EL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO Y LAS TEORÍAS EPISTEMOLÓGICAS DEL CONOCIMIENTO ORDINARIO AL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO

EL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO Y LAS TEORÍAS EPISTEMOLÓGICAS DEL CONOCIMIENTO ORDINARIO AL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO

Spread the love

Conocimiento ordinario y conocimiento científico

Existen diferencias y semejanzas. El conocimiento científico es el resultado de la investigación científica. El conocimiento ordinario o común es el resultado de la vida cotidiana, fundamentalmente de la experiencia común. Las diferencias que se pueden establecer son:

Diferencias:
1. El conocimiento científico es objetivo; el conocimiento ordinario también lo es, pero en menor grado. La objetividad de las proposiciones científicas reside en que son comprobables por cualquier persona. Esta íntersubjetividad es intercomunicabilidad de las pruebas de las proposiciones verdaderas.

2. El conocimiento científico es riguroso, exacto, mientras que el conocimiento ordinario no lo es. Esto es porque el C. C. tiene precisión terminológica. Por ejemplo, los términos “dureza” y “pesado” usados en la ciencia adquieren un rigor que demanda escalas de dureza al clasificar materiales como el talco y el diamante, mientras que usados en el lenguaje ordinario no se demanda tal cosa, bastando la experiencia familiar que se tiene con las cosas

3. El conocimiento científico es sistemático; el conocimiento ordinario no lo es. En la ciencia se forman sistemas en base a las teorías científicas; éstas explican por lo general innumerables hechos. Por ejemplo: la teoría de la gravitación universal de Newton hizo posible explicar la caída de los cuerpos y la órbita de los planetas. En el conocimiento ordinario se carece de integración en torno a teorías, pero no por eso pierden su utilidad en la vida cotidiana.

4. El conocimiento científico está fundamentado empíricamente, lo mismo que el ordinario. Aquí la diferencia es de grado. Las teorías y leyes científicas están respaldadas en última instancia por observaciones, mediciones o experimentos. La repetibilidad de estos experimentos están en juego permanentemente en el C. C. El conocimiento ordinario en cambio se sustenta en la experiencia personal y colectiva en la que no se necesita mayor precisión específica.

5. El conocimiento científico es consistente; trata de excluir toda contradicción posible. Donde no hay sistemas, como en el caso del conocimiento ordinario, las contradicciones son difíciles de advertir. La experiencia y práctica personal, familiar y colectiva no es suficiente para detectar contradicciones.

6. El conocimiento científico es metódico, es decir, se obtiene por medio de un método. La especificación de problemas, el planteamiento de hipótesis y la contrastación empírica de las mismas son pasos necesarios en el C. C. La acumulación del conocimiento ordinario, en cambio, se produce lentamente sin que se pueda plantear distinciones en etapas.

Qué es la epistemología
Del griego Episteme, conocimiento o ciencia, y Logos, teoría o estudio. Etimológicamente significa «estudio del conocimiento», o «estudio de la ciencia», y puede entenderse como la rama de la filosofía que estudia la ciencia y el conocimiento científico, como objeto propio de estudio, por lo que se identifica con lo que, sobre todo en países de influencia anglosajona, se llama más adecuadamente «filosofía de la ciencia».

Teorías epistemológicas más importantes
• Inducción
• Deducción
• Falsabilidad
• Convencionalismo
• Anarquismo epistemológico

Inducción
Proceso en el que se razona desde lo particular hasta lo general, al contrario que con la deducción. La base de la inducción es la suposición de que si algo es cierto en algunas ocasiones también lo es en situaciones similares aunque no se hayan observado. La probabilidad de acierto depende del número de fenómenos observados. Ejemplo:

El 95 por ciento de los italianos son católicos
Ana es italiana,
Ana es católica

Deducción
• Forma de razonamiento donde se infiere una conclusión a partir de una o varias premisas. En la argumentación deductiva válida la conclusión debe ser verdadera si todas las premisas son asimismo verdaderas. Así por ejemplo, si se afirma que todos los seres humanos cuentan con una cabeza y dos brazos y que Juan es un ser humano, en buena lógica entonces se puede concluir que Juan debe tener una cabeza y dos brazos.

Falsabilidad
Concepto acuñado por el filósofo Karl Raimund Popper, que designa la posibilidad que tiene una teoría de ser desmentida, falseada o ‘falsada’ por un hecho determinado o por algún enunciado que pueda deducirse de esa teoría y no pueda ser verificable empleando dicha teoría. Así, en lugar de verificar inductivamente una teoría, lo que se intenta es mantenerla a salvo de las posibilidades que esta teoría tiene de ser falseada.

Convencionalismo
En general, es el punto de vista de que la verdad no consiste más que en una convención, en una selección arbitraria, aunque razonable, de axiomas y principios. De manera más específica, es el punto de vista en filosofía de la ciencia sostenido por H. Poincaré, para quien «la ciencia consiste sólo en convenciones», y las leyes científicas no son más que convenciones o definiciones disfrazadas, por lo que una y otras nada tienen que ver con la verdad sino sólo con el consenso, la utilidad, la conveniencia o la comodidad.

Anarquismo epistemológico
Postura epistemológica defendida por Paul K. Feyerabend y provocadoramente expuesta en su obra Contra el método. Esquema de una teoría anarquista del conocimiento (1970), donde sostiene que el anarquismo puede ser una «base excelente» para la epistemología y la filosofía de la ciencia. Según este autor, se puede decir que todas las reglas metodológicas han sido alguna vez incumplidas con éxito en la historia de la ciencia y que ni siquiera puede afirmarse que las teorías se acepten o rechacen de acuerdo con los hechos según establece el principio de confirmación; en ciencia debe valer (metodológicamente) todo y no es posible justificar una teoría más que comparándola con otras.

Paradigma científico
• Es la noción central de la filosofía de la ciencia de Th. Kuhn, tal como la desarrolla en su obra “La estructura de las revoluciones científicas” (1962). La ciencia no es meramente un sistema teórico de enunciados que se desarrollan en la mente de los individuos que se dedican a ella, sino que es una actividad que lleva a cabo una comunidad de científicos, en una época determinada de la historia y en condiciones sociales concretas. El desarrollo histórico de la ciencia supone la existencia de un «paradigma», que Kuhn define como un conjunto de creencias, valores y técnicas compartidos por una comunidad científica.

Cambio de paradigma
En terminología de Th.S. Kuhn, la que desarrolla una comunidad científica en la época en que, debido a la presencia de anomalías en la investigación que el paradigma no puede solucionar, se inicia un período de ruptura y crisis, que lleva a la constitución de nuevas teorías y, finalmente, a un nuevo paradigma. Es una época de desarrollo científico de crecimiento rápido, y no acumulativo; se le llama revolucionario, porque supone una ruptura con el desarrollo científico anterior, así como la sustitución de un paradigma por otro y la incompatibilidad subsiguiente entre paradigmas (incomensurabilidad). Todo ello acarrea una nueva forma de visión del mundo, o un cambio de concepto del mundo.

Sobre el autor

admin administrator