AUDITORIA GUBERNAMENTAL

AUDITORIA GUBERNAMENTAL

Spread the love

El propósito principal de la auditoria gubernamental no es detectar fraudes o irregularidades, sino más bien prevenirlos, porque esa es la responsabilidad propia de la administración de la entidad pública.

Recordemos algunas normas que siempre se aplican en las auditorias y que serán muy útiles en las investigaciones a realizar.

Perspectivas del sector público según IAPC-IFAC

Debe tenerse en cuenta que la naturaleza y alcance de la auditoría del sector público pueden verse afectados por la legislación, reglamentos, ordenanzas y disposiciones ministeriales relacionadas con la detección de fraudes o errores. Estos requerimientos pueden afectar la capacidad del auditor para aplicar su criterio. Además de las responsabilidades formalmente asignadas respecto a la detección de fraudes, el uso de “fondos públicos” tiende a imponer un nivel superior a los temas de fraude, y el auditor puede verse requerido a responder a las “expectativas” del público con respecto a la detección de fraudes. Tiene también que observarse que las responsabilidades de información, pueden estar sujetas a disposiciones específicas del mandato de auditoría o de las leyes y reglamentos pertinentes.

Sin embargo, dichas normas aceptan que la determinación del abuso es bastante subjetivo, por lo que no se espera que el auditor proporcione una seguridad razonable de que sea factible detectar el abuso.

En determinadas circunstancias los auditores son responsables de informar sobre actos ilícitos directamente a los interesados externos de la entidad auditada. Por ello, las leyes, regulaciones o políticas exigen que éstos informen de manera rápida sobre los indicios de cierto tipo de actos ilícitos que encuentren, a fin de ser entregados a las entidades fiscalizadoras de investigación que corresponda.

Ejemplos de condiciones o hechos que incrementan el riesgo de fraude o error

Cuestionamiento de la integridad o competencia de la administración

 La administración es dominada por una persona (o un pequeño grupo) y no hay una junta o comité de supervisión efectivo.
 Existe una estructura corporativa compleja donde la complejidad no parece estar justificada.
 No se toman medidas correctivas en los puntos débiles importantes del control interno, en que tales medidas correctivas son factibles.
 Existe un alto índice de rotación del personal básico financiero y contable.
 Existe una importante y prolongada carencia de personal en el departamento de contabilidad
 Existen cambios frecuentes de auditores o de asesores legales

Presiones inusuales internas o externas

 El sector de actividad está en declive y las quiebras se incrementan
 Existe un capital de trabajo inadecuado debido a la declinación de las utilidades o a una expansión demasiado acelerada.
 La calidad de las ganancias se deteriora, por ejemplo, por incremento en el riesgo en las ventas a crédito, por cambios en las prácticas comerciales o por la selección de políticas contables alternativas tomadas para mejorar los ingresos.
 La entidad necesita obtener una tendencia ascendente de las utilidades para sustentar el precio de mercado de sus acciones por razones de una oferta al público, por razones de una adquisición, etc.
 La entidad posee una inversión importante en una actividad o línea de productos en que se observa un cambio acelerado.
 La entidad depende fuertemente de uno o unos pocos productos o clientes.
 Existe presión financiera sobre la alta administración.
 Existe presión sobre el personal contable para terminar los estados financieros en un período de tiempo inusualmente corto.

Transacciones inusuales

 Transacciones inusuales, especialmente cerca de fin de año, que tengan un efecto importante sobre las ganancias.
 Transacciones o tratamientos contables complejos
 Transacciones con partes vinculadas
 Pagos por servicios (por ejemplo, a abogados, consultores o agentes) que parezcan excesivos en relación con los servicios recibidos.

Problemas para obtener evidencia de auditoría suficiente y competente

 Registros inadecuados, por ejemplo, archivos incompletos, ajustes excesivos en los libros y cuentas, transacciones no registradas conforme a los procedimientos normales y fuera de las cuentas de control de saldos.
 Sustentación inadecuada de las transacciones, tales como, la falta de autorización apropiada, documentación sustentatoria no disponible y alteración de documentos (cualquiera de estos problemas de sustentación asume una mayor importancia según se relacione con transacciones significativas o inusuales).
 Un número excesivo de diferencias entre los registros contables y las confirmaciones de terceros, evidencia de auditoría contradictoria y cambios inexplicables en los índices de operación.
 Respuestas evasivas o no razonables de la administración a las indagaciones del auditor.

Entre los factores propios de un ambiente de sistemas de información-SIC que se relacionan con las condiciones y hechos descritos se incluye :

 La imposibilidad de extraer información de los archivos de cómputo debido a la falta o desactualización de sustentación de los registros o programas.
 Gran número de cambios en los programas, que no se documentan.
 Inadecuada conciliación general entre las transacciones computarizadas y las bases de datos de las cuentas.

Sobre el autor

admin administrator