Definición de ética. Métodos de estudio

Definición de ética. Métodos de estudio

Spread the love

La ética es una disciplina práctica1, que intenta ayudar a decidir la forma en que se debe actuar, no sólo enfocado al logro de un objetivo u objetivos determinados, sino de una manera integral y sistémica2.
Para algunos autores, el enfoque de la ética es determinar, ¿cómo comportarnos? a fin de asegurar nuestra realización personal, el vivir una vida buena, floreciente, que valga la pena, digna de vivirse. La ética también tiene que considerar cuáles son los fines que vale la pena perseguir, y bajo qué condiciones perseguirlos.
El propósito de la ética es:
«Primero que nada, la búsqueda y comprensión de la buena vida, el vivir bien, la vida digna de vivirse. En gran parte, es cuestión de perspectiva: es poner toda actividad y meta en su lugar, es saber qué vale la pena hacer y qué no vale la pena hacer, es saber qué vale la pena querer y tener, y qué no vale la pena querer y tener… También, dentro del ámbito de los negocios, es tener en mente qué es lo importante y esencial en última instancia, y qué no lo es, qué sirve al conjunto de las metas de nuestra carrera y qué no, qué es parte del negocio y qué está prohibido en el negocio, incluso cuando está en juego el incremento de las utilidades, la medida más evidente del éxito en los negocios.»
Definitivamente, la ética ayuda a decidir cómo debemos actuar, pero resulta importante esclarecer la forma en que lo hace. La ética no proporciona un conjunto de reglas que permitan saber qué hacer exactamente en cada situación concreta (en contraposición a qué no hacer), pues en cada situación hay muchos factores de importancia que se deben considerar. Sin embargo, resulta posible enseñar principios generales, entrenar a una persona a reconocer los escollos más comunes, exponerla a las principales lecciones que la experiencia ha enseñado a nuestros predecesores. Pero, a fin de cuentas, no hay manera de evitar que la persona que se enfrenta al problema valore la situación tal como se presenta, aquí y ahora, y actúe en consonancia con la constelación de factores presentes en ese momento, aunque las definiciones teóricas pueden señalarnos el camino adecuado a tomar.
Podemos asociar el concepto de ética a los atributos siguientes:
– Constituye un modo de pensar, de conocer el mundo interno y externo, hacer de la vida una forma de existencia de conformidad a las capacidades y facultades del ser humano.
– Nos identifica como humanos; contrapone la razón y la emoción.
– Una manera, un modo, una forma de expresar nuestros pensamientos, ideas, análisis.
– Es la base de toda acción.
– Como forma de pensar tiene un grado relativo de importancia, es necesario pero no es suficiente para la vida humana.
– Se determinará lo bueno, lo honesto, la distinción entre el bien y el mal.
– Actuar con inteligencia (en contraposición a dejarse llevar por impulsos y emociones).
– Tomar en cuenta los intereses de los demás (en contraposición a actuar de manera puramente egoísta).

Sobre el autor

admin administrator