COMO CONTROLAR EL RIESGO? CATEGORÍAS MAS PREOCUPANTES EN TARJETAS PERDIDAS Y ROBADAS

Spread the love

Este tipo de categoría de fraude es muy difícil de controlar porque depende de muchas cosas : que el tarjeta-habiente reporte su tarjeta a tiempo y frenar el fraude. Si esto no ocurre así, habrá que depender de sistemas internos que podamos implementar para captar si hay algo fuera de lo normal.

Por eso se deben implementar sistemas para detectar las irregularidades del uso de las tarjetas. Se puede tener un departamento que analice dentro del sistema, cuándo hay algo fuera de lo normal de los que el tarjeta-habiente usa diaria, semanal o mensualmente. Esto debería pasarse a un informe que puede ser remitido a un grupo de personas para que estudien la situación y tomen las medidas necesarias en ese momento, quizás llamando al tarjeta-habiente para saber si realizó los cargos que se ven, o tomar otro tipo de acción. Es importante tener ese sistema porque va a permitir la previsión de lo que puede estar pasando. Muchas veces los tarjeta-habientes no se dan cuenta cuando se les pierde o les roban las tarjetas y este seguimiento puede dar el aviso.

También hay que implementar un sistema para verificar la velocidad de las autorizaciones. Esta es la clave de todo, porque si vamos a actuar después de que se ha reportado un fraude, ya es tarde. Hay que ver el fraude antes y tener la previsión de lo que puede pasar.

El sistema de velocidad de autorización tiene en su base la actividad normal del tarjeta-habiente, como por ejemplo, cuántas transacciones hace al mes, qué tipo de cantidad normalmente usa, el tipo de comercios a dónde va, etc. Si viaja a España, por ejemplo y se encuentra una llamada de autorización en Estados Unidos, allí hay algo raro , a menos que la esposa esté usando la tarjeta. El sistema detecta este tipo de actividad y da el informe a un operador para que pueda verificar o llamar al tarjeta-habiente y verificar si es él quien está usando su tarjeta.

La tarjeta con fotografía ha surgido en los últimos años. Varios bancos la están implementando. No hay seguridad de que disminuya el fraude, aún cuando en estos momentos sí lo está haciendo porque son pocos los bancos que la utilizan. Aquel que pretende hacer fraude se da cuenta que hay un impedimento más y utiliza las tarjetas que no tienen foto. Aquellos bancos que la tienen han informado que el fraude ha disminuido en más de un 80%.

En cuanto a las tarjetas perdidas, las de mayor incidencia son las extraviadas por correo. Para minimizar el riesgo se debe implementar un sistema de activación de las tarjetas.

Cuando la tarjeta es emitida se hace con cero límite. Esto significa que cuando la tarjeta sale por correo y alguien la recibe, no puede usarla ; si intenta hacerlo, sale un operador y habla con el tarjeta-habiente. Naturalmente si la persona va a un comercio que no está en línea, puede ser que pase el cargo, pero mientras mas terminales se tengan, especialmente en aquellos comercios de ventas más altas como joyerías y almacenes grandes de puntos de venta, se puede controlar el fraude.

El sistema funciona enviando la tarjeta al tarjeta-habiente por correo. Tiene un sticker donde se le pide que llame a un número gratis para activar la tarjeta. Cuando el dueño lo hace, la operadora verifica los datos del tarjeta-habiente haciéndole ciertas preguntas personales y una vez que verifica que es la persona adecuada, activa la tarjeta en el sistema. De ahí en adelante se le da la autorización para usarla.

Si al tarjeta-habiente se le olvida activar la tarjeta, de todas maneras tiene el sticker puesto para recordarle que no la ha activado. Si alguien que quiera hacer fraude quita el sticker para usarla, la autorización será negada si es en línea. Con este sistema hemos visto que el fraude por tarjetas de crédito extraviadas ha bajado en un 60% ó 70%.
SOLICITUDES FRAUDULENTAS

Lo más importante para evitar el fraude por solicitudes fraudulentas es implementar un servicio parecido al que existe en Estados Unidos, el Insurance Clearing House que es un sistema que analiza la solicitud que el tarjeta-habiente manda. A través del sistema se mira la dirección, el teléfono y el número de identificación. El sistema analiza cuántas veces se han recibido solicitudes o aplicaciones con el mismo número de identidad, o diferentes teléfonos y direcciones. Cuando hace ese análisis, encuentra que hay anormalidades porque, por ejemplo, un número de identidad o teléfono se ha usado con tres direcciones o una dirección se ha usado con cinco números de teléfono y ello puede ser un signo de que hay algo extraño, aun cuando no necesariamente haya un fraude, pero que puede haberlo. Esto, según los bancos de los Estados Unidos, es obligatorio. El chequeo que hace el sistema ha ayudado a los bancos a controlar el fraude en un 85%.

IMPRESIONES MULTIPLES

Es cuando se hace más de una impresión de un comprobante de venta o pagaré. Para saber si existe, hay que tener un sistema para detectar esta actividad interna ; es la mejor forma. Es importante reportar porque cuando se sabe que en un comercio se está dando este tipo de actividad, entra a una lista de advertencia interna para hacer la vigilancia correspondiente.

FALSIFICACIONES ASIATICAS

Uno de los grandes problemas de las tarjetas de crédito es el de las f

alsificaciones que han hecho los asiáticos, duplicando las tarjetas, con muy buena calidad. Para combatirlo, se han implementado nuevas características de seguridad que incluyen un código de tres cifras en la banda magnética, igual al que utiliza Visa. Este código está escondido en la banda, no se puede leer fácilmente, pero verifica que corresponda al número de la cuenta y está generado por un sistema interno de cada banco.

Tiene tres números específicos que se han asignado a un número de cuenta. Quien quiera cometer fraude, no puede saber cuál es ese número porque cada banco tiene su programa aparte y es imposible saber cuál es. Cuando falsifiquen la tarjeta tendrán que olvidarse de la banda magnética. La mayoría de las falsificaciones son por puntos de venta. Cuando todos los bancos implementen estas características de seguridad y estén vigentes a nivel mundial, el fraude va a reducirse en un alto porcentaje, a no ser que quienes cometen fraude busquen algo nuevo.