Gestión cuantitativa y cualitativa del agua.

Gestión cuantitativa y cualitativa del agua.

Spread the love

El agua es un recurso que a veces puede faltar de forma cruel y a veces puede existir en sobreabundancia.

Los responsables municipales deben ocuparse del abastecimiento de agua (potable) y, al mismo tiempo, adoptar las medidas necesarias contra las eventuales inundaciones.

La calidad del agua constituye igualmente un constante tema de preocupación en relación con el desarrollo urbano. A menudo, las ciudades constituyen, desgraciadamente, una importante fuente de contaminación de los ríos, debido, unas veces a los vertidos directos y otras, a los alcantarillados mal concebidos o ya anticuados.

Por otro lado, las plantas de depuración de aguas residuales constituyen obras relativamente complejas y costosas pero indispensables.

La Unión Europea elaboró varias directivas relativas a la calidad del agua (en función del consumo humano, la vida de los peces, el uso recreativo, etc.

En 1984, se adoptó además una directiva mediante la cual se establecían normas de emisión para los vertidos de sustancias peligrosas.

A continuación se insistió sobre las fuentes de contaminación y a este efecto se aprobaron dos directivas importantes en 1991: una relativa a los nitratos y la otra relativa al tratamiento de aguas residuales urbanas.

En 1996 la Comisión propuso un nuevo planteamiento integrado, enfocado a obtener una calidad satisfactoria del agua dulce desde esa fecha hasta finales del 2010; este planteamiento incluye normas de calidad y límites legales de vertidos en los sistemas de gestión basados en las cuencas fluviales naturales.

La Unión Europea ha suscrito, por otra parte, todas las grandes convenciones internacionales dedicadas a la protección de los mares y océanos. Varias directivas recientes vienen a reforzar la lucha contra la contaminación provocada por las embarcaciones y la lucha contra la contaminación en los puertos.

En Latinoamerica el deterioro progresivo de la calidad del agua, por sedimentos y contaminación, es un problema de alcance regional. El agua, más que ningún otro recurso, evidencia la dependencia e interrelación de los asuntos ambientales entre la ciudad, sus áreas periféricas y el sistema regional. A los efectos ambientales que generan las actividades propias de las áreas urbanas, se suman los que se generan durante el recorrido entre las fuentes hídricas y el área servida.

La topografía de América Latina, donde un alto porcentaje de la población habita las zonas montañosas, es propicia para que el vertimiento de las aguas residuales a los cuerpos de agua afecte el agua de consumo humano de otras poblaciones más bajas, generando un efecto acumulativo de los factores contaminantes. Muchos municipios intermedios evaden su responsabilidad y en últimas los costos de saneamiento recaen en el destinatario final.

Existen una serie de problemas relacionados con la gestión y el manejo del agua:

 Las tecnologías utilizadas. Muchos municipios privilegian la adopción de tecnologías de bajo costo de inversión, mantenimiento y operación, descuidando la eficiencia, y en ocasiones adquieren sistemas inadecuados.
 Utilización de sistemas de tratamiento de las aguas solamente en los puntos terminales del problema descuidando los efectos secuenciales.
 Baja cobertura de monitoreo en los procesos y falta de capacitación del recurso humano
 Desconocimiento generalizado de sistemas de reutilización de aguas servidas

Los objetivos que se espera alcanzar consideran como lineamiento de fondo la Recuperación y Preservación de las condiciones de regulación hídrica y de calidad, para satisfacer las demandas actuales y futuras del desarrollo sectorial y territorial.

Medidas de Protección
 Proteger acuíferos, humedales y otros reservorios importantes de agua.
 Proteger y recuperar las zonas de nacimiento de agua, páramos, subpáramos, estrellas hidrográficas, zonas de recarga de acuíferos, y microcuencas surtidoras de los acueductos municipales.
 Ordenar las actividades y los usos del suelo en las cuencas
 Proteger, recuperar y mejorar ambientalmente las zonas costeras y los terminales marítimos.
 Recuperar y proteger ecosistemas naturales estratégicos como manglares, praderas submarinas y arrecifes de coral.

Medidas de corrección
 Disminuir la contaminación y recuperar la calidad de las fuentes.
 Orientar un uso eficiente del agua a través de la formación de una conciencia de uso racional.
 Adoptar tecnologías y crear hábitos de consumo adecuados.
 Disminuir las emisiones que afectan la calidad del agua en la atmósfera en concordancia con la política del aire.

Medidas de control
 Desarrollar infraestructura para el almacenamiento artificial de agua, que permita regular los excesos en períodos húmedos y garantizar el suministro y distribución en períodos de déficit.
 Complementar el inventario y la evaluación nacional del recurso hídrico superficial y subterráneo, como herramienta para fijar las prioridades que permitan orientar eficientemente los recursos disponibles para el cumplimiento de los objetivos anteriores.
 Desarrollar el conocimiento y la investigación del recurso y fortalecer un sistema de información multipropósito del agua.

Algunos ejemplos de ciudades son:

 Cali, Colombia. La Comunidad como proveedora de agua potable en áreas de pobreza.
 CINARA – Centro Inter-regional para suministro de aguas y drenajes
 CINARA – Universidad del Valle
 Comayaguela Tegucigalpa, Honduras. Empoderamiento de las comunidades pobres. Manejo y suministro de agua. Servicio Nacional de Agua y Saneamiento – SANAA

Sobre el autor

admin administrator