CASOS DE CORRUPCIÓN DE GRAN IMPACTO

CASOS DE CORRUPCIÓN DE GRAN IMPACTO

Spread the love

La siguiente relación de hechos son apenas una muestra de los múltiples delitos evaluados e investigados , los cuales ampliaré en mi presentación

1) Fraude por US$13,5 millones en 1983, mediante transferencia electrónica cuya orden no llevaba “test” exigido en el contrato (fallas de control y supervisión)

2) Autopréstamos del Grupo Grancolombiano mediante empresas de fachada (falta de empoderamiento y mayor alcance de la auditoria)

3) Carteles de fiadores prefabricados (flexibilización de controles auspiciados por la gerencia comercial y errores por falta de sentido común)

4) Captaciones de dinero ilícito por parte del Banco Nacional pagando altas tasas de interés sin reposición del capital (omisión por parte de los órganos de supervisión del estado)

5) Captaciones indebidas de dinero invertidos en operaciones de bolsa inicialmente

6) Millonario hurto al Banco Central por US$ 30 millones en efectivo (fallas en las auditorias de seguridad)

7) Movimiento de millonarias sumas del narcotráfico en bancos que abrieron cuentas con documentación no acorde a las operaciones transadas (ceguera intencional por el deseo de un crecimiento comercial desmedido)

8) Préstamos irregulares que generaron cierres de entidades Bancarias con perjuicio de ahorradores, accionistas y empleados (corrupción administrativa por parte de políticos ambiciosos de poder)

9) Fraude en el Banco Baring (falta de control en operaciones que deben registrarse en cuentas de orden)

10) Quiebra de Bancos Rusos (Desestabilización cambiaría)

11) Auditorías internacionales en Bancos Ecuatorianos (corrupción de alto nivel gerencial y permisividad de firmas de auditoria)

12) Investigaciones en Bancos Venezolanos (quiebras acumuladas y autopréstamos)

13) Lavado de dinero mediante operaciones de contrabando (corrupción en los organismos aduaneros)

14) Liquidación de 20 cooperativas por malos manejos (decisiones corruptas de juntas directivas que manipulan la auditoria)

15) Otros casos a nivel del hemisferio occidental

El delito más temido por las empresas en países desarrollado es el fraude, aún frente a otros crímenes como el terrorismo, el secuestro, el sabotaje y el hurto. Lejos de estar bajo control, este flagelo al parecer está adquiriendo fuerza, ayudado en gran parte por una mayor complejidad en los negocios, la creciente globalización de los movimientos de fondos, las dificultades implícitas en el trato con diferentes culturas y un mayor uso de tecnologías como el Internet. Todo ello ha llevado a una sensación de mayor riesgo entre los empresarios de los más diversos sectores y países.

Las compañías no se están protegiendo lo suficiente contra el fraude o los defraudadores se le están adelantando a los controles, especialmente en las áreas de sistemas y de compras.

De hecho, los fraudes más temidos son los que se hacen a través de computadores y tarjetas de crédito. Después se anotan otras áreas, como el robo de efectivo, fraudes en tesorería, fraudes en impuestos, fraudes en seguros y fraudes por negociación directa.

Sin embargo, en todos los casos puede prevenirse y puede volver a ocurrir bajo las circunstancias actuales de control.

Un alto porcentaje de fraude cuenta con la participación de empleados de las empresas en donde ocurre el hecho.
Actitud reactiva frente al fraude :

La actitud de la gerencia frente al fraude suele ser reactiva. Más de la mitad de los fraudes en las empresas son descubiertos por coincidencia, ya sea por información obtenida por medios externos, accidentes o cambios en la administración, entre otros factores.

Falta de conocimiento del negocio :

Por lo general, las directivas tienen un conocimiento <menos que bueno> de las operaciones en los negocios principales y, en menor grado, de sus operaciones en otros países. Así mismo, se observa cierta falta de coordinación en lo que se refiere al manejo de la información entre las subsidiarias y la Casa Matriz.

Los directivos tienden a delegar la responsabilidad de implementar controles para prevenir grandes fraudes. La mayoría piensa que los auditores deben poder detectar los fraudes substanciales como parte de sus auditorías normales, a la vez que no están dispuestos a pagar más por pasarle la responsabilidad a sus auditores.

Lo anterior sugiere que la gerencia debe asumir plenamente la responsabilidad o admitir que en el momento se le está delegando a la gente equivocada.
Los controles no siempre sirven.

Se piensa que los altos directivos pueden sobrepasar los controles. Un alto directivo o gerente que busque realizar un gran fraude puede sobrepasar los controles internos establecidos.
Mínima parte de las empresas que han tenido casos de fraude los han denunciado. En lo que respecta a las empresas que no denunciaron los fraudes, los costos, el temor a que el caso afectara su imagen y la incertidumbre con respecto a los resultados son las principales razones para no hacerlo.
La acción de las autoridades frente al fraude :

Por lo general, se considera que las cortes (el sistema judicial) no entienden la complejidad de los principales casos de fraude y, por lo tanto, no fallan de manera satisfactoria.

Sobre el autor

admin administrator