciones tecnológicas de la empresa dentro de su gama actual y futura de negocio. Su gestión estratégica implica ir más allá en la anticipación del cambio tecnológico, combinando los enfoques externos y “”reactivos de los modelos de generación de escenarios y previsiones con las perspectivas internas y “proactivas” de gestión de la innovación; no consiste tanto en anticiparse al cambio señalado, como en determinar cómo puede usarse la tecnología para crear una ventaja competitiva.

Ello supone tener en cuenta el entorno de la empresa y sus propias capacidades técnicas, junto a la integración de las decisiones relacionadas con la tecnología en el proceso general de formulación de la estrategia.

Antes de seleccionar aquellas opciones a emplear y formular la estrategia las empresas debe inventariar las tecnologías que ya posee y determinar sus fortalezas y debilidades, lo cual permite evaluar las capacidades relativas existentes; puede trazarse una tipología competitiva tras analizar críticamente sus posibilidades desde el punto de vista estratégico. Por último, la consideración del ciclo de vida de las tecnologías coloca a su auditoria en una perspectiva dinámica que conduce a la elaboración de la cartera tecnológica de la empresa. A estos aspectos dedicamos los subapartados que siguen.

1.2. Inventario de los activos tecnológicos de la empresa
Cada producto incorpora un conjunto de tecnologías distintivas e identificables, cuya integración en el proceso de formulación de la estrategia requiere, precisamente, que sean identificadas todas las poseídas por una firma dada. Esta revisión le proporciona su inventario tecnológicos. Aunque este paso puede parecer obvio y de sentido común, resulta sorprendente comprobar que un número muy elevado de empresas no están al tanto de las tecnologías que poseen de otros activos tangibles y de los financiera.

Así pues, aunque los activos tecnológicos desempeñan un papel clave en la rentabilidad de la empresa, no aparecen suficientemente detallados en su balance. Esta ignorancia se debe, al hecho de que esto están integrados de la destreza y habilidades de directorios y empleados, estoes, fundidas en el capital humano, por lo que son difíciles de cuantificar. Otra dificultad añadida para realizar el inventario procede de su complejidad intrínseca. Por todas estas razones, esta tarea debe ser realizada en estrecha colaboración con las unidades que han desarrollado o utilizado las mismas.

A pesar de las dificultades señaladas, e inventarios es un elemento necesarias pero no poseen, las aplicaciones potenciales de las disponible, o la comparación d estas con sus competidores para identificar los de fases existentes o las debilidades de los diversos. No obstante, no debe ser considerado como un fin en sí mismo; su uso es muy limitado si no permite llegar a efectuar una evaluación del impacto competitivo de las diferentes tecnologías.

1.3. Caracterización de los tipos tecnológicos
Las distancias tecnológicas empleadas por una empresa no generan necesariamente el mismo impacto competitivo. El dominio de algunas de ellas es una condición para el éxito, dada sus repercusiones sobre costos y diferenciación , mientras que las contribuciones de otras puede ser menos importantes, bien por tener poca influencia los objetivos mencionados , bien por que pueden acceder a ellas todos los componentes de unas industria.

La empresa consultora Arthur D. Clasifica las tecnologías en tres grupos: Básicas ,clave y emergentes. Las básicas son las utilizadas intensivamente por la empresa, pero que están al alcance de cualquier competidor. En muchos casos, su dominio les permite conseguir una ventaja competitiva temporal , pero no sostenida. Las claves son las que, en un momento dado, ejercen el mayor impacto ; constituyen las fuerzas conductoras de la competencia y la fortaleza que las distintas firmas tienen en relación con ellas se reflejan en sus posiciones competitivas . Su dominio se convierte en una cualidad distintiva e indispensable, necesaria para aquellas entidades que quieran alcanzar el éxito en un determinado proyecto.

Por último, las tecnologías emergentes son las que se encuentran en la etapa de desarrollo y que, por el momento , no cuentan con aplicaciones sin embargo en un proyecto empresarial determinado es potencial importante y algunas podrían pasar a ser tecnologías clave , su utilización es arriesgadas por que su fiabilidad , su eficiencia y el modo en que afecta a los costes y rendimientos , marginal; Sin embargo, en futuro podrían tener un impacto potencial importante y algunas podrían pasar en ser tecnologías clave. Las características de cada tecnología depende, esencialmente, del papel que desempeña dentro de una tecnología dada pueda pertenecer indistintamente a las tres categorías señaladas en función del proyecto en el que aplique.

Sobre el autor

admin administrator