DESARROLLO PERSONAL Y PROFESIONAL

DESARROLLO PERSONAL Y PROFESIONAL

Spread the love

 

La ética en el Perú y el Mundo el día de hoy

La ética en el Perú surge como un compromiso ético del Grupo de Trabajo de Iniciativa Nacional Anticorrupción (INA), conformado mediante Resolución Suprema N° 160-2001-JUS del 11 de abril del 2001, convencido de que el Perú ha iniciado una etapa de restauración democrática que exige acciones eficaces contra la impunidad, invita a los candidatos presidenciales, a los congresistas electos y a los partidos políticos a pronunciarse sobre la propuesta de un Compromiso ético por el Perú para garantizar el éxito en la lucha contra la corrupción. Asimismo, convoca a los representantes de la sociedad civil a participar en su debate y enriquecimiento.

Institucionalizar la lucha contra la corrupción
 Encomendando a un Organismo Nacional que lidere la lucha contra la corrupción.
 Garantizando la independencia y equilibrio de los poderes del Estado y de los órganos de carácter constitucional, y de la plena autonomía del Poder Judicial y del Ministerio Público asegurando una justicia para todos.
 Fortaleciendo el sistema nacional de control, garantizando el nombramiento del Contralor General de la República por mayoría calificada del Congreso de la República.
 Otorgando a la oposición la potestad de designar la Presidencia de la Comisión de Fiscalización del Congreso.
 Manteniendo las actividades de la Procuraduría Ad Hoc en las investigaciones y procesos contra la corrupción.

Promover la ética pública
 Adoptando un código de ética para el cumplimiento diligente de las obligaciones y responsabilidades de la función pública y de sus asesores, previniendo el conflicto de intereses, sancionando el uso indebido de información privilegiada, exigiendo la utilización adecuada de los recursos públicos y estableciendo la obligación de comunicar los casos de corrupción.
 Alentando el desarrollo de una cultura anticorrupción que –a través de programas escolarizados, no escolarizados y de especialización- promueva la ética y la probidad públicas.
 Fomentando una cultura de valores éticos que fortalezca el cumplimiento de las normas, la revalorización de la función pública y la difusión de los valores que sustentan la institucionalidad democrática, a través de los centros educativos y medios de comunicación públicos y privados.

Garantizar la transparencia y la rendición de cuentas
 Reforzando los mecanismos de transparencia en la gestión pública, garantizando el acceso a la información del presupuesto y su ejecución en cada dependencia.
 Difundiendo los planes de trabajo y las evaluaciones de su cumplimiento sobre la base de estándares de gestión y el logro de resultados.
 Asegurando una gestión pública transparente de los órganos recaudadores de ingresos fiscales (Sunat y Aduanas) y de la Superintendencia de Banca y Seguros.
 Fortaleciendo los mecanismos de acceso competitivo de los proveedores del Estado a través de compromisos de probidad y transparencia entre las entidades contratantes y los contratados, que se sustenten en la ética y la competencia leal. Adicionalmente, informar a los gremios empresariales y a los colegios profesionales los resultados de las licitaciones de compra de bienes y/o servicios efectuados por las entidades públicas.
 Superando la cultura del secreto en el ámbito público, incluidas las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, mediante la eficaz aplicación de mecanismos de control periódico.

Fomentar la vigilancia ciudadana
 Reconociendo las iniciativas de la sociedad civil en materia de vigilancia ciudadana sobre la gestión pública, para lograr su efectiva fiscalización y el afianzamiento de la ética pública.
 Promoviendo los espacios de concertación en materia de lucha anticorrupción que los diferentes sectores de la sociedad civil señalen como prioritarios.
 Estableciendo mecanismos accesibles y sencillos que posibiliten a los ciudadanos la denuncia, con las garantías del caso, de los actos de corrupción detectados.

Ética y transparencia para el desarrollo
Algunas de las repercusiones más negativas del sistema político de nuestro país es la pérdida de confianza, el debilitamiento y fractura de la cohesión social. Esta situación se resume en lo que algunos analistas denominan “pérdida de capital social”.
La convivencia social en cualquier ámbito exige de los participantes que sus acciones estén guiadas por valores y principios éticos.

Promover un comportamiento de los actores sociales, donde sus actitudes estén guiadas por la ética, la disposición a informar transparentemente, a rendir cuentas y ser sujetos a control social, actitudes que contribuirían a la legitimación permanente de sus acciones.

 Valores éticos y democráticos.
 Eficacia en la comunicación interactiva entre los actores: capacidad de generar credibilidad y compromiso.
 Mecanismos de rendición de cuentas.
 Tecnología informática en la comunicación y transparencia.

Sobre el autor

admin administrator