MODALIDADES DE FRAUDE CON TARJETAS DE CRÉDITO :

MODALIDADES DE FRAUDE CON TARJETAS DE CRÉDITO :

Spread the love

Los delitos financieros, que generalmente se incrementan en las épocas de vacaciones, tienen varias modalidades, las cuales se explican a continuación y que es necesario analizar, especialmente con la utilización de tarjetas de crédito.

-Aumento fraudulento de cupos.- En primer lugar, está el aumento de los cupos de tarjetas de crédito para luego hacer retiro mediante efectivo en cajeros o compras. Posteriormente vuelven a modificar los cupos como estaban anteriormente, como operaciones ficticias que afectan directamente a la empresa, pues aparentemente entra pero no existen las arcas de la entidad.

Esta modalidad se ha preferido en los últimos meses, pues debe haber una persona dentro de la entidad para poder hacer la transacción con la cuenta ficticia, quien por esta operación recibe un importante porcentaje de comisión.

También se crean programas ficticios dentro de un programa de información, desde donde se hacen desvíos “puede ser los centavos, pesos” o sacan de una cuenta diaria y la desvían a alguna cuenta-objetivo determinada para tal ilícito.

Aunque no se conoce con exactitud el número de casos de ilícitos realizados a través de los sistemas electrónicos, los Organismos de investigación, han detectado diversos casos que involucran bandas organizadas alrededor del ilícito.

El modus operandi de los delincuentes consiste en aumentar exageradamente el cupo de tarjeta de crédito, a través de modificación de registro de la tarjeta en el sistema de cómputo.

Posteriormente se presentan avances en efectivo por cajero automático, hasta terminar por completo la cantidad asignada ilícitamente, para luego entrar nuevamente al sistema en donde realizan los pagos de los avances y bajar el cupo como se encontraba inicialmente.

Los delitos operan gracias a la colaboración de funcionarios, exfuncionarios en asocio con algunos tarjetahabientes, que prestaban sus cuentas para ser colmadas luego de la transacción del dinero por parte de la entidad.

A partir de esta experiencia las entidades financieras han comenzado as reportar sospechas por fraudes que involucran personal de la misma entidad.

-Clonación de tarjetas.- Se han creado mecanismos para robar la información contenida en la banda magnética, la cual inmediatamente pasa por el datáfono desde el mismo sistema se sabe todo el contenido de la banda magnética, luego es quemada en otra banda, o hacen un montaje de prepago para servicio telefónico celular.

Después en los lugares de fachada pasan la tarjeta por montos considerables que tengan un cupo elevado para así copiar la información. Hacen una plaqueta sobre la información de la tarjeta y después el voucher prepago lo pasan varias veces por ese lado, quedando como si la persona hubiera hecho la transacción.

-Tarjeta caliente.- Es aquella que utilizan los delincuentes antes que el Tarjetahabiente mismo llame a la entidad para pedir que la bloqueen por pérdida o robo. Este tipo de fraude es muy común, especialmente en supermercados y oficinas.

-Tarjeta alterada.- Son fraudes que se cometen con tarjetas plásticas cuya información se ha modificado total o parcialmente. Los delincuentes toman la tarjeta, construyen una cédula falsa y le cambian el número. Ellos conocen y calculan el dígito de chequeo y todo este tipo de cosas, consiguen números válidos de personas influyentes que tienen bastante cupo, cambian el nombre y empiezan a utilizarlas.

-Falsificación integral de la tarjeta.- En esta clase de fraude los delincuentes pintan un plástico, se sobreponen toda la información y crean una tarjeta con datos verdaderos, con una alta probabilidad de que en el comercio la reciben como una tarjeta original.

-Plástico falsificado.- Algunos delincuentes hacen falsificaciones bastante malas : hologramas desprendidos, logotipos incompletos, microtextos que no aparecen. Sin embargo muchas de estas tarjetas pasan en el comercio.

-Comprobantes previamente elaborados.- Otro nombre que se le da a esta modalidad de fraude es el de comprobantes falsos o lavado de comprobantes. En ella se imprimen los comprobantes con elementos diferentes de la misma tarjeta, se distribuyen en comercios debidamente autorizados y pasan como auténticos. Por desgracia, algunos comerciantes se prestan para realizar la transacción fraudulenta : “el delincuente se presenta con un comprobante falso diligenciado por US$1000, mientras que el comerciante desde su casa pide la autorización, y acto seguido le da al antisocial el 60% del dinero.”

-Falsificación de la banda magnética.- Este es el flagelo del siglo XXI. Se obtiene la información de una tarjeta, se graba y luego la puede leer un datáfono.

NOTA : Las empresas fabricantes de máquinas realzadoras, que son las que graban la banda magnética, únicamente pueden venderlas a entidades y no a personas naturales. Además, el nombre de la entidad compradora queda registrado en un banco de datos.
Naturalmente, puede ocurrir que una máquina se pierda o que se la roben en un atraco a una entidad, pero control si hay bastante ; se hacen revisiones por parte de personas del exterior, incluso por el United States Secret Service, que tiene como función investigar fraudes financieros.

-Fraudes con telemercadeo.- Este es un fraude muy común El delincuente llama a una de las muchas empresas de telemercadeo y hace el pedido de un artículo con cargo a la tarjeta de crédito. Toda la información que solicitan es verdadera, incluso los sitios de recepción de la mercancía.
Este delito se combate haciendo firmar contratos especiales a los comerciantes, en los que se responsabilicen por los fraudes que ocurran en dicha modalidad. En los países latinoamericanos se ha disminuido este sistema, las entidades financieras se han preocupado por tener claridad en los contratos con estas empresas, mientras que en Estados Unidos y Europa, el porcentaje de fraude es bastante alto.

-Uso indebido de la tarjeta.- Este es un fraude muy común, que no sucede solamente en puntos de pago, sino también en cajeros automáticos ; las entidades financieras reciben una infinidad de reclamos en los que el cliente aduce que lo atracaron, que se le perdió la clave, que probablemente el empleado que trabajaba hace seis meses con él le sustrajo las tarjetas y niega las transacciones. Incluso hubo un caso en que la novia del cliente era la que le sustraía la tarjeta para ir a gastar en otro sitio y con un suplente.

Además existen prácticas negligentes de los mismos usuarios que imprudentemente escriben el código de acceso, por ejemplo, en la misma tarjeta plástica para no olvidar el número, facilitando el fraude ante una posible pérdida, atraco o paseo millonario.

-Suplantación de la razón social.- (falsificación de placa). Hace referencia al fraude realizado suplantando al establecimiento afiliado, mediante la impresión en comprobantes de venta de la placa real o falsificada, solicitando por lo general la apertura de una nueva cuenta con documentación falsa y consignando en ésta comprobante fraudulentos.

Esta clase de fraude está de moda. Hay delincuentes que crean comercios con el nombre de otros muy conocidos, pero para que esta suplantación tenga éxito se necesita la participación de un funcionario bancario. “Hace unos años en la capital de la república se afilió un comercio que se llamaba San José Royal, y su gerente general esperó dos horas al gerente de la oficina de la zona industrial para que lo atendiera. Creo que el gerente de Coca-Cola no le hace antesala a nadie : son los presidentes de los Bancos los que van a visitarlo para que les dé la cuenta. Ingenuamente el gerente le abrió la cuenta a nombre de un San José Royal suplantado, con documentos falsos ; la pérdida fue hace cuatro años de US$500M”.

Adicionalmente, en algunos países las cédulas de Ciudadanía son muy fáciles de falsificar, aspecto que les ocasiona bastante problemas a las entidades bancarias y al comercio en general. Por eso se recomienda tener centrales de información y métodos de medición del crédito y de análisis del riesgo bien claros, con el objeto de reducir al mínimo este delito.

-Autoría del Tarjetahabiente.- Ocurre cuando el tarjetahabiente, personalmente o a través de terceros , utiliza o facilita su tarjeta en transacciones que posteriormente rechazará.

-Tarjeta expedida con datos falsos.- Se utilizan tarjetas legítimamente elaboradas por el banco, pero las entidades reciben documentación falsa. El delincuente abre una cuenta con datos y nombres falsos y el banco, por fallas de análisis de crédito y de la documentación, le expide la tarjeta.

-Carteles de fiadores prefabricados.- Esta modalidad de fraude tiene en alerta a los bancos, especialmente quienes se confían en confirmaciones telefónicas y no verifican mediante inspección física a los codeudores.

-Cédula falsa.- Este es un problema que se presenta constantemente en el sector bancario, tanto por fallas en la revisión de información y falta de entrenamiento adecuado por parte de los empleados que cumplen estas tareas, como por la vulnerabilidad que ofrecen Organismos del Estado.

-Retiros por cajero automático fraudulento.- Sucede en algunos casos cuando empleados de la institución pueden conocer el NIP del cliente y tienen acceso al plástico de manera simultánea.

-Suplantación del tarjeta-habiente en el proceso de entrega.- El delincuente se da cuenta de que cierto cliente pidió una tarjeta y seguramente por influencias le otorgaron un cupo alto ; entonces, en unión con el empleado del banco, presenta una cédula falsa y reclama la tarjeta, pero el cliente real nunca la recibe.

-Solicitud de una tarjeta con información falsa.- En esta clase de solicitudes muchas personas escriben datos que no corresponden a la realidad. Por esta razón los funcionarios del Centro de Información de cada entidad deben realizar su labor de mejor manera posible, so pena de verse involucrados en delitos, tales como el fraude consentido.

-Cambio de tarjeta, por una robada o bloqueada.- La confianza del usuario al permitir un fácil acceso a su tarjeta, facilita a los delincuentes que ésta sea reemplazada por un plástico robado sin que se percate del hecho, posteriormente y por lo general después de un fraude se observa que la tarjeta que porta el usuario no corresponde a su identidad.

-Doble Facturación.- Fraude muy común en Brasil, Colombia y en Centroamérica. La persona paga la cuenta de un restaurante o un bar con tarjeta de crédito, pero el mesero pasa la tarjeta dos o tres veces, y luego trata de imitar la firma del cliente en los otros dos recibos.

La doble facturación es un tipo de fraude que va a crear bastantes problemas porque en el se manipulan, se modifican datos ; si no hay estrategias de manejo de la informática, el sector va a tener enormes pérdidas no solamente con tarjetas de crédito, sino en la operación bancaria y en la parte relacionada con el manejo de la información en las Instituciones Financieras.

-Tarjeta gemela.- Es aquella tarjeta exactamente igual a otra que ha sido emitida legítimamente por una entidad, teniendo, en consecuencia, las mismas características en materia de seguridad, calidad e información, incluidos los datos procesados en la banda magnética. Esta modalidad es difícil de detectar, excepto cuando se recupera el plástico utilizado para el fraude y puede corresponder a procesos de doble emisión en la misma entidad, por actividad dolosa de funcionarios que tienen que ver con esta etapa del proceso.

Hay empleados que, en sus centros de realce, hacen una tarjeta para el banco y otra para ellos, por lo que los datos son auténticos y absolutamente iguales. La cédula de Ciudadanía no es un problema, pues hay delincuentes que por mínimo dinero solucionan tal inconveniente ; esta modalidad es difícil de prevenir : solo teniendo cámaras en los centros de realce o cuando se captura la tarjeta se puede detectar el fraude.

-Fraude en la devolución de tarjetas entregadas por el cliente.- La devolución de la tarjeta de crédito por parte de un usuario, requiere de controles eficientes para minimizar fraudes, se dan casos en los cuales no se anulan los plásticos, ni se presenta la evidencia de devolución y posteriormente aparecen cargos fraudulentos ejecutados por funcionarios internos generalmente.

-Fuga de información general.- Este es otro delito que va unido al fraude electrónico, al fraude de banda magnética y a la fuga de información. Como primera medida se contacta a un empleado que tenga facilidad de entregar 50 o 55 números de tarjeta cada viernes a un delincuente. Naturalmente, la entidad financiera va sufrir pérdidas bastantes grandes.

-Empresas de fachada.- Funcionan como entidades legales que actúan adulterando su contabilidad para justificar el incremento de operaciones, especialmente ventas ficticias con tarjetas de crédito para luego lavar el dinero por dicha compra.

-Empresas ficticias.- Consideradas como compañías de papel que aunque están registradas en la Cámara de Comercio, no poseen instalaciones físicas y nunca desarrollan su objeto social. Sin embargo en ellas se generan operaciones con tarjetas de crédito robadas o para la obtención de efectivo cuyo costo se convierte en usura.

-Colusión y funcionarios infieles.- Se identifican diferentes ilícitos por parte de los empleados, quienes vulneran los controles para activar tarjetas y usarlas antes de entregarlas al verdadero usuario.

-Lavado de dinero mediante el uso de tarjeta de crédito.- Hace poco un cliente, con visa de residente en Estados Unidos, llegó a pedir US$30, US$40 y US$50 con tres tarjetas de crédito americanas. La primera se la negaron, pero las otras dos se las aprobaron. Al preguntar posteriormente con quien vivía y dónde trabajaba, contestó que él no pretendía llevarse el dinero, sino constituir unos CDT con esos avances. Sin embargo, poco después resultó preso por narcotráfico ; ese es un típico caso de lavado de activos que cierra su ciclo cuando se normaliza el cupo, con pagos hechos por el usuario, producto de operaciones ilícitas.

NOTA :El dueño de la información es el banco emisor del plástico, pues es el que tiene la responsabilidad de administrar la información del cliente; en el caso de que algo anormal ocurra el banco deberá responder, por cuanto al momento de la vinculación tuvo que haber realizado una profunda investigación comercial de sus clientes.
-Fraude electrónico.- Hace referencia a la manipulación o alteración que pueden realizar una o varias personas al software de una entidad con el fin de copiar, activar, reactivar, modificar, suprimir, adicionar, etc., información relacionada con tarjetas de crédito.

-Fraude en operaciones de comercio electrónico en la red.- En la era de comercio electrónico, las facturas, los cheques y las órdenes de compra tienen los días contados y, seguramente, tenderán a desaparecer, por lo menos, en papel impreso, en los próximos años. Esto, debido al auge que ha tenido el Internet para la realización de negocios. Así, la papelería en general será reemplazada por medios electrónicos más dinámicos como el correo electrónico y las páginas Web.

Los impresos serán reemplazados por documentos electrónicos que estarán respaldados por firmas digitales y entidades certificadoras especializadas que minimizan el riesgo de operaciones con dinero plástico.

Además, todos los negocios que se realicen exclusivamente en la electrónica, también estarán respaldados por una legislación que asegure y garantice la legitimidad y veracidad de cualquier operación realizada, principalmente, por Internet. Con esto, se podrá hacer un negocio absolutamente virtual, sin necesidad de imprimir un solo texto.

El 64% de los usuarios de internet en América Latina creen que la red no es segura (una estadística poco alentadora para quien esté apostando al negocio de ventas en línea). El reto es generar confianza en el uso del e-commerce (según el reporte de Júpiter communications/1999).

En internet se presentarán grandes oportunidades económicas en los próximos años. La penetración de internet está creciendo rápidamente en toda América Latina y para nadie es un secreto que muchos negocios del futuro se darán en línea.

Comercio electrónico es la palabra clave. Realizar transacciones vía internet es la obsesión de la mayoría de las empresas para volver más eficientes sus relaciones con proveedores, clientes corporativos y consumidores finales. La venta de libros, música, software, computadores, y muchos artículos más está cambiando por causa del fenómeno que se llama e-commerce.

No obstante, en AL apenas han empezado a desarrollarse por las barreras culturales que aún existen, la penetración de la red y el nivel de ingreso de las familias que, además de no ser muy alto en el contexto mundial, se ha deteriorado aceleradamente en los últimos dos años.

Pero el desarrollo del comercio electrónico en AL es solo cuestión de tiempo y en la nueva economía de internet, ese recurso es realmente escaso.

Muchas empresas ya empezaron a moverse en el comercio electrónico : entidades financieras y de todos los sectores ya iniciaron sus estrategias.

Todo como respuesta a un profundo cambio en la cultura de los negocios. Internet dejó de ser un gran libro lleno de enlaces, imágenes e información estática para convertirse en un medio de convergencia cultural, centro de ocio interactivo, comercio electrónico, y transacciones comerciales. Se estima que internet generó ingresos de US$301.400 millones y 1.2 millones de empleos en 1998 en el mundo, de acuerdo con un estudio del Centro de Investigación en Comercio Electrónico de la Universidad de Texas. Según International Data Corporation (IDC), los ingresos del e-commerce en América Latina podrían superar los US$8.000 millones en el 2003.

La seguridad : Aunque el comercio electrónico por internet es una gran alternativa, muchos usuarios se muestran reacios a realizar transacciones debido a los riesgos de seguridad en una red abierta y pública en la cual los usuarios deben enviar sus números de tarjetas de crédito, datos financieros e información personal. Una estadística poco alentadora para las empresas que están apostando al negocio de ventas en línea.

En la actualidad, se han desarrollado mecanismos para ofrecer seguridad en internet, como los protocolos de seguridad SSL (Secure Sockets Layer) y SET (Secure Electronic Transactions), Certificados Digitales y Firmas Digitales. Además, muchas compañías están aplicando políticas de seguridad y confidencialidad de información que permitan garantizar un alto grado de confianza a sus clientes.

Entonces, ¿Cuál es el problema de realizar transacciones y pagos en la red ? En primer lugar, son pocos los países que han implementado la tecnología SET. Esto se debe a la dificultad de convencer y poner de acuerdo a todos los entes que participan en el proceso : comercio, bancos, entidades de certificación y terceras compañías que realizan procesos específicos (podrían ser los mismos bancos) que aseguran que los comerciantes y clientes son entes certificados y reconocidos.

¿Los métodos actuales para comercio electrónico ofrecen 100% de seguridad ? No, pero un sistema SSL bien utilizado puede ser bastante seguro. Pero, ¿algún sistema garantiza plena seguridad ? Una carta puede ser interceptada, un mensajero atracado en la calle ; una persona despojada de su dinero en un cajero automático… Así mismo, ante las barreras culturales de desconfianza, inseguridad e incluso ignorancia en el tema, la solución es conocer los procedimientos y recomendaciones para realizar una transacción segura en la red. Además, las compañías que ofrecen servicio de e-commerce y las entidades financieras deben consolidar soluciones seguras de comercio electrónico y crear una cultura de confianza que permita rápida expansión de estos servicios.

Otros factores de seguridad. Hasta el más sofisticado esquema de seguridad es vulnerable, ya que todos ellos se diseñan para permitir el acceso a personas dentro de las compañías (ingenieros, programadores, administradores de red y demás). Barry Collin, socio investigador en el Instituto de Seguridad e Inteligencia de la Universidad de Stanford, dice : “debemos separar amigos de enemigos… el problema es que el hombre puede romper cualquier cerradura que el hombre haya creado”.

Las tecnologías actuales no pueden cubrir requerimientos muy importantes de seguridad, como el de la violación a los derechos de propiedad intelectual, extorsión, difamación escrita, infidelidad de empleados, fraude… ¿Qué reglamentación se aplica en internet ? ¿Hay límites geográficos ? Algunos países ya iniciaron la aprobación de una ley de comercio electrónico, lo que representa una ventaja competitiva, pero estas leyes no se aplican en los más de 200 países que conforman internet. SafeOn-Line, una empresa británica, dio un paso importante para responder a las necesidades e inquietudes de las empresas que ya están trabajando en internet al ofrecer una variedad de pólizas de seguros que permitirán a las empresas manejar en forma efectiva los riesgos asociados con internet. Entre los cubrimientos que ofrecen las pólizas están protección contra difamación, extorsión, fraude, transmisión de virus, daños al web site por parte de terceros, deshonestidad e infidelidad de empleados, protección para el consumidor y el vendedor en el uso de tarjetas de crédito, en e-commerce, protección contra hackers.

El progreso del e-commerce dependerá de inversiones en tecnología y alianzas entre los empresarios del comercio y las entidades financieras. Los acuerdos entre estos dos agentes para implementar sistemas de comercio seguros serán la clave en el futuro. El SSI o SET funcionarán si entidades financieras y empresarios fijan una agenda común para el desarrollo de autopistas de comercio y centros comerciales virtuales, que seguramente crearán riqueza.

Los grandes avances tecnológicos acuden hoy en día a las seguridades Biométricas, la que proporciona sistemas novedosos, que revolucionan toda la concepción que se tiene sobre seguridad, y que consisten en máquinas computarizadas que pueden reconocer las características personales que un simple control no logrará. Ese reconocimiento puede estar en las huellas digitales, la disposición de los vasos sanguíneos en la retina del ojo, patrones de voz, y hasta el ritmo con que se escribe a máquina.

Estos mecanismos biométricos tienen sensores especiales que reciben las características, las convierten en un código digital y las comparan con los datos memorizados para lograr una total correspondencia entre los datos así contenidos y la persona a quien se presume le pertenecen esas determinadas características. La infalibilidad realmente hace atractivo este tipo de sistemas, ya que, no son susceptibles de ningún tipo de copia, alteración o robo. Más de veinte compañías norteamericanas están trabajando en la producción de este tipo de sistemas o que se utilizan prácticamente, por su excesivo costo, en sistemas de defensa nacional, bancos, plantas nucleares y laboratorios. Pero además son propios para incorporar a los sistemas de cajeros automáticos para verificar que la persona que los está utilizando sea evidentemente la autorizada.

Sobre el autor

admin administrator