PROGRAMAS DE AUDITORIA

PROGRAMAS DE AUDITORIA

Spread the love

Propósitos del programa
El planeamiento se condensa o concretiza en el programa de auditoria, el mismo que se ira reajustando o graduando durante el proceso de trabajo de campo de acuerdo a las circunstancias, por lo que, puede inferirse que el programa de auditoria cumple dos propósitos fundamentales:

(a) Servir como guía de orientación, a través de procedimientos mismos para ser aplicados durante el desarrollo de la auditoría; y,
(b) Servir como un registro de control de la labor realizada, evitando así omitir algún procedimiento importante.

Por lo tanto, elaborar un programa implica seleccionar una serie de procedimientos de auditoría (basada en la información obtenida previamente), con la finalidad de obtener la evidencia suficiente y competente sobre los elementos que conforma el panorama de los estados financieros, que nos permita emitir opinión profesional sobre su razonabilidad; es decir, si dichos estados financieros presentan o no razonablemente la situación financiera de la empresa y los resultados de sus operaciones por el ejercicio examinado. Por tal razón, es necesario que el auditor tenga un pleno conocimiento sobre las técnicas y procedimientos de auditoría, así como sobre el manejo de los papeles de trabajo.

Al respecto, cabe resaltar que la efectividad de un programa depende principalmente de la información que se tenga de la empresa y del criterio del auditor, quién basado en su madurez de juicio, producto de su capacidad y experiencia, decidirá los procedimientos a seguir y el alcance que dará a los mismo, para lo cual, tendrá en consideración la eficiencia del control interno y principalmente la estrategia.

De otro lado, si bien es cierto, que en la práctica es recomendable aplicar el plagio en la elaboración de programas, también es cierto, que cuando se hace mal uso de ello, se cae peligrosamente en la ineficacia, ya que cada vez desarrollamos menos nuestro criterio; mas aún, si se tiene en cuenta que las circunstancias cambian de un momento a otro; y a veces en una misma empresa; y con mayor razón será entre diversas empresas por las características especiales que cada una conlleva.

Igualmente, es pertinente recordar que el programa de auditoría constituye uno de los documentos mas importantes dentro del proceso de la auditoría, no solamente porque señala los procedimientos a seguir en cada una de sus fases, sinó también porque es el papel de trabajo donde consta con toda precisión la labor realizada por los auditores. Con tal fin, cada vez que culmine la aplicación de algún procedimiento, el auditor anotará sus iniciales, referenciando los papeles de trabajo específicos donde se sustenta; asimismo, anotará sus iniciales del auditor que supervisa el trabajo.

En consecuencia, a medida que se van terminando las diversas etapas de la auditoría, el programa se va constituyendo en un documento sumamente valioso, donde se deja constancia no solo del alcance de la revisión proyectada, sinó también del trabajo efectivamente realizado.

Flexibilidad del programa de auditoría
El programa de auditoría, debe considerarse como un instrumento flexible; es decir, que puede reajustarse de acuerdo a las situaciones y circunstancias que se presenten en el campo. Las circunstancias cambian de un momento a otro; por lo tanto, lo que originalmente se consideró en la etapa de planeamiento puede sufrir cambios, ya sea por que se han encontrado mejoras en el control interno y requerimos reducir el tamaño de las pruebas, o porque se ha suscitado cambios en el tratamiento contable, cambios en la política de ventas, créditos y cobranzas, etc, donde tenemos que modificarla naturaleza del procedimiento o ampliarlo.

Responsabilidad
En una organización donde exista los niveles de gerente de auditoría, supervisor, auditor-jefe de comisión o encargado y asistentes de auditoría, podría inferirse que la responsabilidad de funciones respecto al programa, recae principalmente en los tres primeros niveles de la siguiente manera:

• Auditor jefe de comisión o encargado, responsable de la elaboración, coordinación y ejecución del programa.
• Supervisor, responsable de la revisión y supervisión
• Gerente de auditoría, responsable de su aprobación.

En todo caso, conviene recalcar que teniendo en consideración que gran parte de la labor recae sobre el jefe de comisión o encargado, éste debe gozar de las suficientes facultades para que teniendo en cuenta el objeto y alcance de la auditoría, pueda manejado con toda libertad y flexibilidad coordinando cualquier variación con el auditor supervisor.

Contenido del programa
El programa de auditoría contiene básicamente un listado de procedimientos de auditoría, el cual deberá seguir en lo posible un orden lógico en cuanto a los rubros del balance o estado de ganancias y pérdidas, no significando necesariamente ésto el orden de importancia, ni la oportunidad en que se aplicara el procedimiento, ya que tales aspectos lo determinara el auditor encargado de acuerdo a su criterio profesional; sin embargo, cabe señalar que en todo programa antes de describir los procedimientos debera fijarse los objetivos básicos para el examen de cada cuenta o área.

El programa en su estructura contendrá en la parte superior, el nombre de la entidad a examinarse, período del examen, cuenta o rubro; asimismo 4 columnas, la primera para describir el procedimiento, la segunda para referenciar los papeles de trabajo, la tercera para las iniciales del auditor que aplique el procedimiento y la cuarta para indicar la fecha en que se termina de aplicar el procedimiento.

Sobre el autor

admin administrator