ADMINISTRACIÓN EDUCATIVA

ADMINISTRACIÓN EDUCATIVA

Spread the love

Conceptualización

La Administración Educativa, esta siendo sometida a un proceso de profunda revisión que dificultan la tarea de conceptualizarla; sin embargo los conceptos manejados en el ambiente educativo son:

“Conjunto de órganos cuyo cometido es asegurar que se de el proceso de enseñanza – aprendizaje, en un acción dinámica de planificación, organización, dirección, coordinación y evaluación de todos los factores técnicos y elementos del Sistema Educativo, para su mejoramiento”. HUGO PATIÑO.

“En tanto ciencia social, informa y opera distintos aspectos del quehacer educativo o actividad humana grupal, compromete el consenso de todos los elementos o componentes de todos el Sistema Educativo: Personas, Recursos, Organismos, Instituciones, Centros y Programas Educativos y demás especificaciones e instancias, con el fin de alcanzar los objetivos institucionales”. FAUSTO TORRES.

“Conjunto de teorías, técnicas, principios y procedimientos aplicados al desarrollo del Sistema Educativo a fin de lograr un optimo rendimiento en beneficio de la comunidad a la cual sirve” OTONIEL ALVARADO.
Analizando las definiciones precedentes, podemos enfatizar lo siguiente:

 que la administración educacional, es un conjunto de organismos que conforman un sistema debido a su campo de amplitud y complejidad;
 un instrumento que asegura el proceso enseñanza – aprendizaje;
 abarca el nivel macro educativo (sistema) como en nivel micro educativo (institucional);
 permite que el Estado desarrolle el Sistema Educativo Nacional.

En suma, la Administración Educativa constituye un conjunto sistemático de órganos, principios y reglas que regulan la organización y funcionamiento del sistema, con vistas a lograr una eficiencia en el gasto y eficacia del servicio educacional.
Funciones y características

Funciones

La Administración Educativa realiza funciones complejas y diversas en el campo educativo, por lo que existe una enorme dificultad en elaborar cualquier sistematización de funcionalidad. Admitiendo la complejidad del sistema educativo y las peculiaridades de cada organización las funciones por lo general son de tres tipos: normativas, ejecutivas y de control. En forma mas detallada las principales son:
 Análisis, evaluación, diseño del sistema educativo.
 La toma de decisiones relativas a la definición de objetivos y políticas del sistema educativo y el asesoramiento al poder político en la fijación de estos.
 Planificación del sistema educativo en base a la formulación de la normatividad académica y administrativa.
 Gestión de los recursos financieros.
 Funciones informativas y de control del cumplimiento de las políticas establecidas.
 Investigación e innovaciones educativas que tiendan al cambio planificado de las estructuras administrativas para perfeccionar el sistema educativo.
 Regulación de los servicios educativos del sector privado.
 Dinamizar el proceso de supervisión educativa.
 Retroalimentar el sistema educativo.

Conviene precisar que las funciones descritas se materializan y concretan en los diferentes ámbitos geográficos y niveles organizativos que se articulan en el proceso administrativo tanto a nivel macro como micro, es decir desde el centro educativo

Características

La Administración Educativa se encuentra involucrada dentro del proceso de modernización general; hay actitud de cambio y por ello debe ser:

 Planificada, para un mejor desarrollo de la gestión administrativa.
 Descentralizada, para hacer posible que se ejerza en forma autónoma.
 Funcional, de manera que la toma de decisiones sea oportuna.
 Interdisciplinaria, ya que requiere el aporte de otras disciplinas para el logro de los objetivos.
 Innovadora, porque introduce nuevos métodos y / o procedimientos pedagógicos o administrativos.
 Directriz, pues requiere el uso de conocimientos, aptitudes y experiencias.
 Coordinada, en razón del esfuerzo de grupo en base a la concordancia y armonización de todas las personas y entidades.
 Participativa, donde intervienen distintos elementos que son parte del sistema educativo.
 Dinámica, que responda a los cambios que se producen en el entorno social al avance de las ciencias de la educación.

Y además debe ser una administración adecuada y configurada en cada momento a los objetivos que pretende convenir. Solo así, teniendo estas características, podremos sostener que la administración educativa lograra objetividad, tecnicismo y suficiencia en sus acciones.
Los Administradores de la Educación y su profesionalización.

Siendo el Sector Educación, una de las principales actividades gubernamentales, por el numero de personas involucradas , volumen de recursos que gasta, por la demanda de otros bienes y servicios que genera (edificios, muebles, textos, útiles, etc.) se hace necesario que cuente con un alto porcentaje administradores para que logre un adecuada prestación de servicios educativos. En función a esto, la aparición de la Administración Educativa constituye una de las respuestas posibles y necesarias a la diversa complejidad que, tanto en términos cuantitativos como cualitativos, presentan actualmente las demandas individuales y sociales en materia educativa. Ciertamente la sociedad de nuestro tiempo requiere de mayor racionalidad y eficiencia en la gestión, las cuales solo podrán alcanzarse por la vía de la tecnificación y profesionalización de los administradores.

Los patrones tradicionales sobre los que ha descansado la administración, tanto en la teoría como en la practica, están resultando inadecuados frente al avance científico y tecnológico. Nadie discute que la administración educativa de carácter empírico basado en la practica común y la experiencia diaria, que en “nuestro ordenamiento educativo tuvo gran influencia, cede paso vertiginosamente a los nuevos administradores de la educación caracterizados por su formación profesional”. Sin bien “muchos males” todavía persisten, también es necesario reconocer que nuestra administración educativa constantemente esta progresando por lo que ésta “debe verse en términos de hacer bien las cosas y hacer los que debe hacerse. El reto del administrador es hacer primar la acción de loas características antedichas y vencer el planeamiento, organización, ejecución y un control burocrático”.
La preparación de los administradores es fundamental para alcanzar óptimos resultados y debe ser tarea ineludible de las instituciones su implementación. Dentro de esta óptica es necesario que a nivel de Estado (Ministerio de Educación), se establezca una política de profesionalización a través de la capacitación, especialización, perfeccionamiento de los administradores y otros profesionales de la educación, que armonicen su formación profesional, científica, humanista y tecnológica con perfiles previamente diseñados sobre la base de estudios e investigaciones de las necesidades que demanda el desarrollo educativo. La ausencia de esta política se deja sentir en los últimos tiempos, donde hay un vacío en el campo administrativo, pues muchos funcionarios que tienen o tuvieron responsabilidades académico – administrativas carecen de solvencia, profesional y técnica para administrar instituciones con carácter decisional.

Admitiendo la existencia de distintas actividades administrativas que requieren diferentes formas de preparación especializada e igualmente la imposibilidad de formar administradores de la educación al margen de los contextos socio – políticos y económicos, la formación de los administradores de la educación debe abarcar cuatro áreas:

1) Área Pedagógica.- debe reflejar la capacidad para formular objetivos educativos y diseñar escenarios y medios pedagógicos eficaces para alcanzarlos.
2) Área Económica.- guarda relación con la eficiencia para optimizar la captación y utilización de los recursos, elementos técnicos y racionales para lograr los objetivos del sistema educativo.
3) Área Política.- define el talento del administrador de la educación para percibir el ambiente externo y su influencia sobre la acción concreta para la efectiva satisfacción de las necesidades y demandas social-políticas de la comunidad y del sistema educativo.
4) Área Cultural.- se revela en la forma de alentar la participación cualitativa y orgánica de la comunidad en el sistema educativo.
Estas cuatro áreas estarán enfocadas en las diferentes materias a impartir en la currícula de estudios de las universidades, que vienen ofreciendo programas a nivel de Licenciatura , Segunda Especialización, Maestra en Administración de la Educación; pues el sello característico es el aspecto de la concurrencia multidisciplinaria, especialmente con las Ciencias Sociales y sobretodo en Ciencias de la Educación; debido a que el componente pedagógico ocupa un lugar especial en el perfil profesional del administrador de la educación.
Sólo así, superaremos los reduccionismos existentes: el reduccionismo jurídico, que restringe la administración de la educación a un hecho inespecífico, objeto del derecho administrativo; el reduccionismo político, que subrayando la relación entre acción política y por ultimo el reduccionismo tecnicista, que reduce la administración a la aplicación de modelos mecánicos de carácter cuantitativo y formalista de la educación.

Esto induce a la cada vez mas generalizada afirmación que los sistemas educativos necesitan de administradores profesionales que sepan hacer frente a los problemas de financiación de la educación, planificación de recursos, administración de personal, diseño y desarrollo de currículum , el empleo de la tecnología educativa. El éxito para una sólida tecnificación de la Administración de la Educación consiste en la impostergable necesidad de formar administradores de la educación y ello debe constituir uno de los objetivos de mayor validez para resolver los problemas que actualmente están afrontando, porque las nuevas necesidades así lo imponen.
Limitaciones de la Administración Educativa

En su desenvolvimiento se ve limitada por una serie de problemas, que condicionan, restringen e influyen en las decisiones y acciones administrativas. Entre las principales tenemos:

 De orden Estructural.- Se manifiesta por la excesiva centralización de responsabilidades en las dependencias del Ministerio de Educación, sobre todo a nivel central, que imposibilita una coordinación y fluidez con otras dependencias internas y externas; a esto se agrega estructuras organizativas poco funcionales que limitan enormemente el trabajo administrativo.
 De orden Económico.- Los presupuestos siempre resultan insuficientes debido al escaso monto, que repercute directamente en muchos aspectos, especialmente en los cuadros administrativos mas eficaces, que abandonan el Sector. A ello se suma el desajuste que existe entre el plan y el presupuesto, que no garantiza un desarrollo económico del sistema educativo.

 De orden Político.- La excesiva influencia del partido o grupo gobernante es un factor motivo por el que no existe una continuidad de las políticas educativas. Por otra parte las decisiones operativas se toman sin considerar los planes existentes, ocasionando significativamente desviaciones y altos costos de ejecución. También es vulnerable a la presión que en su funcionamiento ejercen ciertos grupos, destacando con notable incidencia los sindicatos y funcionarios con poder; lo cual repercute en que las decisiones se toman por contingencias coyunturales que por decisiones programadas, dificultando enormemente la gestión institucional.

 De orden Legal.- Esta determinada por la frondosidad legal a la cual se agregan las continuas modificaciones de la normatividad que conducen a un enfoque burocrático de la administración.

 De orden Personal.- Lo mas saltante es la deficiente formación del personal, producto de la improvisación y de la intromisión política cuyos resultados arrojan una mentalidad burocrática; la falta de conciencia que la administración de la educación es una actividad especializada, la carencia de estímulos para el desarrollo de los profesionales, el valor ético que influye en su rol social, son trabas que deben ser superadas paulatinamente.

 De orden Tecnológico.- Son condicionantes de la administración en lo que se refiere a la organización y la practica administrativa, que resultan completamente desfasados; esto exige la paralela incorporación y renovación del instrumental técnico, pus estamos en el llamado “boom de la tecnología de punta”.

Es evidente que ningún administrador puede desempeñar bien sus labores a menos que comprenda y responda a los fenómenos descritos que afecten su campo de operaciones. Aun así, la administración educativa ha evolucionado bajo el impulso de contexto social y cultural en el que están insertadas y del cual forman parte.

Sobre el autor

admin administrator