La ciudad ordenadora del espacio en el contexto de los recursos energéticos

La ciudad ordenadora del espacio en el contexto de los recursos energéticos

Spread the love

El acelerado crecimiento económico de las ciudades, generador de una mayor actividad y movilidad urbana, conduce al replanteamiento de las nuevas relaciones de circulación, a fin de aminorar los efectos negativos de la distancia y las deficiencias en la relación espacio/tiempo/consumo.

El transporte urbano juega en la mayoría de las ciudades un papel fundamental en las relaciones de conectividad fìsico/espacial. En Latinoamérica, por ejemplo, los procesos de apertura y reducción de precios de los automóviles y combustibles estimularon notablemente la propiedad individual del automóvil, lo cual unido a la precariedad del transporte público, al déficit del sistema vial y la falta de organización institucional, han hecho ineficientes la relaciones de movilidad aumentando la fragmentación, el deterioro ambiental (la congestión), los costos y los consumos. Algunas cifras indican que el transporte consume globalmente el 20% de la energía producida, de la cual entre un 60% y un 70% se usa para la movilización de personas.

La temática « ciudad ordenadora del espacio y energía » incluye, primordialmente, los aspectos siguientes:

Esquemas de ordenación que estructuren fundamentalmente la cuidad y/o traten de articular el espacio y las funciones urbanas (hábitat, trabajo, comercio, ocio).
Realización de pruebas de consumo energético y de emisiones contaminantes según las diferentes situaciones de ordenación y de desplazamiento.
La inclusión en los pliegos de condiciones de los proyectos, de un apartado sobre « eficacia energética ».
Medidas disuasorias respecto a la utilización de vehículos individuales o a favor del uso de transportes públicos.
La mejora de las condiciones de intermodalidad facilitando el paso de un modo de transporte a otro y favoreciendo la utilización de los vehículos de dos ruedas en condiciones de máxima seguridad.
Medidas que permitan encontrar fácilmente vehículos eléctricos y de gas natural.
La incidencia de los planes de ordenamiento y uso del suelo urbano en la organización del transporte y en la reducción o incremento de las demandas.
Las estrategias para la planeación y gestión de sistemas integrados de manejo del transporte público y privado.
Las opciones tecnológicas para el transporte masivo. Viabilidad técnica y económica.
Las formas de racionalizar la dotación, operación, utilización y mantenimiento de la infraestructura para el transporte motorizado y no motorizado.
Las campañas masivas de conciencización orientadas a promover el uso de medios no motorizados, el transporte colectivo en automóvil y el cumplimiento de las normativas de movilización.
Sistemas de ahorro de energía en los niveles doméstico e industrial
Sistemas tarifarios para el alumbrado público

En el seno de Eurocities se ha desarrollado la red específica « car free cities » que se encarga, principalmente, de divulgar las experiencias urbanas existentes a favor de:
La bicicleta y la marcha a pie.
La fluidez en la circulación comercial y la distribución de mercancías
La mejora de los transportes públicos
La movilidad y el uso compartido del automóvil
Los vehículos « limpios ».

Finalmente, se han puesto en marcha algunas experiencias en materia de planificación energética global urbana (por ejemplo Newcastle upon Tyne) que merecen ser divulgadas.

Hay que reseñar también la existencia de un « repertorio de problemas y de soluciones » relativo a la eficacia energética, concebido a partir de experiencias realizadas en ciudades de Francia y de Quebec, publicado en 1999 par ENERGIE-CITES y la AQME.

Sobre el autor

admin administrator