FILOSOFÍA Y CINE

FILOSOFÍA Y CINE

Spread the love

 

Se concibe el cine sólo como un espectáculo o como mera vía de entretenimiento, idea que suele tener la persona que conoce poco el cine, y si se concibe la filosofía como una especie de arte de lo confuso y enajenación de lo simple, y por ende, algo engorroso y aburrido, idea que también sostienen los que tienen un conocimiento muy superficial de la filosofía, podría decirse, pues, que la materia de la que trata este trabajo es sencillamente la cuadratura del círculo.

Es cuestión de que el estudioso, se preocupe de investigar un poco la Historia del Cine, para que vayan surgiendo películas verdaderamente sugerentes desde un punto de vista filosófico que pueden ser utilizadas como material pedagógico, o como objeto de disfrute intelectual de manera más grata. Y seguro que es más fácil hacer el recorrido desde la Filosofía al Cine que a la inversa, pues los críticos y estudiosos de la cinematografía suelen saber poco o nada de Filosofía.

No son muchos el número de cineastas que han abordado el mundo de la Filosofía en sus obras y tampoco son muchas las películas que puedan ser tenidas en cuenta en este trabajo que reúnan un mínimo de requisitos, tales como un adecuado nivel de calidad y el tratamiento de algún tema o aspecto de la Filosofía.

 

FILOSOFIA DE ABRE LOS OJOS
«Abre los ojos», la segunda película del joven prodigio Alejandro Amenábar se ha escrito y discutido largo y tendido. La película parece haber avivado una cierta polémica entre los que asisten boquiabiertos a su pase y pretenden encontrarle tal o cual sentido henchidos de un furor intelectual sin límites y los que, mucho más críticos, la califican de pretencioso artificio, ni tan siquiera original, pues reproduce viejos esquemas de lo que podríamos llamar el subgénero de «los efectos de la manipulación del cerebro».

No pretendemos dar una definitiva solución a esta polémica, sino simplemente establecer un cierto paralelismo entre su argumento, si obviamos el trasunto de la realidad virtual, y la cuarta parte del «Discurso del Método» cartesiano: «…podemos asimismo, imaginar en sueños que tenemos otro cuerpo, y vemos otros astros y otra tierra sin que ello sea cierto, pues ¿cómo sabremos que los pensamientos que se nos ocurren durante el sueño son más falsos que los demás si con frecuencia no son menos vivos y precisos? Y por mucho que lo estudien los mejores ingenios, no creo que puedan dar ninguna razón suficiente para desvanecer esta duda sin suponer previamente la existencia de Dios».

Sólo el análisis de este texto, que muy bien podría pasar como una sinopsis del argumento de la película, podría dar lugar a un trabajo más detenido y concienzudo para establecer el paralelismo mencionado. Pero es que, además, en distintos personajes y situaciones pueden verse, con cierta facilidad, los conceptos claves del racionalismo de Descartes: la duda metódica, el «genio maligno», el «cogito, ergo sum», la realidad del mundo, la libertad, la necesidad lógica y ontológica de Dios, etc.

 

FILOSOFÍA EN THE MATRIZ
La trilogía Matrix tiene una fuerte base filosófica y cultural.
 EL PROBLEMA DE LO REAL (The Matrix): Platón, Descartes y Hilary Putnam.
 EL PROBLEMA DE LA LIBERTAD (Reloaded y Revolutions): El existencialismo de J. P. Sartre y Simone de Beauvoir.

 

PLATÓN Y EL MITO DE LA CAVERNA
El mito de la caverna de Platón es uno de los puntos importantes a la hora de desentrañar Matrix. En él se narra cómo unos esclavos viven en una cueva creyendo que lo que ven (unas sombras proyectadas en una pared) es la realidad cuando lo cierto es que viven engañados. Pero uno de ellos escapará y verá la luz del sol, entonces volverá para rescatar a los otros, pese a que corra el riesgo de que lo maten por no creerle.

Y eso le ocurre a la humanidad. Esa es la verdad, como dice Morfeo: Eres un esclavo, Neo. Igual que los demás, naciste en cautiverio. Naciste en una prisión que no puedes ni oler ni saborear ni tocar. Una prisión para tu mente.

Pero Neo es el esclavo que saldrá de la caverna y rescatará a sus compañeros. De todos modos, Morfeo le advierte del peligro: Son las mentes de los mismos que intentamos salvar. Pero hasta que no lo hagamos, siguen formando parte de ese sistema y eso hace que sean nuestros enemigos. Tienes que entender que la mayoría ellos no están preparados para ser desenchufados. Y muchos están tan habituados, dependen tan absolutamente del sistema, que lucharían para protegerlo.

 

DESCARTES Y EL PROBLEMA DE LO REAL
Como hemos dicho más arriba, el tema filosófico por excelencia en la película The Matrix es el problema de lo real. Así lo expresa Morfeo: ¿Qué es real? ¿De qué modo definirías real? Si te refieres a lo que puedes sentir, a lo que puedes oler, a lo que puedes saborear y ver, lo real podría ser señales eléctricas interpretadas por tu cerebro. Hay muchos filósofos que se han planteado este asunto, pero sin duda es René Descartes el que más puntos de unión guarda con la película. La pregunta clave es: ¿cómo distingo la realidad de los sueños? Descartes vivió atormentado con esta cuestión:

¡Cuántas veces me ha sucedido soñar de noche que estaba en este mismo sitio, vestido, sentado junto al fuego, estando en realidad desnudo y metido en la cama! De ahí derivó su duda metódica y así llegó su ya famoso Cogito, ergo sum (Pienso, luego existo). En su Discurso del método, intentó resolver el problema poniendo en duda todo cuanto conocía: Considerando que todos los pensamientos que nos vienen estando despiertos pueden también ocurrírsenos durante el sueño, sin que ninguno entonces sea verdadero, resolví fingir que todas las cosas que hasta entonces habían entrado en mi espíritu no eran más verdaderas que las ilusiones de mis sueños.

En efecto, Matrix se plantea también esa duda entre la realidad y la ficción. El papel de Descartes lo interpreta Neo, a quien le atormenta la misma sensación. Así se lo expone a su colega Choi en una de las primeras secuencias del film: ¿Alguna vez has tenido la sensación de no saber con seguridad si sueñas o estás despierto?

Morfeo también pone el dedo en la llaga y le pregunta a Neo acerca de ese tema: ¿Alguna vez has tenido un sueño, Neo, que pareciese muy real? ¿Qué ocurriría si no pudieras despertar de ese sueño?, ¿cómo distinguirías el mundo de los sueños de la realidad? Pensó este filósofo que, una vez planteada la hipótesis de que había sido engañado, no podía haber sido Dios quien hubiese perpetrado el engaño, sino el genio maligno: Supondré, pues, no que Dios, que es la fuente suprema de la verdad, me engaña, sino que cierto genio o espíritu maligno, no menos astuto y burlador que poderoso, ha puesto su industria toda en engañarme (…) Por lo cual, con gran cuidado procuraré no dar crédito a ninguna falsedad , y prepararé mi ingenio tan bien contra las astucias de ese gran burlador, que, por muy poderoso que sea, nunca podrá imponerme nada.

 

 

ABRE LOS  OJOS

MATRIX

  • Combina psicoanálisis y realidad virtual,
  • Combina el suspenso y fantasía surrealista.
  • Es una atractiva cinta de suspenso que mezcla el saludo a Hitchcock.
  • Con la aclimatación al imaginario personal de temas recurrentes en el cine actual, el poder cibernético, la enajenación del individuo en una tecnología que lo rebasa y somete, «el empalme entre la vida real y la virtual».
  • Con una estructura narrativa eficaz que permite al espectador seguir, sin mayores tropiezos, las peripecias del protagonista en una historia siempre desconcertante.
  • Las  influencias están relacionadas con Platón y Descartes.
  • El planteamiento de Descartes en el que enuncia que podría existir un duende maligno que alterase su percepción cobra todo el sentido en el ámbito de la realidad virtual.
  • Heráclito de Éfeso ya enunció en el siglo VI a.C. la famosa distinción entre aquellos que, despiertos, parecen dormir; y los que están despiertos realmente y pueden comprender su logos (discurso).
  • Matrix presenta un interesante conflicto entre destino y libertad, que resuelve de una forma original y ambigua.
  • En la forma, The Matrix tiene influencias del budismo y la filosofía zen.
  • La mayoría se expresan en forma de máximas pronunciadas por Morfeo: «No es lo mismo conocer el camino que atravesar el camino», «No pienses que lo eres, sabes que lo eres», etc.

PUNTO DE VISTA
ABRE LOS OJOS.
Es un thiller de ciencia ficción que abunda en las posibilidades ofertadas por la realidad virtual, utilizada para establecer un recorrido por las peculiaridades psicológicas de un personaje afortunado en la vida, que verá como su trastoque estético, su existencia se verá inmersa en una espiral de locura y pesadilla.

La importancia de la apariencia de una sociedad que premia el valor físico y degrada al diferente, la futilidad vital, la alucinación amorosa, el narcisismo y la dificultad de acomodar nuestra realidad a los deseos, son algunos temas de este título de desordenado desarrollo, una parte final un tanto simplona, acomodada por regulares pistas (que contrasta con la complejidad del proyecto), escasa incisión en sus caracteres y alguna situación incongruente con las normas oníricas propuestas, pero interesante por su atmósfera enrarecida, su aceptable manejo del suspense y su indudable talento narrativo.

La trama, llena de suspense, posee un increíble guión que mantiene al espectador con una tensión extrema hasta su desenlace, donde las piezas de un puzzle desconcertante comienzan a encajar perfectamente. Lo que hace que esta trama sea una joya del séptimo arte, que juega con el espectador a cada momento, haciéndole partícipe de ella y creándole el mismo desconcierto que sufre el personaje.
Sin ninguna duda, es como uno de los guiones más ingeniosos de toda la historia del cine, donde se confunde lo real con lo imaginario, el sueño con a vigilia, todo ello construido con una maestría absoluta a lo largo de toda la historia

MATRIX .
Matrix es una mentira, y esa mentira ha sido creada por las máquinas, ellas son el genio maligno, las que han puesto toda su industria en engañar a la humanidad. ¿Qué hacer? Dice Descartes que no dar crédito a ninguna falsedad y preparar el ingenio para ello. En efecto, en Matrix, cualquiera que sea desconcetado, incluido Neo, ha de pasar por una serie de entrenamientos iniciáticos que tienen lugar gracias a programas informáticos creados para tal efecto. El objetivo de esos programas es hacer que el recién llegado se acostumbre a pensar que lo que ve no es real y que, si es consciente de ello, podrá subvertir las leyes físicas y realizar verdaderos milagros

El esclavo es Neo, un programador informático que cree estar viendo la realidad, pero que descubre que estaba equivocado. Cuando despierte de su sueño, aparecerá en el mundo real, le dolerán los ojos pero se irá acostumbrando. Irá aprendiendo y progresando en el conocimiento, y finalmente será capaz de ver la luz de la verdad. Entonces, como el rey-filósofo, se convertirá en El elegido, el que deberá liderar a la humanidad, al igual que en Abre los ojos, se expone de forma clara y concisa que se pueden llegar a vivir otras realidades, de una forma no tan ficticia como se expone en Matrix. En Matrix es muy importante ser consciente de que cualquier humano puede albergar dentro de sí a una máquina, para ello está diseñado el programa de la mujer de rojo, donde Morfeo dice: cualquiera, que no desenchufemos puede ser un agente. Dentro de Matrix pueden serlo todos o ninguno.

Sobre el autor

admin administrator