ORDENAMIENTO SOCIAL ECONÓMICO

ORDENAMIENTO SOCIAL ECONÓMICO

Spread the love

GENERALIDADES
Con el triunfo en la Batalla de Ayacucho, Bolívar fue recibido como si fuera un rey o un emperador, habían quienes creían (o fingían creer) que era un enviado de la providencia y que sin Bolívar el destino histórico del Perú hubiese quedado trunco, uno de ellos fue el canónigo peruano Choquehuanca, quien dijo:

 

«Quiso Dios formar de salvajes un imperio y creó a Manco Cápac, pecó su raza y envió a Pizarro, después de tres siglos de expiación se ha apiadado de nosotros y os ha enviado a vos para liberar un continente entero. Para que alguien los igualara sería necesario que hubiese otro mundo por libertar. Vuestra gloria crecer con los siglos como crece la sombra cuando el sol declina».

 

El congreso peruano prorrogó las facultades dictatoriales de Bolívar y le concedió 2’000,0000 de pesos en pago de los cuales se le dio en propiedad una hacienda en Chancay que había sido de los jesuitas. Bolívar después de Ayacucho, ejercería su presencia en el Perú aproximadamente dos años hasta su salida del país en setiembre de 1826. Durante ese corto tiempo fueron adoptadas medidas fundamentales para el posterior desarrollo político del Perú y del resto de América, como:

1) Organización interna administrativa del Perú.
2) Convocatoria al congreso de Panamá.
3) Creación de Bolivia.
4) Constitución vitalicia.

Para la organización administrativa Bolívar mantuvo en orden interno las divisiones administrativas en departamentos herederos de las antiguas intendencias, pero al mismo tiempo impulsó la regionalización al crear distritos judiciales bajo la dirección de Cortes Superiores en Trujillo y Arequipa, procuró también fortalecer el poder civil del estado frente a la iglesia al suprimir conventos y designar prelados para las sedes de Lima, Trujillo, Ayacucho y Maynas.

 

En el orden económico quiso alentar el desarrollo del país en una dirección «moderada», abierta al capitalismo europeo en desarrollo a través de medidas diversas. Para mejorar la posición fiscal solicitó un empréstito en Inglaterra, reorganizó las rentas de aduana y ejecutó algunos secuestros contra españoles. Para disminuir en parte las deudas públicas y alentar el ingreso de capital extranjero, Bolívar autorizó también las ventas de las minas de propiedad del Estado, mantuvo el tributo indígena bajo otro nombre y creó también una contribución llamada de castas para todos los demás peruanos, en la práctica sin embargo quienes más pagaban eran los indios.

 

Bolívar estaba convencido de que los países independientes de la América Española debían mantenerse unidos aún en el caso en que no llegaran a formar un solo Estado, ante tal razón convocó a un Congreso el 7 de diciembre de 1824, dos días antes incluso de ganar la batalla de Ayacucho, el cual debía de realizarse en Panamá y era una respuesta continental Americana a la Santa Alianza Europea nacida después de la derrota de Napoleón. El Congreso no tuvo el éxito que Bolívar esperaba porque no concurrieron ni Chile ni Argentina que temían la influencia de Bolívar, ni tampoco Bolivia. Asistieron solo Perú, Colombia (ambos dentro de la órbita de influencia Bolivariana), México, Guatemala y la representación tardía de los Estados Unidos y dos agentes observadores de Inglaterra y Holanda. Con estas limitaciones se realizaron las diez conferencias de Panamá en menos de un mes (22 de junio – 15 de julio de 1826), luego el congreso de Panamá se convirtió en la reunión de Tacubaya (México) donde ya no acudieron representantes peruanos. El congreso adoptó decisiones importantes sobre dos puntos:
1. Confederación de las repúblicas.
2. Defensa militar mutua.

Los países asistentes se comprometieron a la defensa común contra cualquier intervención extranjera mediante un ejército de 60,000 hombres, señalándose inclusive cuales eran las obligaciones que correspondían a cada nuevo Estado Americano, tomándose como base la población de cada país. Al Perú además le encomendaron desde el punto de vista naval la defensa del Pacífico Sudamericano.

MEXICO : 32,750 HOMBRES
COLOMBIA : 15,250 HOMBRES
CENTROAMERICA : 6,750 HOMBRES
PERU : 5,250 HOMBRES

Estas cantidades expresaban no solo la fuerza militar de cada país sino también su importancia relativa y su potencialidad económica. El Congreso de Panamá proclamó también su oposición a la esclavitud considerando Piratas a quienes hicieron ese tráfico. Los delegados peruanos al Congreso de Panamá fueron Manuel Lorenzo de Vidaurre, José María de Pando y después Manuel Pérez de Tudela. Estos delegados recibieron hasta tres instrucciones diferentes cada una de las cuales fue más prudente que la anterior.
Al dar Bolívar su primera constitución a Bolivia, nombre derivado de su persona, estableció la Presidencia Vitalicia, es decir, de por vida, siendo la primera vez el Presidente Vitalicio nombrado por el Congreso pero luego tendría derecho a designar a su sucesor. Esta constitución también quiso Bolívar imponerla al Perú teniendo gran oposición porque el pueblo peruano aspiraba a elegir sus propios gobernantes que era por lo que se había luchado en la guerra emancipadora, y porque la Presidencia Vitalicia era una copia de la monarquía absoluta.

 

Este tipo de gobierno fue rechazado en la Gran Colombia y también lo sería en Bolivia. Con las intenciones de poner fin a las oposiciones surgidas en la Gran Colombia contra la Constitución Vitalicia, Bolívar abandonó el Perú el 3 de setiembre de 1826, embarcándose en el bergantín Congreso y dejando el poder al consejo de gobierno presidido por el general Santa Cruz. Este consejo de Gobierno tenía el encargo de jurar y promulgar la Constitución Vitalicia, lo que hizo el 9 de diciembre de ese año, acto que fue abrumadamente rechazado por el pueblo peruano. El 26 de enero de 1827 ocurrió en Lima un motín de las tropas colombianas que apresaron a sus jefes reclamando el regreso a su país, esto fue aprovechado por los liberales peruanos opositores a Bolívar y a su constitución Vitalicia, los que al día siguiente reunieron en la Municipalidad un cabildo abierto que declaró suprimido el régimen Vitalicio, abolida la Constitución y restaurada la que había dado el Congreso en 1823. Se acordó nuevamente dar el mando al general Santa Cruz, con la misión de convocar a la reunión de un nuevo Congreso Constituyente que eligiera Presidente de la República y diera una nueva Constitución. Las tropas colombianas regresaron a su país, de esta manera el Perú se vio libre de la influencia bolivariana, iniciando propiamente su vida independiente.

 

La República del Perú, libre e independiente geográficamente se situó sobre los territorios del Virreinato del mismo nombre cuando se inició en América el movimiento revolucionario independentista en 1810, este territorio comprendía las intendencias de Trujillo, Lima, Tarma, Huancavelica, Huamanga, Arequipa, Cusco, Puno, los de la comandancia general de Maynas y el gobierno de Guayaquil. Los nuevos estados Americanos y sus asesores técnicos decidieron fijar sus fronteras basándose en dos principios:

 El Principio de Uti-Posidettis, por el cual cada país debía mantener el territorio que poseía en 1810, fecha inicio de la guerra por la Independencia Americana.
 El Principio de Libre Determinación, según el cual, el principio anterior estaba limitado por la libre elección que podría ejercer cualquier pueblo de pertenecer al país que eligiera.

A pesar de existir un gran consenso en América de estos principios, en la práctica surgieron muchas dificultades, principalmente porque en 1810, las autoridades españolas no fueron precisas cuando se trato de fijar territorios y sus límites, las diferentes autoridades existente fijaban sus territorios e influencias distintamente como las del virreinato, eclesiásticas y los de la Audiencia, las cuales no siempre coincidían. Esta situación originó que la mayoría de los nuevos Estados sudamericanos, basaran sus límites y territorios en los que les eran más convenientes como en las Audiencias y no sobre los del Virreinato.

 

La República del Perú, al momento de su independencia estableció su territorio teniendo en cuenta los límites del Virreinato del Perú, a los límites de las Audiencias de Lima y Cusco basados en el principio de Uti Posidettis, siempre y cuando los pueblos que lo habitaban, hubieran expresado libremente (derecho a la libre determinación) su voluntad de pertenecer o constituir la nacionalidad Peruana. El Perú respetuoso de estos principios respetó la decisión del pueblo de Guayaquil, que bajo la presión de Bolívar se incorporó a la gran Colombia. Caso contrario fue el pueblo del Partido de Jaén de Bracamoros, perteneciente a la Audiencia de Quito, que al proclamar su independencia expresó su voluntad de integrarse al Perú.
DEMARCACIONES
Según el reglamento dado por San Martín en Huaura y luego por disposición de la constitución de 1823, el Perú adoptó su demarcación interior en departamentos, los cuales se establecieron en base de las Intendencias virreinales y fueron los siguientes: el Departamento de LA LIBERTAD, constituido a base de la intendencia de Trujillo y además con los territorios de la comandancia General de Mainas y la provincia de Jaén; el departamento de AYACUCHO, constituido a base de intendencias de Huamanga y Huancavelica; el departamento de JUNIN, constituido a base de la intendencia de Tarma, y los departamentos de LIMA, CUSCO, AREQUIPA y PUNO, establecidos a base de respectivas intendencias. La República del Perú constituida geográficamente, limitaba con los siguientes países:

 

a) BOLIVIA.- Creado el nuevo Estado y por el Tratado de Chuquisaca, el Perú cedía Tarapacá y Tacna a cambio del pueblo de Copacabana del Lago Titicaca y de la provincia de Apolobamba, sin embargo este tratado fue desaprobado por el gobierno del Perú al mando del general Santa Cruz. Más adelante Bolivia cedió al Brasil una parte del territorio que disputaba con el Perú en la Amazonía, nuestro país elevó su protesta. El Perú no tenía límites con Chile.

b) ECUADOR.- Cuando el Perú declaró su independencia perdió Guayaquil, ya que este territorio aunque nos pertenecía eligieron ser parte de Nueva Granada, sin embargo Jaén juró su independencia por el Perú, integrandose a nuestro territorio. En un principio el Perú no tuvo problemas con el Ecuador, ya que este estado no existía hasta 1830, con su creación han sido varios los conflictos sostenidos con este país por cuestiones limítrofes.

c) COLOMBIA.- País que pretendía Maynas, Gran Colombia, (estado federal constituido por Bolívar y que en 1830 y 1831) se desintegraría formando las repúblicas de Venezuela, Nueva Granada y Ecuador); pero por sucesivos tratados sostenidos, el Perú no aceptó sus pretensiones.

d) BRASIL.- Estado que fue creciendo a medida que sus colonos integraban nuevos territorios que en su mayoría estaban descuidados, los límites fijados en 1777 por el Tratado de San Idelfonso, no fue respetado por este país, y sus límites fueron creciendo, ante continuos errores de nuestra diplomacia, se cedieron territorios en el Amazonas que eran peruanos.

La costa del Perú se extendía desde Tumbes al río Loa; y por la selva hasta el río Caquetá o Yapurá, el río Yavari y el Madera. Con los acontecimientos ocurridos en Lima los días 26 y 27 de enero de 1827, terminó en el Perú la influencia extranjera (Bolivariana) y el poder pasó a manos de peruanos. Sin embargo el sistema republicano de gobierno generaría lucha entre los caudillos militares por su permanencia en el poder, y los políticos civiles se dividieron en grupos liberales y conservadores, apoyando a los caudillos militares triunfantes lo que daba fisonomía política a sus gobiernos. Por un lado los liberales querían la consagración de todas las libertades y derechos de un ciudadano y un poder ejecutivo controlado por el Congreso de la República, mientras que los conservadores aspiraban a un poder Ejecutivo fuerte y la limitación de los derechos ciudadanos.

 

Este período caracterizó por una inestabilidad política, pues la sucesión de los gobiernos militares por actos violentos sería frecuente, terminando en la etapa llamado anarquía militar que duró de 1842 a 1844, y que finalizó con el triunfo de Ramón Castilla, lo que significó el imperio de la ley y la constitución. De 1827 a 1844 gobernaron sucesivamente los caudillos militares José de La Mar, Agustín Gamarra, Francisco Vidal, Crisóstomo Torrico, Manuel Ignacio de Vivanco.

 

El Ecuador como estado independiente solo surge en 1830 como consecuencia de la disolución de la Gran Colombia. El Libertador Bolívar presionado por la campaña de oposición desatada contra su dictadura vitalicia, renunció el mando en 1830, retirándose a Santa Marta, Colombia falleciendo el 17 de diciembre del mismo año desilusionado de la obra que había realizado. El 6 de Mayo de ese año Venezuela se había separado de la gran Colombia formando un estado independiente. Pocos días después, el 13 de mayo, el Ecuador también se separó formando igualmente un estado independiente, siendo reconocido por el Perú en 1831. El resto de la gran Colombia formó otro estado independiente con el nombre de Nueva Granada (25 de Octubre de 1831). Este estado se denominó después Colombia y comprendió lo que es hoy la república de Panamá que se independizó de Colombia en 1903, bajo la protección de los Estados Unidos para la construcción del canal oceánico. En 1840, Ecuador inició una injusta reclamación al Perú de los territorios de Tumbes, Jaén y Mainas, de acuerdo al planteamiento hecho por Bolívar, enojoso y absurdo pleito que duró algo mas de un siglo.

 

PRINCIPALES ACONTECIMIENTOS
Cuando se iniciaba la soberanía de la República, el Perú contaba con una población de un millón quinientos mil habitantes, la misma que se caracterizaba por su diversidad racial, social, económica y una profunda desigualdad cultural. El Congreso de 1823 declaró abolido los títulos de nobleza españoles. El analfabetismo y la escasa educación de la mayoría era característica de este momento, las costumbres coloniales siguieron rigiendo durante mucho tiempo, la religión católica siguió imperando hasta 1915 en que se estableció la tolerancia de cultos, muchos de los militares que participaron en la lucha por la Independencia crearon una nueva clase social muy poderosa y recibieron en compensación haciendas y terrenos urbanos. Cuando se inició la era Republicana de nuestra historia, el Perú contaba con una gran deuda contraida por la guerra emancipadora, se tenía que mantener a los ejércitos tanto patriotas como realistas, el estado no contaba con recursos para hacer frente a esta crisis, el comercio en nuestro país se vio impulsado por la participación de ingleses, norteamericanos, franceses y alemanes quienes se disputaban el comercio exterior, y en el interior con la llegada de comerciantes sobre todo italianos, asumieron la propiedad de las principales casas comerciales. Esta inestabilidad política, social y económica de nuestra naciente república caracterizó la vida republicana hasta 1845.

 

La República del Ecuador, surge como estado independiente en 1830 como consecuencia de la disolución de la Gran Colombia que se efectuó cuando el libertador Bolívar presionado por las campañas de oposición en su contra su dictadura vitalicia, se vió obligado a renunciar al mando en enero de 1830. Luego de su renuncia se retiró a Santa Marta, Colombia, falleció el 17 de diciembre del mismo año, desilusionado de los resultados de la obra que había realizado.

El 6 de mayo de 1830, Venezuela se separó de la Gran Colombia formado un estado independiente. Pocos días después, el 13 de mayo, el Ecuador también se separó formando un Estado independiente, situación que fue reconocida por el Perú en 1831. El resto de la Gran Colombia formó otro Estado independiente con el nombre de Nueva Granada (25 de octubre de 1831). Este estado se denominó después Colombia, y comprendió lo que es hoy la República de Panamá, independizada de Colombia en 1903 bajo la protección de Estados Unidos para la construcción del Canal Oceánico.

 

ORDENAMIENTO ADMINISTRATIVO
Depuesto y desterrado el general La Mar, el Congreso de la República eligió como Presidente del Perú, al general Agustín Gamarra, paralelamente en Bolivia era nombrado como presidente el Mariscal Andrés Santa Cruz. Desde un principio el general Gamarra dictó diversas normas para iniciar el reordenamiento administrativo del país, pero no se dieron cumplimiento total, solamente en el sector educativo se llegó a cumplir lo planeado, al crear diversas escuelas en Lima y provincias disponiendo que se utilizaran los diversos locales religiosos abandonados.

 

ORDENAMIENTO POLÍTICO
En el aspecto político desplegó una intensa actividad, al tener que debelar 14 conspiraciones durante sus cuatro años de gobierno, estas conspiraciones que se iniciaron como inofensivas en un principio se fueron incrementando a medida que transcurrían los años, sospechándose que algunas tuvieron vinculación con el presidente de Bolivia Santa Cruz, con el cual sostenía una rivalidad personal y política.

 

La creación de Bolivia fue considerada un grave error por muchos peruanos y bolivianos, quienes al año siguiente de su creación empezaron a tejer planes para volver a la antigua unión, esta situación era compartida por Gamarra y Santa Cruz, pero con una diferencia, cada uno deseaba ser el Jefe de la Unión o Confederación a la vez que dar preferencia a su respectivo país (Gamarra quería una Confederación Gamarrista, y Santa Cruz una Confederación Santacruciana). Esta situación personalista de ambos gobernantes casi termina en guerra en 1831, la cual se pudo evitar por la oportuna intervención del Congreso peruano que derivó en negociaciones diplomáticas firmándose una serie de Tratados como de Tiquina, Arequipa y Chuquisaca en las cuales se ponía de manifiesto el reducir los ejércitos de ambos países, crear comisiones que estudiarían los problemas de límites y fronteras y regular el comercio entre ambos países.

 

CONFEDERACIÓN PERUANO BOLIVIANA
El establecimiento de la Confederación Peruano Boliviana, fue visto por Chile y Argentina como un peligro para sus intereses nacionales y una ruptura para el equilibrio político y militar en la América del Sur. Chile consideró que la formación de un gran estado al norte atentaba su dominio comercial en el pacífico (Valparaíso, importante puerto) y le impediría en el futuro realizar sus planes expansionistas, por lo que buscó un pretexto para destruir la confederación, mientras Argentina sostenía problemas de límites con Bolivia, y este poderoso estado dificultaría sus pretensiones.

Para intervenir contra la Confederación, el pretexto de la intervención chilena, fue la expedición del ex-presidente de Chile general Ramón Freyre, quien con el apoyo militar y económico del general Orbegoso presidente del Estado Nor peruano, inició una campaña militar para combatir el gobierno chileno de Joaquín Prieto. Freyre recibió el apoyo utilizando dos buques de la escuadra peruana que habían sido dado de baja, pero al llegar a Chile fue apresado. Chile acusó a Santa Cruz de perturbar la paz y tranquilidad de su país e hizo que el congreso declarara la guerra al Perú (28 de diciembre de 1836), pero antes había enviado al Callao una escuadra y por sorpresa capturó en el Callao a tres barcos de guerra peruanos. La guerra era inminente, Chile consiguió que Argentina declarara la guerra a la Confederación (mayo 1837) siendo los argentinos derrotados por los bolivianos. El gobierno chileno envió al Perú dos expediciones llamadas RESTAURADORAS; la primera se embarcó en Chile al mando del contralmirante Blanco Encalada al mando de 3,000 hombres, quienes desembarcaron en el sur y ocuparon Arequipa, esta expedición fue rodeada rápidamente por el ejército de Santa Cruz en Paucarpata, obligando al jefe chileno a rendirse teniendo que capitular y firmar un Tratado (17 de noviembre de 1837) por el cual se retiraba la expedición, los dos países quedaban en paz y Chile devolvía los barcos apresados en el Callao.

 

El cambio más evidente, que aconteció a la par que la ruptura con España, fue el abandono de los aparatos administrativos (Audiencia, Intendentes, etc.) y la consiguiente anulación de la burocracia colonial. Para culminar con la ruptura política era preciso contar con una dase social dispuesta a organizar el nuevo Estado y a dirigirlo, como lo había hecho la burguesía con el liberalismo europeo.

 

La carencia de una clase burguesa hizo de la República sólo en apariencia un Estado burgués. La democratización de la vida pública fue obstaculizada por el militarismo y hasta por los propios legisladores, que pronto aumentan de 21 a 25 años la edad mínima de los votantes, limitando ese derecho a los alfabetos y exigiendo un cierto nivel de ingresos para poder ser elegido diputado o senador, con todo lo cual quedaba automáticamente marginada la masa campesina e indígena.

 

En estas circunstancias sólo encontramos dos instituciones que funcionan a escala nacional: la iglesia y el ejército. El ejército, aparte de las ideas, definibles en la mayoría de los casos como conservadoras, autoritarias, pretendidamente aristocráticas y muchas veces chauvinistas (siendo el mejor ejemplo el Mariscal Gamarra), tenía obviamente las armas.

 

La República del Perú, al momento de su independencia estableció su territorio teniendo en cuenta los límites del Virreinato del Perú, a los límites de las Audiencias de Lima y Cusco basados en el principio de Uti Posidettis, siempre y cuando los pueblos que lo habitaban, hubieran expresado libremente (derecho a la libre determinación) su voluntad de pertenecer o constituir la nacionalidad Peruana. El Perú respetuoso de estos principios respetó la decisión del pueblo de Guayaquil, que bajo la presión de Bolívar se incorporó a la gran Colombia. Caso contrario fue el pueblo del Partido de Jaén de Bracamoros, perteneciente a la Audiencia de Quito, que al proclamar su independencia expresó su voluntad de integrarse al Perú.

Sobre el autor

admin administrator